SEDICE


Ayuda a Sedice
Necesitamos tu ayuda para mantener Sedice funcionando.
Aceptamos donativos con Paypal:

Para más información clica aquí


Conectado
Registro:

Apodo:
Contraseña:
Código de Seguridad: Codigo de Seguridad
Pon el código de seguridad:


Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí


165 conectados
164 anónimos
1 miembros

[más info sobre el foro]


Rincón del Autor
Conversa con el propio autor


NORMAS
NORMAS de comportamiento


Comentarios en leelibros
·Soles de nostalgia
·Simbología secreta de Perito en lunas de Miguel Hernández
·Mangaka lágrimas en la arena
·Bocadillo de balas
·Lágrimas de sal

Leer más...


Google Chrome
Si usas Google Chrome, prueba el tema de Sedice


PORTADA
·blog_ Noticias CF: Fotos del GolemFest celebrado en Valencia
·blog_ Noticias CF: Portada y contenidos de la antología de cf "Efeméride"
·blog_ Noticias CF: Subasta de trajes y objetos de series de cf
·blog_Mar de tinta: Señoras que se empotraron hace mucho
·blog_ Noticias CF: Los replicantes de 'Blade Runner' protagonizan el día 29 la Noche Negra de Avilés

Leer más...

Sedice.com :: Ver tema - Canción y cuento
 FAQFAQ   BuscarBuscar   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 

Canción y cuento

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Al otro lado del espejo
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
dafd
Cacique
Cacique



Registrado: Jun 05, 2007
Mensajes: 2245
MensajePublicado: Mie Sep 17, 2008 12:58 pm    Asunto: Canción y cuento Responder citando

Haciéndome eco de la idea sugerida por hgomez cuelgo este pequeño cuento. La propuesta de hgomez consiste si mal no lo he entendido en componer un relato a partir de lo que nos inspire una canción, ya sea por su letra, su música o lo que sea. La canción que tomo de referencia es Lluvia del porvenir de Radio Futura.
Edito: mejor pongo sus propias palabras
hgomez escribió:
Hola. Soy relativamente nuevo por aquí, pero me gustaría proponer un juego tipo del de los cuentos encadenados para el foro.

El ejercicio es bastante simple. Se propone una canción (a la semana, al mes o como se vea) y quien quiera tiene que escribir un relato que le inspire esa canción, ya sea por su música, su letra o lo que sea.
La otra posibilidad es que cada uno proponga la canción sobre la que tiene que escribir el siguiente.

Ahí dejo la propuesta ya me diréis si a alguien le parece bien.


El nativo lo llama alquitrán pero me recuerda a la lluvia de mi antiguo mundo, un funesto lugar en donde la vida palidecía y perdía el color. Aquí, en cambio, todo es fresco y progresa bajo un cielo bondadoso.
Hace mucho tiempo que llegamos en nuestras naves para quedarnos, huyendo de la destrucción. Los habitantes autóctonos, admirados por nuestra tecnología, nos recibieron con confianza, nos abrieron las puertas pensando que éramos divinidades. Nosotros, reservados por naturaleza, quedamos admirados por su imprudencia. Tanta bondad tuvo un injusto pago por nuestra parte.
Somos herederos de un entorno moribundo que lleva la corrosión a dondequiera que paremos. Primero se manifiesta en nuestro entorno inmediato y después implacablemente más allá. Es el propio aire que espiramos pura ponzoña para la vida aborigen. Los seres vivos caen asfixiados, y un humor negro corroe sus entrañas hasta matarlos. Pero antes de que eso suceda los necesitamos.
Una solución biótica en ese compuesto llamado agua disuelve nuestra carne alóctona pero no la de los nativos. Éstos, inocentemente, solo ven un estanque de líquido cristalino totalmente inocuo. Se bañan sin sospechar que previamente se ha metido en la piscina uno de nosotros, cuya materia ha sido destruída más no su espíritu, que permanece en suspensión, esperando al incauto a través de cuya piel se infiltra. Salimos renovados con un cuerpo nuevo...

