Distribuir contenido _Blogosfera

Reseña: Batman. El Guante Negro, de Grant Morrison, J.H. Williams III, Tony S. Daniel y Ryan Benjamin

blog_ Crónicas Literarias - 14 August 2019 - 1:05am

A los buenos seguidores de Batman no les descubriré nada si les digo que la primera etapa de Grant Morrison con el orejas picudas merece mucho la pena. Los acontecimientos que en su conjunto se llamaron Batman R.I.P. además, es un claro ejemplo de comienzo, nudo y desenlace adictivos que en definitiva, es lo mínimo que uno exige a un buen cómic de superhéroes. Batman: El Guante Negro es el primer tomo de lo comentado y ECC Ediciones acaba de lanzarlo dentro de su nueva colección o recopilación de frontal superior amarillo. Si sois lectores asiduos de nuestra web de reseñas, sabréis que lo he comentado varias veces. Pero por si alguien se pregunta a qué vienen estos nuevos tomos, ha de saber que corresponden a la colección denominada Batman Saga; ediciones que centran una idea, un todo, en el que El Caballero Oscuro celebra este mismo 2019 sus ochenta años de existencia. Recopilaciones en tapa dura de sus mejores arcos argumentales. Así que DC Cómics (y ECC en nuestro país) dan la oportunidad a muchos lectores de descubrir o redescubrir al superhéroe más molón y más seguido por todos los viejóvenes lectores.

Batman: El Guante Negro es el preámbulo a Batman R.I.P., donde Morrison puso rumbo firme a su definitiva etapa con el Caballero Oscuro. Un tomito que contiene los números #667-#669, #672-#675 USA, que en su día siguieran la serie regular de Batman. Los tres primeros números es un arco argumental de aventuras total. La Isla del Señor Mayhew. Donde el Club de Héroes es invitado a pasar un fin de semana de relax, buena comida y buenas charlas. No obstante, un visitante inesperado tiene otros planes para dicha reunión. Todos: Batman, Robin y el resto del Club de Héroes atrapados y a merced de un loco en la isla de Mister Mayhew, muy a lo Ágata Christie. Y así quedas atrapado. Con el primer número. En una isla repleta de elaboradas trampas mortales. E incluso cuando el villano detrás de toda la trama comienza a explicar sus motivos retorcidos.

El cuartel general de la policía de Gotham está intranquilo. Cierto Batman ha comenzado a matar policías. Mientras tanto, Jim Gordon cuenta su historia y ofrece un premio: la vida de ese Caballero Oscuro a cambio de las vidas de sus compañeros policías. Y es que tras la reciente resurrección de Ra’s al Ghul, el cuerpo del verdadero Batman yace en coma, más cerca de la muerte que de otra cosa. Y en el proceso, su mente delirante viaja a una aventura decisiva para un joven Bruce Wayne; la incansable búsqueda del asesino de sus padres. Un relato en retrospectiva que retoma un ritual que cambiará su vida para siempre.

El magistral J.H. Williams III (Promethea, Sandman: Obertura) pone ilustraciones a esta trama, junto a un genial equipo que cuenta con Tony S. Daniel (Escuadrón Suicida) y Ryan Benjamin (La Odisea de las Amazonas), para completar un dibujo inconmensurable en este principio del fin de Grant Morrison con el personaje.

Número 12 de "Cículo de Lovecraft"

blog_ Noticias CF - 13 August 2019 - 5:12pm
Ya está terminado el número 12 de "Cículo de Lovecraft", un número dedicado enteramente a Lovecraft y su Horror Cósmico. 

En él hay relatos de: Santiago Eximeno, Pily Barba, Kristo Cruster, Luis Bravo, Poldark Mego Ramirez, Miguel Fliguer, Begoña Pérez Ruiz, Álvaro Aparicio, Carlos M. Pla, Covadonga González-Pola, Noviembre Nocturno, Román Sanz Mouta o Amparo Montejano. También artículos explicativos sobre la importancia del ciclo onírico dentro de la narrativa de Lovecraft, o ensayos hechos por escritores nacionales, como el de Mariano Martin (que nos obsequia con un acercamiento a la figura de Rafael Llopis y los apócrifos lovecraftianos españoles de los años 70 y 80); e internacionales (de la talla de John A DeLaughter, profundizando en las conexiones entre las figuras de Lovecraft y Tolkien). Y las propias notas autobiográficas de Lovecraft (traducidas por el estudioso Miguel Olmedo Morell), instruyéndonos en el noble arte de la escritura de ficción.  


Se pone a la venta desde ya, hasta el martes 10 de septiembre, a través de una suscripción/preventa (previo pago de 12,00 euros, sin gastos de envío para España) en la cuenta de mail: elpoderdeunnombre@gmail.com. 

Más información en: https://www.facebook.com/circulodelovecraft/
 1 persona, texto

Novedades 2ª edición del Ansible Bilbao

blog_ Noticias CF - 13 August 2019 - 4:53pm
La segunda edición del Ansible, el festival de ciencia-ficción feminista de Bilbao, ya tiene fechas: 6 y 7 de septiembre. Más información en:https://www.facebook.com/events/1096794567182450/ https://ansiblefest.wordpress.com/
No hay descripción de la foto disponible.

La TerBi cumple 25 años. Lo celebraremos en octubre

blog_ Noticias CF - 13 August 2019 - 4:41pm
En el próximo mes de octubre la TerBi, cumple ¡25 años! Llevamos todo ese tiempo juntándonos en Bilbao una vez al mes para charlar sobre nuestro género favorito. Y vamos a celebrarlo con una comida especial el primer sábado de octubre. Os iremos informando en los próximos días.

Reseña: Décadas. Marvel en los Años 70. La Legión de los Monstruos, de VVAA

blog_ Crónicas Literarias - 13 August 2019 - 1:05am

Gracias a la genial labor editorial que estamos viviendo, se va haciendo cada vez más fácil obtener todo lo que uno deseaba volver a leer/tener de sus personajes Marvel favoritos. Destacable la eficaz labor de Panini Cómics en nuestro país y sus constantes ediciones y reediciones en diferentes formatos de lo mejor de lo mejor. Y a diferentes precios y presentaciones; para que cada lector se pueda adaptar a lo que pueda. A mí por ejemplo me están encantando las curiosas ediciones denominadas Décadas que están sacando. Cada mes, una diferente, un tomo dedicado a lo que en dichas décadas triunfó dentro de La Casa de las Ideas. ¿Y por qué me encanta? Porque un amante del género de Terror como yo, recuerda como Marvel intentó en los 70s dar un empuje a todos aquellos interesados en los monstruos clásicos. La edad dorada del Hombre-Cosa, Morbius, el Motorista Fantasma, Drácula, Frankenstein… buah, maravilla tras maravilla. Además, entre los Marvel Limited Edition publicados ya, con joyas como Vampire Tales, El Monstruo de Frankenstein, Tales of the Zombie, Hombre-Lobo…; buah, buah, buah, esto se vuelve un disfrute constante.

Decidme: ¿cómo alguien de mi calaña no iba a desear muy mucho poder volve a esa maravilla que fue La Legión de los Monstruos, cuarenta y tantos años después? Un magazine que recopilaba historias interesantes cuando el reinado de los monstruos, y las revistas en blanco y negro lo petaban. Tras el siempre odioso recuerdo del Cómic Code, surgió la revista Legion of Monsters, lugar donde leer buenas historias con grandes autores e ilustradores detrás. Evocadoras tramas con los iconos del mejor género de todos como punto central. Historias protagonizadas por Drácula, el monstruo de Frankenstein, el cazador de vampiros Blade, el Hombre-Cosa, Morbius, el Motorista Fantasma y algunos más. Pero lo más importante de todo, cuentos de terror nunca antes reimpresos. Y desde el principio, una atractiva e influyente introducción de Jess Harrold, donde deja claro que estas historias son solo para adultos (obviamente, habla de los 70s, hoy en día un niño se reiría de estas prohibiciones); donde encontraréis historias con mujeres escasamente vestidas, se derrama sangre y los personajes tienen alguna que otra conversación incómoda. Guiones para adultos no recatados. Pero lo que mola, lo que mola de verdad, es que muchas de estas historias se leen bien y tu mente casi que te traslada a la grandeza del cine de serie B de aquellos años.

La historia de apertura, donde el monstruo de Frankenstein se inmiscuye en una fiesta de disfraces y todo termina trágicamente. Esa trama donde el Hombre-Cosa se enamora y es trágicamente desechado por su propia gente y por la humanidad. Narraciones psicológicamente perturbadoras donde se hace bastante entretenido encontrar a Morbius en una historia de terror oscura y sombría representado como una víctima, un monstruo y a veces, incluso un héroe. Y más. Bastante más. El genial Blade de los cómics, un personaje no muy diferente de la versión de Guillermo del Toro, que aparece como intrépido héroe dotado de poderosas armas y chaqueta de cuero y gafas grandes. Y una historia de superhéroes en color con los potentes Ghost Rider y Jack Russell (mi favorito Hombre Lobo) dándolo todo.

Un enfoque, una edición para no perdérsela. Con grandes maestros detrás que incluye artículos y ensayos tan magníficos como el de Ralph Macchio (que a día de hoy sigue escribiendo introducciones en Marvel), donde describe un poco de la historia del porqué Marvel decidió encaminarse hacia los míticos monstruos de siempre. Anécdotas que involucran a grandes como Stan Lee y Marv Wolfman.

Maravilloso.

