Distribuir contenido Blogs Sediciosos - De género

Reseña: Batman. Justicia Ciega, de Sam Hamm, Denys Cowan y Dick Giordano

blog_ Crónicas Literarias - 3 May 2019 - 1:05am

Batman: Justicia Ciega es otro tomito del Caballero Oscuro que recoge un buen arco argumental publicado en su día en la gloriosa serie regular Detective Cómics. Una curiosa historia de 1989, una trama de la que no había escuchado nada hasta que un amigo muy entendido que tengo (el que me metió el personaje en vena) me habló de ella. Ahora que la editaba ECC Ediciones en un solo tomito, «era una buena oportunidad». Hará unos seis meses de aquella buena tarde de solecito y birras, y charlas sobre cómics.

Este personaje (mi amigo) sabe tela y como forofo del Caballero Oscuro, ayer mismo me enseñaba el nuevo juego de mesa de Batman que sacaron por kickstarter… Wow! En fin, ansias de otros hobbies aparte, recuerdo que me contó algo de lo que Batman: Justicia Ciega llevaba detrás. La historia tras la historia. En realidad, es de esos guiones que se deben a una celebración. Con esta trama conmemoraba DC la llegada al Detective Cómics #600. Decidieron darle la oportunidad a Sam Hamm, pues había co-escrito el guión del film Batman, de Tim Burton y estaban entusiasmados por ver que era capaz de hacer en el mundo del noveno arte. Justicia Ciega (Blind Justice) abarcó los números del #598 al #600, pero a groso modo, es como una mini novela gráfica. Y es raro que supiera yo poco de ello. Algo había leído allá por los 90, una grapa donde Bruce Wayne había sido arrestado y demás… Pero no recordaba nada más. Así que me piqué.

Una historia de las clásicas, con dibujo clásico, de esas que enamora al ochentero más fan del cómic de superhéroes. Una ejecución de guión clásica también, si se quiere. Pero hay muchas cosas interesantes que suceden y la trama no baja el ritmo en ningún momento. ¿Bruce Wayne arrestado? ¿Por qué? Se niega a permitir que unos experimentos ilegales de control mental sigan adelante en el seno de WayneTech y termina siendo acusado de traición. Su identidad como Batman está realmente en peligro, porque la fiscalía está profundizando muy mucho en su tiempo libre, en su pasado en el extranjero asociándose con todo tipo de seres desagradables. Y empieza a resultar bastante fácil relacionar al señor Wayne con el orejas picudas…

Además, tenemos en esta historia la primera aparición de Henri Ducard (creado por Sam Hamm), una especie de genial detective independiente, uno de los tantos mentores que tuvo Bruce Wayne en su juventud y del que aprendió tanto a la hora de investigar y de saber poner a cada uno en su sitio. Hasta que Bruce descubre que Ducard es realmente un efectivo… Bueno, me callo. Eso sí, para el que no lo sepa, Henri Ducard es ese mismo personaje que en 2005 apareciera personificado por Liam Neeson en el Batman Begins de Christopher Nolan.

Y es refrescante siempre para mí leer un guión donde descubrir villanos nuevos y personajes secundarios con una base sostenible. Roy, una especie de suplente de Robin, o su hermana Jeannie y el interés romántico que hay detrás. Una historia donde más que nunca, Wayne no solamente debe limpiar su nombre, sino también proteger su secreto y salvar a su empresa de la ruina. Una buena historia con un concepto general llevado hasta la saciedad, aunque no tanto en los años en que esto fue publicado por primera vez. En Batman: Justicia Ciega participa también Denys Cowan, un aclamado director de dibujos animados (Static Shock) y dibujante de cómics (Icon). Y Dick Giordano. Uno de los más legendarios colaboradores de Batman como editor, dibujante y entintador desde los años 70.

Reseña: Las Reglas del Oeste, de Serpieri

blog_ Crónicas Literarias - 2 May 2019 - 1:05am

Al ser uno de ellos, soy consciente lo bien que se lo debe estar pasando el aficionado a los cómics del Oeste en estos tiempos. Cada vez más, se van encontrando, publicando, editando, ciertas joyitas en las distintas editoriales del país. En especial, las dedicadas al mejor cómic europeo donde sin duda, Ponent Mon goza de un puesto en el mejor podio. Grandes autores, grandes ilustradores…, y así del género comentado muy buenos títulos que me han dado tardes/noches gloriosas de lectura como los Apache Junction, Simón del Río o el maravilloso integral de Manos Kelly, de mi amado Antonio Hernández Palacios. Sin embargo, tenía ese pellizquito de no haber podido leer aún ninguno de los volúmenes del maestro Serpieri que ha publicado la editorial. Con la publicación de Las Reglas del Oeste van tres. Y bueno, ya sabéis eso de a la tercera va la vencida, ¿no?

Os lo adelanto: para mí Serpieri, es uno de los más grandes ilustradores que ha parido el Viejo Continente. Paolo Eleuteri Serpieri (1944) es un guionista e ilustrador de cómics italiano, de todos conocido por sus trabajos de representaciones muy detalladas. Aunque al principio su fama llegó por sus logrados trabajos dentro del género erótico, podríamos decir que empieza a destacar a nivel mundial con su obra de Ciencia Ficción, Druuna (la cual espero leer algún día al completo), de la que recuerdo algunos retazos en aquella vieja revista ochentera Zona 84. A raíz de ahí vinieron bastantes títulos y. produjo cantidad de trabajos para revistas italianas. Serpieri siempre se consideró un gran fan del Viejo Oeste americano. Y de este amor crea grandes historias, tramas, relatos gráficos en su mayoría, que han sido recogidos en varias antologías, algunas de ellas ya editadas por Ponent Mon. Lakota, La India Blanca y otras historias de mujeres y el recién pasado mes de abril este Las Reglas del Oeste que hoy os reseño. Tal como dice la sinopsis editorial: «…un tomo protagonizado por individuos que, llenos de incertidumbre, se resignan ante su propio destino… Todo bien servido por el excelso grafismo del artista veneciano». Un tercer volumen dedicado al maestro italiano que ningún buen amante del dibujo verdaderamente explícito (¿hiperrealista?) debiera perderse.

Paolo Eleuteri Serpieri sorprende en muchos aspectos gráficos a cuyos ojos lo descubren por primera vez. Además, las siete historias incluidas aquí, también tienen su aquel. Viejo Pintor del Far West, Las Reglas del Juego, Oro Maldito, Huellas, Una historia insólita del Oeste, Los Navegantes del Río y Chamán. Dificil hablar de ellas sin spoilear un ápice. Como ha reconocido en varias entrevistas, Serpieri, como gran aficionado a los westerns, no quería irse de este mundo sin aportar su granito de arena. «…tratan la búsqueda de la personalidad, revivir el género es lo que toca, me sentía obligado conmigo mismo…».

Un gran fan de los westerns que se lanza a los cuentos que explotan el género. Unas historias que tendrían cabida en su día en la famosa revista italiana Lanciostory a mediados de los 70 y principios de los 80. Donde yo destacaría lo diferente de sus tramas respecto a lo que se suele encontrar en la historias del Oeste. Pues Serpieri sabe crear enclaves diferentes, escenarios curiosos, desconcertantes, donde rebosa el pesimismo. Personajes impertérritos que ocultan bastante al lector. De esos que siempre quieres saber más, sabiendo que si tuvieran su serie propia querrías leerla…

Para saber más. Destino inevitables y otros lances del destino que muy pocos esperan. La vida misma. Pues aunque tildan estas historias de Weird West, respecto a lo común en las viejas historias de frontera, como amante de la originalidad, para mí brillan. Cada una en su palo. El Far West con representaciones altamente detalladas donde Serpieri se luce. Un maestro en toda regla con grandes premios en su haber y un Premio Honorífico por el Salón Internacional del Cómic de Barcelona en 2016. Bastante claro tener que degustarlo en cuanto podáis, ¿no?

Reseña: La Novia Perfecta, de Karen Hamilton

blog_ Crónicas Literarias - 1 May 2019 - 1:05am

Juliette lo va a seguir donde vaya. Se hará azafata de vuelo y así poder estar cerca de él. Que Nate, su ex novio, rompiera su relación hace ya seis meses es lo de menos, porque ella tiene un plan para volver a estar juntos. No sólo seguirá los pasos de su ex, también aprovechará para vengarse de Bella, una chica que la atormentó en el internado. La historia comienza con una tragedia en su infancia que junto a la falta de afecto de su madre acabará provocando cierta inseguridad en ella para terminar siendo una mujer con una obsesión psicópata.

Vais a leer un thriller escrito en primera persona por Juliette, su principal protagonista. Una joven con una insaciable necesidad de poseer, egoísta, que sólo se preocupa de su placer. Es tanta la fuerza que le dio la escritora a este personaje tan definido con una gran caracterización que los demás, aún teniendo bastante importancia en la trama, quedan secundarios. El comienzo es lento, pero con una gran personalidad narrativa. La autora fue asistente de vuelo antes que escritora y deja aquí un excelente trabajo documentado del mundo de los aviones, azafatas, incluso pasajeros; haciendo con ello una cómoda lectura que se agradece. Karen Hamilton trata lo que viene a ser la obsesión enfermiza de una persona por otra.

Juliette está convencida que él le valorará todo el esfuerzo que se tomó de espiarlo por las redes sociales, saber sus contraseñas, imaginad lo que es eso, con lo que actualmente vivimos todos en el mundo de internet. Entra en su piso cuando él viaja… Se ve una víctima, aunque hay momentos en que puede serlo y eso creará contradicción. Llegando a parecer al lector, aprobar, todo lo que hace por muy disparatado y peligroso que sea. Una mujer retorcida agobiando con su desequilibrio. Atormentada por su pasado, buscará amistades para aprovecharse de ellas dejando frases de estas características: «La amistad es un mal necesario, pero útil». ¿Acaso hay dignidad en algún abandono sea hombre o mujer? Ella cree que no.

