SEDICE


Ayuda a Sedice
Necesitamos tu ayuda para mantener Sedice funcionando.
Aceptamos donativos con Paypal:

Para más información clica aquí


Conectado
Registro:

Apodo:
Contraseña:
Código de Seguridad: Codigo de Seguridad
Pon el código de seguridad:


Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí


265 conectados
265 anónimos
0 miembros

[más info sobre el foro]


Rincón del Autor
Conversa con el propio autor


NORMAS
NORMAS de comportamiento


Comentarios en leelibros
·Poemas sin primavera
·Alexis en la ciudad sitiada
·El interviniente Petroni
·Conjurar el miedo con la palabra
·Los caminos perdidos

Leer más...


Google Chrome
Si usas Google Chrome, prueba el tema de Sedice


PORTADA
·blog_ Noticias CF: Fotos del GolemFest celebrado en Valencia
·blog_ Noticias CF: Portada y contenidos de la antología de cf "Efeméride"
·blog_ Noticias CF: Subasta de trajes y objetos de series de cf
·blog_Mar de tinta: Señoras que se empotraron hace mucho
·blog_ Noticias CF: Los replicantes de 'Blade Runner' protagonizan el día 29 la Noche Negra de Avilés

Leer más...

Sedice.com :: Ver tema - Capítulos
 FAQFAQ   BuscarBuscar   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 

Capítulos
Ir a página 1, 2  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Tierra de Leyendas
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Melkor
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 14, 2005
Mensajes: 2721
Ubicación: París, España.
MensajePublicado: Lun Ene 30, 2006 1:48 am    Asunto: Capítulos Responder citando

Ole, ole, mi primer relato no concurso que publico en Tierra de Leyendas. Llevo una semana con él y casi está terminado, pero como veo que me está quedando larguejo lo publicaré en capítulos para que no os aburráis. Como siempre hago (sólo lo he hecho con los dos relatos de concurso pero bueno) también incluyo la historia de la historia, es decir, el génesis del relato. Me resulta curioso cómo la gente encuentra la inspiración. Si os aprece una totnería os lo podéis saltar tranquilamente. Es más si os resulta una totnería todo podéis pasar de todo. No me enrollo más que abstante hay por delante. Criticad todo lo que queráis, que las críticas ayudan a mejorar.

Historia de la historia

Este relato se me ocurrió un día por la tarde en el laboratorio cuando cansado de las prácticas le dije a un colega “¡Voy a escribir!” a lo que él me dijo “¿Aquí? ¿Ahora?”. Yo respondí afirmativamente y él me contestó simplemente con un semblante perplejo. Yo sentía que la inspiración estaba cerca pero me faltaba algo así que me aproveché de su compañía.

—¿Y de qué escribo?
—Ah, no sé, tú sabrás.
—Coño, ayúdame un poco que necesito un tema.
—Vale. Veamos… Va un tío por la calle y se muere.
—¿Por qué?
—Es irrelevante.
—¿Es irrelevante?
—Es irrelevante.
—Así que es irrelevante…
—Sí.
—Ok.

Así que con la tontería empecé a escribir. Y la idea me dio bastante juego. Pensé en presentarla a un concursillo pero en seguida vislumbré que saldría muy larga así que decidí que lo escribiría y después iría derecho a Tierra de Leyendas. Y es que cuando das rienda suelta a un relato, este toma vida propia y hace lo que quiere. Pero claro, tú ya le has cogido cariño y dejas que haga lo que quiera, como un niño chico.

La historia en sí
Título aun por determinar (acepto sugerencias) - Capítulo I


Un tío va por la calle y se muere. ¿Por qué? Es irrelevante. A nadie le importa porque no tiene a nadie que se ocupe de él. Una muerte más en un mundo tan ajetreado que no tiene tiempo para detenerse por una nimiedad. Esto ocurrió hace dos meses. Hoy es algo habitual. Sí, el ser humano es un animal de costumbres y se acostumbra a todo. Las calles, antaño abarrotadas de personas ocupadas en vivir sus vidas lo mejor que pueden, ahora no son más que una plantación de cadáveres. Muchos han caído en la apatía. Una existencia en la que la muerte acecha tras cada esquina y no se la oye venir no es fácil de aceptar. Curiosamente, los más proclives al pánico fueron los primeros en caer. Solamente quedan algunos, aquellos que supieron sobreponerse a su desgracia manteniendo la sangre fría y los drogadictos, locos y autistas que se refugian en sus propios mundos ilusorios para escapar de tan aciaga existencia. Pero incluso estos mueren.