Reseña: Vincent. Un Santo en la Época de Los Mosqueteros, de Jean Dufaux y Martin Jamar

blog_ Crónicas Literarias - 12 August 2019 - 1:05am

Un amante de la originalidad tiene un paraíso cercano dentro del cómic europeo. Lugar donde encontrar historias diferentes, bien sean con entorno histórico o donde prime la ficción. Pero siempre-siempre con una selección de guión cuidada y por supuesto, un dibujo tremendamente bueno en la mayoría de los casos. Por eso, uno busca y elige entre el cómic europeo historias que le puedan aportar ese sentimiento gustoso que uno tiene…, fácil. La sensación de haber leído un buen cómic. Una de esas historias que le gusta comentar con los demás.

Toda esta parrafada va en relación a mis buenas sensaciones después de haber leído Vincent: Un Santo en la Época de Los Mosqueteros. Un bonito álbum que trae como novedad este mes Norma Editorial, una bella historia sobre San Vicente, genialmente contada por el siempre recomendable Jean Dufaux y muy bien representada por Martin Jamar. Aunque aquí está algo lejos del nivel mostrado en The Thieves of Empires. ¿Y qué propone Vincent: Un Santo en la Época de Los Mosqueteros? Nos trasladamos: Abril de 1643, finales del reinado de Luis XIII. Caminando vigorosamente por el pavimento de París, el sacerdote Vincent cura almas de ovejas perdidas. El joven Jerome, a quien ha estado hospedando por poco más de un año, se le va la vida después de un intento de asesinato. En su lecho de muerte, el pequeño moribundo le hace una revelación, esa misma que perturba a este hombre de iglesia hasta el punto de considerar que el destino no deba evitarse. Así que sale en busca de su asesino. Rezará por el chico y sólo descansará una vez que dicha tragedia salga a la luz…

Emancipando su biografía, Jean Dufaux propone que conozcamos al «santo de los pobres» pero inmiscuido en una investigación personal. Uno de sus protegidos ha muerto y tiene la intención de descubrir qué demonios y por qué. Embarcados en sus pasos, vamos descubriendo a un hombre tan cercano a los que viven en la calle como a poderosos sentados en sus acogedoras salas de estar. Un personaje increíble, creíble, un abad que se revela con poderosa caridad y fe infalible: siempre medido, siempre tranquilo, nuestro protagonista es capaz de desarmar situaciones incluso antes de que todo se vaya al traste. En Vincent: Un Santo en la Época de Los Mosqueteros vamos a encontrar un personaje principal carismático pero también un marco, una ambientación bien representada. Evocadora. La trama al principio es algo lenta pero creo que está hecha adrede. Me da que los autores decidieron recrearse en “la búsqueda” aportando cantidad de detalles. La fluidez de la trama no está en duda, la falta de acción y obstáculos en la progresión del héroe, se introducen con ciertos giros inesperados. Pese a todo, en la que es su tercera colaboración, Martin Jamar muestra un estilo realista de la época, diseñando un París del siglo XVII más creíble que nunca. Los marcos son variados, el paisaje es espléndido y detallado…, aunque recuerdo mucho mejores los gráficos de The Thieves of Empires, la verdad. Dónde el dibujante belga lo bordó.

En definitiva, una historia apasionante del siempre sobresaliente Dufaux (Djinn, Rapaces, Barracuda), un cómic que por momentos nos hace pensar en el Padre Brown, el mítico sacerdote detective creado por G.K. Chesterton, como dice la sinopsis editorial.

Muy recomendable.

"Pasadizo a lo extraño. Antología New Weird Iberoamericana

blog_ Noticias CF - 11 August 2019 - 4:56pm
Ya está disponible en Amazon "Pasadizo a lo extraño. Antología New Weird Iberoamericana"

18 cuentos componen la antología escritos por: Israel AlonsoFederico CaivanoMarcelo C. Cardo, Tatiana Carsen (Gaiane Turian), Rolando Jorge Condis (Rol Con), Facundo E. Córdoba, Matías D'Angelo, Guillermo Echeverría (Rockwell Hopper), Fábio FernandesCristina Jurado, Roxana M. Lozano, Teresa P. Mira de Echeverría (Rockwell Hopper), Mariela PappasAdrian ParedesPedro Paunero, Ramiro Sanchiz, Isabel Santos y Verónica Vázquez.Ilustración de portada: Sebastián Cabrol
 una o varias personas

Lavie Tidhar lanza un relato-juego

blog_ Noticias CF - 11 August 2019 - 4:51pm
Lavie Tidhar lanza un relato-juego. "Svalbard" es una historia post-apocaliptica, utópica, sobre robots e IAs. Está dividido en capítulos, y para pasar de uno a otro debes resolver un pasatiempo relacionado.https://www.puzzletales.com/

Reseña: La Señal, de Maxime Chattam

blog_ Crónicas Literarias - 9 August 2019 - 1:05am

Una familia abandona Nueva York para llevar a sus vidas más tranquilidad en Mahingan Falls. Pueblo lleno de leyendas con un monte llamado Wendigo. La granja que han comprado para vivir, conoce el olor de la muerte de alguno de sus anteriores inquilinos. Hace muchos años fue la casa de una mujer condenada por bruja en los juicios de Salem…

Ante todo dejar claro que no vais a leer ningún thriller. Estáis ante un libro de terror paranormal. Toda la historia ocurrirá en un recóndito pueblo de Nueva Inglaterra (USA). No es casualidad que ese sea el lugar, nuestro autor bebió de las historias de Stephen King y Lovecraft, queriendo traer lo sobrenatural donde esto despertó. Para mí tiene sentido. ¿Para que inventar más lugares malditos si estos ya existen? Cuando lees Maine o Arkham entre nuestros protagonistas, sientes como te va subiendo un sudor frío por la espalda. Tal vez no ocurrió nada todavía, pero no puedes evitar ese escalofrío. Entonces llegaran los tentáculos, el lenguaje singular que ya no se pronuncia; y basándose en un sustento de terror clásico, combina lo moderno junto al horror que no se ve, y crea una historia única. Nos transporta a nuestros miedos más primitivos y la curiosidad que nos causa ese Más Allá.

La Señal es ese tipo de libro del que tenemos miedo de pasar las páginas, por temor a lo que pueda surgir. Por que no hay mayor abominación sobrenatural que sentir presencias, la respiración de alguien sobre los protagonistas, ese instante de verdadero terror cuando se giran encontrando solo el gran vacío. Están solos. La muerte puede llegar en cualquier momento y de la manera más inesperada. Maxime Chattam es artista con el miedo, ocultando la belleza que puede tener el bosque, dejándonos solo lo macabro. Este libro trae un oscuro pasajero con él, oculto entre las páginas. A medida que nuestros ojos se deslizan sobre los párrafos, podemos sentir el Mal. Un toque de ciencia ficción con la radio. Violento, macabro, escenas de muertes imposibles de olvidar, los gritos de alguien siendo despedazado, la interminable tortura usando una cuchilla de afeitar, sufrimientos que no se pueden soportar… Mientras todo el mundo está ocupado, la sombra crece. Lo inexplicable cae sobre Mahingan Falls. La oscuridad se asienta. Voces malditas traerán el dolor. Una casa embrujada. Unos chavales que entraron en un campo de maíz avivando algo con su intromisión. El horror ha comenzado.

Chattam nos sitúa en ese triángulo maldito que existe en la literatura de terror. Habla sobre un sitio rodeado de bosques, barrancos…, sin que lo sepan sus habitantes, es una forma de retenerlos. Pero serán ciertas situaciones narrativas lo que más nos acercará a lo aterrador. ¿Por qué llamamos «maestros» solo a unos pocos escritores? Detrás de ellos llegaron y llegarán otros. Este libro es un claro ejemplo. Algunos podrán llamarlo plagio, pero no lo es, lo que hizo este escritor fue utilizar lo que sabe que más miedo nos causa y nos lo trae de vuelta con sus palabras. Esa pandilla de chicos, sí, os recordará a algo pero también otros estados espeluznantes. Por eso, maestros hay pocos y escritores muchos. Y hace guiños a ciertas películas. Una vez aclarado eso, regreso a la novela:

Casi setecientas páginas. Mi mayor inquietud era que hubiera mucha paja alargándose por alargar. Yo no la sentí así.  Es verdad que repite escenas creando momentos que hace la novela menos entretenida, pero por lo demás vi correcto que se extendiera haciendo que no tengas esa sensación que todo llega de la nada.  Desde un principio, ocurren muchas cosas y las escenas sangrientas son de una crudeza impresionante. Los chicos entienden que deben luchar contra una fuerza antigua, sus padres hurgan en el pasado, el teniente Ethan no da crédito a un pueblo que comienza a despertarse con muertos y desaparecidos. Todo estará conectado. Un libro absolutamente aterrador con un escritor que rinde homenaje a los Maestros. Así que para ser justa debo decir, que siendo como es una novela que exalta el trabajo de esos autores consagrados, os aviso que estamos ante una de las mejores novelas de horror paranormal que he leído. El Mal existe. Los monstruos existen. ¿Pero dónde nacen? Aquí tal vez halléis la respuesta. La Señal está ahí. Preparada para ser escuchada.

Una gozada, un disfrute, vale cada céntimo que paguéis por tener este libro. Lo recomiendo a rabiar.

Reseña: Superpoderes, de Jack Kirby, Paul Kupperberg y VVAA

blog_ Crónicas Literarias - 8 August 2019 - 1:05am

Volver a una época pasada, a los dignísimos 80s y disfrutar del poder imaginativo de uno de los más grandes maestros del noveno arte como fue Jack Kirby. El dios de las sagas cósmicas, el rey de los súper poderosos de la viñeta, un señor adelantando a su época, maestro creador de mitologías modernas en formato cómic. Sus propias mitologías, abultadas de personajes megapotentes, omniscientes, ángeles del Bien y del Mal. No os voy a descubrir nada nuevo. Sabemos del poderío y desarrollo y de sus excitantes visiones. Y si no, sólo tenéis que acercaros a El Cuarto Mundo, ahora que ECC Ediciones aún las tiene disponibles en unos geniales formatos. Un clásico indispensable.