Una historia de obsesión donde intentaremos comprender que es lo que pasa por la mente de una persona que no acepta el fin de una relación. Dicen que en asuntos de amores siempre hay vencedores y vencidos. Aquí no. Aquí leeréis el peligro de no asumir un NO y lo que eso puede eso acarrear. Hasta dónde es capaz de llegar una psicópata, de hacer y mentir. La tragedia se ve venir, pero golpea como una bofetada en toda la cara con un final tan extraño que roza la genialidad. Casi estoy por decir que es lo mejor de todo el libro.

Adictivo, entretenido. Lo recomiendo.

Firma de libros de Juan Manuel Sánchez Villoldo en Bilbao el 5 de mayo

blog_ Noticias CF - 30 April 2019 - 8:39am
El domingo 5 de mayo estará Juan Manuel Sánchez Villoldo firmando ejemplares de su nueva novela "Los exiliados de la Hélice", publicado por EC.O Ediciones y continuación de "Las Guerras del Código". Será a las 11 de la mañana en la Librería Universitaria, en las Calle Maestro García Rivero, 9.Hace unas semanas le hicimos una entrevista al autor, que recordamos ahora.

EC.O Ediciones Cívicas.O ha publicado “Los exiliados de la Hélice” de Juan Manuel Sánchez-Villoldo (http://edicionescivicas.org/producto/los-exiliados-de-la-helice/ ) Se trata de una obra ambientada en el mismo universo de “Las Guerras del código”, también publicada por EC.O. (Booktrailer de la novela: https://www.facebook.com/watch/?v=1929669724006292  )
Entrevistamos al autor
En primer lugar ¿Qué tal fue “Las guerras del código”? En ventas y en reseñas.
-          "Las guerras del código" ha sido una especie de hijo de marino, como cuando un hombre se marcha y deja a su esposa embarazada, y al volver de navegarvarios meses despuésse encuentra con el niño en casa. Me explico. Cuando se publicó yo estaba en Filipinas, y no regrese hasta casi dos años después. En ese sentido tengo que resaltar la valentía de Ediciones Cívicas, ya que muchas editoriales se habrían echado atras al saber que tienen un autor que no va a poder promocionar sus publicaciones. Ellos no lo hicieron y sólo por eso ya debo estar, y estoy, profundamente agradecido. El libro, por lo demás, se ha comportado bien: las reseñas ha sido buenas en un noventa y nueve por las ocasiones y las malas (una en realidad) forman parte del juego. Si soy sincero no me preocupa demasiado, aunque, como es lógico, prefiero que quien lo lea se sienta a gusto. Creo que una de las principales lecciones que se reciben cuando se publica el primer libro, es que nunca llueve a gusto de todos: hay personas que piensan que todos los libros deben —necesariamente— colmar sus expectativas. Pues no. Me resulta gracioso que haya personas que critiquen la intención del autor cuando escribe su obra. De entrada tal vez no exista, y uno se dedique a poner una palabra detrás de otra y a lo que salga le ponga título: por otra, si es que existe, eso se quedaría en mí, y gastar esfuerzo en hablar de ello lo considero una pérdida de tiempo.
Este nuevo libro ¿es una secuela? ¿una historia paralela?...
-          ¡Pasan tantas cosas!... No se trata de una novela compleja, creo que se deja leer muy bien, pero tiene varias historias que se cruzan a lo largo de sus páginas. Por decirlo claro: no hace falta haber leído "Las guerras del código" para poder leer "Los exiliados de la hélice". Ambos libros tienen principio y final, y soportan perfectamente la lectura por separado, juntos o en desorden.  Mantiene una continuidad estructural con el primero. El número de personajes que debutan es similar al que apareció en el primer volumen, si se me permite llamarlo así, aunque sí puedo asegurar que «Los exiliados de la hélice» es más equilibrado. Los personajes participan más y de forma más regular. Se reparten el tiempo en «primer plano» de forma más eficiente. Yo no lo busqué, que conste: supongo que es parte del proceso de adquirir experiencia como narrador. Respecto a si es una secuela… bien: puede parecer imposible, pero es a la vez, "secuela" y ·precuela". No puedo desvelar el «porqué» sin destriparlo, pero cuando uno lo lee descubre la razón.  Ya digo que hay personajes nuevos, veintiuno para ser exactos, y que cada uno tiene su parte en la historia.
¿Cómo surgió la idea o el propósito de este nuevo libro?
-          Quedaron frentes abiertos en la primera historia. Insisto en que el primer libro tiene principio y final, y es una «entidad» independiente, pero creo que pedía una continuidad.  Además tenía dos caminos en paralelo que debían confluir. Por un lado estaba la trama original, la que nació en el relato «GottenWille» que significa «la voluntad de Dios», y por otro la nacida de la interacción más compleja de los personajes en «Las guerras del código» El relato, «GottenWille», se centraba en la acción, en el terror que produce enfrentarnos al enemigo cuando sabemos que es de nuestra propia sangre. En ese sentido hay una parte de acción que se traduce en sentimientos que no pude dejar evolucionar por tratarse de un relato (me refiero a «GottenWille») y de la limitación física de las palabras. «Las guerras del código» me dio la libertad de explorar más, diría de «hurgar» en el dolor de los protagonistas y dejar ver que no son lo que hay tras la culata de un fusil de asalto. Esas dos vías, una más obscena y la otra más romántica —si es que puedo explicarlo de ese modo—, necesitaban ser explotadas y… homogeneizadas en una historia más redonda.Por cierto: habrá quién se pregunte qué pasa con «La voluntad de Dios». Que no se preocupe nadie: forma parte de «Los exiliados de la hélice», y quiero aclarar algo: no está ahí como una ayuda a la lectura ni como un bonus para el lector fiel. Por el contrario, forma parte importante de la trama principal y por eso está ahí. Además creo que es un gran relato al que tengo un enorme cariño, ya que supuso mi primera incursión real en la ficción biocientífica
El tema central de la historia que empezaba en “Las guerras del código” da para mucho…
-          Totalmente de acuerdo. Un autor de ciencia ficción dice cosas que no se suelen consentir al común de los mortales. Me refiero a que hacemos críticas a todo sin que nadie nos exija demasiadas explicaciones. Ahí quedan los maestros del género:Orwell, Huxley, Nolan,Bradbury, Azimov o Phillip K. Dick… y podríamos seguir hasta el infinito y mucho más allá. Distopía, ucronía, todo lo terminado enpunk… pero todo tiene un precio, y al parecer es obligatorio que bajo una historia de ciencia ficción exista una filosofía. Es cierto que algunas obras de CF han sido cuestionadas a lo largo de la historia, e incluso prohibidas, pero quizá a algunos ensayistas les habría ido  mejor de haber presentado sus modelos sociales como obras de ficción.El núcleo de la saga es algo difícil de atrapar, o quizás yo no soy capaz de hacerlo entender. Por acotarlo un poco, diré lo que NO es: ni se trata de zombies, ni de infecciones, ni de magia, ni de novela catastrofista con tintes ecologistas. No hay muertos vivientes, no hay violaciones de códigos mágicos. Nadie libera ningún virus o bacteria, no hay experimentos terribles con científicos de bata blanca y melena desordenada… Mi planteamiento es que, en el fondo, somos nuestro ADN, y ahí llega la duda.Soy idéntico a ti en un 99,99%, y a un chimpancé en un 94%. También sé que comparto un 80% con un ratón… y eso ya es más curioso, pero la mayoría de la gente no sabrá con quién compartimos un 60% de similitud genética. ¡Sorpresa! ¡Con un plátano!Así pues, yo me pregunto: ¿nosotros usamos el ADN para perpetuarnos, o somos los seres vivos el vehículo de perpetuación del ADN? Tal vez sólo somos las semillas con las que proliferan y se expanden las especies químicas del universo. ¿Qué pasaría si esas zonas oscuras del ADN reservan sorpresas? ¿Y si el ADN decidiera buscar otros modos de expandirse? Ese es mi punto de partida, o mi trasfondo filosófico, si se prefiere así. A partir de ahí los personajes toman el timón y nos cuentan la historia.
En el book-trailer de esta nueva novela se habla de “la segunda batalla por la supervivencia”. Chívanos o adelántanos algo del inicio de la historia.
-          Vaya… ¡qué complicado! Sólo puedo contar que en las primeras páginas un personaje fundamental asume que va a morir ya, al momento, pero por el contrario, un personaje que está, digamos, «muy muerto» aparece en plenitud. Y para complicar más el asunto añadiré que no hay resurrecciones. He dicho que no hay magia, pero tampoco hay religión, si es que se diferencian en algo los milagros de unos y otros. Creo que era Terry Prachett quien decía algo así como «mete en problemas a tus personajes y deja que sean ellos quienes descubran cómo salir de ellos». Te aseguro que va a tener problemas… ¡y muchos! Los hemos enviado a Alaska, donde además de frío van a pasar hambre y sobre todo, mucho miedo. Te recuerdo el leitmotiv de la novela: «Golpea como un mazo, aguanta como un yunque».Me he permitido algunas licencias, ¡para eso escribo ficción!, pero en general he buscado lugares reales que cualquiera puede situar en el mapa. Las poblaciones, sus problemas, los accidentes geográficos… son tan reales como me ha sido posible y sólo se modifican lo necesario para el desarrollo de la acción.
¿Ya se puede conseguir el libro? ¿Tienes pensada alguna presentación?
El libro ha estado una buena temporada en preventa, que terminó el día 22, y ahora está ya en formato físico. Se puede conseguir en la web de Ec.O en www.edicionescivicas.com. Allí mismo, en la web, en el epígrafe «tienda» hay una relación de las Librerías Ec.O donde también se puede adquirir. La semana que viene comenzaremos con las presentaciones, algo de lo que quiero resarcirme, ya que me lo perdí en mi primera novela por estar en Filipinas, lugar que, hay que decirlo, inspiró estos relatos y al que deseo volver. Te pondremos al corriente de todas la actividades relativas a «Los exiliados de la hélice» y también  al «Las guerras del código», ya que son publicaciones hermanas.
¿Estás escribiendo algo ahora?
-          ¡Siempre!. Tengo terminadas otras tres novelas. «Bitatawa», una novela de acción y aventuras localizada en la Sierra Madre de Luzón, en Filipinas, «Los últimos días de Qadesh », una trilogía de ciencia ficción, en manos de los lectores cero, y «Las terrazas de agua», también de CF y que ahora mismito está en terminada y en la «nevera», a la espera de que le lave la cara dentro de unas semanas. Tengo entre manos un guion de cine y otro para una serie de TV, pero de eso no puedo hablar por el momento. Si quiero destacar que mi relato «La cena», ha servido para que Diego H. Kataryniuk, con la colaboración de David Caiña en el screenplay, haya dirigido un cortometraje titulado «Amargo era el postre» que ahora mismo está a la espera de su pase en el Festival de Medina del Campo. Reunió un equipazo, y es algo de lo que me siento muy orgulloso, porque además ha dado lugar a una serie de colaboraciones de la esperamos todos mucho.Además he comenzado una nueva novela titulada Niflheim de la que espero mucho también. Pero en este momento estamos centrados en «Los exiliados de la hélice», que es lo que toca. Si me preguntas sobre si habrá más… Sería bonito, ¿verdad?
Si deseas añadir algo más…
-          Darte las gracias a ti y Terbi, por el apoyo y por seguir al pie del cañón en defensa de la ciencia ficción. No se trata sólo de las novelas. No sé qué sería del mundo del comic, de la ilustración, del cine y hasta de la industria audiovisual si no fuera por esos universos maravillosos que creamos entre todos.  Mientras haya ciencia ficción hay imaginación. Después tal vez acertemos o no, pero lo que sí que debe quedar muy claro es que nunca dejaremos de intentarlo.