En principio se tildó a esta situación de pandemia, la gente se moría sin más en cualquier parte, en cualquier país; sin distinguir sexo, raza, ni edad. Cundió el pánico, la gente se volvió más religiosa, todo el sistema capitalista dejó de tener sentido pues cualquiera podía coger prestado lo que quisiera al tendero de la esquina que criaba malvas tranquilamente sobre su mostrador. Las fuerzas del orden no pudieron hacer mucho, pero daba igual, la gente se moría mientras huía de ellos con los frutos de su latrocinio… o viceversa. Está situación no duró demasiado. Como ya he comentado antes, la gente que sucumbió al terror no duró mucho tiempo y aferrarse a la religión tampoco sirvió de mucho, los líderes religiosos resultaron igual de vulnerables que el resto de los mortales. La fe cristiana cayó en picado a la velocidad en que cae un cuerpo sin vida vestido con una sotana blanca desde el balcón de la Basílica de San Pedro. Los fieles clamaban que había llegado el Apocalipsis, un Apocalipsis con un único jinete: La Muerte. Una muerte en el sentido más crudo y exacto de la palabra: el fin de la vida, sólo eso, sin mediación de ningún otro elemento. Una muerte rápida e implacable, aunque al menos (creemos) indolora. Así pues, de pandemia se pasó a denominar Muerte sin más. Las enfermedades tienen períodos de incubación, síntomas e incluso algún tipo de cura o paliativo.

Creo que estoy dejando cabos sueltos. Es mucho lo que he contemplado y en demasiado poco tiempo como para asimilarlo de forma clara y ordenada. De hecho, creo que me estoy demorando demasiado en contarlo todo, pues en cualquier momento podría desplomarme sobre mi mesa. Siento que me dejo cosas en el tintero, que el miedo a que la Muerte me arrebate mis pensamientos hace que atropelle mis palabras. Pero una promesa es una promesa.

El problema trajo de cabeza a prácticamente todos los médicos del mundo los primeros días. El cáncer y el SIDA se les antojaban tan inofensivos como un catarro comparados con este nuevo mal. Lamentablemente sus batas blancas les protegían lo mismo que las sotanas blancas así que las investigaciones se truncaron por falta de personal. También escuché rumores de que, movidos por el pánico, algunos países habían lanzado bombas atómicas sobre otros. No sé si esto es cierto, debido a que con desbarajuste informativo que se adueñó de los medios algunos periodistas inventaban noticias debido a la escasez de corresponsales. De cualquier forma, en mi ciudad no cayó ninguna, sino este escrito jamás hubiera existido. Llegado un punto, la gente se percató de que el mundo se estaba derrumbando a su alrededor. Muchos, y resalto la palabra muchos, tras perder a sus seres queridos, al ver como su mundo se desmoronaba, al ver como todo por lo que habían luchado carecía de valor; decidieron adelantarse a lo inevitable. No había nadie para elaborar el índice de suicidios, pero sin duda hubo un record histórico que jamás será superado.

Aunque el declive demográfico fue espectacular, la situación no ha ido a peor. De hecho la cosa se ha estabilizado parcialmente. La gente sigue muriendo, pero no de forma tan masiva. Los primeros días fueron sin duda los peores, después la mano la Muerte pareció relajarse, segura ya su victoria final. Sobretodo porque no había gente a la que ver morir. Pero como ya he dicho, la gente sigue muriendo y estoy convencido de que la extinción está cerca. Quizás sea un castigo por la forma en que tratamos el planeta, no lo sé. Me pregunto si los dinosaurios no sufrirían algo parecido en su día. Eso desmontaría todas las teorías sobre cambio climático, meteoritos, etc. Ahora que caigo, olvidé mencionar un pequeño detalle: El destino de los humanos discurre por diferente sendero que el de animales o plantas. En otras palabras, la fauna y la flora continúan con sus sencillas vidas mientras nosotros nos morimos en las calles.


_________________

Mi corto: http://www.youtube.com/watch?v=Js4kCUtmTqQ
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email MSN Messenger
Thyra
Leyenda
Leyenda



Registrado: Feb 04, 2005
Mensajes: 5142
Ubicación: Deep beyond the Dark
MensajePublicado: Lun Ene 30, 2006 9:28 am    Asunto: Responder citando

Pues está muy bien.

Hombre, amén de alguna que otra cosa suelta por ahí, el "capitulo" está muy bien. La idea es estupenda. Aún me asombro de que hayas sido capaz de sacar semejante idea de una simple frase. Enhorabuena. Eso sí, tenías razón; esto tiene trazas de ser una historia "gordita" más que un relato o historia corta.