Como gran creador también tuvo sus devaneos. Aventuras alternativas, ideas geniales donde someter a los más poderosos superhéroes de DC. Historias que al menos yo no conocía y que uno agradece mucho que se recuperen de vez en cuando. Miniseries como Superpoderes que ven la luz ahora en recopilatorios de esos que nos gustan tanto llevar bajo del brazo en esta época de lecturas circunstanciales. Un tomo como el que os reseño hoy que recopila íntegramente la segunda serie limitada Super Powers (1985), con la que Jack Kirby se despidió a lo grande de DC.Y cuya acción transcurre después del último volumen de El Cuarto Mundo.

Darkseid y sus seguidores Desaad, Kalibak y compañía buscan huir de Apokolips, ahora que el planeta ha sido liberado del gobierno tiránico de Darkseid (la historia hace referencia a la novela gráfica de Jack Kirby: Perros Hambrientos), mientras tanto, la Liga de la Justicia se reúne para investigar la llegada a la Tierra de unos extraños ovnis. Por otro lado, Hawkman, Red Tornado, Green Arrow y algunos más, viajan a los cuatro rincones de poder de nuestro planeta para destruir las vainas alienígenas que envió Darkseid. Pues están echando raíces.

El equipo de Superpoderes luchará contra Kalibak mientras Aquaman y Detective Marciano siguen atrapados en otro tiempo, donde fueron enviados a la época del Rey Arturo por la alimaña Desaad. Green Lantern, Doctor Destino, Wonder Woman y otros luchan contra Mantis, el increíblemente poderoso aliado de Darkseid. Y viajando a través del planeta azul, a través de lineas temporales, la lucha no cesará. Teniendo que enfrentarse a monstruosidades reanimadas que os dejarán estupefactos como las conocidas estatuas de la Isla de Pascua…

Dimensiones extrañas, lineas temporales, épicas batallas, Superpoderes es otra muestra del don ingenioso del Rey Kirby. Aunque en esta obra sólo sea propietario del dibujo, ya que hablamos de un guión de Paul Kupperberg, guionista de cómis y tiras de prensa y ex-editor de DC. No obstante, la idea central desprende una poderosa fragancia a lo que de la mente de Kirby brotaba. Autores top, consagrados para toda la eternidad, un Kirby reinventando el género de superhéroes con sus famosas sagas macro-cósmicas. Un tomito maravilloso que se devora en nada y que deja un genial sabor de boca. Por supuesto, ECC Ediciones recuperando joyitas que nunca nos debieron faltar a los amantes del mejor cómic clásico de superhéroes.

Reseña: La Espada Salvaje de Conan Vol. 0. Relatos Salvajes, de Roy Thomas, Buscema, Windsor-Smith, Stan Lee y VVAA

blog_ Crónicas Literarias - 7 August 2019 - 1:05am

No sé si os habéis enterado pero esta maravilla que os reseño hoy se presenta como una de las joyitas publicadas del año. Y aún está disponible. Aunque según en qué sitios, por que me comentan que esta edición limitada de tan solo mil quinientos ejemplares se está agotando a un ritmo vertiginoso. Y no es para menos. Quién nos iba a decir que volveríamos a tener disponible los cinco primeros números de la Savage Tales, donde deleitarnos con buenísimas historias de Conan así como con otros relatos de la mano de Roy Thomas, John Buscema, Barry Windsor Smith, Stan Lee… Uff, ahí es nada. Ese genial acuerdo firmado entre Panini Cómics y SD que lanza al mercado una maravilla de tomo llamado La Espada Salvaje de Conan Vol. 0: Relatos Salvajes. Un Marvel Omnibus que recopila aquel magazine por excelencia que dio el empuje definitivo a Marvel, y que además aporta interesantes artículos traducidos de aquella legendaria revista; portadas a color, pin-ups y las historias originales con una cuidadosa reconstrucción. Un volumen que vio la luz en nuestro país el pasado 25 de julio (en serio, vais tarde) y con el que decidí ir lento, muy lento, deleitarme casi con cada página. Disfrutar y comentar con amigos y redes sociales mi entusiasmo. Lo mucho que estaba disfrutando con este volumen. Historias que uno terminaba y volvía a leer para detenerse en los detalles, ah. Por que sabéis, uno es así, tiene sus… ¿defectos? Me gusta compartir la ración de pescaíto frito variado que estoy devorando. Saber que si algo es tan bueno, todos debieran probarlo.

La Savage Tales de la que os hablo, tuvo tan sólo once números. Fue el segundo intento de Marvel de ingresar al campo de las revistas de cómics que tanto potenciara Warren Publishing con sus maravillosas Creepy, Eerie y Vampirella en el género de Terror. Se apostó fuerte por ella introduciendo el personaje por excelencia de Robert E. Howard, la pulp fiction, relatos de aventuras y hechicería; un Conan El Bárbaro adaptado por el guionista Roy Thomas y el artista Barry Windsor-Smith que pasaría a la historia. Con joyitas en formato cómic como la iniciática La hija del gigante de escarcha, por la que se han escrito ríos de tinta por alto tono erótico, censura y desclasificación posterior para esta edición sin inútiles reparos. Pero también un fuerte background detrás del siempre atractivo personaje de Conan. En esta revista/tomo/volumen indispensable, encontraréis femizonas futuristas amazónicas ideadas por Stan Lee y dibujadas por el gran John Romita; la criatura del pantano (El Hombre Cosa) original de Gerry Conway ilustrada por Gray Morrow; un político afroamericano honrado que no se salva de la maldad humana, el señor de la jungla Ka-Zar y las primeras apariciones comentadas en el noveno arte del deseado metal llamado vibranium…

Una maravilla tras otra. Una genialidad que disfrutarás leyendo/teniendo en tu biblioteca. Os repito que lo leí despacio, muy despacio, por que desde el primer momento fue de esas veces que tús ojos transitan por algo que no quieres que se termine. Que sabes que tienes entre manos calidad por los cuatro costados. Que no hay excusa para no tener La Espada Salvaje de Conan Vol. 0: Relatos Salvajes, si de verdad amas las mejores historias escritas. Odiar que se termine esa gustosa sensación de estar disfrutando algo tan bueno. Que genialmente se ha tenido la idea de titularlo Volumen 0 y se ha pensado bastante en el aficionado al editarlo en el mismo formato, tamaño y edición que otro indispensable como es el Conan El Bárbaro Omnibus #1 que Panini Cómics recuperara hace unos meses.

Lo llevo diciendo un tiempo, y desde ese tiempo, vamos viendo como se publica uno y otro integral a cual más apetecible. Más que nada porque son títulos que engloban grandes épocas y personajes con los que hemos crecido y disfrutado un montón. De los que obviamente, queremos tenerlo todo-todito-todo de ellos. Grandes etapas además que si bien no caben en un sólo integral se recogen en dos o tres, pero series completas en definitiva que jamás pensamos que volveríamos a tener. Os lo digo en serio, muy en serio, estos volúmenes son crema, cremita de la buena, la primera etapa Marvel en la que Conan El Bárbaro se abría paso en la Casa de las Ideas comenzando así, un nuevo éxito dentro del mundo del noveno arte. Con diamantes en bruto incluídos aquí como es Clavos Rojos. Para mí, la mejor historia de Conan El Bárbaro escrita jamás. Autores, ilustradores que nacieron con el don. Que estaban en el justo lugar y momento, y que las maquinaciones de Crom, o de eso que algunos llaman “destino”, quisieron que formaran parte del mejor personaje de la fantasía épica medieval, espada y brujería, o como queráis llamarlo; el mejor personaje traslado al cómic de la historia.

Hace unos meses se dio una enorme primicia: los derechos de Conan regresaban a Marvel después de una larga temporada. Todos sabíamos que llegarían ediciones jugosas, cositas muy buenas, por Crom, si es que ya lo tenemos delante.

José Manuel González entrevista a Mónica Cuartero (Hijos del río)

blog_ Noticias CF - 6 August 2019 - 11:29pm

Entrevistas cruzadas: José Manuel González entrevista a Mónica Cuartero (Hijos del río).
Ediciones el Transbordador publicó hace unas semanas dos obras exclusivamente en formato digital en la colección SPUTNIK http://www.edicioneseltransbordador.com/catalogo/coleccion-sputnik-de-literatura-digital/
Son la novela de Mónica Cuartero “Hijos del río” y la antología de relatos “Recuerdos de la vieja Tierra” de José Manuel González, miembro de la TerBi
Ofrecemos una curiosa iniciativa. Cada uno de estos autores ha entrevistado al otro acerca de su obra. En este post se puede leer la entrevista de José Manuel a Mónica
ENTREVISTA DE JOSÉ MANUEL A MÓNICA:
1) ¿Cómo te aficionaste a la ciencia ficción y por qué elegiste la distopía para tu primera novela?
Si atendemos a la división clásica de géneros literarios, lo cierto es que soy más aficionada a la fantasía que a la ciencia ficción, y es el género que más escribo. Siempre me han fascinado las épocas remotas y me han inspirado escenarios de leyendas y sucesos míticos; si a eso le añadimos el que desde mi infancia escuché y leí con avidez cuentos de hadas tradicionales, creo que en mi mente se formó el caldo de cultivo perfecto para que, al toparme con El Señor de los Anillos a los dieciséis años, cayera en las garras de la Fantasía para siempre.Así las cosas, pudiera parecer contradictorio que mi primera novela sea una distopía, pero en el fondo tiene bastante sentido: aunque sé que ningún tiempo pasado fue mejor, mientras que pensar en la antigüedad me evoca historias épicas, el futuro me genera mucha desconfianza. Cuando me gana la sensación de que las cosas no funcionan y de que el rumbo que ha escogido la humanidad no es precisamente el mejor para hacerlas funcionar, me surgen ideas para una distopía.