Reseña: Jirel de Joiry, de Catherine L. Moore

blog_ Crónicas Literarias - 30 April 2019 - 1:05am

Catherine Lucille Moore (1911-1987) fue una escritora estadounidense especializada en Fantasía y Ciencia Ficción. Fue una de las primeras autoras de la corriente conocida como ficción especulativa, es decir, una denominación general de aquellos géneros de ficción que suceden en un espacio y entorno realista pero con escenarios fantásticos o irreales. A los que nos gusta el género fantástico más clásico, el pulp del bueno, conocemos a Catherine L. Moore porque se casó con el maestro del género fantástico Henry Kuttner y que a raíz de su boda, mantuvieron una relación de colaboración literaria sorprendentemente fructífera, pues sus estilos se complementaban muy bien: él se encargaba de los argumentos y la acción mientras que ella se ocupaba de las descripciones y la ambientación. Y es en la ya indispensable editorial de libros de bolsillo Costas de Carcosa donde vamos a encontrar una de las obras (o mejor dicho personajes) más conocidos de Moore. Un buen cúmulo de pulp, una serie de historias que te trasladan, te absorben desde la primera página. Fue la editora Marion Zimmer Bradley (la cual ideó la primera antología fantástica dedicada únicamente a heroínas) la que djo que Jirel de Joiry, de C.L. Moore, se podría considerar la primera mujer en la Espada y Brujería. Y que muchos y muchas crecieron entre sus aventuras queriendo ser Jirel; pelirroja, de ojos amarillos como una leona feroz, surge de la incuestionable cultura popular contemporánea de los años 30, junto con sus primos de género. Desde entonces, la Fantasía, Ciencia Ficción y el Terror ya no cuenta solamente con hombres a espuertas. Tantos autores como protagonistas femeninas prosperan en la ficción especulativa y parece difícil imaginar un momento en el que suceda lo contrario. Es entonces cuando C. L. Moore empieza a romper barreras de género con su heroína.

Esta antología de Jirel de Joiry que publica Costas de Carcosa contiene todos los relatos del personaje. El Beso del Dios Negro fue publicado por primera vez en la Weird Tales, de octubre de 1934. Relato en el que Jirel hace una impresionante primera aparición enclaustrada en una armadura, con Guillaume, el oscuro y apuesto conquistador, arrancándole el casco y sin poder dejar de mirarla…, como la mayoría de los hombres cuando ven a Jirel de Joiry vio por primera vez. Es alta como la mayoría de los tíos y salvaje como el que más. Guillaume le da un beso a Jirel y prepara el escenario para la historia más famosa y posiblemente mejor de la serie (al menos para mí). La conquista de su amado feudo combinado con la indignación del recuerdo de los labios de Guillaume en los suyos, Jirel sale en busca de ayuda, de un arma que utilizar contra Guillaume. La venganza será terrible, pues escapa de su prisión con la ayuda del padre Gervase…

El Beso del Dios Negro marca las pautas más comunes que encontraréis en las historias de Jirel: la heroína ingresa en un reino mortal y fantástico donde la magia no comprensible distorsiona la realidad. Moore decora este otro mundo con descripciones y encuentros asombrosos que hacen que lo supuestamente indescriptible sea extremadamente vívido. Estampidas de caballos ciegos malditos, demonios como ratas y una burlona imagen de espejo de sí misma. Maravilloso. El éxito de El Beso del Dios Negro provocó la secuela La Sombra del Dios Negro tan solo dos meses después. Donde casi que se repite la misma situación con Jirel regresando al inframundo instalado en su castillo pero esta vez con diferentes motivos.

Jirel se encuentra con la magia llegó a Weird Tales en julio de 1935. Encontramos a Jirel de nuevo en situación, donde se sumerge en una intrépida aventura, esta vez persiguiendo a un hechicero llamado Giraud. Jirel dirigiendo a sus soldados contra la fortaleza del hechicero, pero la verdadera aventura no reside en la batalla sino en el mundo mágico creado por la hechicera inhumana Jarisme. Moore ofrece aquí lo más le gusta: un mundo negro y mágico como el castillo de Jarisme con sus innumerables puertas que se abren a extrañas dimensiones y que rebosan auténticos seres aberrantes.

Un años después se publicó La Tierra Oscura. Donde Pav, una poderosa entidad gobierna el extraño mundo de Romne, y al rescatar a Jirel de la muerte, la reclama como esposa. Jirel, por supuesto, se niega, pero hacen un trato: encontrar un arma capaz de matarlo o tendrá que entregarse a él. La tierra de Romne tiene la base pseudocientífica más interesante de cualquiera de los reinos extraños de Moore. Una relato muy disfrutable.

En noviembre de 1937 la Weird Tales anuncia La Búsqueda de la Gema de las Estrellas. Moore coescribió esta historia con su futuro esposo Henry Kuttner. Hubo solicitudes de fans que pidieron que sus dos héroes icónicos (Jirel y Northwest Smith) se encontraran así que el crossover se produjo. Reunir a un aventurero de la space-opera con una guerrera Fantasy requiere un gran esfuerzo de imaginación, pero Moore y Kuttner combinan sin problemas ambas épocas. El brujo Franga, después de perder su preciosa gema estelar tras un ataque de Jirel, atraviesa el tiempo y el espacio para encontrar a un hombre que pueda derrotarla. Naturalmente, elige Northwest Smith… C.L. Moore nunca se sintió muy satisfecha con este relato y por eso no aparece en ninguna de las antologías norteamericanas de Jirel de Joiry. Para mí tiene un toque diferente interesante.

Hellsgarde se publicó en 1939 y aquí Moore regresa a la fuerte inspiración que rebosa en sus primeras historias. La dama de Joiry busca rescatar a sus soldados de su enemigo y entra en el maldito castillo de Hellsgarde para encontrar el tesoro de su último señor. Doscientos años después, los hombres atacaron el castillo para llevarse su legendario pero enigmático tesoro. Ese mismo lugar donde el espíritu desmembrado de Andred acecha. Un relato de Terror del bueno. Una historia que cambia los clichés de fantasmas y vampiros, por una sorpresa final bastante buena. El peor defecto de Hellsgarde es que Moore no escribiría más historias de Jirel de Joiry tras dicho relato.

Jirel de Joiry pertenece a la Espada y Brujería, pero no es una mujer a lo Conan. A pesar de que Moore adoraba a escritores como Robert E. Howard y Edgar Rice Burroughs, ella no quería eso, no le iba los fanáticos de la guerra o la épica violenta. El enfoque en las seis historias de Jirel está en la fuerza de voluntad emocional de la heroína en lugar de su habilidad con la espada o el poderío muscular. Y ahora decidme: ¿qué son doce euritos si con ellos obtienes estas maravillas literarias de la mejor literatura fantástica que se escribió jamás?

Reseña: Hellblazer. Especial 30 Aniversario, de VVAA

blog_ Crónicas Literarias - 29 April 2019 - 1:05am

Hace un tiempo, ECC Ediciones lanzó al mercado los mejores integrales de una de las mejores series de cómics de la historia. Además de la más extensa. Hellblazer fue una serie por la que pasaron cantidad de buenos autores, algunos que no mucho después se convirtieron en maestros. Hellblazer entonces en imprescindible para cualquier amante del noveno arte que se precie. Además ECC las publicó por autor y eso dio pie a que se pudiera ver una evolución del personaje según las etapas de su vida y del lugar donde reside. No obstante, para amantes de la continuidad se puede seguir un orden de lectura cronológico siguiendo la GUIA que la editorial publicó aquí: https://www.ecccomics.com/contenidos/guia-de-lectura-hellblazer-11550.aspx

Pero sí, aunque no lo creáis, sigue habiendo gente que aún no ha leído, y apenas sabe nada, de esta maravilla de cómic. Para ellos especialmente va esta reseña, la publicación de Hellblazer: Especial 30 Aniversario que ECC Ediciones editó hace nada. Ideal para iniciarse o echar un ojo para ver si te interesa lo que tantos alabámos; un volumen que incluye la primera aparición hablada de Constantine, así como sus aventuras en el #11, #27, #41, #63, #120, #146, #229 y #240 de la serie. No es moco de pavo. Estamos hablando de un tomito de casi trescientas páginas donde encontrar a Alan Moore, Brian Azzarello, Garth Ennis, Jamie Delano, Neil Gaiman, Dave McKean, Richard Corben o Sean Philipps, entre otros grandes guionistas e ilustradores. Nueve numeritos, toda una serie de facetas del personaje que lo han convertido en uno de los más populares de la literatura gráfica. Y que te llevarán desde 1985 hasta 2008 para poder saber (entender) porqué sus cómics son tan buenos.