Otra cosa más. Mientras leía me ha venido a la cabeza "Apocalipsis" (S.King). El tema es diferente, ya lo sé, pero el desorden inicial es parecido.


_________________

Is there anybody out there?
Just like everybody out there
Just want somebody out there, Just like me
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Melkor
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 14, 2005
Mensajes: 2721
Ubicación: París, España.
MensajePublicado: Lun Ene 30, 2006 9:59 am    Asunto: Responder citando

Pues no he leído el libro, pero le echaré un ojo a ver si me inspira algo Very Happy . Y gracias por tu comentario.

_________________

Mi corto: http://www.youtube.com/watch?v=Js4kCUtmTqQ
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email MSN Messenger
Kapu
Leyenda
Leyenda



Registrado: Feb 06, 2005
Mensajes: 5090
Ubicación: Valle de las Sombras
MensajePublicado: Lun Ene 30, 2006 1:07 pm    Asunto: Re: Capítulos Responder citando

Melkor escribió:
Este relato se me ocurrió un día por la tarde en el laboratorio [...] Yo sentía que la inspiración estaba cerca pero me faltaba algo así que me aproveché de su compañía.

Al llegar aquí creía que le habías pedido un vial con acido sulfúrico. Como tu inspiración estaba cerca Rolling Eyes Mr. Green

Coña a parte, he de decir que el relato me ha gustado bastante, he de seguir leyendolo. >>>SPOILER<<<


_________________
Fear of the dark, fear of the dark, I have constant fear that something's always near.
Fear of the dark, fear of the dark, I have a phobia that someone's always there.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor
Myllanya
Cacique
Cacique



Registrado: Jan 14, 2006
Mensajes: 2152
Ubicación: Desterrada a la Isla de Verano
MensajePublicado: Lun Ene 30, 2006 3:20 pm    Asunto: Responder citando

Melkor, me parece que tu relato-libro va a estar muy guapo.

Es un comienzo que engancha bastante, su continúa en esa línea va aponer el liston muy alto.

>>>SPOILER<<<


_________________
Triste y en shock
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado MSN Messenger
ch3p3
Cacique
Cacique



Registrado: Feb 05, 2005
Mensajes: 2183
Ubicación: La Quinta Alauda
MensajePublicado: Lun Ene 30, 2006 4:33 pm    Asunto: Responder citando

Very Happy Un principio bastante interesante que deja al lector enganchado y en espera de lo que pueda suceder a continuación. Wink
Un relato muy prometedor. Cool


_________________
http://www.argothelerrante.blogspot.com
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Eldaril
Cacique
Cacique



Registrado: Jan 30, 2005
Mensajes: 2163
Ubicación: A Coruña
MensajePublicado: Lun Ene 30, 2006 5:02 pm    Asunto: Responder citando

muy bueno, el caos inicial engancha y anima a seguir. Espero que sigas por ese camino, explicar las cosas de forma sencilla y rápida. Tiene trazos de hisotoria más larga si y muchas felicidades por ser capaz de sacar ese tema de una simple frase ::050

_________________
Usuario Nº5 de Sedice
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Dua
Cacique
Cacique



Registrado: May 27, 2005
Mensajes: 2719
Ubicación: En la luna, siempre
MensajePublicado: Lun Ene 30, 2006 5:15 pm    Asunto: Responder citando

La idea es buena -sorprende que hayas conseguido algo así con la frase de la que partiste- y el comienzo me gusta mucho. El tono me recuerda un poco la parte inicial del Ensayo sobre la ceguera de Saramago, no obstante -y disculpa por ser la nota discordante entre tanto comentario agradable-, me parece algo precipitado a partir de la mitad y creo que la reflexión ecológica entra muy forzada. Sugeriría que hicieras una versión más larga de este primer capítulo, para dar cabida con más holgura a esa reflexión y para facilitar un poco la continuación. Embarassed Vale, que me siento otra vez la mala del cuento, pero ya sabes, la criaturita es tuya.