2)  Trabajas como profesora de historia. ¿Te ha ayudado tu profesión a la hora de diseñar la sociedad que describes en Hijos del Río?
No tanto en el diseño de la sociedad, que no es más que una proyección fatalista de una sociedad contemporánea en la que la clase media ha sido degradada, como en otros detalles de la trama, por ejemplo, las alusiones al movimiento obrero.

3) Esa sociedad, dividida entre ejecutivos y trabajadores, me recuerda a los tiempos del feudalismo y a la época anterior a la revolución francesa, cuando los nobles y los aristócratas poseían la mayor parte de los recursos y el pueblo llano solo podía adaptarse o morir. ¿Crees posible una regresión hacia sociedades de ese tipo? ¿Cuál sería un posible motivo para que sucediese algo así?
Es una forma de verlo muy curiosa que no me había planteado, pero lo cierto es que el feudalismo tiene algo en común con esta sociedad futura imaginaria, y es, como he apuntado en la pregunta anterior, el escaso peso de la clase media, que en la novela aparece bastante adelgazada y con problemas de solvencia similares a los que presenta su homónima actual.No creo que haga falta un gran cambio para provocar una regresión como la que se intuye en Hijos del río, bastaría con un intenso proceso de destrucción de la clase media, y eso ya lo estamos viviendo actualmente: por desgracia, en nuestro mundo es cada vez más frecuente que gente que hasta hace unos años se englobaba sin vacilar en este grupo social pase por auténticos apuros económicos tratando de estirar sueldos (que de ninguna manera se corresponden con los que definirían a una clase media) y mantener estilos de vida que se generalizaron con el estado del bienestar y que cada día son más difíciles de sostener.Por si fuera poco, la deriva de la sociedad actual me parece que se encamina cada vez más a disponer de una elevada proporción de mano de obra barata: parte de esta masa proviene de la destruida clase media, y a ellos se añade el grueso de la población inmigrante. Todos ellos comparten situaciones prolongadas de paro o la depauperación de sus empleos, lo que genera un debilitamiento de su poder adquisitivo y un aumento del riesgo de pobreza y exclusión social. La sociedad de Hijos del río es una proyección en el futuro de este modelo llevado al extremo.

4) En tu libro describes una situación que choca contra lo que, la mayoría, damos por sentado: en esa sociedad el trabajo de un humano es más económico para el empresario que el de un robot. Es una idea original y rompedora. ¿Puedes desarrollarla un poco más?
Soy consciente de que todas las previsiones apuntan a lo contrario, pero creo que damos por supuesto que los trabajadores mantendrán en un futuro sus derechos laborales o que acabarán cobrando una renta básica y saliendo del mercado laboral sin miedo a perder su capacidad de consumo.Sin embargo, si estos derechos fueran recortándose paulatinamente, si el salario mínimo quedara congelado o incluso descendiera (para poder competir con los robots, por ejemplo), si nunca se llegara a establecer la mencionada renta básica y por tanto la gente se viera obligada a continuar trabajando para asegurarse el sustento, ¿seguirían siendo las máquinas más rentables que una masa de seres humanos hambrientos y mal pagados?Carezco de elementos de juicio suficientemente fundados para hacer una defensa en profundidad de la premisa de Hijos del río, y de seguro existen un montón de factores económicos que no he tenido en cuenta y que invalidarían esta tesis, pero me pareció un punto de partida curioso y no del todo descabellado del cual arrancar el relato.

5) Estamos viendo últimamente un florecimiento del subgénero de la distopía gracias a adaptaciones de obras de escritoras al medio audiovisual, como El cuento de la criada o Hijos de los hombres, con ideas brillantes, originales y un excelente tratamiento. A pesar de que, tradicionalmente, los autores de ciencia ficción han sido predominantemente hombres, las escritoras estáis avanzando con mucha fuerza y renovando el género gracias a la aportación de nuevas perspectivas y enfoques. ¿Estás de acuerdo?
Curiosamente, los ejemplos que has aportado (Margaret Atwood y P.D. James) publicaron sus obras mucho antes de la entrada al nuevo milenio. Si hablamos de la rama del género considerada fantasía clásica, que me resulta más familiar, se me ocurren ejemplos como Ursula K. Le Guin, Louise Cooper, Sydney J. van Scyoc o Margaret Weiss, de quienes tenemos valiosas aportaciones desde los años 60 o 70, así que la incursión de la mujer en la fantasía y la ciencia ficción no es algo nuevo. Si ahora el público general las está redescubriendo se debe, sobre todo, a la adaptación de sus obras a los medios audiovisuales, como bien  has comentado.Considero que la menor presencia de las mujeres en la ciencia ficción y la fantasía se debe a que, en general, somos más intimistas en nuestros gustos literarios, por lo que muchas mujeres prefiere historias que hablen de sentimientos o se centren más en las relaciones entre personajes en contextos realistas. Eso hace que no pocas perciban como extraños a sus intereses estos géneros que habitualmente llevan aparejadas tramas bélicas o de acción. Probablemente, lo que se considera innovador en las escritoras de Ciencia Ficción y Fantasía sea la inclusión en sus historias de esta óptica más intimista que, sin desdeñar tramas de acción, otorga especial relevancia a las relaciones entre personajes o introduce hechos particulares de lo femenino.

6) En tu novela apenas das unas pinceladas del exterior de la región en la que se desarrolla el relato. ¿Cómo sería el resto del mundo en el mega estado que describes? ¿Sus habitantes tendrían problemas similares y la sociedad estaría jerarquizada de la misma forma?
Tienes razón, el “mundo exterior” está apenas esbozado, pero este hecho obedece a una voluntad consciente de mantener ese velo de misterio.En Hijos del río, la gente vive en megalópolis que política y económicamente están bajo el dominio de una «aristocracia genética» común denominada Élite. Dentro de la Élite no hay familias, sino que esta clase dirigente se perpetúa a sí misma mediante la creación de genos, seres generados mediante técnicas de selección genética. El resto de la población también tiene, según su nivel económico, acceso limitado a estas mejoras.Las megalópolis, como se apunta en el relato, son bastante herméticas, y el mero hecho de mudarse es complicado y requiere de un largo proceso burocrático. Este hermetismo funciona como un mecanismo más de control y manipulación. ¿Qué hay fuera de las ciudades? Según la versión oficial, zonas de exclusión muy contaminadas donde la vida humana es inviable, pero es legítimo pensar que sea una mentira para infundir miedo y mantener el control sobre una población que jamás se planteará dejar la seguridad de las grandes urbes para enfrentarse a lo que pueda acechar afuera. ¿La verdad? El lector deberá decidir cuál es, ese aspecto forma parte del misterio de la novela.

7) Algunos de los personajes que describes son muy carismáticos, como es el caso de “Fuego Rápido” ¿En qué o en quiénes te inspiras para crearlos?
La inspiración para los personajes no suele ser unitaria: a veces es otro personaje que has visto en el cine o has leído en un libro y te ha impresionado (lo que no significa que lo utilices tal cual, pero sí que se convierta en la base a partir de la cual construyas el tuyo); en otras ocasiones, viene a través de una imagen, un concepto, una melodía incluso. Pero en mi caso, encuentro que a menudo lo que favorece la introducción de algunos personajes es la mera dinámica y necesidades de la obra.Algo que me resulta fascinante del proceso de escritura es que siempre comienzo con un plan, pero que, al avanzar en la historia, descubro huecos en el esquema original o caminos diferentes por los que podría avanzar la trama y que a mi juicio la enriquecen notablemente. Al recorrer esos caminos surgen personajes imprevistos pero que, tras ser definidos, dan la sensación de haber estado siempre ahí y de ser imprescindibles para la historia.En concreto, Fuego Rápido está construido a partir de la necesidad de contar con un pirómano en el elenco de la obra, de un concepto —el del pandillero matón, arrogante y sin escrúpulos—, y de una imagen que he visto en más de una película: la de alguien que prende fuego a un coche que previamente ha rociado de combustible o deja caer un cigarrillo encendido en un charco de gasolina.

8) En Hijos del río, además de una detallada y brillante descripción de la estructura social en la que viven los personajes, incorporas ideas que, aparentemente, podrían tener un mayor desarrollo, como la descripción de las mejoras genéticas de las élites o los medios y métodos de control social que utilizan. ¿Has pensado en ampliar estas ideas en futuras obras?
Tengo varios relatos distópicos esbozados o a medio escribir (como he explicado, cuando la ansiedad por el futuro me asalta, me surgen ideas para proyectos de este tipo). En ellos, los métodos de control social adquieren especial relevancia en la trama.

9) El tono ecologista predomina en tu relato aún más que el social. ¿Es tu opinión? ¿Puedes describirnos dónde crees que debe situarse la línea que separe progreso y ecología?
Creo que ambas cuestiones son relevantes en la obra, si bien la preocupación por el medio ambiente fue la chispa que hizo brotar la idea inicial, en concreto, el incendio del vertedero de neumáticos de Seseña. Ese desastre me sumió en un estado de ánimo mezcla de tristeza y rabia, y de ahí surgió Hijos del Río.En cuanto al límite entre progreso y ecología, no creo que ambos sean excluyentes, sino más bien al contrario: el progreso técnico puede ayudar mucho a la conservación del medio ambiente, así que no veo que se trate tanto de eso como de un adecuado uso de los recursos y del acceso generalizado de la población a estos adelantos técnicos que podrían convertirse en aliados de la ecología, como coches eléctricos o viviendas de alta eficiencia energética.