Comenzamos con The Saga of the Swamp Thing #37 un aclamado número de La Cosa del Pantano donde Constantine alertara a Aby de un gran peligro que está por venir. Newcastle: Un anticipo de lo que vendrá cuenta como Constantine pasea por las ruinas de lo que solía ser el antiguo Club Casanova. Al examinar un coche destrozado encuentra un brazo roto de una muñeca. Inclinándose, su mente recuerda la experiencia más angustiosa de su vida. En Abrázame, un vagabundo muerto deambula por Londres… El Principio del Fin: Hábitos Peligrosos fue el comienzo de Garth Ennis en unos números aclamados por la critica pues Constantine había luchado contra muchos males en su vida, pero nunca contra un cáncer terminal. En 40, Garth Ennis dedica un capitulo completo a remarcar que Constantine cumple cuarenta tacos. Y a pesar de que John inicialmente no espera mucho, llega a casa para ver a un grupo de viejos amigos que lo esperan para beber toda la noche. Pero también dos invitados inesperados y enojados aparecen… Buscando algo desesperadamente es una historia donde el horror del mundo real y los cómics de Hellblazer se ven borrosos. ¿Qué es la magia? ¿Qué es la ficción? Entre rejas fue el primer trabajo para la serie de uno de mis ilustradores favoritos como es Richard Corben. Una historia en cinco partes en la que John Constantine encuentra un nuevo tipo de infierno: una penitenciaría de máxima seguridad. Con un poco de ayuda de mis amigos es una historia de las inolvidables. Una trama retorcida donde Constantine se topa con una discusión entre dos hermanas gemelas que se convierte en una caza tras unos objetos misteriosos por todo Londres. Y en El mago sonriente, Constantine se encuentra recibiendo el regalo de cumpleaños más desconcertante: un recuerdo envuelto en una advertencia. El brutal hechicero africano conocido como Mako llega a la ciudad, y no hace prisioneros.

Lo dicho: un tomo ideal para una primera toma de contacto con el personaje. Con extras curiosos que atraerán al fan de siempre también como son cuatro artículos que exploran la historia de Hellblazer, junto con la primera cronología completa de la vida de John Constantine durante su longeva serie de Vertigo y sus numerosas apariciones en otros títulos. Además de la famosa introducción que hiciera Sting, el músico, actor, cantante y compositor.

Reseña: El Último Dragón y Otros Cuentos, de Edith Nesbit

blog_ Crónicas Literarias - 27 April 2019 - 1:05am

Aunque pueda resultar raro, un autor de Terror está más cerca de que escribir Literatura Infantil que de cualquier otro género. Las fuertes sensaciones que afectan al ser humano, las contrarias, suelen cumplir el más famoso de los principios del magnetismo: los polos opuestos se atraen. Edith Nesbit fue de esas mujeres que ya empezaban a dar sus buenos golpes encima de la mesa en un mundo de literatos inepto y machista de principios del siglo XX. Escribió unos cuantos relatos de Terror que dejó a algunos patidifusos, sí, esa chica escritora y poetisa llamada Edith Nesbit. Natural del Londres, Nesbit viajó por los tres grandes países conquistadores por antonomasia de la historia de Europa: Inglaterra, España y Francia. Fue una mujer descarada (para la época) y lanzada como pocas. Dicen que fue una de las primeras mujeres en fumar en público. Pero lo que nos interesa es que escribió terror, romance, poesía, obras de teatro…, y también libros infantiles con un estilo innovador. Nórdica Libros ha puesto el ojo en ella y ha elaborado un mini-antología que rescata algunos de los relatos de sus famosos libros de cuentos infantiles. El Último Dragón y otros cuentos, mundos mágicos, planos alternativos, obras que por lo visto fueron inspiración pura para grandes maestros del fantástico como C.S. Lewis (Las Crónicas de Narnia) o la más reciente J.K. Rowling (Harry Potter). Y yo, que soy el tonto de los dragones, que me atrae cualquier libro, relato, cómic, cuadro, figura o cualquiet tipo de merchandising que contenga la palabra DRAGÓN; como no me iba a sentir atraído por un libro que se anuncia como “repleto de dragones”, fieros, hambrientos, capaces de comerse a un ejército de hipopótamos… Tratadis (os lo adelanto ya) con una alta madurez. Como dijo alguien: «Dios mio, lo que se aprende leyendo literatura infantil».

La antología de Edith Nesbit, El Último Dragón y otros cuentos, fue publicada en el pasado mes de marzo por Nórdica Libros, una editorial a la que no quito ojo pues gracias a sus titulos clásicos, con ilustraciones tan entrañables, hace que ame esto de leer. Tienen ese toque en sus libros que me retrotrae a mi niñez. A muchas de esas historias que leí junto al fresco de mi ventana en las calurosas noches sevillanas. Buscar la belleza en un libro. Eso he sentido/vivido con esta mini-antología de cinco cuentos de los que disfruté bastante.

El disfrute comienza con El Dragón de Hielo o Haz lo que te ordenen, en el que dos traviesos niños descubren las cosas realmente horribles que les pueden pasar a los niños que se escapan de casa por la noche, como ser llevados al Polo Norte para ser comidos… El Dragón de Fuego o El Corazón de Piedra y el Corazón de Oro, es el más cercano a un cuento de hadas tradicional. Muy completo, con una princesa capturada y un príncipe rescatador. Excepto que el príncipe guarda algunos secretillos y los verdaderos héroes al final son quien menos esperas. Billy, el Rey cuenta como debería ser elegido un rey competente, uno que respete a su pareja y que sea capaz de consolidar reinos dando a cada uno lo que le pertenece. Los Salvadores de su País es quizás mi historia favorita de esta pequeña antología. De pronto, surge una repentina plaga de dragones en toda Inglaterra. Al principio, nadie cree a los niños que los vieron, pero a medida que los dragones crecen y se multiplican, se convierten en un enorme problema que nadie sabe como tratar. Afortunadamente, un inquieto niño y su hermana sí que están preparados para hacer algo. Incluso cuando San Jorge ni siquiera puede.

El Último Dragón es la historia de… el último dragón. Por supuesto, la princesa debe enfrentarlo y ser rescatada por el príncipe. Pero la princesa piensa que esto es una gran vergüenza y ¿no sería mejor charlar con el dragón con algunas palabras amables e invitarlo a unas galletas? La historia de un dragón totalmente contrariado.

Historias frescas, divertidas e inteligentes, que se leen de una sentada. Una edición bonita, bellísimamente ilustrada por Rocío Martínez, un ejemplar digno del mejor regalo tanto para peques como para cualquier adulto lector que se precie.

The phoenix and the mirror

blog_ Rescepto Indablog - 23 April 2019 - 12:19pm
Entre las lagunas que por vicisitudes editoriales encontramos en la traducción de títulos significativos del fantástico, una de las más clamorosas es la ausencia de cualquier tomo propio de Avram Davidson. Sí, es un autor frecuentemente antologizado (hasta tres decenas de cuentos), pero esa misma circunstancia debería alertar acerca de la importancia que alcanzó, que […]

Condicionalmente humano

blog_ Rescepto Indablog - 17 April 2019 - 5:49pm
La carrera literaria de Walter M. Miller Jr. fue muy, muy breve. En siete años, entre 1951 y 1957, publicó unas tres docenas de relatos y novelas cortas de ciencia ficción, y a partir de ahí solo compilaciones y en algún caso específico alguna reescritura (como con las tres novelas cortas que compusieron “Cántico por […]

Isla muerta, de Daniel Gutiérrez

blog_ Athnecdotario incoherente - 3 April 2019 - 8:20am

Por Jorge Herrero.

Isla muerta es una novela que hará las delicias de los amantes de las historias de zombis en su vertiente más clásica, ya que el que se adentre en ella se encontrará con una trama plagada de sangre, vísceras y situaciones que pondrán al límite a los distintos personajes que protagonizan este título. Todo ello contado de una manera muy amena y fácil de leer, con una narración muy visual y cinematográfica, gracias al ritmo con el que el autor ha sabido dotar a la obra, donde no habrá ni un solo momento de respiro. La historia contiene mucha acción y tensión, logrando que la lectura se haga del tirón, cosa que se agradece.

El autor sabe en todo momento que teclas tocar para mantener el interés del lector, en especial con las situaciones más impactantes y gore, donde no le tiembla el pulso a la hora de mostrar con todo lujo de detalles los ataques de los muertos vivientes, habiendo momentos que da la sensación de que te van a salpicar la sangre y las vísceras que irán diseminando a lo largo de la novela nuestros queridos zombis.

Los personajes cumplen su función bastante bien, pero sin que resalte ninguno por encima de los demás. Lo cierto es que no destacan por tener una fuerte personalidad, y en bastantes momentos caen en la mayoría de tópicos y clichés del género, dando la sensación de que podrían formar parte de muchas de las novelas de zombis que hay en el mercado.

La ambientación y las localizaciones están bien conseguidas. El autor ha situado la acción en la isla de Tenerife, logrando en gran parte de la novela que el lector se adentre de manera minuciosa en los lugares que van apareciendo a lo largo de la historia.

