Distribuir contenido _Blogosfera

Reseña: Duende, de Ramón San Miguel Coca

blog_ Crónicas Literarias - 5 March 2019 - 1:05am

El Niño del Duende es un guitarrista flamenco cuyo arte ha llegado hasta oídos de la reina Maria Cristina. Félix Camporreal, ex empresario y agente, viaja desde Madrid a Sevilla junto a un amigo pintor para escuchar sonar esa guitarra. Cuál no será su sorpresa al reconocer en el artista a Paquito de Cádiz, al que conoció seis años atrás cuando era uno de tantos guitarristas vulgares. ¿Qué milagro transformó al guitarrista? ¿Por qué le acompaña cuando actúa una extraña caja de madera con relieves y agujeros? El ex-empresario no duda en encontrase con Paquito para saber qué misterio hay detrás de tanto arte y éste le cuenta una increíble historia…

Nuestro autor mezcla una historia del siglo XIX con Ciencia Ficción usando un lenguaje apropiado al ambiente de la novela y a cada personaje. Captura el espíritu festivo del flamenco como si lo que transmitiese al espectador traspasara el tiempo. Atrapa momentos, destila su esencia para luego transferirlo a nosotros, los lectores. Con una exactitud histórica, cuidando cada detalle logra llevarnos a un fondo de tristeza y miedo. Usando los dejes y giros andaluces, aplaudir aquí al escritor que sin ser andaluz dejó un gran trabajo escrito de la manera de hablar andaluza. Narra un cuento que bien podría haber formado parte de esas antiguas leyendas españolas, donde no falta una especie de pacto, ni esa gitana dispuesta a todo por su hombre.

El arte flamenco deja paso a extrañas pesadillas de mundos y seres incomprensibles que sufrirán los protagonistas muy a lo Lovecraft. Entre cuerdas de guitarras que hablan de tragedias y esa añoranza infinita que queda después de la pérdida, seremos conscientes que en el universo podemos no estar solos. Ramón San Miguel envolviéndolo todo en una atmósfera melancólica, nos irá poco a poco acercando a la tragedia.

Una amistad más allá de razas, escrita con una sensibilidad a flor de piel. Un universo que tal vez no sólo contenga horror, también puede esconder seres maravillosos. Estoy convencida de que cuando terminéis de leer esta novela corta más de uno saldrá a contemplar el cielo nocturno y buscará allí, entre las estrellas, una luz extraña que brille esa noche más que cualquier otra.

Os recomiendo mucho esta historia.

Las aventuras de Huckleberry Finn

blog_Mar de tinta - 4 March 2019 - 9:30am
Nos encontramos ante una estupenda edición del clásico de Mark Twain a cargo de Alfaguara. Las ilustraciones de Dani Torrent aportan carisma a esta  aventura a lo largo del río Mississippi. Los lectores a partir de nueve años pueden conocer a una de las figuras más queridas de la literatura infantil, en una reedición íntegra. […]