10) Imagino que tu profesión puede proporcionarte una ventaja si decidieras cambiar de género y escribir, por ejemplo, novela histórica. ¿Tienes algún proyecto en ese sentido?
En todo caso, puede suponerme una ventaja a la hora de ambientar mundos fantásticos. La fantasía clásica ha sido mayoritariamente medieval, y creo que uno de los caminos de renovación del género pasa por abrirse a otro tipo de atmósferas. Ahí la historia te provee de un amplio abanico de posibilidades con las cuales tratar de hacer algo diferente. En ese sentido, en estos momentos estoy reescribiendo la primera parte de una historia de fantasía que tiene su ambientación e inspiración en la Edad Antigua del Próximo Oriente, un mundo un poco más lejano (tanto espacial como temporalmente) que la Europa medieval.Sin embargo, la novela histórica tiene, a mi entender, unas reglas mucho más restrictivas. Tal vez el hecho de haber estudiado Historia me hace consciente de lo difícil que resulta ajustarse a todos los parámetros de una época concreta a la hora de escribir: no es sólo la ambientación o la introducción de la política de la época; se trata de reflejar con verismo usos y costumbres, relaciones sociales, viviendas, vestuario, armamento, etc. La novela histórica requiere horas y horas de documentación en archivos y manejar cientos de variables temporales, y el hecho de enseñar historia en Secundaria no exime de esa labor. La fantasía, por el contrario, es mucho más libre, permite escoger los elementos que te gustan y cambiar los que no se ajustan a tu idea, y si hablamos de distopías, que se proyectan en el futuro, el nivel de exigencia es aún más laxo.

11)   ¿Quiénes son tus autores favoritos dentro y fuera de la ciencia ficción? ¿Quiénes de ellos te han influido más a la hora de decidirte a escribir?
El que despertó mi gusto por la fantasía fue, como ya he mencionado, Tolkien. Otros autores que me encantan dentro del género son Sapkowski, Steven Erikson, Robert E. Howard o, combinando ya fantasía con humor, el gran Terry Pratchett.También con un humor bastante gamberro, aunque ya fuera de la fantasía, destacaría a Tom Sharpe, cuya serie sobre el personaje Wilt revisito a menudo. Siguiendo con otros géneros, me gusta mucho Miguel Delibes dentro del realismo y otros autores con géneros de difícil clasificación (¿tal vez realismo mágico?) como Amy Tan o Murakami.En cuanto a quién me ha influido más a la hora de escribir, fue Tolkien el primero que me hizo pensar «Ojalá fuera capaz de crear un mundo tan fabuloso como la Tierra Media», pero cada autor que descubro y me fascina me da un nuevo impulso, tanto por la historia que cuenta como por las características de su prosa, que me animan a mejorar mi escritura.

12)   ¿Qué le aconsejarías a un escritor novel cuando se enfrenta a su primera página en blanco?
Ante todo, que lea mucho, tanto de su género como de otros tipos de literatura. Leer, además de estimular la imaginación, permite asimilar formas de redacción, esquemas de tramas, tipologías de personajes, recursos narrativos, etc. Además, existen muchas maneras de pulir el estilo, tanto los clásicos talleres presenciales de literatura creativa como un amplia oferta online de estos mismos talleres, así como páginas webs, blogs e incluso canales de vídeos con consejos para escritores que permiten identificar y evitar los principales errores a la hora de escribir, ayudan con la creación de personajes, la ambientación, etc.Y aparte de todo esto, armarse de paciencia. Mucha paciencia. Con la excepción de autores virtuosos, que los hay, la mayoría necesita de mucha práctica, de mucho ensayo-error, de mucha reescritura y de alguna que otra página metida en el cajón a la espera de una revisión futura, un replanteamiento o el olvido, aunque resulte doloroso.

13)   ¿Qué opinas de los concursos literarios?
Me parece una manera muy válida de probarse a sí mismo y darse a conocer en el mundo de la escritura, aunque creo que requieren ciertas habilidades, como ceñirse a una temática determinada y hacerlo en una extensión definida, que no se ajustan a todas las personalidades ni a todos los procesos creativos.
14) La introducción de un elemento esotérico en una narración que destaca por su pragmatismo sorprende y añade un toque de fantasía al conjunto, enriqueciéndolo. ¿Qué fue lo que te impulsó a hacerlo, rompiendo con la línea general de la novela?
Tengo una gran tendencia a la fantasía, a irme por derroteros mágicos, míticos o sobrenaturales. Sin embargo, en este caso existe un factor añadido para la introducción de este componente esotérico.A menudo se entiende la Tierra como un organismo vivo que se autorregula para alcanzar el equilibrio (hipótesis Gaia) mediante una serie de dinámicas explicables por procesos físico-químicos. El elemento sobrenatural de Hijos del río sería una personificación de esos procesos.Uno de sus objetivos es ahondar en el sentimiento de venganza o revancha, que sólo tiene sentido si se lo atribuimos a un ente provisto de conciencia, no a causas impersonales. El otro, animar al lector a jugar con su imaginación mientras responde a la pregunta «¿y si hubiera algo de verdad en las antiguas leyendas?» del mismo modo en que lo hacía la serie Expediente X con los ovnis u otros fenómenos paranormales.

15) El tono general de “Hijos del río” es pesimista en cuanto al futuro de la humanidad. ¿Qué crees que deberíamos hacer para cambiarlo?
Una cuestión bastante difícil de resolver, mucho más sin ser una experta, como sucede en mi caso, pero al fin y al cabo, todos tenemos alguna que otra idea, por muy imprecisa e inviable que sea, sobre cómo salvar el mundo.Yo creo que la gestión de los recursos y la aspiración a un crecimiento económico  continuo son los mayores problemas para el medio ambiente y, por tanto, para nuestro futuro como especie.¿Cuáles serían las soluciones? En el mundo desarrollado, creo que pasarían por una concienciación individual de los ciudadanos para eliminar actitudes de consumismo compulsivo y un compromiso medioambiental de los sectores productivos y políticos mucho más amplio que el relativo al control de las emisiones, que debería incluir un cambio de modelo económico. En el mundo subdesarrollado y en vías de desarrollo, me parecería necesaria la consecución de una autonomía económica de los estados, acompañada por un efectivo control de la natalidad. ¿Cómo lograr estos objetivos sin conculcar los derechos y libertades individuales? No tengo respuestas a eso, son cuestiones muy complejas que, probablemente, se conviertan en el gran reto ético que enfrente nuestro tiempo.

Mónica Cuartero entrevista a José Manuel González (Recuerdos de la Vieja Tierra)

blog_ Noticias CF - 6 August 2019 - 11:21pm
Entrevistas cruzadas: Mónica Cuartero entrevista a José Manuel González (Recuerdos de la Vieja Tierra).
Ediciones el Transbordador publicó hace unas semanas dos obras exclusivamente en formato digital en la colección SPUTNIKhttp://www.edicioneseltransbordador.com/catalogo/coleccion-sputnik-de-literatura-digital/
Son la novela de Mónica Cuartero “Hijos del río” y la antología de relatos “Recuerdos de la vieja Tierra” de José Manuel González, miembro de la TerBi
Ofrecemos una curiosa iniciativa. Cada uno de estos autores ha entrevistado al otro acerca de su obra. En este post se puede leer la entrevista de Mónica a José Manuel
1.- Recuerdos de la Vieja Tierra es una recopilación de relatos premiados en el Certamen Alberto Magno de la Universidad del País Vasco. En el mismo prólogo comentas que fue uno de sus promotores, Mariano Villarreal, quien te animó a contactar con un editor. ¿Cómo fue el proceso que desembocó en su publicación por parte de El Transbordador?R: Curiosamente, se inició de una forma similar, casualmente. Joan Antoni Fernández acababa de firmar la publicación de un estupendo relato corto en El Transbordador titulado “La gran mentira” y al felicitarle le dije que llevaba un tiempo estudiando la posibilidad de publicar por primera vez en e-book, se lo comentó a Pilar y así iniciamos el contacto.2.- La lucha entre la Humanidad y la Naturaleza es un tema que se repite en varios relatos, oscilando entre la derrota del ser humano (El desastre de Enfer), una situación de dependencia o de dolorosa y compleja adaptación (Las tribus de la noche Mar de titanes) y la dominación del medio natural (sustitución de ecosistemas en Las dudas de Job). ¿Cuál crees que el futuro más probable de esta difícil relación? ¿Somos una especie destructiva sin posibilidad de cambio o redención, como asegura un personaje de Albedo 99?R: Sin dudarlo, somos una especie destructiva, sin redención ni esperanza de cura. El único consuelo es que el universo es tan vasto que, aunque pusiéramos todo nuestro empeño en destruirlo durante el tiempo que le quede a nuestra especie, no conseguiríamos hacerle ni un pequeño arañazo.
La lucha de la humanidad contra la naturaleza, a nivel planetario, me preocupa y por eso escribo sobre ella. Después de milenios en los que ella nos ganaba por oleada, ahora estamos en condiciones de vencerla y lo estamos haciendo con esmero.3.- Joan Antoni Fernández, al prologar Recuerdos de la Vieja Tierra, hace especial hincapié en tu extrema habilidad para la creación de seres extraterrestres, algo que suscribo enteramente, hasta el punto de considerar que se podría componer un bonito bestiario tomando tus relatos como base. ¿Cuál es tu fuente de inspiración para tus "bichos" extraterrestres?  R: Me inspiro sobre todo en los clásicos. La desbordante imaginación de Aldiss en “Invernáculo” me enganchó ya de joven y siempre lo he tenido como un ejemplo. Clarke y otros también han contribuido, y, más cercano en el tiempo, estoy descubriendo que la conjunción de inteligencias que colaboran en producciones como Star Wars consiguen resultados más que aceptables a la hora de desarrollar especies exóticas.