_________________
"Hazles comprender que no tienen en el mundo otro deber que la alegría." Claudel
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Yahoo Messenger MSN Messenger
Melkor
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 14, 2005
Mensajes: 2721
Ubicación: París, España.
MensajePublicado: Lun Ene 30, 2006 6:13 pm    Asunto: Responder citando

Gracias por los comentarios. Me alegro que os guste, a ver si puedo mantener el interés. Y respondiendo a Dua, entiendo tu crítica, la parte ecológica la tuve dudosa desde el principio ya que no me convencía del todo. Sin embargo, decidí meterla porque el relato lo escribe un tipo al que la información le rebasa y lo cuenta como puede, intentando imprimirle un estilo trabajado pero mucho de lo que cuenta lo hace de oídas así que pensé dejarlo para dar la impresión de que no sabía muy bien cómo contar la situación. Esa función también la tiene el párrafo de los cabos sueltos. Aunque quizás es cierto que me sale demasiado forzado. De cualqueir forma no te sientas la mala del cuento, Dua. Las críticas constructivas sirven para mejorar y las agradezco mucho.

Por cierto Kapu, mi laboratorio es de informática así que no hay viales de ácido sulfúrico, pero siempre he pensado que son un elementeo fundamental de cualquier laboratorio, sea del tipo que sea.


_________________

Mi corto: http://www.youtube.com/watch?v=Js4kCUtmTqQ
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email MSN Messenger
Gengis
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Mar 20, 2005
Mensajes: 684
Ubicación: Rondando por la Carpetania
MensajePublicado: Jue Feb 02, 2006 4:29 pm    Asunto: Responder citando

Hola Melkor!

Por fin algo de tiempo para comentar algun relato Razz .

Me ha gustado mucho la idea. Da pie para una historia muy interesante.
Esta bien redactado y consigues crear esa atmosfera de confusion que reina en la mente del narrador.
A mi no me parece precipitada la parte final, como bien has dicho, el estado de confusion del narrador provoca que toda la informacion le salga un poco a trompicones, aunque eso si, a partir de aqui deberias cambiar un poco el estilo de manera que el narrador adopte una posicion mas tranquila para contar la historia o corres el riesgo de cansar al lector.
Una cosa que me ha parecido que no pegan muy bien son las tres frases finales.
Cita:
Ahora que caigo, olvidé mencionar un pequeño detalle: El destino de los humanos discurre por diferente sendero que el de animales o plantas. En otras palabras, la fauna y la flora continúan con sus sencillas vidas mientras nosotros nos morimos en las calles.

No se, a mi parecer queda un poco fuera de lugar, mejor comentarlo mas tarde y en otro contexto, pero vamos es solo una opinion. Wink

A ver si nos cuelgas pronto la continuacion. Wink

Un saludo.
P.D.: Perdon por no colocar ni una sola tilde, pero estoy en un teclado frances y no se como se ponen, solo encontre esta "`" Embarassed


_________________
Asómate a las fronteras de la realidad
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado MSN Messenger
Melkor
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 14, 2005
Mensajes: 2721
Ubicación: París, España.
MensajePublicado: Jue Feb 02, 2006 11:47 pm    Asunto: Responder citando

Vaya, me han comentado eso mismo y además, como bien has sugerido, en un futuro se comenta eso en otro contexto Laughing . Quizás me repito, pero ya se verá. Muchas gracais por el comentario, poco a poco voy mejorando gracias a ellos.

_________________

Mi corto: http://www.youtube.com/watch?v=Js4kCUtmTqQ
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email MSN Messenger
Melkor
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 14, 2005
Mensajes: 2721
Ubicación: París, España.
MensajePublicado: Lun Feb 06, 2006 12:01 pm    Asunto: Responder citando

Bueno, una nueva entrega de esta historia tan extraña y carente de título. Espero que os guste. Ya sabéis, podéis destriparla a gusto.

Capítulo II

Y esto es, en pocas palabras, la crónica de los últimos días del hombre, el fin de millones de años de evolución en apenas dos meses. Irónicamente, estos han sido los meses más plenos e interesantes de mi vida. Mi vida había sido anodina y triste pero jamás me hubiera dado cuenta de no ser por el hecho de que se fue a la mierda en un momento. Me había pasado la vida estudiando para conseguir el curro que siempre había deseado. Y lo conseguí. Ganaba bastante dinero y no me costaba demasiado desempeñar mi trabajo. Tenía amigos, aunque no los veía mucho debido a que sólo tenía libres los fines de semana y solía acabar derrengado. Mi vida poco a poco se había ido convirtiéndo en una rutina sutilmente asfixiante. No me daba cuenta, pero todas las semanas eran iguales. Hasta mis hábitos alimenticios estaban programados. Entre semana por el menú del restaurante de abajo (el mismo menú para cada día de la semana) y fines de semana por las ofertas de comida precocinada del súper. Era como si el transcurso natural del tiempo se hubiera detenido para mí. Cuando lo pienso, prefiero mi existencia actual por horrible que sea. Ahora me siento vivo. Creo que hasta me estoy acercando a la plenitud espiritual.