Antes y ahora: una reflexión sobre la escritura y el mundo de las publicaciones

blog_ Mi mundo como escritora - 4 March 2019 - 3:02am


Recuerdo cuando decidí escribir novelas, allá en los dorados tiempos de mi infancia. Tenía como 10 años cuando pasé de dibujar “comics” y escribir diálogos en viñetas, a describir solo con palabras y organizar las conversaciones entre los personajes por medio de guiones y espacios. Pensaba que era muy fácil. Solo tenía que imitar el modelo de mis novelas favoritas y rellenar con mis propios contenidos dicho esquema. Y dado que mi afición por las novelas de Enid Blyton (pese a su misoginia) me marcaba entonces, mis primeras novelas trataron sobre un hipotético internado ubicado en Inglaterra (cómo no) y sobre una protagonista muy inteligente llamada (ejem) Laura. ¿El título de la serie? (porque, por supuesto, ¡tenía que ser una serie!): Colegiales. Nada original, lo sé, pero a mí me parecía el non plus ultra de lo fino.
Luego, mi interés por lo fantástico comenzó a dominar mis lecturas y, por ende, mis aficiones escriturales. Demás está decir que la serie Colegialesvio la luz en dos tomos y nunca más prosiguió. Se me hacía lento y aburrido y preferí inclinarme por historias fantásticas. Fue así como comencé El Cristal Azul, larga historia sobre un mundo imaginario donde una protagonista, que vivía disfrazada de hombre (por muchas y extrañas razones) debía recuperar una valiosa joya por el bien de su pueblo. Escribí en muchos cuadernos (¡escribía en cuadernos y más cuadernos!) y nunca la terminé. Luego, la perdí, tristemente. Sin embargo, queda en mi corazón.
En todo ese tiempo, jamás me planteé enviar mi material a publicar. Ni por asomo se me ocurrió que yo pudiera ser escritora profesional. Mi vida se enfocaba en el colegio, mis aficiones adolescentes y mi escritura-terapia, que era lo que más calmaba mi corazón y me producía felicidad. Y cuando mi interés varió un poco de la fantasía hacia la ciencia ficción (influida por mis lecturas de Isaac Asimov y otros autores de la Edad de Oro), tampoco me interesó el tema editorial. Así, cuando llegué a los 19 o 20 años y escribí una novela corta llamada Una sombra en el hielo, ésta quedó engavetada. No podía concebir que yo, esta muchacha que estudiaba Derecho y llevaba materias de Filología Española, pudiera llevar un libro a las estanterías de una librería.
Hasta que llegó un concurso: el Premio Joven Creación de la Editorial Costa Rica. Y a mi esposo (ya estaba casada para cuando cumplí los 24 años) se le ocurrió que podía enviar Una sombra en el hielo a concursar. Lo hice. Y ganó. Y creí, honestamente creí, que comenzaba mi vida de escritora de verdad.
¡Qué de ilusiones se forja una con la idea de una publicación, de un tiraje, de una ronda de promoción, de entrevistas en la televisión! ¡Cuán poco me faltaba, según mi escaso entendimiento, para llenar una vitrina con mis libros! La ilusión hecha Laura. Y luego… el desencanto. El libro fue publicado, se vendió en librerías, pasó, se fue… Y yo volví a mis rutinas, sin ninguna idea de cómo despegar de mi pequeño mundo.
No creo que los escritores de hoy, los que ya se han topado de frente con la locura de Internet, con las publicaciones de Amazon, con las plataformas digitales, con las redes sociales y todo este mundo demencial en el que nos vemos envueltos, se hayan puesto a pensar en lo difícil que era antes poder publicar y darse a notar si no estabas acompañado de una agencia o una editorial dinámica. Muchos se quejan de que ya no se puede uno encerrar a escribir y dejar el marketing a la editorial, que hay que salir a las plataformas digitales y anunciar uno mismo lo que escribe: no son conscientes, me parece, de que nunca pudo uno hacer eso y esperar a que el mundo se enterase de tu existencia. Nunca. Una sombra en el hielofue publicada por una editorial grande de mi país y tuvo la promoción usual de aquel entonces. Pero nada más ocurrió, porque nada más podía hacer yo si no tenía la guía de alguien como un agente literario o el poder económico de la prensa. ¿Y qué sabía yo al respecto? Nada. Ahora tampoco se trata de que sepa mucho, pero las opciones que se abren ante uno son mucho más amplias, más variadas y más numerosas. Hayopciones. ¿No se trata entonces de aprovecharlas?
Sin embargo, durante unos once años, entre Una sombra en el hielo y “El precio de la eternidad”, no hice nada al respecto. Solo escribía en mis ratos libres, solo para mí, tal como lo hacía en mis tiempos juveniles, sin prospectos de terminar ninguna de las novelas o cuentos que habré comenzado en esa época. Pero después de “El precio de la eternidad”, mi actitud cambió, porque me di cuenta de que el mundo había cambiado.Así llegaron muchos de mis relatos, como "Por siempre otro" y "Sueño profundo", que aparecieron en Internet; y luego aquellos que compartieron espacio en publicaciones de otros autores (¡es toda una experiencia compartir antología con otros como uno!), como "Flor del crepúsculo", "Objeto no Identificado" o (el más reciente) "Asistencia doméstica". Escribir relatos ha representado un ejercicio inestimable que me ha mantenido en contacto con mi lado más profesional de la escritura y, a la vez, con la posibilidad de la publicación.Pero también llegaron las novelas. Tras casi 20 años de haber publicado Una sombra en el hielo, vino Señora del tiempo, que pudo, ¡para mi alegría!, llenar las vitrinas de una librería. ¡Las vitrinas! El sueño dorado de mi infancia vuelto realidad, una realidad que no llegó porque me quedé sentada esperando que otros se hicieran cargo de anunciar la aparición de la novela. Y lo mismo me está sucediendo ahora, cuando Estrella Oscura y Crónica de un Viaje: Magia apenas han iniciado su larga travesía en Amazon...


No todos tenemos la posibilidad de mantener grandes campañas de promoción ni de contar con agentes literarios. De hecho, esos son los menos. Pero sí podemos acceder a este mundo interconectado y proseguir el sueño de escribir y publicar aquello que inunda nuestro corazón, con la posibilidad real de llegar a muchos, más allá de nuestras fronteras, que querrán compartir ese sueño con nosotros. =)

Reseña: God Country, de Donny Cates y Geoff Shaw

blog_ Crónicas Literarias - 4 March 2019 - 1:05am

Si bien ya no se suele hacer por atribución infantil, algunos lectores (¿de toda la vida?) intentan desprestigiar a los cómics agarrándose a la idea de que, “donde esté un buen libro…”. A todos esos con los que consigo hablar en persona, siempre los sentencio con la misma frase: «Ya hace bastante tiempo que las mejores historias se publican en formato cómic». Y soy consciente que nunca es bueno generalizar: si el mundo del noveno arte es amplio en cuanto a títulos, el de la literatura casi lo quintuplica. Sí, no es bueno generalizar y menos en tal desventaja. Pero en mi opinión (un colgado que puede leer más obras en una semana que muchos en un año), os aseguro que desde hace tiempo ya, los mejores momentos lectores (esos de sonrisilla de ¡Wow!), me los está dando el mundo el cómic.

Historias diferentes, independientes, que no esperas. Ahí está el verdadero mithril literario cada vez más difícil de encontrar. Pero ah, cuando lo encuentras… Un ejemplo de todo lo comentado: God Country. Una joyita de Image que acaba de publicar Panini Cómics en formato integral en su sello Evolution. Una alucinante historia con la que se descubrió al mundo Donny Cates (Doctor Extraño, Veneno).

¿La historia de un hombre y su espada?

God Country habla de Emmet Quinlan, un viudo anciano afectado por la demencia, que no es solo un problema para sus hijos, sus arrebatos violentos son más duros de lo que los policías locales pueden manejar. Sin embargo, cuando un tornado azota el oeste de Texas, el señor Quinlan emerge de sus restos. Cambia. La espada, su inseparable arma años atrás que habita en el ojo del huracán, ha venido para darle una mente y cuerpo sano. Vuelve a ser el único hombre con poder suficiente para hacer frente a las criaturas de otro mundo que se le vienen encima… ¿Qué criaturas? Mientras que Emmett Quinlan intenta reconstruir un poco los destrozos que la tormenta ha dejado, algo de otro mundo grita y retumba a través del cielo. Quiere, viene exigiendo el Dios de la Guerra. La Muerte ha venido al oeste de Texas para mostrarle a la familia Quinlan el precio de la resurrección… Después de la tormenta no viene la calma, la batalla por Valofax acaba de comenzar. Y es cuando la verdadera naturaleza de Quinlan sale a la luz.