4.- El protagonista de El secreto del César, Aulo Gavio, resulta muy convincente como personaje histórico real, tanto por sus características como por las referencias que de él se dan en el relato. ¿Tiene alguna inspiración concreta? ¿Elegiste al emperador Marco Aurelio por el carácter que se le atribuye y que tan diferente parece ser del de la mayoría de césares romanos, aparte de por el hecho de contarse entre tus favoritos? ¿Qué otras épocas históricas te resultan apasionantes?R: Desarrollé el personaje de Aulo como una síntesis de los oficiales romanos descritos en los relatos históricos que he leído y que se desarrollan en esa época.
Aunque la política influía enormemente en el comportamiento de todas las clases del ejército, degradándolo, existía una casta de militares que creían y luchaban por sus ideales, convencidos de que con sus acciones contribuían a mejorar la calidad de vida del resto de habitantes del mundo, a los que salvaban de la barbarie.
Ahora el imperialismo y la esclavitud nos parecen comportamientos abominables y necesitaríamos vivir en aquel contexto para entender por qué en esa época, entre personas cuando menos tan inteligentes como las de la nuestra, eran aceptables.Como dice un personaje del relato, Marco Aurelio era único entre sus iguales. Consiguió la lealtad incondicional de la mayoría de los que le rodeaban en una sociedad en la que la traición y la falsedad eran constantes de la vida cotidiana, e intentó gobernar con justicia y humildad en un mundo convulso y en guerra.
Otro personaje histórico que me fascina, antitético a Marco Aurelio, es Julio César, a quien también menciono en el relato. Creo que fue uno de los dirigentes más inteligentes de la historia y que su muerte temprana privó a Roma de espectaculares cambios que podría haber impulsado.
Y otra época que me parece fascinante es la del Japón medieval, cuyo legado aún nos sorprende en las, para nosotros, extrañas y exóticas costumbres japonesas.
5.- El ambiente creado en Mar de titanes me evocó La Odisea, tanto por el título del relato y el nombre de la nave, ambos con reminiscencias de la mitología griega, como por los seres marinos, en especial esos fantásticos delfines que no desmerecen a las sirenas con las que tuvieron que vérselas Ulises y sus compañeros. ¿Hay alguna tipología de mitos -griegos o pertenecientes a otras culturas- que te parezca especialmente adecuada para hacerla pasar por el tamiz de la Ciencia Ficción?R: El ejemplo más claro de ello lo tenemos en la mitología nórdica, con Tolkien y alguna saga de Marvel como ejemplos más visibles.
Pero creo que todas las mitologías (y la mayoría de las religiones) son simplemente historias de ciencia ficción que nuestros antepasados se inventaban para describir aquello que no entendían, y que, la mayoría de las veces, deformaban o adaptaban para hacerlas coincidir con sus intereses. 
6.- El abismo entre ciencia y creencias religiosas es un tema que aparece en relatos como El dios de Seed o Las dudas de Job (he de decir, además, que con un estupendo tratamiento que huye de maniqueísmos). ¿crees que el avance de la ciencia y la tecnología supondrá la extinción de las prácticas religiosas o, por el contrario, los sentimientos religiosos seguirán siendo parte integrante del ser humano en el futuro?R: Estoy seguro de que esos sentimientos seguirán acompañando a la humanidad hasta el fin de sus días.Una pequeña superstición ya es, en sí misma, un acto religioso, y lo cometemos simplemente eligiendo un color para vestir porque nos da suerte o sintiéndonos incómodos por viajar en un día trece.
Nos sentimos tan inseguros sobre nuestro destino que tendemos a descargar la responsabilidad de los actos casuales que nos afectan a entes metafísicos sobre los que no tenemos ningún control. De hecho, la mayoría de las religiones basan su filosofía en el intento de guiar nuestro comportamiento para influir en sus decisiones.
Aunque no aceptemos la heterodoxia de cualquiera de las principales creencias, la complejidad del universo que nos rodea y la imposibilidad de explicarlo en términos humanos siempre condicionará nuestras mentes a buscar explicaciones más allá de lo que, comúnmente, llamamos “racional”.
Y la ciencia, en lugar de contribuir explicando los misterios a los que nos enfrentamos, tiende a confundirnos aún más al demostrar que todo es mucho más confuso de lo que somos capaces de imaginar. Cuando profundizamos en algún conocimiento inmediatamente descubrimos marañas de complejidades que no dejan de aumentar por mucho que intentemos resolverlas.
Hasta el científico más ateo que haya existido tendría un momento de debilidad al enfrentarse a algo tan común, cotidiano y repetido como el casi sobrenatural proceso de ensamblaje que realiza un simple virus fago en el interior de una bacteria cuando se reproduce. 