La novela no llega a las 250 páginas de extensión y eso juega a su favor, ya que la trama no da para mucho más y el alargarla más de lo necesario habría estado totalmente fuera de lugar. El autor no ha necesitado más espacio para contar su historia. A pesar de que no es una obra que destacaría por su originalidad, no es para nada un mal libro de género zeta. Es una historia entretenida y que recomendaría a los amantes de los zombis en su vertiente más clásica, y también para los que se quieran adentrar en dicho género. Pero si el lector busca algo más que eso, se le va a quedar floja en ese aspecto.

En definitiva, Isla muerta es una novela que cumple con su objetivo, que no es otro que el de entretener, y eso lo hace con buena nota, pero que no va mucho más allá.

A pesar de sus fallos, que tiene unos cuantos, también tiene sus cosas buenas, y estás prevalecen sobre las malas.

Sinopsis:

En una cueva al norte de Tenerife un extraño gas es liberado durante unas labores de mantenimiento. Este suceso hará que los muertos regresen y ataquen a la población. La infección no tardará en propagarse sembrando el pánico, y solo un pequeño grupo de supervivientes logrará refugiarse en un lugar seguro mientras planean de que manera escapar de la trampa mortal en la que se ha convertido la isla.

Una vez allí asistirán atónitos a como una recién nacida que uno de ellos ha encontrado, podría cambiar el devenir de los acontecimientos… podría cambiarlo todo.

El caos ha tomado proporciones irreparables.

Y la única esperanza de la humanidad acaba de nacer.

CINE: ¿Podrás perdonarme algún día?, de Marielle Heller

blog_ Athnecdotario incoherente - 31 March 2019 - 9:17am

Por Fernando Codina.

Bajo un título tan extraño y extravagante, se esconde una de las mejores películas de este primer trimestre, y quizás de todo el año. Porque lo tiene todo para convertirse en una de las favoritas de cualquier amante del cine: un argumento sencillo, grandes dosis de humor negro, escenas muy divertidas, personajes memorables, una feroz crítica social… Y si a ello le añadimos el que está basada en una historia real, el resultado no puede ser más interesante.

Pero mejor vayamos a los hechos. En la cinta se narran dos o tres años de la vida de una escritora de biografías, Lee Miller, que pasó de ser una celebridad en los años cincuenta y sesenta por sus interesantes obras, que cosecharon un gran éxito, a convertirse, con el paso del tiempo, en una especie de personaje maldito, que no consigue ni tan siquiera llegar a fin de mes, y por quien no apuesta ningún agente literario, ni tampoco ninguna editorial. Además se enfrenta a un temor compartido por muchos escritores actuales: el bloqueo producido por la página en blanco.

Con su vida convertida en un desastre, no tiene un simple dólar, le debe varios meses de alquiler a su casero (que vive en la planta baja del edificio), tiene una plaga de moscas en su apartamento, se le pone enferma su gata (y como no ha abonado los tratamientos anteriores, se niegan a atenderla), pierde su último trabajo; lo cual añadido a su alcoholismo, compone una situación de extrema precariedad. Mientras trabaja en una biblioteca para intentar terminar una nueva biografía, encuentra unas cartas originales de una vieja estrella, y se le ocurre la feliz idea de quedárselas para luego venderlas en una librería especializada. Por la primera le ofrecen una pequeña cantidad, y le indican que es una pena que no estuviera más personalizada; lo cual le hace pensar que si añade a máquina, aprovechando el espacio disponible al final de la segunda, un mensaje más personal, podría conseguir más dinero.

Y eso es lo que hace, consiguiendo una buena cantidad. Esto la lleva a plantearse la posibilidad de escribir cartas a máquina de personajes célebres, como forma de vida. Durante varios años, se pone a falsificar de manera sistemática los escritos de personajes célebres (entre otras, a Marlene Dietrich), y a venderlas a una selecta red de intermediarios, que trabajan para coleccionistas especializados, hasta alcanzar las cuatrocientas falsificaciones, que según Lee Israel fueron algunas de sus mejores creaciones literarias de toda su vida.

Pero evidentemente, el fraude se acaba descubriendo… La ponen en la lista negra, incluso el FBI toma cartas en el asunto, y la llevan a juicio.

Al margen de las propias experiencias de la escritora, hay un personaje muy singular, posiblemente su único amigo, un gay crepuscular, alcohólico y drogadicto llamado Jack Hock, que va adquiriendo importancia a lo largo de la cinta, y ejerce de magnífico secundario, y cómplice en la vida real de la impostura. Es un ser entrañable, muy humano, y con un peculiar sentido de la justicia, que se adueña de la pantalla desde el primer momento.

La selección de los actores protagonistas es una de las claves del éxito de la película, puesto que resultan plenamente creíbles en todos los momentos de la misma. Melissa Mc Carthy encarna a Lee Israel, y ha participado en numerosas producciones tanto trágicas como cómicas, siendo una de sus más recientes apariciones en la cinta “¿Quién está matando a los moñecos?” (una desternillante comedia, que parodia a las películas de detectives americanas de los años ochenta), “La boda de mi mejor amiga”, “Como la vida misma”… Richard E. Grant es un secundario de lujo, a quien hemos visto entre otras producciones en “Drácula de Bram Stoker”, “Retrato de una dama”, “Su mejor historia” y “Logan”.

La aclamada cineasta Marielle Heller, quien debutó con “The diary of a teenage girl”, consigue crear una cinta de gran interés, está encantada con Lee Israel, una antiheroína que rompe con los moldes de los antihéroes masculinos. “Creo que las películas tienen siempre unos personajes masculinos maravillosos y complicados que pueden ser muy toscos y moralmente ambiguos. Tener una historia con unamujer que sea compleja, problemática, alcohólica, que cometa delitos, pero que también sea luchadora, inteligente y ambiciosa, es muy emocionante”.

Como emocionante resulta toda la película, con un dúo protagonista en estado de gracia, unas situaciones verosímiles, y que te deja deseando tener en tus manos la biografía de Lee Israel, “Can you ever forgive me?”, que desgraciadamente solo está disponible en inglés, pero que ya he añadido a mi lista de lecturas pendientes.

Zombi, de Joyce Carol Oates. (Premio Bram Stoker en 1995)

blog_ Athnecdotario incoherente - 30 March 2019 - 8:56am

Por Soraya Murillo.

Este libro es uno de los más siniestros y macabros que haya tenido en mis manos. Si tuviera que definirlo de alguna forma, supera con creces lo que podamos entender como terror, tendríamos que buscarle otro calificativo más allá de esa palabra.

Esta historia nos lleva al interior de la mente de Quentin, un asesino calculador de treinta y un años, que se entrega a nosotros en primera persona con su diario. Un diario acompañado por pequeños y simples dibujos, pero que junto a lo narrado, deja un poso siniestro que no lograremos quitarnos en toda la lectura. Llegamos a conocerlo íntimamente a través del uso del lenguaje donde pronto descubriremos, entre gestos escritos y rarezas, un trastorno mental que le afecta tanto en las relaciones con su familia como con la sociedad. En su intento por crear un muerto viviente, un zombi, seguiremos horrorizados los procesos quirúrgicos y de tortura con unos métodos y herramientas que nos llevan a querer aparatar la vista de la lectura. Terror psicológico, necrofilia, terror real, secuestro, mutilaciones, gritos… Hay escenas que no tuve valor para leerlas. Deciros que algo así sólo me había ocurrido en una ocasión, con las torturas del libro del maestro Jack Ketchum, La chica de al lado”.

Sin embargo, seguimos leyendo, queremos saber más acerca de sus creaciones monstruosas. Estamos atrapados en sus pensamientos más íntimos. Nos hace sentir privilegiados, lectores de su confianza, narrándonos tales secretos, pero nos condena a estar en primera línea de su locura. Admiramos la inteligencia de Quentin mientras nos horrorizamos por la forma en que utiliza a las víctimas. Somos meros espectadores, viendo una historia horrible, pero impotentes para impedir que continúe. Sus anotaciones en el diario son espeluznantes, con esa pérdida de compasión y de humanidad cuando sus experimentos no salen como él espera.

Joyce Carol Oates realiza la tarea casi imposible de crear una realidad de miedo palpable a través de la historia, validada por las palabras de su protagonista. Dejó un libro soberbio, con lobotomías y crueldad extrema, sobre todo en esas escenas cuando busca con el picahielos el punto exacto del cerebro. Excelentemente bien escrito y donde nuestra autora nos recuerda que la maldad humana no tiene límite y para eso se introducirá en la mente de un criminal.

La historia se basa en la vida de Jeff Dahner (que sentía placer matando), pero una cosa debéis tener clara: el psicópata creado por la autora es de lo más abominable que he leído nunca. En verdad debéis leer esta joya literaria que nos trajo una vez más La biblioteca de Carfax.

Decir que esta historia es aterradora es como intentar explicar que el universo es simplemente grande.  Sólo puedo animaros a que leíais este libro y lo experimentéis por vosotros mismos.

Sí, sí, sí, y sí lo recomiendo.

https://labibliotecadecarfax.com/tienda/es/joyce-carol-oates/14-zombi.html

Despiértame para verte morir, de Miguel Aguerralde.

blog_ Athnecdotario incoherente - 23 March 2019 - 9:25am

Por Jorge Herrero.

Estamos ante una novela muy intensa, que te mantiene en tensión desde la primera página y que logra mantener al lector enganchado en todo momento. Despiértame para verte morir es una historia adictiva, que se lee del tirón, gracias al ritmo ágil con el que el autor ha sabido dotar a la trama, y también gracias a estilo de narración tan visual y cinematográfico como el que tiene esta novela, que ya es marca de la casa en la mayoría de las obras de Miguel Aguerralde.