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
hgomez
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Jul 05, 2008
Mensajes: 920
MensajePublicado: Jue Oct 02, 2008 4:12 pm    Asunto: Responder citando

Me alegro de que a alguien le gustase la idea Dafd. He estado buscando la canción para leer tu relato con ella de fondo, te ha quedado bastante bien.

Bueno ahí va una mía: Star of the Winds (Irfan)

Los vapores ascendían jugando, formando mil formas retorcidas y sorprendentes. El agua borboteaba cubierta de mil pétalos de rosas. Ella entró en la sala con su paso cadencioso, dejó resbalar su ropa lentamente descubriendo su pecho turgente y moreno. Siguió caminando sin pararse, descendiendo cada escalón con un suave movimiento de sus caderas. El agua fue cubriendo su cuerpo y el vello se le erizó rápidamente. Suspiró cuando le llegó al vientre. Pero no se detuvo. Siguió descendiendo. Hasta que le llegó a los hombros. Entonces siguió caminando hacia mí a través de la piscina de agua hirviendo. Sus manos eran suaves y hermosas, las sentí deslizándose por mi costado. Su pelo negro estaba empapado. Y sus labios carnosos sabían a promesas viejas y dátiles amargos. Sentía su pecho enorme contra mi regazo.
Cuando se separó de mí sonrió y se dio la vuelta. La seguí. Volvió a ascender los escalones con ese movimiento cadente y salió desnuda al corredor. Era como una diosa caminando entre las tinajas de ardiente incienso. Como un espejismo moviéndose entre las nieblas de mirra. Con su cuerpo chorreando, seduciendo a cada paso. Pasamos entre las otras esclavas, todas miraron al suelo. Estaban cubiertas de oro, y olían a rosas.Pero ninguna era tan hermosa como ella en su sencilla desnudez. Aquel era mi palacio. Mi palacio de placer. Y ella continuó caminando hasta mi alcoba. Y se tendió sobre la cama. Entonces recorrí todo su cuerpo con mis manos. Y besé cada centímetro de su piel. Hasta que finalmente sentí de nuevo sus labios camosos devorando los míos.

La idea sería enlazar las canciones en que basamos el relato, ya sea vía goear, youtube, lastfm o alguna cosa similar; pero no sé si se puede hacer en este foro. También habría que acordar si lo hacemos libremente o proponemos la canción al siguiente, una para todos en cierto período de tiempo o como lo hacemos.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
dafd
Cacique
Cacique



Registrado: Jun 05, 2007
Mensajes: 2245
MensajePublicado: Vie Oct 03, 2008 10:58 pm    Asunto: Responder citando

No tuve suerte a la hora de buscar la letra y la música de Irfan. Te ha quedado muy bien sobre todo el inicio y el desarrollo. Parecía realmente que estábamos ante una especie de Venus emergiendo de unas aguas veladas por el vapor. Casi me daba algo de inquietud cuando el protagonista se pone a seguirla. Todo ello, mientras escuchaba otra canción distinta de esta artista produciéndome una sensación paralela a la de tu texto.
La propuesta efectivamente era la de elegir una canción para todos o bien la de definir una nueva para cada participante. Pero, siempre, el problema de publicarla aquí subsistirá y, por tanto, el de la dificultad de "empaparnos" de ella para sacar un pequeño relato. Pues seguramente, de escucharla y leerla otro forero, daría por resultado un cuento con un matiz distinto. Esto lo digo por que a lo mejor es más complicado lo de proponer una canción cada semana o cada mes para todos que una canción distinta cada forero.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
hgomez
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Jul 05, 2008
Mensajes: 920
MensajePublicado: Dom Oct 05, 2008 9:04 am    Asunto: Responder citando

Ya por eso pregunté la posibilidad de proporcionar enlaces a goear y sitios por el estilo donde se puedan escuchar las canciones de forma más o menos legal), nada de poner descargas de sitios donde no están permitidas y cosas por el estilo.