El arte de Geoff Shaw y los colores de Jason Wordie se combinan maravillosamente a lo largo de esta historia. Digo más, el estilo artístico de Shaw es impresionante desde el principio, pero lo que realmente hace que el integral se destaque sobremanera es la forma en que van evolucionando las ilustraciones. Dibuja un vasto campo de Texas con líneas nítidas y detalles ásperos, consolida la realidad, para más tarde representar un caótico campo de batalla celestial. Un perfecto escenario a lo Kirby, pero actual. Con trazos capaces de transmitir tanto ruido como calma. Me encanta.

Lo dicho. Toda una sorpresa. El mensaje de la historia es genial y está bien elaborado en todo momento. Al final, un relato conmovedor. En general, un contexto de fantasía mística basado en la idea de ese examen mental que nos hará a cada uno de nosotros la Muerte algún día. El que nos llevará a pensar en familia y legado. God Country, de Donny Cates, no es solo una historia sobre una espada mágica. Es toda una epopeya, una alegoría impregnada de temas que nos tocan la fibra. Con algunos momentos brillantes y siempre-siempre un dibujo magnífico y una narrativa que atrapa.

Fallece la viuda de Isaac Asimov

blog_ Noticias CF - 3 March 2019 - 11:57am
El día 25 falleció Janet Jeppson Asimov, la viuda de Isaac Asimov. Estuvo casada con él desde 1973 hasta su fallecimiento. Escribió sobre todo cf juvenil.http://www.sf-encyclopedia.com/entry/asimov_janet?fbclid=IwAR2T2--MjiKRnCk9PfUbEQA0kCkZ4uXsOf3wVwguTing5wbGwqey9ZNX2o4 1 persona, sonriendo, gafas, traje e interior

"Shangai Fortress" el nuevo éxito del cine de cf asiático

blog_ Noticias CF - 3 March 2019 - 11:55am
Tras el éxito de "The wandering earth", dicen que este va a ser el nuevo "blockbuster" de la cf asiática. "Shangai Fortress" imagina que en 2042 esta ciudad es la única que ha resistido a la invasión alienígena. Se estrena en veranohttps://www.bleedingcool.com/2019/03/02/shanghaifortress-science-fiction/?fbclid=IwAR04ObPp4ouCkmYuUsQ8RUlChmgK4JvHEEZN5tR2Hxdk8dqlXwWUg4Xjj7g

CINE: Green Book, de Peter Farrelly

blog_ Athnecdotario incoherente - 3 March 2019 - 9:53am

Por Fernando Codina.

Los americanos, que son tan listos para las cosas del cine, definirían esta fantástica película con poco más de dos palabras: “Road movie” (película de carretera)o o “Buddy movie” (película de amigos). Porque en el fono, es precisamente lo que es, una mezcla magistral de ambos géneros, con el añadido de ser una historia real.

Es el producto de mezclar a un matón italiano, que actúa de encargado de seguridad y camarero en un prestigioso club nocturno (ni más ni menos que el Copacabana), con un famoso pianista clásico (que vive encima de la sala de conciertos del Carnegie Hall. Por culpa de unas necesarias obras de reforma y saneamiento del club, Tony Lip, interpretado por un tremendo Viggo Mortensen (en uno de su papeles más personales hasta la fecha), se queda temporalmente sin trabajo, y con una familia que mantener, se pone en busca de un empleo para unas cuantas semanas. Y a través de su red de contactos, se entera de que cierto pianista (a cargo del actor Mahershal Ali, conocido por sus interpretaciones en El curioso caso de Benjamin Button y Los juegos del Hambre: Sinsajo, entre otras) necesita un factótum (sobre todo un chófer) para una gira de conciertos por el Sur más profundo de Estados Unidos.

A pesar del desencuentro inicial (Tony es un poco racista, como fiel reflejo de su época; y el Dr. Don Shirley es una persona de color), consiguen alcanzar un acuerdo, embarcándose en un viaje de ocho semanas, durante las cuales el pianista dará una serie de recitales, tanto en prestigiosas salas de conciertos, como en las plantaciones de ricos propietarios. Es un viaje que, a pesar de estar planeado casi hasta el mínimo aspecto, no estará exento de problemas, por el intenso ambiente racista que se respira en la década de los años sesenta; lo cual dará lugar a numerosos problemas, que intensifican la relación entre ambos personajes. Son dos personas muy diferentes entre sí que tendrán que hacer frente al racismo y a los prejuicios, pero a las que la bondad y el sentido del humor unirán, obligándoles a dejar de lado las diferencias para sobrevivir y prosperar en el viaje de su vida. Cabe señalar que el famoso “Green Book”, o libro verde que da nombre a la película, es una guía de hoteles, alojamientos, bares y restaurantes que en el Sur dan acogida a viajeros negros.

Es una película que tiene grandes momentos cómicos, como por ejemplo la primera vez que Don Shirley prueba el pollo frito estilo Kentucky dentro del coche, a pesar de todas sus reticencias a comer con las manos (cómo no, es en un pequeño local de la cadena Kentucky Fried Chicken); o la llamada que hace madrugada al fiscal general de Estados Unidos para que les saque de una comisaría de mala muerte en la que han sido detenidos. También destaca, por su frescura, el improvisado concierto de jazz que da en un local solo para negros, al que se une toda la pequeña orquesta. Pero también otras que reflejan la dura realidad, como cuando le indican, en mitad de un concierto en una plantación de algodón, que puede usar las letrinas de los negros, al pie de un árbol, pero no los aseos de invitados; o cuando decide suspender un concierto en un hotel de lujo porque no le dejan acceder al mismo restaurante donde se tiene que celebrar la actuación.