El autor ha sabido crear una historia que bebe mucho de la novela negra (género donde se mueve como pez en el agua), pero también ha sabido integrar en la trama elementos del thriller y unas cuantas pinceladas de terror. Todo ello mezclado da como resultado algo como esta obra, que hace que sus poco más de 250 páginas supongan para el lector toda una experiencia plagada de acción, tensión, de momentos muy impactantes, donde al autor no le tiembla el pulso a la hora de contar, con todo lujo de detalles, los horribles crímenes que se irán sucediendo a lo largo de la novela, en especial a partir de la segunda mitad de la historia.

Los personajes están bien desarrollados y perfilados, desde el principal, Marcus Crane hasta los secundarios. Todos y cada uno de ellos tienen entidad y personalidad propias.

Aunque la historia que se cuenta en Despiértame para verte morir no es la más original del mundo, cosa harto difícil ya que todo (o casi todo) está inventado, el autor sabe dotarle con la suficiente personalidad y de su estilo propio, para salir muy bien parado. Aguerralde sabe apropiarse muy bien de los elementos clásicos de la novela negra para crear una trama que no te deja soltar en ningún momento el libro hasta acabarlo. Y solo me queda hablar del desenlace, un final que siendo sincero, me ha encantado, me ha dejado muy buen sabor de boca y está a la altura del resto de la novela. Demostrando que no hace falta ser el más innovador ni inventar la pólvora para hacer que el lector queda atrapado y se sumerja en las páginas de Despiértame para verte morir. Estamos ante una lectura adictiva, llena de grandes momentos, que hacen que esta novela no tenga que envidiar para nada a los títulos que nos llegan de autores internacionales.

En definitiva, esta obra es absolutamente recomendable para todos los amantes de la novela negra, y para todo aquel que disfrute de las buenas historias. Entretenida en todo momento. Otra prueba del buen hacer de Miguel Aguerralde, un autor que es siempre garantía de calidad, como demuestra su amplia trayectoria, con un buen puñado de novelas y de relatos en su haber.

Sinopsis:

Richie Santoro terminó sus días en la silla eléctrica jurando venganza contra el abogado que logró su condena. Todos decían que lo que había hecho a esa niña no tenía perdón de Dios.

Han pasado dos años y el entonces abogado Marcus Crane ha dejado de ejercer. Vive atormentado por la crueldad y la inmundicia con la que tuvo que lidiar al hacerse cargo del caso Santoro.

Ahora que se cumple la efeméride, una ola de crímenes parece cebarse con los allegados de Crane, obligándole a contemplar las imágenes de cada uno de los asesinatos. Asesinatos que llevan la peculiar firma de un viejo conocido.

Nunca debió aceptar ese caso.

Nunca debió llegar a la obsesión.


CINE: “MULA”, de Clint Eastwood

blog_ Athnecdotario incoherente - 19 March 2019 - 7:41pm

Por Fernando Codina.

Soy fan de Clint Eastwood desde casi antes de mi nacimiento, ya sea en su faceta como actor, con auténticas joyas del western (la famosa “Trilogía del Dólar”), o las impresionantes y siempre recomendables secuelas de “Harry el Sucio”; sin olvidarnos por supuesto de su crepuscral interpretación en “El gran Torino”, o la magnífica “Los Puentes de Madisson”. Como director, también he seguido sus películas, aunque algunas de ellas me han parecido un poco irregulares. Quizás porque a medida que ha envejecido, esto se ha notado en su personalidad o en su talento.

Pero lo que está claro es que no me ha dejado nunca indiferente. Aunque es la primera vez que casi me duermo en el cine, en mitad de una de sus obras. Y digo dormirme, hasta el punto de casi caerse la baba y empezar a roncar, no la cabezadita de rigor, por ejemplo en medio de una ópera de Mozart. Hablo de dormirme en el sentido literal.

He leído críticas muy variadas sobre “Mula”, su más reciente creación en su doble vertiente de actor y director, con su productora Malpaso. Hay quienes la ponen por las nubes, destacando hasta qué punto se mete en el personaje, o su ritmo sosegado en la dirección, situándola incluso entre sus mejores creaciones. Otros la critican desaforadamente.

Yo pienso que ni lo uno ni lo otro. Es sencillamente prescindible, es más, podría convertirse en un final de carrera no demasiado glorioso para un magnífico actor.

Quizás uno de los problemas sea el personaje protagonista, encarnado por Clint Eastwood, como un veterano de la guerra de Corea, que vive separado de su ex mujer en una pequeña granja donde cultiva extrañas variedades de orquídeas y otras plantas exóticas. Hasta que en la fiesta de compromiso de su nieta se entera de sus problemas de dinero, y uno de los invitados le da un número de teléfono, por si necesita un dinero extra. Agobiado por las deudas, decide llamar, poniéndose en contacto con el representante de un peligroso cártel de narcotraficantes mejicanos. A cambio de llevar de una ciudad a otra (en este caso, el destino es Chicago) un cargamento de drogas, recibirá una cantidad de dinero.

Es decir, se convierte en mula, y de aquí el título de la película, y la mayor parte de su argumento. Quitando un par de detalles costumbristas (como la primera aparición en el taller de los traficantes, o la fiesta de los veteranos), la película se reduce a una serie de viajes, en los que se ve a Clint Eastwood conduciendo, primero a bordo de su vetusta furgoneta, luego en una rutilante pick-up negra. Son trece viajes.

Afortunadamente hay dos tramas secundarias, que animan algo la cinta. Por una parte, la investigación del agente de la DEA (agencia anti drogas americana) Colin Bates (magistralmente interpretado por Bradley Cooper). Se pasan un buen rato jugando al gato y el ratón, intentando localizar a la esquiva mula, recurriendo a múltiples medios, desde el confidente hasta los controles de carreteras o el uso de helicópteros y vehículos camuflados. La segunda trama es la enfermedad de su ex mujer, y de qué manera les va uniendo al final de su vida, lo cual genera un par de escenas francamente interesantes.

Pero ya está. Es decir, Clint Eastwood interpreta el papel de un personaje decrépito, de andares lentos, casi sin voz, a quien prácticamente no se le entiende cuando habla en múltiples ocasiones de la película (por lo que es muy recomendable verla en versión doblada). Su deterioro físico y psicológico durante la cinta es muy evidente. No tiene nada que ver con sus otras interpretaciones de personajes de edad avanzada, como el protagonista de “El gran Torino”; ni siquiera con el bastante romántico fotógrafo del National Geographic.

No.

Es un paso más en la decrepitud de un gran actor, que me ha dejado seriamente preocupado, al no ser capaz de distinguir los límites entre el personaje que interpreta y la realidad. Si se encuentra así de mal, sería de lo más recomendable que esta fuera su última película, tanto como actor (da pena verle en todos los sentidos), como director (me ha parecido infumable).

Por una vez, y sin que sirva de precedente, aconsejo a quien tenga interés en verla que se ahorre el dinero del cine, saque de su colección de películas cualquiera de las que he mencionado anteriormente (las de Harry el Sucio, por ejemplo), y disfrute durante dos horas de una dosis de buen cine. Y dentro de seis meses, por ejemplo, la vea en streaming, que le resultará incomparablemente más barato y satisfactorio. Sobre todo porque podrá interrumpirla cuando quiera para echarse la siesta.

Luz en el lado oscuro, de Oscar Ryan

blog_ Athnecdotario incoherente - 17 March 2019 - 9:23am

Por Jorge Herrero.

Una de las cosas buenas que tiene el `caralibro´ es poder descubrir a autores de los que no has leído nada. A veces hay que arriesgarse y apostar por ellos, ya que te puedes llevar una muy agradable sorpresa. Y Oscar Ryan y su Luz en el lado oscuro ha sido un enorme sorpresón. Una novela que no da tregua al lector, con una prosa muy fluida, sin adornos innecesarios y donde no sobra ni falta de nada. Una trama que te engancha desde el principio. Muy buenos personajes. Con una historia que puede parecer algo típica y sonar a algo que has podido leer anteriormente, pero que en manos de este autor acaba siendo muy distinta de lo que parecía a priori, siendo original en muchos momentos.

Oscar ha sabido darle la vuelta al clásico enfrentamiento entre ángeles y demonios, alternando el presente con el pasado en forma de flashbacks, donde el lector irá conociendo más a Luzbel, un personaje lleno de matices y con una fuerte y marcada personalidad. Los personajes secundarios también tienen sus dosis de protagonismo, estando muy bien perfilados.

El ritmo de la novela no decae en ningún momento, convirtiéndola en una lectura muy adictiva. ¿Y que decir del final? Me ha sorprendido y de qué manera, hacía tiempo que un final no me impactaba tanto, siendo totalmente inesperado, dándole un giro radical a toda la trama. Una historia que podría encajar perfectamente en la Línea Vértigo de DC Cómics, ya que no tiene nada que envidiar a las mayoría de series de ese sello. Una obra muy visual y con un estilo bastante cinematográfico.

En definitiva, un título absolutamente recomendable y un autor muy a seguir. Toda una muy agradable sorpresa.

Sinopsis:

Luzbel se rebeló contra el modo tiránico en que Yahvé gobernaba el Cielo y la Tierra. Pero perdió y fue expulsado del cielo, condenado a ser el príncipe del inframundo por toda la eternidad. Desde entonces, y cada sesenta y seis años, ejecuta una venganza cíclica contra el caudillo celestial. Momento conocido como ofrenda.

La nueva ofrenda no parece una tarea sencilla, pues el arcángel San Gabriel intentará impedírselo a cualquier precio, caiga quien caiga. Defender la ley y el orden, los dogmas que la iglesia impone. El buen nombre de Yahvé es prioritario.

¿Deberíamos escuchar lo que Luzbel tiene que decirnos al respecto?

El teatro de los prodigios, de Ramón Merino Collado

blog_ Athnecdotario incoherente - 16 March 2019 - 8:25am

Por Soraya Murillo.