De todas formas dafd si quieres te puedo pasar un enlace en el que podrías pasra la canción vía privado.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
dafd
Cacique
Cacique



Registrado: Jun 05, 2007
Mensajes: 2245
MensajePublicado: Dom Oct 05, 2008 12:23 pm    Asunto: Responder citando

Al menos la letra, si puede ser.
Gracias

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
dafd
Cacique
Cacique



Registrado: Jun 05, 2007
Mensajes: 2245
MensajePublicado: Mar Oct 07, 2008 6:02 pm    Asunto: Responder citando

La verdad, no sé porqué, pero a mi se me ha ido por otros derroteros la idea de un cuento sobre la canción de Irfan. Perdón por la longitud.


Me senté enfrente del santón. No tenía otra cosa que hacer y el famoso jardín de las huríes orientales dos tenduchos más allá no me seducía.
El tipo era fastidioso. Molestó, para empezar, a todo el público con sus manías. Que si usted mira con sarcasmo, que si no debemos hablar sin permiso, todo así. Logramos acomodarnos sobre cojines reventados de lana y sahumerios gruesos como muros. Finalmente, por entre la niebla y las toses, el mago dio comienzo. Hizo reverencia para, a continuación, entrar en danza directamente, que a nadie le cuadraba espaciar los prolegómenos.
La joven con la que empezó era extranjera; de tez pálida y cabello rubio, pero de notable belleza. Tras pintarle un porvenir negro la consoló augurándole un salvador. La chica no se inmutó ni por el mal hado ni por el buen partido. Se la notaba de alta cuna y con todo aquel equipaje ya bien asegurado. Así que sin escuchar más sobre el pronóstico, llena de desparpajo, le preguntó que cuándo criaría.
-Pasea desnuda por el camino a la antigua Ishba bajo la luna llena y verás tu deseo cumplido nueve meses después.
-Por supuesto- pensé yo. -En la Ishba hacen tratos los esclavistas. Encima, desnuda y con esa blanca piel tan singular.
Yo no perdí ojo a la chica hasta que el maestro del tinglado se dirigió a mí.
El ladino era más perspicaz que mago por que se olió mi escepticismo. Primero dio en mirar un rato en silencio y de pronto ladró algo a una lámpara de aceite a su lado. Un gran eunuco surgió de ella asustando a los presentes. Sacó una espada, la alzó y me decapitó. Todo lo vi con mis ojos. Esa querida cabeza que felizmente he aguantado toda la vida rodó por el suelo, pero yo no caí muerto. El espadachín la tomó y se la llevó consigo de vuelta a la lámpara. Y yo detrás de él que me fui. El viejo truhán me pidió que cejara o acabaría rompiendo el artefacto y con él mi alma.
-Condenado brujo, no te entiendo.
-Tú has venido a mi casa ocioso y descreído. Sin un sentido en tu errático futuro. Muy bien ¿No querías saber lo que te espera? Yo te lo diré gustoso. Eso que el genio te cortó no es tu cabeza, que sigue mirándome, sino tu alma. Y yo, joven sin fe, comerciaré con ella. De hecho, a eso me dedico en realidad. Ahora la tuya me pertenece. No conocerás la libertad, la verdadera libertad, hasta que no te ganes la manumisión. Pero eso no te lo concederé yo. No tengo tanto poder.
-Tanto fingir con tu teatrillo que ahora has perdido la noción del sentido común, fulero- es lo último que tengo noción de haber dicho. Después todo es confuso.
-No tendrás albedrío para elegir tus ideas. Seguirás a pies juntillas el dictado de mis pensamientos. Ahora te ordeno no poner en tela de juicio mis palabras - exclamó el mago ya harto de tanto descreimiento. -Así me gustas más, como un corderillo de manso. Ahora me escucharás más atento lo que he de decirte.
-Los hijos que tengas- continuó el brujo -compartirán tu misma condición porque deberán la libertad de su madre a mi intervención. La joven que viste antes hará el papel. Será capturada por hombres sin conciencia que la prostituirán. Un esbirro mío la salvará. Serás tú. Y la descendencia que engendres con ella me idolatrará. La mujer es princesa de un rico país del norte envuelto en brumas. Tal es el destino que a los dos aguarda.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
dafd
Cacique
Cacique



Registrado: Jun 05, 2007
Mensajes: 2245
MensajePublicado: Vie Nov 14, 2008 11:10 am    Asunto: Responder citando

Bueno, me ha salido al final un poco más largo de lo que creía. Se trata de un relato sugerido por la canción No mires a los ojos de la gente, del grupo Golpes bajos. No pongo el enlace a la letra o la canción porque no sé si las normas lo permiten.