Nick Vallelonga, el hijo mayor de Tony Lip, se crio oyendo hablar del mítico viaje de su padre con Don Shirley; y cincuenta años más tarde la ha podido plasmar en una gran película, en la que trabaja como actor, guionista, productor y director. “Desde joven, quería ser cineasta y contar historias, y esta era una gran historia que me contó mi padre. Formaba parte del acervo familiar, pero también sabía que era una historia importante sobre dos personas muy distintas que se juntan y se cambian mutuamente la vida.” Para su padre, Tony Lip (se ganó ese apodo por su gran labia y capacidad de convencer a la gente para que hagan cualquier cosa; aquí le llamaríamos “piquito de oro”), ese viaje le abrió los ojos sobre la dura situación de los afroamericanos y el aluvión de humillaciones y de peligros muy reales por culpa de las leyes raciales (entre otras las leyes segregacionistas de Jim Crow, mencionadas en la película), donde existía incluso el toque de queda. Fue algo que le abrió los ojos, al mismo tiempo que le hizo reflexionar sobre un problema mucho más evidente en el profundo Sur.

Green Book” es una de esas películas necesarias, incluso en nuestros días, porque reflejan una realidad que en ciertos aspectos no ha cambiado demasiado en el último medio siglo, tanto en Estados Unidos como en otros muchos países. Porque habla de los prejuicios, de la discriminación, de la lucha por la igualdad, y de la esperanza. Temas todos ellos de la máxima actualidad. Si eres negro y pobre, tus posibilidades de tener una vida digna serán muy complicadas. Si eres negro y rico, o si tienes un don especial, como es el caso del doctor Shirley, puedes convertirte en un juguete de los blancos, pero con el riesgo de ser rechazado por los de tu raza. Es por lo tanto también la historia de un viaje que cambiará las vidas de ambos protagonistas, convirtiéndose al mismo tiempo en el origen de una amistad que durará décadas.

En resumidas cuentas, “Green Book” es una película sumamente recomendable, hermosa y pausada, en una época en la que cada día resulta más difícil encontrar muestras del CINE con mayúsculas.


Reseña: El Puente del Troll, de Neil Gaiman y Collen Doran

blog_ Crónicas Literarias - 3 March 2019 - 1:05am

Puede ser uno de los mejores relatos pasados a cómic que he leído. Y he leído bastantes. Entre otras muchas joyitas que Planeta Cómic nos está trayendo cada mes, El Puente del Troll, de Neil Gaiman y Collen Doran, ya cuenta como una de ellas. El Puente del Troll continúa una especie de serie de relatos trasladados a cómic que Gaiman decidiera publicar para Dark Horse. Un proyecto que contaba con muy buenos talentos, prometedores ilustradores.

Una historia original que se publicó por primera vez en 1993, escrita por Gaiman para una antología de cuentos de hadas para niños que pretendían reimaginar ciertas historias clásicas. El cuento corto de Gaiman fue un homenaje a Los Tres Cabritillos (Three Billy Goats Gruff) con un toque de oscuridad e inquietud. Relato que obtuvo una nominación para un World Fantasy Award en 1994 y que yo me encontré en una antología del autor llamada Humos y Espejos que Editorial Salamandra publicó en 2017. Una recopilación muy buena, y en este caso, uno de los mejores relatos del libro.

Una inquietante historia, una trágica narración que habla sobre el paso de los años, la maldad, la inocencia y el arrepentimiento. El Puente del Troll además, es una historia cuya moraleja te perseguirá un buen tiempo. Donde Colleen Doran hace mucho más que ilustrar la historia, en sus suaves lápices e ilustraciones exuberantes y detalladas, agrega matices al perturbador paso de los años del narrador a la edad adulta y eleva los ritmos emocionales de la prosa de Gaiman. En un brillante día de verano, un niño llamado Jack toma un camino desconocido a lo largo de la campiña inglesa y descubre un puente ferroviario abandonado. Debajo vive un horrible troll, el cual solo desea COMERSE LA VIDA de Jack. Astutamente, Jack le dice que no ha vivido lo suficiente, su alma apenas tiene sabor como para ser una comida satisfactoria, y convence al troll para que lo deje ir. Prometiendo regresar cuando sea mayor para que haga con él lo que le plazca. Años después volverá casi sin darse cuenta al mismo sendero, al mismo puente, pero no sólo esta vez…

Un gran trabajo de Gaiman que retoma en cierto modo el folclore, los mitos y los cuentos de hadas. Además de hacer una critica al desmantelamiento que sufrió la infraestructura ferroviaria en los años sesenta y los pueblos más alejados de las ciudades. Su ciudad natal “se convirtió en el final de la línea” y vivía con su familia “en las afueras de la ciudad”, a menudo explorando lo desconocido. Un reflejo aquí.

A veces, las adaptaciones gráficas literarias solo tienden a encontrarse en el estante de completistas. Me atrevería a decir que El Puente del Troll no debiera ser el caso. Es más que eso. En futuros regresos a la historia, no dudaré un segundo. Me pondré antes que nada con este maravilloso tomito.

SOY UN TROLL… OL ROOL SI GOL FINNOL… ¡Y VOY A COMERME TU VIDA!

"Permafrost" de Alastair Reynolds

blog_ Noticias CF - 2 March 2019 - 5:46pm
El escritor Alastair Reynolds sigue publicando en inglés. Su nueva novela se llama "Pemafrost" y recuerda mucho a "Cronopaisaje". Unos científicos de 2080 que viven refugiados en el Ártico, mandan un mensaje al pasado para avisar de la hecatombe que va a producir el cambio climático.
https://io9.gizmodo.com/39-amazing-new-sci-fi-and-fantasy-books-to-check-out-in-1832819961

Reseña de Himeko y otros cuentos lúgubres, de Miguel Aguerralde.

blog_ Athnecdotario incoherente - 2 March 2019 - 9:01am

Por Jorge Herrero.