7.- En muchos de los relatos de Recuerdos de la Vieja Tierra -me vienen a la memoria, sobre todo, Las tribus de la noche Las dudas de Job-, la acción es frenética, y cuando el lector piensa que ya no puede pasar nada más, la trama da otra vuelta de tuerca y los personajes son sometidos a otra situación que pone a prueba los límites de sus fuerzas. ¿Te ha ayudado tu afición al deporte, como menciona Joan Antoni Fernández en el prólogo, a desarrollar esa cualidad? ¿Qué consejos darías a un escritor de "trama lenta" -me considero dentro de ese grupo- para pulir ese aspecto y dotar sus escritos de más dinamismo?R: Sí, eso es algo que, además de Joan Antoni, me han comentado varios lectores, aunque yo no lo comparto. Los deportes de aventura que practiqué en mi juventud pueden formarte el carácter, pero no creo que tengan ninguna influencia en el estilo literario más allá de hacer más o menos creíbles las proezas físicas de algunos personajes.
El dinamismo que intento imprimir a mis tramas proviene, simplemente, de lo que siempre me ha gustado leer.
La literatura se presenta en muchas facetas y a mí siempre me han gustado las que producen obras entretenidas y despiertan el interés y el sentido de la maravilla.
Por eso prefiero leer a Cervantes o a Tolkien antes que a Proust o a Lewis, que, sin duda, tienen todo el mérito del mundo, pero no brillan precisamente por su amenidad.
Respecto a consejos para acelerar la acción de un personaje, es muy fácil, solo es necesario preguntarse: ahora que está literalmente asfixiado, ¿Qué puedo hacer para complicarle aún más la vida?
8.- He observado que escoges para tus personajes nombres de diversas procedencias como reflejo de una futura sociedad multicultural en la que los humanos trabajen juntos por encima de sus rasgos identitarios. ¿Crees que seremos capaces de superar dichos identitarismos en un futuro para evolucionar como especie? ¿Se percibe dentro del trabajo científico -me refiero a tu profesión- ese impulso común en favor del progreso al margen de cualquier seña de identidad cultural?R: Creo que el mestizaje es una de las mejores herramientas que posee la humanidad para mejorar y evolucionar, tal y como venimos haciendo desde que comenzamos a caminar erguidos, y, gracias a la aldea global en la que estamos convirtiendo el mundo, el proceso se está acelerando y lo hará más en el futuro.De esa forma podremos compensar la inversión evolutiva que estamos sufriendo al destruir los procesos de selección natural de nuestra especie mediante la tecnología, que nos permite reducir las amenazas (enfermedades, epidemias y otros desastres naturales) que antes nos diezmaban y solo permitían sobrevivir a los más fuertes y preparados.
Lamentablemente, la ciencia actual está más sometida que nunca a las estructuras de la sociedad, tanto de las económicas como de las culturales (o mejor dicho, políticas). No hay más que fijarse en quienes son los que deciden las cuantías y a quienes se destinan los fondos para la investigación pública, porque la privada siempre estará condicionada a resultados inmediatos y prácticos. Curiosamente, una esperanza de emancipación de esos controles cuasi arbitrarios y circunstanciales que tiene la ciencia ha surgido recientemente de un sector hasta ahora desconocido: el de los millonarios que buscan realizarse dejando su impronta en la historia, que consiguen ilusionarnos con sus fantásticos proyectos. 
9.- Con la excepción de El dios de Seed y Albedo 99, que comparten un tono más crepuscular, tengo la sensación de que la mayoría de tus historias huyen de la distopía y muestran mundos y escenarios donde el progreso técnico es visto, en general, como algo positivo. ¿Eres optimista en esta cuestión?, ¿podría volverse el progreso en contra de la Humanidad?, ¿se está tornando esta demasiado dependiente de los avances de la tecnología?R: A pesar de que, como dije en la respuesta anterior, estamos invirtiendo la selección natural, creo que la tecnología nos permitirá compensar nuestra fragilidad orgánica y nuestra insignificancia respecto al universo. Si conseguimos no destruirnos antes, en unos milenios nuestros descendientes dominarán un buen sector de la burbuja local.
Coincido plenamente con Hawking cuando dice que es imperioso que creemos, lo antes posible, asentamientos en otros mundos, para evitar que la humanidad pueda extinguirse por un desastre natural, por algo tan cotidiano, geológicamente hablando, como el choque contra la Tierra de un meteorito o una caprichosa llamarada solar.
Elon Musk lo ha entendido así y su plan de colonización de Marte es uno de los proyectos más ambiciosos en ese sentido.Espero que algún día nuestros políticos sean capaces de superar sus intrigas y miserias y nos permitan aunar los esfuerzos de toda la humanidad hacia objetivos que nos beneficien a todos.
10.- El formato de relato de concurso obliga al escritor a ser muy selectivo con lo que transmite y cómo lo hace, casi se diría que es "mano de santo" contra el vicio del info-dumping. ¿Te has encontrado con alguna historia difícil de encajar en los moldes que te exigían en el concurso, una que pidiera a gritos un tratamiento más dilatado? ¿Alguna se te ha rebelado hasta el punto de tener que descartarla como relato breve?R: Confieso que todas las historias de la antología están diseñadas, desde el principio, como novelas más largas.
El proceso que sigo es sencillo y nada original, hago, en una medida muchísimo más modesta, lo que hizo Joyce cuando escribió Finnegans wake: descartó catorce mil páginas dejando el libro en menos de setecientas.
Me es casi imposible crear historia inventándo un universo, unos personajes y unas circunstancias y contarlas en tan solo cincuenta páginas. Por ello desarrollo las historias en escenarios mucho más amplios y complejos, y solo ofrezco retazos de ellos en pinceladas a lo largo de la historia confiando que la imaginación del lector rellene los huecos.
Antes de decidirme por un relato para un concurso, estudio, sobre todo, si es posible comprimirlo sin que pierda su esencia, y por ello no suelo dar pasos en falso en ese sentido. Quizá el reto más importante lo afronté con “El Dios de Seed”, que originalmente estaba proyectada como una novela casi el triple de larga, y, a pesar de todos mis esfuerzos, casi reviento con ella las costuras del corsé del concurso pasándome en palabras y páginas, aunque el jurado fue condescendiente y no lo tuvo en cuenta al declararla finalista.
11.- Muy relacionada con la anterior: Algunos relatos presentan finales abruptos, y tú mismo explicas en Mar de titanes que es consecuencia de su formato como relato de concurso. ¿Obedecen a la misma causa el resto de casos? ¿Has pensado en "redondear" alguno de ellos aparte del citado Mar de titanes?R: Sí, aunque creo que damos demasiada importancia a los finales cuando lo que nos debería interesar es el cuerpo del relato, que debe conseguir hacernos pasar un buen rato mientras lo leemos, y el recuerdo que guardemos de todo su conjunto.Creo que casi todos tienen la posibilidad de ser redondeados y ampliados, aunque esto forma parte de mis “proyectos futuros sin plazo concreto”. Por ahora me apetece más seguir experimentando e investigando en otras corrientes y estilos de la ciencia ficción, sin descartar un cambio completo de género. 
12.- ¿Cómo influye tu trabajo en el campo de la nanotecnología en tu literatura? ¿De qué manera te ayuda la cercanía a los avances en tecnología y ciencia a estimular tu imaginación?R: Ignoro si tiene alguna influencia concreta, aunque supongo que mi formación técnica me ayuda a dar mayor verisimilitud a las descripciones de los recursos tecnológicos que emplean los personajes en las historias.
La ciencia ficción te da la libertad de imaginarte logros científicos que aún no están a nuestro alcance, pero es necesario que estos sean proyecciones reales de lo que la ciencia actual considera posible, o, al menos, que existan formas viables de burlar las limitaciones.
Por ejemplo, puedes describir una nave que viaja más rápido que la luz, aunque sabemos con toda seguridad que la física de nuestro universo no lo permite, si describes una forma que “engañar” a las leyes que lo rigen, como provocar una deformación del espacio acercando puntos lejanos o atajando por su exterior, fuera de la constricción de nuestras dimensiones.  
13.- ¿Qué autores y obras te hicieron escoger la Ciencia Ficción como género favorito y dedicarle tu carrera literaria? ¿Tienes alguna anécdota entrañable de tus primeros encuentros con el género? ¿Cuál es el último autor que te ha sorprendido?R: “Carrera literaria” quizá es una definición un tanto exagerada. Me considero un escritor no profesional que ha conseguido unos modestos éxitos a base de relatos que, sobre todo, pretenden hacer pasar un rato divertido a los lectores que se aventuran a leerlos, y que recobren, aunque solo sea por un instante, un destello de aquella ilusión que nos embargaba a los que comenzamos a amar la literatura de evasión desde jóvenes, acompañando a nuestros personajes favoritos en sus aventuras y desgracias por lejanos y exóticos escenarios.Pero volviendo a la pregunta, Jack Vance, Clarke y Larry Niven fueron quienes me catapultaron al género, y el escritor que últimamente más me ha sorprendido es Philip Reeve, que, a pesar de que, como yo, no se caracteriza por su profundidad literaria, sus mundos y personajes desbordan imaginación y fantasía.
14.- En el prólogo mencionas que ya no te presentas de manera sistemática al Certamen Alberto Magno (aunque obtuviste el 2º premio en 2017). ¿En qué ha cambiado tu trabajo como escritor desde ese cambio? ¿Cómo evoluciona el ciclo de historias en torno al teniente Ruiz (gran personaje, por cierto; a mí me recuerda a Han Solo, aunque un poco más disciplinado)?R: Siempre he escrito condicionado por la falta de tiempo debido a las obligaciones laborales. Aproveché, hacia el 2000, un cambio en mi situación que duró unos años y me proporcionó la relajación necesaria como para presentarme al certamen (aun así, solo me daba para un relato por año, aparte de otros escritos aún más breves).Un nuevo cambio me impidió seguir participando y tuve que dedicar mis esfuerzos en exclusiva a la única novela larga que he escrito hasta la fecha, Terápolis, publicada por Juanjo Aroz en la editorial Espiral.
Felizmente, en 2017 conseguí (me forcé a) liberarme de la mayor parte de mis obligaciones y ahora dedico casi todo mi tiempo a disfrutar del mismo. Como celebración del cambio me presenté al certamen con un relato escrito en el último momento, y, sorprendentemente, me lo premiaron.
Tengo ya escritos varios episodios con el teniente Ruiz como protagonista, que van desde su época de cadete hasta poco después de El desastre de Enfer, y alguno más en proyecto. Forman parte de un libro compilatorio que, espero, algún día terminaré.
15.- ¿Cómo ves la situación del género de Ciencia Ficción en la actualidad? ¿Existe el riesgo de que se vea limitado por algunos tópicos o clichés, como es el caso de la Fantasía, o crees que su misma naturaleza lo pone a salvo de ese peligro?R: Yo no etiquetaría la Ciencia Ficción, como se tiende a hacer en la actualidad, constreñida a un género literario cuyos argumentos tienden hacia a la especulación científica y social.
Creo que el nuestro es un género intemporal, y que sus variantes, como la fantasía, solo se diferencian de los relatos convencionales por los aspectos sobrenaturales que se admiten en sus historias.
Homero ya escribía ciencia ficción cuando describía los viajes de Ulises (aceptando las reglas de la fantasía, claro) y me atrevo a afirmar que los tripulantes de la primera misión a un sistema solar distinto al nuestro llevarán entretenimiento con ellos relacionado con la ciencia ficción, aunque no me arriesgo a imaginar qué se considerará entonces como tal.


Remake en formato serie "Event Horizon"

blog_ Noticias CF - 6 August 2019 - 8:47am
Amazon anuncia una nueva versión en formato serie de la película del 97 "Event Horizon".https://www.syfy.com/syfywire/event-horizon-tv-show-amazon

Reseña: Aliens. Órbita Muerta, de James Stokoe

blog_ Crónicas Literarias - 6 August 2019 - 1:05am

Bueno-buenísimo es ver que las grandes franquicias no mueren. Que lo que le gusta-encanta a uno, en un formato u otro, se vuelve a retomar con la intención de volver a llevar al aficionado a ese punto gustoso de disfrute. Por eso, además, no me canso de alabar a las editoriales que también apuestan por ello y que gracias a ellas, encontramos nuevamente en el candelero ciertas obritas recuperadas que uno no tenía en la colección. Completar una cómicteca de grandes momentos en el espacio, ah. A muchos es ponernos el tema Aliens casi en cualquier contexto, y hacernos babear hasta tenerlo. Para el insensato, comentar que la saga de Alien es una saga cinematográfica de Ciencia Ficción y Terror que en 1979 dio un tremendo pelotazo tanto entre los que amamos el género fantástico, como para los que no. Un diseño, un entorno fantástico de seres y entornos creados por la genialidad del pintor y escultor suizo H.R. Giger, que dieron lugar a un primer film llamado Alien, el Octavo Pasajero y a partir de ahí tres secuelas y dos precuelas que en mi opinión van empeorando con cada nueva entrega. Pero Alien y Aliens (la segunda parte) son dos viejas glorias del cine que molan (aún a día de hoy) a más no poder. Colonias perdidas en el espacio, planetas desolados, expediciones que no regresan, intrigas por parte de empresas fantasma… Cositas muy dignas.

Alien: El Archivo, Aliens: Supervivencia, Aliens: Salvación + Sacrificio, Depredador vs Juez Dredd vs Aliens son algunas de las joyitas que Norma Editorial ya ha publicado en nuestro país. Ahora trae Aliens: Órbita Muerta, una historia elaborada al completo por James Stokoe que trasmite de forma total, el más puro estilo terrorífico de esa Alien de la que me enamoré. Aliens: Órbita Muerta es una miniserie de cuatro numeritos recopilada en un formato tapa dura en la que se cuenta como es detectada por parte de la base orbital de Weyland-Yutani, una nave espacial a la deriva. Todo parece una terrible accidente pero los tripulantes curiosamente permanecen dormitar en sus tanques criogénicos de forma pacífica. Una estación espacial amenazante pese a su silencio. Hasta que de pronto todo es cuestión de sobrevivir al ataque del mayor depredador conocido por el hombre. El denominado xenomorfo acechando y Wascylewski y sus colegas queriendo usar todas las herramientas disponibles (un temporizador, un kit de escape y su ingenio) para salir vivo de la repentina brecha abierta en el casco. Y por supuesto, de ese monstruo espacial que para colmo parece no estar solo.

Tal como dice la sinopsis editorial: «Un regreso a la esencia terrorífica de la saga». Lo que siempre más me atrajo, desde luego. Más que tanta acción, el saber que estás acorralado, que te enfrentas a una muerte irremediable y que en el espacio, como decía el primer lema que recuerdo, nadie oirá tus gritos. James Stokoe, escribe una emocionante y claustrofóbica historia. Una serie limitada que fue escrita en 2017, entintada y coloreada por el propio Stokoe; un guión que nos traslada al año 2295, a la órbita del gigante gaseoso Pylos, con personajes muy interesantes como el Capitán Hassan, el ingeniero Wasylewski, el médico Harrow y el oficial de seguridad Torresen. Una tripulación que lo pasará mal. Muy mal.