Este pavor que siento no tiene nada de convencional y por eso aplico medidas raras, incluso hasta extravagantes. Para empezar llevo varios días encerrado en casa con miedo a que me vean, lo cual parecería la convencional queja de un famoso respecto a los paparazis pero no es el caso. Por otra parte no dejo entrar la luz natural. He bajado las persianas totalmente renunciando a dejar resquicio alguno por donde encuentre su camino el brillo del sol o la curiosidad ajena. Mi existencia ha pasado a ser como la de un náufrago arrojado de su tiempo a esta isla que es mi hogar. Pero tampoco me abandono a la irrealidad. No me dejan. Encima de mí oigo ruidos, como también debajo. De momento no me he cruzado aún con mis vecinos y ellos se han tomado las mismas molestias para evitarme. Mejor así. En realidad todo el mundo hace lo mismo: ocultarse.

Tenemos miedo de nosotros, terror a ser observados, y es que hay algo en la mirada, algo perverso que nos hace daño. Cuando posas los ojos sobre alguien, de algún modo lo analizas, lo estudias. Maldita manía de discurrir sobre el comportamiento ajeno, como si no tuviéramos suficiente con el propio. Hasta ahora esa espontánea actividad de opinar sobre el otro se había reducido a la íntima nación de los pensamientos o, como mucho, se abría al círculo de los seres más allegados. Pero ese estrecho margen de juego en que este tipo de elucubraciones se venía moviendo sufrió una metamorfosis cuando la industria empezó a ofrecer un acceso fácil y barato a la realidad virtual. Aquellos primeros visores especiales abrieron una puerta a un mundo desconocido. El cerebro es un maravilloso ordenador con más capacidades de las que creemos. Atento como está exclusivamente a lo que nuestros sentidos le suministran no puede operar con otros materiales. Pero la tecnología virtual rompió esa exclusividad.

Yo no creía cuando lo escuché en un noticiario clandestino al que me conectaba y me conecto todavía vía internet. Pero todo cobró una crudeza dolorosa cuando pasé a ser víctima. No fue por la calle, sino en la pescadería de mi barrio. Entré y pedí la vez. En principio la cosa iba normal. Sin embargo empecé a percibir una especie de eco de otra voz dentro de mí. Al poco, a este se sumó otro y otro, y así hasta perder la cuenta. Al mismo tiempo dejó de ser una sensación lejana y difusa para convertirse en una presencia firme, una especie de desdoblamiento de personalidad. Mareado, levanté la vista y me encontré con que todos los clientes e incluso los pescaderos me estaban mirando. Inmediatamente me di cuenta de que no era una mirada normal. Había algo anómalo en todas ellas pues no se limitaban a escrutar o a observar, en definitiva a captar hacia sí sino que también emitían hacia fuera, hacia mí. Y lo que yo recibía era la elaboración que cada uno se hacía de mi personalidad, la opinión que se formaban de éste que les habla. Mi yo se estaba descomponiendo en otros tantos ¿Y ellos? Pues ellos en un estado de felicidad. No se enteraron de nada. Es más, se mostraron contentos y parlanchines, mientras yo me marchaba sin pescado y silencioso.