En esta pequeña antología, Miguel Aguerralde brinda al lector cinco relatos bien distintos entre ellos, pero con un nexo en común: todos pertenecen al género del terror. Cinco historias a cada cual más variada. El autor se mueve como pez en el agua en un género donde ya ha mostrado de sobra su calidad, con relatos y novelas. Todos los relatos son de un nivel bastante alto, son amenos y rápidos de leer, gracias a un estilo y ritmo muy visuales y cinematográficos, dando la sensación en todos ellos de estar viendo una película o un capitulo de una buena serie de terror. Se nota, y mucho, la amplia trayectoria del escritor, que cuenta ya en su haber con un buen puñado de novelas, y donde no le ha temblado el pulso a la hora de atreverse con varias temáticas, desde el terror, pasando por la novela negra, el thriller y los zombis, hasta atreverse con la novela infantil y también la romántica, saliendo muy bien parado de todas ellas.

A continuación, el lector se encontrará con un pequeño resumen de cada uno de los cinco relatos que forman parte de esta antología.

-Himeko:

Muy buen relato para abrir la antología, directo, ameno y rápido de leer. Una ambientación muy bien conseguida, con momentos muy bien logrados, y una historia clásica de fantasmas japonesa, que una vez leído deja buen sabor de boca. Con un estilo muy visual, marca de la casa, es un ejemplo de lo que comentaba más arriba, la sensación de estar disfrutando de una buena película de terror o del capítulo de una serie.

-Nuestra señora de París:

Historia que se lee en un suspiro, muy lograda y donde el lector se meterá en la piel de la protagonista, gracias a la forma en la que está contado el relato. Versión del autor del clásico El jorobado de Notre Dame.

-Matadme:

Trepidante y muy entretenido relato donde el autor vuelve al tema de la licantropía que tan buenos resultados le dio en Laberinto. Historia que te mantiene en tensión y que podría convertirse perfectamente en una novela. Con un ritmo muy cinematográfico.

-Mutación:

Inquietante relato, donde se cuenta como un escritor intenta superar un bloqueo que le impide volver a crear historias. Una trama que va a más y que conforme avanza, se va convirtiendo en algo muy distinto a lo que parecía en un principio. Tiene varios momentos de esos que te va dejando mal cuerpo, hasta un final no apto para estómagos delicados. Un gran relato, de los mejores que he leído del autor.

-El callejón de la sangre:

Relato ambientado en la isla de Lanzarote, donde se cuenta el viaje de dos hermanos a esta isla, en unas vacaciones que serán de todo menos tranquilas y donde nada será ya lo mismo para ellos. Relato entretenido, ameno y con un ritmo que no da tregua. El más corto de todos, pero no por ello menos intenso. Y con un final a la altura del resto en la historia. Un buen final de antología, que deja muy buen sabor de boca.

Estamos ante una antología corta pero muy intensa, que al contar tan solo con cinco relatos, se lee de una tacada, y que gracias a su formato (es un bolsilibro), es ideal para llevarlo a cualquier parte, ya que apenas ocupa sitio y se puede leer en cualquier lugar. Si le tuviera que poner algún “pero”, no sería a su calidad ni nada por el estilo, solo que se me hizo algo corta. En definitiva, Himeko y otros cuentos lúgubres es un muy buen libro, ideal para todos los amantes del terror, en su vertiente de relatos. Fácil de leer y que una vez terminada su lectura, dejará al lector con un muy buen sabor de boca. Otra muestra del buen hacer de un autor que es garantía de calidad y que nunca defrauda. Totalmente recomendable.

Sinopsis:

El viento mece las copas de los cerezos en un paraje remoto sumido en la niebla del tiempo y el misterio, allí donde se esconden puertas que jamás deben abrirse.

Y es que algunos terrores se niegan a dormir cuando apagamos la luz.

Entre las páginas de Himeko y otros cuentos lúgubres se esconden fantasmas de antaño, licántropos modernos, insectos repugnantes y los ecos de uno de los personajes literarios más desconocidos del imaginario fantástico. Una colección de historias lúgubres que recorren el Japón feudal, la Ciudad de la Luz o la hermosa Villa de Teguise, antigua capital de la isla de Lanzarote.

Cinco cuentos para leer a media luz, que dan una muestra del trabajo de Miguel Aguerralde en lo referente al terror en dosis pequeñas, que nos muestran mucho más del autor de lo que parece.

https://tienda.cyberdark.net/himeko-y-otros-cuentos-lugubres-n251801.html

Preguntas

blog_ Mi mundo como escritora - 2 March 2019 - 3:03am
Voy a apartarme de los temas usuales que trato en este blog para externar mi inquietud sobre un tema que ha estado en la palestra en días recientes. (Esta es una copia del mismo texto que he subido en mi página de FB):