Para cualquier cualquier fanático de Alien, indispensable. Imprescindible para los amantes de las buenas historias de terror en el espacio.

Reseña: The Magic Order. Libro Uno, de Mark Millar, Olivier Coipel y Dave Stewart

blog_ Crónicas Literarias - 5 August 2019 - 1:05am

Mark Millar goza de un enorme poder. La Atracción. Con cada nueva serie que publica, uno se siente atraído irremediablemente por leerla. Son grandes éxitos dentro del mundo del cómic los que le avalan. Además, títulos que muchos han pasado a mejor vida, es decir, a la gran pantalla: Kick Ass, Kick Ass 2, Wolverine: Old Man Logan, Super Crooks, Wanted, la idea original de Civil War es suya… Y por supuesto, cómics tan geniales muy dignos de ser llevados al séptimo arte como Nemesis, Crononautas, Superman: Hijo Rojo o su más reciente Jupiter´s Legacy. Un maestro. Un tipo con el don de la atracción, pues una vez has leído algo suyo, lo siguiente, quieres probarlo. Así llego a la novedad que acaba de publicar Panini Cómics, el primer tomo que recopila la serie The Magic Order.

Tras la ambientación de Harry Potter con la que algunos reseñadores han comparado este cómic, más en el ámbito de la fantasía adulta madura, The Magic Order se centra en un grupo de cinco familias de magos que han estado manteniendo el mundo a salvo de terrores sobrenaturales durante miles de años. Comenzando con el asesinato de uno de los suyos, la Orden sospecha que Madame Albany y su clan son los culpables. Entonces todo cambia, la familia Moonstone comenzará a protegerse de quien está tratando de asesinarlos. Se nos presenta así y en profundidad a esta familia: Leonard Moonstone y sus tres hijos, Cordelia, Regan y Gabriel. Todos tienen defectos a su manera, y Millar escribe una caracterización maravillosa para hacer que valga la pena preocuparse por esta dinámica familia fracturada. Cordelia, en particular, encarna el sentido del humor negro de la escritora en su mejor momento como la oveja negra de la familia que no obedece las reglas; y en una secuencia hilarante, traumatiza a un grupo de niños pese a ser animadora infantil. Me encantó. Conocemos un mundo donde nunca hemos visto un monstruo. Es este. El tuyo, el mío, The Magic Order es la razón por la que dormimos tranquilos cada noche. Alguien de esas cinco familias de magos lucha casi cada día contra un enemigo. Durante el día, viven entre nosotros como nuestros vecinos, amigos y compañeros de trabajo, pero de noche, son hechiceros y magos que nos protegen. A menos que la oscuridad ataque primero. Pero con cada mago brutalmente asesinado, Madame Albany se acerca un paso más al poder oscuro del Orichalcum. Mientras tanto, The Horologium, un monstruo liberado de la cuarta dimensión, empieza a destruir el tiempo y con ello vidas humanas.

The Magic Order es el primer cómic para Netflix de Mark Millar. Así que ya imaginaréis que significa eso. Dibujado por Olivier Coipel (Amazing Spider-Man, Thor) con una idea muy cercana a otros títulos de Millar, y con un maravilloso coloreado del gran Dave Stewart, se crea una nueva obra para el denominado Millarworld. Ese mismo en el que transitan cómics que el creador publica con la idea de ser adaptado a otros medios. Y The Magic Order no es una excepción. Para nuestro deleite.

Dicho esto, hay mucho por disfrutar en The Magic Order. Es curioso como uno siempre queda encantado con lo que Millar propone. En este caso, se reduce a personajes genialmente labrados, en especial, la familia Moonstone. Teniendo en cuenta que es una trama terriblemente más madura que Harry Potter (¡ay dios, lo que hay que oír!), en términos de sexo y violencia, por ejemplo; hay un puñado de páginas en las que Millar muestra un uso ingenioso de la magia. Especialmente, cuando se trata de las muertes que se van sucediendo. Todo lo cual es visualizado en gran medida por el artista Olivier Coipel, quien idea algunos diseños geniales para estos magos y su mundo.

Nuestro mundo.

Serie reboot de "El hombre que cayó a la Tierra"

blog_ Noticias CF - 4 August 2019 - 11:26am
Se prepara reboot en formato serie de "El hombre que cayó a la Tierra" de Walter Tevis, de la que se hizo una película protagonizada por David Bowie.https://sciencefiction.com/2019/08/02/cbs-all-access-is-rebooting-the-man-who-fell-to-earth-as-an-ongoing-series/

Inauguración de estatua homenaje a Ray Bradbury

blog_ Noticias CF - 2 August 2019 - 8:18am
Se ha anunciado que el 22 de agosto se celebrará en Waukegan (Illinois) la inauguración de la estatua de homenaje a Ray Bradbury. Ahí mismo se está construyendo el Ray Bradbiry Experience Museum que se espera inaugurar en 2020https://www.waukeganpl.org/ray-bradbury-sculpture-construction/http://raybradburyexperiencemuseum.org/

Reseña: Whiskyman y Otros Relatos Oscuros, de Alberto Caliani

blog_ Crónicas Literarias - 2 August 2019 - 1:05am

Recomendar una antología nunca es fácil. Hacerlo de uno de los mejores escritores que tenemos, sí lo es. Con libros como este se recupera la ilusión en los autores nacionales. Siempre es un placer leer al maestro Alberto Caliani. Os puedo asegurar que nuestro autor tiene un misterioso don en esa manera suya de echar un vistazo a otros mundos y traérnoslos. Su forma de narrar, los lugares que crea en el papel, parecen demasiado reales para ser invenciones. Llegas a dudar de la ficción porque todo se siente cierto. A veces, he tenido la percepción de que en verdad ha visto lo que escribe. Aunque eso sería una verdadera locura, los lugares que trae de vuelta son inquietantes. No deberíamos dejar que nos introdujera sus pesadillas, pero lo cierto es que atraer la oscuridad que fabrica. Así que lo haremos, nos dejaremos arrastrar haciéndonos más pequeños y que nada de lo creado vea cómo temblamos negándonos a cerrar los ojos para poder seguir leyendo. Atreveos a pasar la portada de este libro y encontraréis dieciséis historias de terror escritas sin rodeos. Directas. Él se sirve de unos miedos variados. Se parece mucho a una caja de chocolates surtidos. Cada uno es diferente. Explorará toda clase de horrores, todos ellos deliciosamente aterradores.

El cuarto de Sonia. Unos padres jóvenes se mudan a una vivienda idílica de ensueño. En la habitación del bebé colocarán unos walkie-talkies. Pero lo que escucharán será una escalofriante voz. Solos, tú y yo. Una hija hambrienta, una hija descendiente de algo abominable. La tabla Ouija. Cuando compras un tablero Ouija pensando que es un simple juego… La era del demonio. ¿Podéis imaginaros que las gárgolas y estatuas de Barcelona cobran vida? El padre Jordi Vendrell vivirá el verdadero infierno en sus carnes. Purgatorio. ¿Todavía no habéis entendido el peligro de pedir un deseo? Una historia con sabor a tierra mojada y tumbas. Visiones de La Parca. A todos nos asusta la muerte, da igual lo que digan muchos, nadie quiere acabar dentro de un ataúd. Poco a poco, el protagonista irá haciéndose a la idea en el momento en que vea a la guadaña rondarle. La narración dará un giro más espeluznante y trágico de lo que él esperaba. El alfiler. Vacaciones en Haití, vudú, un regreso a casa, el comienzo de una escalofriante pesadilla. Caperuzita Roja. Escuchaba terribles historias de muertos que se levantan, mientras el lobo la acecha en espera a que se introduzca en el bosque para ir a casa de la abuelita.

Llegamos al relato que da título al libro. Whiskyman. Old Town, julio de 1963, justo antes del eclipse de sol. Ya antiguamente creían que un eclipse era la señal de que iba a ocurrir alguna cosa horrible. Nuestro autor sabe el miedo y la fascinación que todavía producen en nosotros estos fenómenos. Estamos ante una historia tan triste como sobrenatural. ¿Quién es en realidad WHISKYMAN? Venganza, justicia, palabras que quedan silenciadas dentro de una masacre de sangre.

Inmune. Un nuevo apocalípsis traerá la locura, aunque sigue quedando tiempo para cantar alguna nana… La marca oscura de Dios. El nombre maldito, aquel que no debe ser pronunciado, quien dicen se reveló ante Dios, espera paciente su día…

Relatos, desde una sola página a varias. Escritos en primera y tercera persona, calando cada uno de ellos hasta las entrañas. Hay autores que escriben para transmitirnos sus miedos. Caliani no. Él mira a todos esos horrores a la cara advirtiéndonos que eso está ahí fuera en alguna parte. Más cerca de lo que pensamos. Tal vez, sea ese el motivo de que sus historias ocurran en cualquier lugar de la Tierra, incluso fuera de ella. Misteriosas leyendas envuelven un fuerte atacado desde dentro, un nombre Aisha Kandisha, que no debe pronunciarse. Un hombre joven sufre una parálisis total, aun así, se aferra a la vida. Esos ojos que apenas pestañean miran en un ataque de pánico a una loxósceles laeta, ahí frente a él… Quedan un par de relatos más que voy a dejar que descubráis por vosotros mismos, mis amigos lectores. Pues dicen que para dejar trazado un camino hay que dejar antes las huellas. Alberto Caliani así lo hizo con este maravilloso libro de relatos. Una lectura perturbadora que estoy segura desvelará vuestras noches. Destacar también la hermosa portada de Iván Ruso.

Sí. Lo recomiendo mucho.