Aun así, me costó darme cuenta de ello. Es difícil aceptar que todo por lo que has luchado desaparezca de repente. Nunca he sido una persona demasiado sociable, siempre me ha gustado ser independiente. Pero no te das cuenta del papel que juegan las personas que te rodean en tu vida hasta que desaparecen. Los vecinos, el quiosquero, el mendigo al que ignoras todos los días, los cabrones del curro… Todos ellos formaban sin quererlo la base de mi patética existencia. Sus muertes se encargaron de desmontar la pantomima que se extendía a mi alrededor. A pesar de ello, tras cinco o seis días de desgracias (cuando tomé conciencia de la situación) entré en un estado de obnubilación mental cercano a la locura. Mis padres no contestaban las llamadas y no me atrevía a ir a su casa a ver si estaban allí. Así que permanecí dentro de mi piso. Todo el edificio estaba sumido en un silencio aterrador que me mantenía prisionero en las sombras de mi habitación, temeroso de hacer un solo movimiento por miedo a romperlo. Acabé encerrado en mi armario, como un niño que se esconde de los monstruos que pudiera haber bajo su cama. Lo peor es que el monstruo existía, se encontraba latente acechando por todas partes, arrebatando a cualquiera que se encontrase la vida. De todas formas, el armario resultó ser un buen escondite, pues la muerte no me encontró.

No sé cuanto tiempo permanecí allí acurrucado, esperando a que todo volviera a la normalidad, esperando estar atrapado en una pesadilla demencial. Pero el caso es que estaba despierto y aunque me mantuve despierto durante más de un día, al final caí rendido. Admito que fue patético. Llegó un momento en el que me di cuenta de que si iba a morir era mejor hacerlo disfrutando mínimamente y con algo de dignidad. Además estaba seguro de que el hecho de morirnos por nada no nos hacía vivir de la nada. Es decir, necesitaba comer. Así que fui a la cocina, me calenté unos macarrones, un filete y un trozo de pizza en el microondas. Mientras comía tuve tiempo para reflexionar más tranquilamente. Todavía había suministro eléctrico, así que por el momento no me moriría de hambre. En la tele sólo había un canal en funcionamiento y no es que fuera de mucha ayuda: Era la imagen de un tipo desplomado sobre una mesa repleta de papeles con un cartel escrito con rotulador al fondo que rezaba “TELE EDUARDO”. Al parecer las emisiones piratas tuvieron cierto apogeo durante mi ausencia… un apogeo más bien cortito.

Una vez acabada mi comida, me asomé al balcón para contemplar el panorama. Había bastantes cuerpos sin vida en las aceras. También los restos de un accidente de tráfico, alguien se había “dormido” al volante. Empezaba a echar de menos una buena conversación, peor aún, empezaba a echar de menos cualquier tipo de conversación. Entonces le vi, un tipo vestido de Armani saliendo de la farmacia de la esquina. Completaba su extravagante aspecto con una bolsa de deportes colgada del hombro y un casco de obrero coronando una gran mata de pelo negro. Contempló un momento las calles desiertas y se metió en un supermercado. Ansioso por cruzarme con un semejante me puse mi camisa favorita junto con unos vaqueros algo desgastados —regalo de una antigua novia— y me dispuse a salir a la calle.

Mientras bajaba a trompicones la escalera caí en la cuenta de que, por muy ser humano que fuera, podía ser un colgado peligroso. Sus pintas tampoco me inspiraban mucha confianza. De cualquier forma tampoco tenía nada que perder. Al llegar al súper me fije en que las puertas automáticas no funcionaban; pero alguien había roto los cristales así que entré sin problemas. El local estaba bastante saqueado pero aún no habían arramblado con todo. Había algunos cuerpos sin vida aquí y allá pero no estorbaban demasiado al paso. Le encontré en la sección de llenando su bolsa de deportes con palitos de pescado y teriyakis. No sabía muy bien como entablar conversación así que decidí no complicarme mucho:

—Hola. —El aludido dio un respingo, no debía haberse percatado de mi presencia. Esperé un poco y al ver que no decía nada decidí animarle a comunicarse siguiendo con mi línea minimalista—: ¿Qué tal?
—Pues… Bien. Supongo.
—Me alegro —decidí ser simpático.
—Y a todo esto, ¿quién se supone que eres tú? ¿Te conozco de algo? ¿Te debo dinero? Porque si te debo dinero me parece estúpido que me persigas para pedírmelo en un momento como este —replicó poniéndose a la defensiva.
—No, no, nada de eso. Simplemente eres el primer superviviente que veo y… No sé, hace tiempo que no hablo con nadie, hace tiempo que no sé nada de nadie.
— ¿No estarás intentando robarme?
—Eso es absurdo, si ya no hay economía, cualquiera puede coger lo que necesite. Aunque los políticos estuvieran hostigando al ejército para que nos detuvieran no creo que quede mucho ejército.
—Puede que tengas razón... O puede que sólo quieras que baje la guardia para robarme cuando esté distraído. Y no te conozco, no sé hasta dónde podrías llegar. — Lo admito, el contacto humano no empezó con buen pie.
—Venga hombre, si probablemente solamente quedemos nosotros dos en la ciudad. Puedo ayudarte a reunir comida o lo que haga falta. Entre los dos nos será más fácil sobrevivir.
—Está bien —concedió acariciándose la barbilla— ¡Pero tú llevas la bolsa! —exclamó mientras me la alargaba.
—Ningún problema. Por cierto, soy Ángel.
—Jejeje… espero que de la guarda — hizo una pausa y al ver que no me reía continuó—. Era un chiste malo, yo soy Sir William Wallace.
— ¿En serio te llamas así?
—Claro, ahora que el Registro Civil no es más que una pila de papel mojado me puedo llamar como me de la gana.
—Estupendo.


_________________

Mi corto: http://www.youtube.com/watch?v=Js4kCUtmTqQ


Ultima edición por Melkor el Mie Feb 08, 2006 9:01 pm, editado 1 vez
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email MSN Messenger
Eldaril
Cacique
Cacique



Registrado: Jan 30, 2005
Mensajes: 2163
Ubicación: A Coruña
MensajePublicado: Lun Feb 06, 2006 5:06 pm    Asunto: Responder citando

Muy bueno!!! Very Happy un relato con mucho ritmo, muy bien llevado y las ideas bien entrelazadas. De hecho hasta la parte dificil, al llevarla de forma tan trepidante, la ambientación, te ha salido muy bien.
La parte mala (que por supuesto la hay) son ciertas frase, casi incluso ideas que parecen un tanto forzadas y palabras coloquiales que una vez queda muy natural, pero al repetirlas, quedan un tanto extrañas. Pero repito, a parte de detalles, me ha gustado mucho Wink


_________________
Usuario Nº5 de Sedice
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Gengis
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Mar 20, 2005
Mensajes: 684
Ubicación: Rondando por la Carpetania
MensajePublicado: Lun Feb 06, 2006 11:37 pm    Asunto: Responder citando

Hola Melkor!

He de decirte que esta segunda parte me ha decepcionado un poco. Me esperaba otra cosa. Creo que este segundo capítulo no se lleva muy bien con el primero, de hecho, bien podría ser un "capítulo primero".
Principalmente, en este capítulo no ocurre nada esencial para lo que intuyo va a ser la trama excepto el encuentro con el desconocido, lo cual es abordado casi al final y de una manera quizás algo precipitada.
Creo que esta sensación viene dada por la forma de enfocar el capítulo uno. Al final del mismo das a entender que se encuentran en una situación de parcial estabilidad. Eso mismo situa al lector en ese marco y le hace suponer (al menos a mí me ha ocurrido así) que tras esta introducción del estado de las cosas se va a empezar a relatar lo importante, lo que de verdad le lleva a ponerse al narrador ante el papel y empezar a escribir. Sin embargo, en vez de eso te encuentras con otra "introducción", la de como vivió el narrador personalmente la situación.
Realmente, si te fijas, en los tres primeros párrafos no pasa absolutamente nada importante. Vale, la situación ha cambiado sustancialmente la forma de ver la vida al narrador... ¿pero realmente necesitas tres párrafos para decirlo? Podrías sintetizarlo mucho más y evitar recrearte tanto en una situación que no aporta nada a la historia. Como ya digo, como capítulo introductorio valdría, está bien escrito y enlazas bien las ideas. Pero ya tienes un capítulo introductorio, de manera que este segundo capítulo, tras haber leído el primero, se hace algo "pastoso". Debería ser, a mi juicio, más "movidito".Mr. Green

Bueno, no deja de ser mi opinión personal, que le he dado algo de "caña" al relato Embarassed .