Viendo que el tema está en la prensa nacional y en numerosos memes y comentarios en redes sociales, no puedo evitar preguntarme lo siguiente:
1. Si la vacunación es tan eficaz para protegerme de una enfermedad contagiosa como el sarampión, ¿por qué hay tanto temor de que una familia extranjera haya traído “de vuelta” tal enfermedad al país? ¿No se supone que una vez vacunada, ya no debo temer del ataque implacable de los agentes patógenos que la producen, porque ya estoy “protegida”? ¿O significa entonces que no basta con que yo solita me vacune, sino que debe estar todo mi entorno vacunado? O sea, ¿van a decirme que de nada sirve que más del 90% de la población tica esté vacunada contra el sarampión si una sola familia de tres personas puede ponerla en jaque? (Por cierto, no he visto que la familia en cuestión haya sufrido ningún problema, salvo el de estar un poco mal y necesitar reposo…).
2. Si la Caja del Seguro Social señala que la incidencia mortal del virus del papiloma humano ha descendido sistemáticamente en el país desde hace años y la misma Caja admite que más del 80% de la población, aunque tenga el virus, lo desecha de forma natural sin problemas de salud, ¿por qué considera “necesario” que se vacune masivamente a la población infantil con una vacuna carísima y tan cuestionada como la que ofrece Merck? ¿Por qué los que acusan a los padres que no quieren vacunar a sus hijos de delincuentes e irresponsables no hacen mención de la polémica desatada por la administración de una vacuna cuya eficacia aún no se ha demostrado? Hay que recordar que el cáncer de cérvix no se desarrolla, cuando lo hace (que es raro), hasta después de 15 a 20 años (o más), mientras que la vacuna fue probada clínicamente durante solo 5 años, sin que hubiera replicabilidad independiente por parte de laboratorios ajenos a la farmacéutica. Además, los casos documentados de niñas y mujeres con graves trastornos luego de la administración de la vacuna tampoco son mencionados: el riesgo existe, pero no se informa de ello.
3. ¿Realmente sabemos qué contiene una vacuna? En la escuela, nos enseñaban que las vacunas eran los microbios debilitados (o muertos) que funcionaban como aliciente para que el sistema inmunológico estuviera preparado para cuando aparecieran los “verdaderos”, pero ¿solo eso contienen? ¿Alguna vez se preguntan qué efectos reales tienen en nuestro organismo el mercurio, el aluminio, los formaldehídos y todas las sustancias químicas adicionales que se incluyen en una vacuna? Por ejemplo, la vacuna del papiloma humano contiene el polisorbato 80. ¿Sabemos realmente qué efecto tiene tal sustancia en el cuerpito de una niña de 10 años? ¿O aun de una mujer hecha y derecha?
4. Si acaso he visto un solo estudio, UNO solo, que se hizo en Estados Unidos, en el que se comparaba el estado de salud de 200 y pico de niños no vacunados contra 400 y pico de niños vacunados. El resultado fue impresionante: los niños no vacunados se encontraban en mejores condiciones de salud que los vacunados y aun estos últimos tenían más posibilidades de desarrollar afecciones crónicas y males como la obesidad y la diabetes que los otros. ¿Sabemos de estudios independientes de las farmacéuticas que demuestren que las vacunas son realmente eficaces para proteger la salud de la población? ¿Cómo sabemos que no fueron otros factores ambientales, como una mejora en los sistemas de higiene pública y mejor alimentación, los que permitieron que la gente del siglo XX para acá fuese más saludable y longeva? Y sin embargo, me pregunto: ¿de dónde viene tal incidencia de males mentales, de problemas cognitivos, de enfermedades crónicas y alergias, jamás vista antes en la generación de nuestros abuelos y bisabuelos? ¿Por qué, si somos más longevos, hay tanto mal crónico en la gente?
5. Si la ciencia tiene como pilar fundamental la posibilidad de cuestionarnos sobre el mundo, de poner en duda lo que nos afirman sin pruebas, ¿por qué se insiste en callar brutalmente a todo aquel que se “atreve” a alzar la voz contra la administración de las vacunas? ¿Por qué si alguien habla acerca de los peligros de la vacunación, se le trata de tonto, ignorante, irresponsable y un largo etcétera? ¿No estamos ante un dogma: que la vacunación es incuestionable?
Si alguien puede responder mis preguntas de forma convincente y bien argumentada, sin insultos, sin suposiciones ni prejuicios, quiero escuchar sus respuestas.

Nota: Imagen de whitesession en Pixabay

Reseña: Batman. La Noche de los Búhos, de Scott Snyder, Greg Capullo, Simone, Albuquerque y VVAA

blog_ Crónicas Literarias - 1 March 2019 - 1:05am

Si alguien se pregunta a qué vienen estos nuevos tomos de Batman que ECC Ediciones ha diseñado con el frontal superior amarillo, ha de saber que corresponden a la colección denominada “Batman Saga”. El Caballero Oscuro celebra en 2019 ochenta años de existencia por lo que DC Cómics (y ECC en nuestro país) dan la oportunidad a muchos lectores para descubrir (o redescubrir) al personaje de cómic que más vende en el globo. Batman Saga es, en esencia, la recuperación de toda la trayectoria moderna del protector de Gotham. Unos tomos donde apreciar las características principales en las que se mueve el Caballero Oscuro de unos años atrás hasta ahora. Unas ediciones que tendrán un diseño, una presentación común para todas las entregas, y una doble numeración. A mí me llama. ¿A ti te llama? Pues has de saber oh fan, que Batman: La Noche de los Búhos es donde Scott Snyder vuelve a la trama que más fama le ha propinado en los últimos años.

De vuelta al crossover que agregó algo nuevo al mito del murciélago. Pues El Tribunal de los Búhos se ha levantado de las sombras para reclamar Gotham. El Tribunal… es una camarilla secreta tan antigua como la propia Gotham, la cual posee un ejército de asesinos llamados talons (garras), que imponen su voluntad a cualquier liderazgo alzado en la ciudad oscura. Fue Snyder quién aprovechó el relanzamiento DC de Los Nuevos 52 para proponer tal dicha. Pero Snyder quería más, quería cambiar algo de “lo intocable” y enriqueció al reimaginar retroactivamente conceptos familiares en la historia de fondo del orejas picudas, Gotham o incluso los Wayne. Una serie de números en diferentes colecciones que en su conjunto forman un buen cúmulo de historias.