¿Cuál es la realidad? Aquí encontrareis una fiesta literaria de lo macabro, lo extraño y lo inusual. Te preguntarás en qué momento se traspasó esa fina línea que hay en el otro lado. El autor inclina la realidad y el tiempo, retorciéndolas en sus propias creaciones. No estáis ante una antología como tantas otras, aquí hay una calidad incuestionable, una prosa cultivada que busca y consigue diferenciarse de otros autores. No imita, no busca, no intenta… es él, y su imaginación. Todas estas historias os afectarán profundamente por ese motivo, por ser especiales. Vuestro subconsciente, al igual que hizo el mío, retendrá estos magníficos relatos, porque Ramón Merino, no sé de qué manera, logra introducirnos estos cuentos en nuestro ADN, logrando incluso una vez cerrado el libro, que sus historias nos visiten en los sueños o pesadillas…

No es una antología para esos lectores que se entregan sólo superficialmente al mundo de la lectura, en busca de llenar su momento de ocio. Estos relatos son para los aficionados al verdadero miedo. Nuestro autor se permitirá jugar en muchas ocasiones con el tiempo y el espacio, dominando en todo momento su narración. Seréis vosotros los que deberéis adaptaros a los asombros creados por su mente. Historias dentro de otras historias, sueños dentro de sueños.

Fantasmas que ni siquiera saben que lo son; un detective privado intentando resolver un caso sin saber que el mayor misterio es él mismo. Libros que se abren para salvar librerías antiguas; una historia de ciencia ficción del año 3034 d.C. que nos deja una gran pregunta: ¿Y si toda la vida humana fuese una gran mentira? Relatos que nos advierten de no ser leídos… Lo sé, yo también me sonreí ante ese detalle, buena forma de hacer que lo leamos. Pero, ¿y si os dijera yo, como lectora, que en verdad no lo leías? Nunca hacemos caso a los escritores. Nunca…

Y más y más cortos que os llevarán a un espectáculo inconcebible. Tal vez algunos penséis que se pasa de descriptivo, pero a mí es que me gusta mucho cuando el autor crea un ambiente lleno de detalles. El libro dice que en sí es una ventana a nuestros sueños, una mirada penetrante a las inquietudes humanas… Y no puedo hacer otra cosa que darle la razón. ¿Dónde van los libros que no son leídos? No lo sé, pero me alegro que este llegara a mis manos.

¿Cuál es la realidad? La realidad es que después de leer estas historias vais a responder a esa pregunta con otra pregunta. Ya veréis como sí, ya lo veréis…

Lo recomiendo sí o sí.

https://www.casadellibro.com/libro-el-teatro-de-los-prodigios/9788415156475/2006490

Que grande es el cine (vol.2)

blog_ Athnecdotario incoherente - 15 March 2019 - 10:31am

Por Fernando López Guisado.

Buena semana a todos, muchas gracias de nuevo al Tito Athman por abrirme su bitácora, y espero que os guste esta nueva entrega crítica de lo que he comenzado a llamar “Palomitas” o “Qué grande es el cine y qué alto suben los equilibristas”. 

Life
Me flipa la horror cifi con bicho alienígena weirdo e hijoputa, de herencia Lovecraftiana, más cabreado que una novia cuando no te fijas que se ha depilado las cejas. Ese escenario asfixiante mezcla de gótica casa encantada y submarino. Un cliché que casi (digo casi porque hay algunas precursoras) comenzó con «Alien: el octavo pasajero«, referente de este género. Debo admitir que prefiero cuando el ambiente tira hacia nave oscura y aceitosa con mil recovecos digna de un camionero espacial mas que a ese profiláctico y blanquito de misión NASA, donde todos son lumbreras hiperpreparados y megainteligentes, que se sacaron la carrera de astronauta en sus ratos libres como modelos de pasarela. Life no te engaña: esto es canibalizar su referencia casi al dedillo y eso, en el fondo, se agradece. Tiene sus fallos garrafales de cargarse coherencias narrativas en beneficio del espectáculo, tan previsible como melodramático, los supervivientes finales son caucásicos angloparlantes y se añade el tufillo de que, como Ryan Reinolds cobra a doblón, lo matamos pronto pero aparece de reclamo en el cartel. Aún así, como sabes que compras de imitación, la disfruté mucho por entretenida y me parece superior a otras copias que van de renovadoras y originales. Blockbuster de usar y tirar, como un kleenex con dibujitos de Batman. 

Clown
Otra de payasos. Aunque no me dan mucho miedo sino más bien penilla. Está basada en una historia de Stephen King, con todo lo que implica… Eh, perdona, que no, no es de Stephen King. Sólo lo fusila. Pero descarado y con menos vergüenza que meterte en un sex shop a tumba abierta. Vale, aceptamos barco pero oye, ¡la peli mola! Es rapidita, se deja ver, tiene momentos divertidos y escalofriantes. Pasas un buen rato. Lo del traje maldito y el homenaje a «It» se acepta porque es simpática. Es lo típico y tópico pero casi casi no te das cuenta. Aprobado largo.

Clinical
Resumiendo: más molesta que un herpes. No me vendas una de miedo y me enchufes el tópico thriller melodrama de Antena 3 al que le falta el «basado en hechos reales». De vergüenza. De vergüenza absoluta. 

Creep 
Mi gran sorpresa de esta tanda. No me gustan las pelis de psicópatas. Tengo que admitir que me dan el mismo miedo que los payasos. Entiendo ese vértigo de que un asesino, un ser humano, quiera quitarte la vida y no atienda a súplicas ni llantos. Que realmente los disfruta, disfruta causando dolor. Pero debo de admitir que este pseudo «found footage» es una gran película. Rodada con un bajo presupuesto, el actor principal es también el guionista. Se nota que ha puesto verdadero amor en su obra, con una premisa sorprendente de un asesino en serie que busca confraternizar con su víctima y hacerse amigo de ella. El tipo es inquietante a paladas, como esa sensación de meter la pata porque tu interlocutor extrae toda una teoría de una frase sin importancia que nada tiene que ver con lo que estás hablando y se molesta porque generalizas. Hay momentos de verdadero espeluzne como el baile ante la puerta con la máscara lupina o la llamada a la hermana desde el baño. Una joya, de verdad. Merece la pena. 

Creep 2
Secuela de la anterior que mantiene el tipo dando un giro radical y nos presenta a nuestro adorable psicópata en plena crisis existencial de los cuarenta invitando a una YouTuber en horas bajas y que está casi peor que él para que protagonice su última gran obra. Entre los dos se genera una anti química de almas gemelas unidas por sus transtornos mentales que provoca muy buenos ratos e incluso divertidos y  tiernos. Es como esa novia que no para de burlarse de ti y te ayuda a mejorar con eso. Aunque se deja ver muy bien es cierto que le falta mucha de la frescura de la primera parte y mucha de la tensión por lo que creo que la saga debe terminar aquí. Como me dijo una vez alguien especial, terceras partes nunca fueron buenas. 

Family Blood
Una de vampiros con casi todos los topicos del género (salvo lo de la dentadura postiza para esconder los colmillos y la falta de higiene bucal). Creo que pretenden hacer una especie de alegoría crítica respecto a cómo se puede sentir un hijo cuando la madre soltera se echa un nuevo novio además del eterno paralelismo conectado entre vampiro/yonki sangre/droga. Pero no logra ni una cosa ni la otra y se queda mas pobre que la WiFi gratis de un hotel. Pero es de vampiros. Hace mucho que no veia una de vampiros. 

Temple
Terror japonés con americanos de solemnidad que trata de ser polémica sobre tríos amorosos y confesión de verdades ocultas. Todo es muy japonés: el ambiente, los bosques, el kitsune, el pueblecito, las mandarinas, los niños raritos, las tiendas caóticas polvorientas en las que encuentras tanto una adaptador de enchufe como un libro de ocultismo prohibido que debería permanecer guardado por sacerdotes, el sake y las abuelas borrachas… Le falta una escena de cerezos en flor cayendo sus hojas agitados por la brisa con musica triste para el triste pagafantas. Solo le veo un problema a esta película y pesa demasiado, es una mierda y los protagonistas ayudan comportándose como retrasados metepatas. Bastante tostón. Si encima cuentas que a mi me cuesta distinguir a un oriental de otro y todos me parecen el mismo, se hace confusa, el ataque de los clones. 

XX
Ya he comentado que me encantan las películas episódicas, formadas por pequeños capítulos independientes. Esta venía con el sello del hilo conductor de los femenino y lo feminista. Me considero feminista y me interesa muchísimo la creación realizada por mujeres. Pero lo que no perdono es aburrirme y esta película es profundamente aburrida. Tampoco perdono, ya lo sabéis, pasarse de intelectual extraño y no resolver con la excusa barata de “es para que te haga pensar”. No se salva ni un solo capítulo y lo mejor que tiene es el excéntrico teatro de marionetas de los interludios: inquieta y remueve. Vamos, un fracaso total. Esa no es la manera. 

El apóstol 
Lo que podría haber sido una interesante historia de miedo primordial se queda en nada porque tratar de abarcar mucho: sectas, cultos primigenios, magia, crueldad, raptos, trama detectivesca, luchas de poder dentro del culto y fuera del mismo, castigos victorianos, tortura, chica adelantada a su tiempo que se enamora de un protagonista con menos expresividad que una rueda pinchada. Todo al final es demasiado confuso y tienes la sensación de que algo no funciona como si hubiera un piloto del coche encendido continuamente que no te permite mantener la atención adecuadamente. Roza el larguero pero no culmina. Una pena. 