Un saludo. Wink


_________________
Asómate a las fronteras de la realidad
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado MSN Messenger
Thyra
Leyenda
Leyenda



Registrado: Feb 04, 2005
Mensajes: 5142
Ubicación: Deep beyond the Dark
MensajePublicado: Mar Feb 07, 2006 10:49 am    Asunto: Responder citando

Hola Melkor ::012

Pues me he tomado mi tiempo para leer este segundo capitulo, pero he de decirte que me gusta la perspectiva. Amén de alguna que otra frase o idea que me resulta dificil de "ver" me gusta el cambio de ritmo y de registro en este segundo capítulo, este zoom al personaje y a sus vivencias. Quizá lo que no me ha gustado en exceso es el diálogo entre el señor Walace (jjajajaja) y el protagonista... pero me temo que es por falta de contexto (vamos, que aún me faltan datos sobre ellos dos y aún no sé cómo son ni lo es normal en ellos).

Y sí, definitivamente me recuerda "Apocalipsis" (S.King).

Enhorabuena, ¿tendrémos más capítulos pronto? Wink


_________________

Is there anybody out there?
Just like everybody out there
Just want somebody out there, Just like me
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Melkor
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 14, 2005
Mensajes: 2721
Ubicación: París, España.
MensajePublicado: Mie Feb 08, 2006 9:00 pm    Asunto: Responder citando

Gracias por vuestros comentarios, me hacen ver la historia desde otra perspectiva.

Lo cierto es que es dificil transmitir algunas ideas. El tono coloquial que va adquiriendo el relato puede romper un poco el esquema. No sé, tendré que retocarlo.

El problema principal con los capítulos es que yo no pensé el relato en capítulos, simplemente lo posteo así apra que sea más cómodo. A veces me pasa que si estoy cansado y hay mucho texto lo dejo para otro día. Además, así puedo ir introduciendo las ideas que me vayáis dando en psoteriores capítulos. Y la razón de la dobe introducción es que el tipo quiere contar su historia, pero a su vez, como uno de los últimos seres humanos supervivientes, dar testimonio de lo que ocurrió. Quizás se hace algo pesado.

Y sobre Wallace... Es un tipo curioso, jeje.


_________________

Mi corto: http://www.youtube.com/watch?v=Js4kCUtmTqQ
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email MSN Messenger
kenhir
Leyenda
Leyenda



Registrado: Feb 03, 2006
Mensajes: 7264
Ubicación: En el Estadio Arenoso
MensajePublicado: Vie Feb 17, 2006 11:00 pm    Asunto: Responder citando

A ver si llega el tercer capítulo que queremos saber algo más de este Wallace... y no me digas que estas ocupado Smile

Que bien viven algunos sin exámenes a la vista

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Melkor
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 14, 2005
Mensajes: 2721
Ubicación: París, España.
MensajePublicado: Sab Feb 18, 2006 12:27 am    Asunto: Responder citando

Acabé ayer Very Happy . Estoy viendo aver si repaso un poco el texto y lo cuelgo. Lo siento por la tardanza, pero esta semana he estado con los exámenes algo ocupadillo.

_________________

Mi corto: http://www.youtube.com/watch?v=Js4kCUtmTqQ
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email MSN Messenger
kitiarak
Alcaide
Alcaide



Registrado: Jul 11, 2005
Mensajes: 1286
MensajePublicado: Sab Feb 18, 2006 7:48 pm    Asunto: Responder citando

Pues espero que sea pronto Wink porque acabo de pillar el relato y me he quedado enganchada. Me está gustando mucho y me ha encantado el detalle de contar cómo surgió la historia. Enhorabuena, Melkor.

_________________
Felix qui potuit rerum cognoscere causas
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Melkor
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 14, 2005
Mensajes: 2721
Ubicación: París, España.
MensajePublicado: Lun Feb 20, 2006 5:40 am    Asunto: Responder citando

Aquí va el siguiente capítulo. Gracias por tu comentario kitiarak, me alegra que te guste el relato.

Capítulo III

Y así es como conocí a William Wallace. Resultó ser un tipo interesante. Había okupado un chalet de estos enormes en el que cabíamos de sobra y donde teníamos reservas para años. Al parecer, él se había pasado todos los días que estuve yo encerrado en mi casa, en mi armario, viendo la tele y navegando por Internet. Eso le convertía en la mayor fuente de información en kilómetros a la redonda. Fue él quien me explicó cómo había ido decayendo la civilización. No me lo contó todo de golpe, pues al principio se mostró bastante reservado. Hablaba poco de su pasado antes de que pasara todo esto. Por lo que pude averiguar, no tenía muchos amigos. Era un tipo raro y la gente lo evitaba. Una lástima. Para ellos por supuesto, Wallace ha sido una de las personas que más me han marcado, pese a haber sido una de las últimas personas que he conocido. Quizás la actual situación sea un catalizador social o quizás simplemente él es un buen tipo y se dieron los factores adecuados para conocerlo.