Un regreso al caos, a la locura, a la desazón, al Mal en sí mismo. Batman: La Noche de los Búhos recopila los núms. 8 y 9 de Batman y Nightwing, el Batman Annual de 2012 y los núms. 9 de All-Star Western, Batman: The Dark Knight, Detective Comics, Batgirl, Batwing, Birds of Prey, Batman and Robin, Catwoman y Red Hood and the Outlaws. Y no es coincidencia que las historias más potentes encontradas aquí sean precisamente las que llevan el nombre de Batman. Snyder es el arquitecto de las mejores y modifica el origen de Dick Grayson de un modo molón, apenas sin salpicarse. Un cruce lo suficientemente bueno, pero tampoco maravilloso. Habría preferido que Snyder tuviera una mano más firme para orquestar lo que aquí se propone en esencia, desarrollándolo más a lo largo de la serie regular de Batman. Avisaros que no todos los cómics que se involucran aquí son realmente parte del evento, aunque sí que contienen cierta información chula de conocer. Vamos por orden:

Venganza en Nueva Orleans tiene muy poco que ver con el evento. ¡Ni siquiera está en el mismo siglo! Si eres fan de Jonah Hex, te gustará. Se te ha declarado indigno es la historia de cómo Batwing impide que un talon matara a Lucius Fox, un objetivo de alta prioridad para El Tribunal de los Búhos. Muy buen número. En la línea de fuego está muy bien dibujado, se cuenta aquí como están enviando ninjas zombis y un tipo de bomba a ciertos lugares. En Asalto a la Mansión Wayne, no puedo evitar amar el hecho de ver a Batman venciendo a cantidad de garras, a algunos en especial como William Cobb… Genial el trabajo de Capullo y de Albuquerque aquí. En La llamada tenemos a Damian Wayne ayudando a todo un pelotón de soldados armados a combatir a un solo asesino. Mola. Robin oye ulular conecta el origen de Dick Grayson con El Tribunal de los Búhos. Una retroactiva no contada aún. Linajes habla de otro ser a eliminar por los talons como el Sr. Frío. Capucha Roja no lo permitirá. ¿Quién eres tú? ¿Uh? ¿Uh? es pura acción; Batman dando toñas y el diseño de Capullo de un Batmóvil por primera vez.

La noche de los búhos es la primera introducción a la Nueva Máscara Negra. En Los búhos toman Arkham aparece La Garra al más puro estilo Michael Meyers o Jason Voorhees. Al Estilo de las Bandas se relaciona con todo lo anterior. El Hijo Gris cuenta el infierno a pasar antes de destruir a La Garra. Ya no puedo permitirme la derrota establece un nuevo camino para el Sr. Frío. En Primeras Nieves, Catwoman se encuentra accidentalmente en una situación en la que tiene que salvar al Pingüino. Y por último en Hay espejos de todos los tamaños (muy bien dibujado) se muestran ciertos detalles personales sobre El Caballero Oscuro y su entorno que no conocíamos.

Un buen cúmulo de historias que complementan el mejor arco argumental creado para el Caballero Oscuro en el nuevo siglo.

El baile del reloj

blog_Mar de tinta - 28 February 2019 - 12:37pm
Willa Drake es una mujer estadounidense de mediana edad que ha estado prácticamente sometida a los designios de los demás. La intensa relación con su madre, un matrimonio antes de lo convenido y el tener que lidiar con la viudez a una edad temprana son los tres momentos más llamativos en su existencia. La vida, […]

Reseña: Lobezno. Origen, de Paul Jenkins, Joe Quesada, Bill Jemas, Andy Kubert y Richard Isanove

blog_ Crónicas Literarias - 28 February 2019 - 1:05am

Uno de los reconocidos títulos de Lobezno que me quedaban por leer, Origen (también conocido como The True Story of Wolverine) fue una serie limitada de seis números publicada entre noviembre de 2001 y marzo de 2002, escrita por Bill Jemas, Joe Quesada y Paul Jenkins e ilustrada por Andy Kubert (lápices) y Richard Isanove (color). Tras haber disfrutado con joyitas como Honor o últimamente con Logan, y habiendo reconocido oficialmente que nunca fui muy fan del personaje; decidí que Origen era quizás un nuevo empujoncito para alcanzar ese “feeling” que nunca tuve. Pensando en ello, y a la vuelta en metro tras haber visto casualmente a un chico que leía Lobezno en la Guerra Civil Española (disfrutado hace poco también); decidí echar un ojo y di con que Panini Cómics acaba de reeditar uno de los llamados grandes títulos del personaje.

Lobezno: Origen en un nuevo 100% Marvel HC denominado como “Uno de los relatos más deseados del Universo Marvel”. Más esperados por lo que cuenta, diría yo. Cuenta los principios de Lobezno, uno de los más conocidos miembros (si no el que más) de los X-Men. Desde que el personaje apareciera por primera vez a principios de los 70 en The Incredible Hulk #181 (un numerito que por cierto Panini sacó hace nada en unos Marvel Facsímil la mar de curiosos); la historia inicial de este rudo personaje ha estado envuelta de misterio. Cierta información de sus inicios se fue dando a pinceladas en la recomendable Arma-X. Los primeros días como Wolverine y sus antecedentes. Pero el personaje se mantuvo siempre con pocos recuerdos de su procedencia. Y esto era atractivo. A la vez que deseado de explorar por lectores y guionistas.