Don’t knock twice
A priori, interesante. La leyenda urbana de la casa de la bruja del barrio que aquí entronca con el de la Baba Yaga y la cultura rusa, los demonios y las maldiciones heredadas. Pinta bien y tiene algunos sustos verdaderamente buenos para la media. Pero no aporta nada nuevo y es tan previsible, el malo que no es el malo sino la chica buenorra que parece buena y ese tipo de giros más pesados que una tarde en urgencias. Quiere, además, introducir cierta tensión con el asunto de la madre ex adicta que recupera a su hija. La recupera ahora que está forrada de pasta, claro. No termina de haber buena química entre las actrices. Por cierto, también hay ciertos huecos de guión que dan algo de penilla, a mi me resulta simpático el padrastro que deja a su mujer e hijastra en clara situación de tensión y tras admitir que están “teniendo visiones” y se larga de viaje de negocios pasando de su familia en un salto circense y no dar señales de vida ni preocuparse por la persona que ama hasta que llega para terminar, con justicia, troceado en el maletero. Esta es mi tipo de peli: sirve para desconectarte el enchufe de la mente y no pensar en nada. Evadirte. Aprobado general, venga. 

El exorcismo de Emily Rose
Buenos actores, buen tempo, buena dirección pero… vamos a ver, afirma que es una peli de miedo y no es cierto. Es una de abogados. Daría lo mismo si el caso fuera un exorcismo o que el cura se ha metido en una pelea de bandas del Bronx. La cosa es una de abogados con sacerdote. Todo muy de aquellas producciones de los ochenta donde el propio letrado hacía de detective y el asunto se basa en convencer a un jurado de un caso en el límite entre lo legal y lo moral. En un momento, el asunto parece animarse pero al final el exorcismo se queda en gatillazo. Y, para aún dar más vergüenza, se recurre al buenismo melodramático “made in USA” ¡con apariciones marianas! Tan edulcorado como mezclar helado con piña colada. ¡Señoría, protesto! 

El exorcismo de Anna Ecklund 
Otra de exorcismos, casi con el mismo nombre. Hay un montón por ahí. ¿Para cuando un Exorcismo de Mickey Mouse? Creo que se están pasando de exorcismos y mira que me gustan las pelis con demonio. En esta el sacerdote está continuamente estreñido y nos ahorramos el juicio pero mantenemos el trasfondo mesiánico. Pero es tan mala que al final termina en una orgía en la que tienes que hacer un esfuerzo para encontrar al que NO está poseído. Monjas haciendo karate, chicas que se erigen en elegidas de Cristo… Todo más baboso que te traigan un Banana Split preparado hace media hora: se derrite y derrama por los lados del cuenco y deja un charco en la mesa. Admito que, durante un buen rato, creo que me dormí. Así que la recomiendo para irse a la cama y que mañana sea otro día mejor.

El amanecer de los muertos
Nuevo remake (oh, sorpresa, un remake) del clásico de zombis. Pero tengo que admitir que está hecho de forma simpática y cumple con todos los tópicos así que ya he visto un par de zombis que me han gustado. Al final, voy a hacerme aficionado al género: algunas merecen la pena. Me encanta, por cierto, el juego con los carteles en las azoteas.


Dioses, fantasmas o demonios, de Jesús Gordillo

blog_ Athnecdotario incoherente - 10 March 2019 - 1:09pm

Por Jorge Herrero.

`Dioses, fantasmas o demonios´ es una novela redonda de principio a fin, donde Jesús Gordillo ha creado una historia que te mantendrá en vilo, que hará que disfrutes toda y cada una de sus páginas, con una trama donde la información está dosificada de una manera perfecta y donde el autor no deja nada al azar. Ambientada en Hårisgud, un pueblo ficticio de Noruega, un lugar plagado de leyendas, secretos del pasado que amenazan con volver a la superficie. El autor ha sabido crear una historia con pocos personajes, dos principales, y unos pocos secundarios, con los que se basta y se sobra para entrelazar el destino de todos ellos. Personajes que guardan cosas en su interior y que creían olvidadas y enterradas, pero que como se irán dando cuenta a lo largo de la novela, verán como vuelven a su pesar y ponen patas arriba sus vidas en apariencia tranquilas.

Uno de los puntos fuertes y que hay que destacar, es la localización y la ambientación de la novela. A pesar de que Hárisgud, el pueblo donde transcurre la historia es un lugar ficticio, se nota el trabajo del autor para saber dotarle de una personalidad y entidad propia para que no desentone en un país como Noruega. ¿El autor ha salido bien parado de esto? Sin duda alguna sí; no solo lo ha conseguido, si no que ha acabado convirtiéndolo en otro personaje más de la novela. Es más, en muchos momentos, acaba siendo el protagonista principal. El lector acabará sintiéndose transportado a Hárisgud para ser otro habitante más.

A destacar también a los dos protagonistas principales, Alejandra, una joven geóloga española, que acabará en el pueblo para unirse a un grupo de especialistas cuya misión es investigar el glaciar situado en lo alto de la montaña principal de Hárisgud. Los fantasmas de un pasado que creía haber dejado atrás volverán a su pesar, trastocando de nuevo su vida irremediablemente, volviendo sus inseguridades y sus miedos.

El otro personaje principal, Mathias Matafocas, es sin duda mi favorito. Un curtido y veterano ex soldado, aficionado al alcohol, a meterse en broncas, malcarado y al que le da igual prácticamente todo, verá alterada su tranquilo y anodino día a día, cuando empiece a sospechar que una vieja y temible amenaza del pasado volverá, poniendo en serio peligro su vida y las de sus más allegados.

Como el lector verá a lo largo de la novela, se palpa y se nota la presencia de “algo” o de “alguien”, pero que en ningún momento se sabe a ciencia cierta que es, logrando engancharlo y hacerle leer la historia hasta la última página, sin posibilidad de dejar la lectura de Dioses, fantasmas o demonios.

Estamos ante una novela de ritmo pausado y tranquilo, que no significa aburrido. Todo lo contrario, ya que es una historia sin artificios, sin nada que sobre y donde todo lo que ocurre tiene su razón de ser. El autor no ha dejado cabos sueltos.

¿ Y qué decir del final? En mi opinión es un muy buen final, que me ha sorprendido y me ha dejado un buen sabor de boca. Sinceramente, no me lo esperaba.

Dioses, fantasmas o demonios es una novela con elementos de terror, algo del fantástico, pero ante todo es una historia de personajes, de secretos, de temores, de un pasado que se cree olvidado. Un libro que después de acabarlo, te deja con ganas de volver a adentrarte otra vez en él, de volver a acompañar a Alejandra, a Mathias y a seguir descubriendo más cosas sobre el pueblo de Hårisgud. Una lectura absolutamente recomendable de un autor con un estilo propio y muy definido, y que novela a novela, no deja de mejorar y de sorprender al lector, sea en solitario o en compañía de su pareja literaria, Javier Martos.

Mi más sincera enhorabuena al autor, Jesús Gordillo y a Ediciones El Transbordador por haber apostado por esta gran novela

Sinopsis:

El clima de Hårisgud invita a las leyendas. La nieve aplasta el pueblo durante todo el año, y sus habitantes llevan generaciones calentando el ánimo con licor y con historias. Noruegos duros del norte, que curten sus genes combatiendo el viento helado y a lo que vive escondido entre los copos. Allí cruzarán sus vidas Mathias Matafocas, oriundo y marinero, y Alejandra, joven estudiante española destinada al pueblo para estudiar el glaciar. El pasado y el presente unidos por algo que lleva años oculto en el bosque y en la retina invisible de los hombres más ancianos.

Un Club de Fumadores donde apenas hay tabaco, la chimenea del Calcetín del Troll y la vidriera perdida de una iglesia derruida dejarán escapar sus anécdotas hasta dibujar una realidad que nadie se atreve a formular con palabras entre el hielo. Nadie recuerda, pero a la vez nadie olvida. Algo blanco. Algo vivo. Algo que es imposible que haya permanecido allí durante tantos inviernos.


Cuentos entre el sueño y la vigila, de Mar Goizueta

blog_ Athnecdotario incoherente - 9 March 2019 - 9:57am

Por Soraya Murillo.

Son dos cuentos muy cortos del universo “Reina en el mundo de las pesadillas” escritos por la misma autora y premiado por Amaltea. Fue reseñado por mí en este MISMO blog.

En ambos relatos aparecen protagonistas del anterior libro, sin que por ello se desvele nada de la trama, ya que son de lectura independiente. Contiene unas hermosas ilustraciones en blanco y negro de AnHer.

La autora nos dice que esta clase de historias parecen seres vivos que van desarrollándose, haciendo su camino. Las de este libro son un ejemplo, sus ramas rebasan sus cubiertas y entran en nuestra propia vida. A medida que los personajes se desarrollan, sus deseos o decisiones dan alas para que otras historias puedan tomar el vuelo. Mar, con su bella prosa, crea un efecto mariposa, donde un pensamiento dará lugar a toda una trama. Es una maravillosa forma de introducir mundos dentro de mundos.

Estoy convencida de que sus cuentos son hermosos porque ella cree en ellos. Los narra con un lenguaje de ensueño, dando la sensación de que ella misma está en ese lugar, dejándonos la esencia y el temor del otro lado. En verdad, cuando veo una imagen suya por las redes creo ver a una mujer que se niega a abandonar ese otro mundo que, como diría el escritor Lord Dunsay, “se encuentra más allá de los campos que conocemos”. Lleva la sabiduría, la tranquilidad y la paz de esos lugares que nosotros sólo conocemos por los libros, por eso estoy segura que pocas escritoras pueden narrar como lo hace ella.

El primer cuento se titula “El nacimiento de un hombre en el mar”. Nos habla de ese mar que a su manera, rinde un homenaje a un recién nacido. Pues desde siempre es sabido que el mar reconoce a los suyos.

Su segundo cuento se titula “ El último viaje”. La nieve y el miedo en un lugar invisible para los ojos humanos, donde viven unos personajes que nos enseñan el mayor sacrificio que puede hacerse por amor.

Os animo a leer la novela y estos cuentos porque ambos son sencillamente hermosos y necesitamos de la fantasía de esta escritora, su imaginación, sus bellas palabras, para evitar que sucumbamos ante tanta realidad.