Salí de aquel aprieto pero no de valde. De vez en cuando, sin previo aviso y sin ningún control sobre ello, me descubro, contra todo principio de sensatez, ayudando a alguna viejecita a cruzar la calle o, y esto me asusta, acechando tras una esquina a la espera de alguien a quien hacer daño. Y no deseo seguir enumerando por vergüenza a revelar otras iniciativas verdaderamente inconfesables que en su conjunto forman la colección de personalidades múltiples que me fue inoculada aquel día en la tienda. Por supuesto no he vuelto a salir de casa y, para cualquier necesidad, recurro a la red. Suerte que tengo, que mis ingresos no se han interrumpido gracias al teletrabajo. No sé cómo otros se las arreglarán, teniendo que acudir a comprar o a hacer negocios físicamente. Si yo casi pierdo mi ser, descompuesto en trozos, por una vez que me expuse, qué les pasará a los demás, sometidos durante más tiempo.

Mi contacto con el exterior no se ha roto. Llamo por teléfono y hablo con mis amigos, mi familia, mi jefe. Hasta hace dos días no me percaté de nada inusual pero últimamente los encuentro extraños. No son los mismos de siempre. Puede que estén contagiados.

A veces me pregunto porqué los demás disfrutan de ese poder y yo no. Me gustaría probarlo a mí también, detectar el sabor del otro, deformarlo y lanzárselo de nuevo para gozar del desconcierto. Realmente reconozco que me siento frustrado y lleno de rabia por no tener esa capacidad. Me sentiría mejor si yo también la poseyera.

Esta mañana tuve que cerrar la persiana rápidamente. No recuerdo haberla subido; así que no sé porqué estaba abierta, ni qué hacía yo mirando a la calle donde sólo había una niña patinando. Inmediatamente tras separarme de la ventana he roto a cantar. No lo hacía desde el incidente de la pescadería. Es curioso lo contento que estoy a pesar de mis preocupaciones.

-Fue horrible, mami. Iba con mis patines por la calle y de repente había alguien más pero dentro de mi cabeza y era yo misma pero otra distinta que yo. Y quería haceros daño a ti y a papá. Luego oí una persiana bajar y ya iba todo bien otra vez. Yo no quiero haceros mal, de verdad, mamá- lloraba la pequeña. -¿dónde está papá? Hace días que no le veo- la madre estaba observando a la niña que volvió a sollozar: -Abrázame ¿por qué no lo haces?

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
dafd
Cacique
Cacique



Registrado: Jun 05, 2007
Mensajes: 2245
MensajePublicado: Lun Ene 26, 2009 12:14 pm    Asunto: Responder citando

Hoy le toca el turno a la canción de Radio Futura titulada La estatua del jardín botánico

Hoy presencié una tormenta en Júpiter y caí muerto cerca de Urano. Después, el monitor autónomo recargó la pila de aliento y renací a un millón de kilómetros. El vigor de mi nuevo amanecer dio fuerza a mis pasos y en un parpadeo escapé de este sistema. El Sol no más que un frío astro amarillo se confundía ya con cualquier estrella. Vagué solo durante la noche del vacío pero el desinterés me encontró y dejé de avanzar. Cuánto tiempo permanecí quieto, no sabría decirlo. Después, alguien llegó siguiendo mi camino, pasó raudamente cerca, tanto que le hube de ser visible mas no se detuvo junto a mi. Se perdió de vista para siempre en la dirección que me proponía seguir. No importa. Mi atención se concentró entonces en el movimiento de los astros y llegué a la conclusión de que era el ritmo de la respiración del universo. Un ser vivo gigantesco en cuyo interior yo pienso. Y acaso constituyamos ambos, él y yo, un arranque de sendas sucesiones con sentidos opuestos. La que comienza por él hacia la inclusión en un cuerpo más grande sin un término último. Y la que empieza a partir de mí hacia la asunción de lo más pequeño sin fin. O yo soy el principio de ambas. Pero ese es un pensamiento lleno de soberbia. Solo hay una sucesión infinita, inmóvil, muda, sorda.
Continuaré aquí, hasta que un nuevo renacer quizá me infunda ánimos para seguir adelante o para retornar a mi origen. Ahora dudo qué hacer.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Al otro lado del espejo Todas las horas son GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro


Forums ©





Web site powered by PHP-Nuke

Web site engine's code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
server load avg:0.25 / php time:56 ms