Lobezno: Origen revela como el personaje nació en realidad como James Howlett, hijo de ricos propietarios de plantaciones a finales del siglo XIX en Canadá. Débil, a tope de alergias. James es un niño enfermizo y solitario por lo que su amado padre, John Howlett, trae del pueblo a una niña huérfana llamada Rose para que le haga compañía. Ambos niños también juegan con Thomas “Dog” Logan, hijo del jardinero (que se parece mucho a un Wolverine adulto) y aquí se hacen ciertos giros de guión para que los lectores piensen lo que no deben pensar…

Y no sé como de oficial llegó a ser esta serie, pero os aseguro que aquí se cuentan cosas que os dejarán con la boca abierta. Así como otras que os harán dudar sobre cual de los detalles que sabías (si has leido Arma-X) son ciertos y cuáles no. Pues la amistad de los niños se ve arruinada por la tensión entre los padres y por cierto tema con la madre de James, quien se volvió loca después de que su primer hijo muriera en circunstancias misteriosas años antes. Curiosidades como encontrarnos a la pequeña Rose descubriendo por accidente, como la mamá de James tiene tres cicatrices a lo largo de las costillas, dando a entender que aquel hijo que murió tenía sus propias garras… Lobezno: Origen es de esos cómics de los que poco puedo hablar sin spoilearos demasiado el guión. Cuenta tal cantidad de detalles chulos que hablar poco, es muy arriesgado. Una historia muy disfrutable. Aunque si os diré que me encanta el entorno y los misterios que se van descubriendo. Esa época de enormes plantaciones de algodón y maíces del medio oeste norteamericano, escenario donde tantas buenas historias se han escrito.

Paul Jenkins quería que esta serie, ciertos personajes, el arte y las relaciones, sorprendieran a aquellos que creían conocer bien la historia de Lobezno. Haciendo además homenajes chulos como poner a Smitty pareciéndose a Cíclope, la relación de los pequeños James y Rose similar a la de Wolverine con Jean Gray, y de manera similar, Dog como una representación de Dientes de Sable, el mayor enemigo de Lobezno. Y se consigue. Vaya si se consigue. Aunque años más tarde el autor dijera que no fue a propósito. En 2009 se lanzó un one-shot titulado X-Men Origins: Sabretooth, dentro de una serie de historias de origen con personajes relacionados con los X-Men. Tras el éxito, Lobezno: Origen tuvo una continuación (Origin II) en 2013. El film X-Men Origins: Wolverine se inspiró parcialmente en estos cómics. Un joven Logan del siglo XIX descubriendo sus poderes mutantes… Dadle un tiento.

Reseña: Star Wars. Rebel Rising, de Beth Revis

blog_ Crónicas Literarias - 27 February 2019 - 1:05am

Por si no lo sabéis, la trama de Rogue One ha dado como resultado varios libros. Naturalmente, con un puñado de nuevos personajes e historias por explorar. Esto no debería ser una sorpresa para nadie, si algo bueno tiene el Universo Star Wars es que se ha ido profundizando en personajes a cual más interesante. Para los fanáticos de la película –Rogue One fue una grata sorpresa y se ha convertido en una de las más queridas de la saga-, me consta que las novelas paridas después del film, no son otra cosa que ideales acompañamientos donde saber más. Explorar personajes que es muy poco probable que volvamos a ver en otras películas (Están mueeerrtooosss…). ¡Uff! ¡Spoiler! Pues no. Entiendo que si estáis leyendo esta reseña es por que ya habéis visto la peli. Y sin haberla visto, sabiendo de qué va, no hay que ser muy listo para darse cuenta cómo acabará todo.

El último lanzamiento de estas geniales novelas que Planeta Cómic está editando se llama Star Wars: Rebel Rising. Escrita por Beth Revis, una autora best-seller del New York Times, las primeras aventuras de la heroína de Rogue One, sigue a la hija de Galen Erso. Jyn (cuya mínima historia es descrita en la película), aquí descubrimos con detalle todos los pasos que se dieron en su juventud y cómo Saw Gerrera (interpretado por Forest Whitaker) la rescata, cuida y entrena. Una serie de vivencias que apenas se cuentan en la peli (¿una oportunidad perdida?) y que es bueno descubrir lo que realmente sucedió.

Sin embargo, si estáis buscando una historia feliz, os llevaréis una decepción. Jyn, su vida, todo lo que hay a su alrededor, rebosa tristeza y desesperanza. Después de todo, se trata de alguien que con sólo ocho años vio cómo asesinaban a su madre y a su padre y es secuestrada por el Imperio. Pero aunque estemos ante un drama, no quiere decir que no sea una buena lectura. Porque lo es. La autora captura muy bien la esencia de la tristeza de Jyn y traduce esto en una serie de acontecimientos interesantes que encajan de lujo en la línea de tiempo de Rogue One. Narrando la experiencia, el trato rudo del héroe, su forja, sin perder demasiado tiempo en minucias. El desarrollo de su naturaleza desafiante. Eso importa.

Además, Revis pesca bien el tono sombrío que persigue el alma de Jyn. No importa las pequeñas victorias que la chica logre, ella siente en su corazón que la felicidad está justo en la otra punta del universo a donde se encuentra. Es triste sí, pero hace que su sacrificio en Rogue One sea mucho más poderoso en retrospectiva. La autora comentó en una entrevista a la web oficial StarWars.com: «Me gustaba la forma en que pude explorar como se sentiría en la cárcel. Se me ocurrió contar gran parte de la historia con intersticiales de ella en prisión durante los meses que estuvo allí. El hecho de estar en la cárcel, para mí, fue el último punto y aparte antes de que perdiera toda esperanza”.

Después de cantidad de escenas que irritaron a los fans en Star Wars: The Last Jedi, seguramente algunos quieran retomar ese toque clásico que molaban en los primeros mitos del Universo Expandido. Y ahí es donde Star Wars: Rebel Rising se convierte en plato de buen gusto. Recordando, enfatizando una vez más, que no es una historia feliz. No hay esperanza. Optimismo no hay aquí.