Como ya he dicho, era una persona extravagante pero muy observadora. Lo pasé muy bien con él. Una ciudad vacía puede ser muy entretenida con la compañía adecuada. Rompíamos ventanas, lanzábamos cosas por las ventanas, nos descolgábamos haciendo rápel desde las ventanas, hacíamos carreras con los coches deportivos de difuntos millonarios (no todo eran ventanas) o simplemente íbamos a ver museos. Además, era un tipo con el que se podía conversar. Sabía un poco de todo, con lo que era fácil encontrar algo que nos interesara a los dos. Sus temas favoritos eran: William Wallace, por supuesto; el Antiguo Egipto y la arqueología en general; la literatura y el cine. Aún recuerdo el último día que pasamos juntos. Estábamos en el salón de nuestra casa hablando tranquilamente, mientras yo degustaba un Croix de Salles de los antiguos propietarios y él fumaba marihuana en una pipa que se había hecho con una botella de plástico vacía (pura artesanía). Llevábamos un rato compartiendo el silencio. No uno de esos silencios incómodos que hacían que dijeras estupideces con tal de romperlo. Era un silencio para ser disfrutado por dos amigos. Cuando apuré mi copa y fui al aparador para rellenarla con un poco más de coñac, me di cuenta de que quedaban pocas botellas.

—Tenemos una buena reserva pero ¿cuánto crees que nos durará la comida? —me gusta ser previsor.
—Tenemos para meses y aun así podemos cazar. ¿Qué clase de mal es este que sólo afecta a los seres humanos? Que suerte tienen los condenados bichos.
—Ahí tienes la gripe aviar, que sólo afecta a los pollos y patos.
—Pero la gripe aviar también contagió a algunos seres humanos ¿no?
—Bueno, dales tiempo a que nos coman.

Estuvimos un rato en silencio. Lo dije sin pensar, pero era aterrador darse cuenta de que prácticamente toda la humanidad se había convertido en el sustento de los animales.

—Eso me recuerda a algo que estuve pensando el otro día —dijo Wallace rompiendo el silencio—. ¿Te has fijado en el olor de las calles?
—¿Qué tiene que ver eso con lo de antes? A mí me huelen igual que siempre.
—Exactamente. Eso es lo raro. Las calles están repletas de cadáveres desde hace mes y pico y huele igual que siempre. Lo normal es que la gente acabe pudriéndose.
—Recuerdo que cuando entramos en algunas casas a reabastecernos había cuerpos en descomposición —contesté yo meditabundo.
—Sí, pero sólo en aquellas en las que la gente se había suicidado o había tenido algún tipo de accidente. La gente que se muere sin más simplemente se queda ahí tirada para siempre.
— ¿Y si no están muertos?
—Están muertos, ni respiran ni les late el corazón. Es muy extraño, pero algo así ya es extraño desde el principio.
—Vaya.

Hay cosas que ni te planteas. Una era el hecho de que los cadáveres no se descompusieran. Otra era que la Muerte todavía podía alcanzarnos. Estuvimos charlando y jugando a las cartas toda la noche. Llegado un punto él, como hacía todas las noches, me dijo que probara la maría. Que no me haría daño. Y que si me lo hacía daba igual dada nuestra precaria situación.

—Piensas que nos hemos vuelto inmunes, que moriremos de viejos, pero lo cierto es que no tenemos ni idea de si vamos a morir mañana —cada día utilizaba nuevos argumentos para convencerme.
—Hay bastantes posibilidades de que ya hallamos dejado de morir.
—Piensas eso porque hace tiempo que no vemos a nadie diñándola, pero sólo ha sido casualidad. Ten en cuenta que la ciudad es muy grande y la población ha mermado mucho. Eso hace que sea muy difícil que nos encontremos con alguien y mucho menos verlo morir.
—Bueno, de todas formas no quiero perder el control de mis actos.
—Estás bebiendo coñac, hipócrita de mierda. Aprovecha que no vas a llegar a viejo para destrozar tu cuerpo. O al menos hazlo por un viejo amigo —esto último lo añadió guiñando un ojo.

Lo pensé y realmente no iba a pasar nada por probar las drogas a estas alturas, así que le pegué una fuerte calada a la pipa y no ocurrió nada. Es decir, yo me sentía igual. Empecé a pensar que era inmune a la marihuana y, según la noche iba transcurriendo, entre el alcohol y la maría no sé muy bien ni qué pasó. De hecho tampoco creo que sea digno de mención. Los retazos de memoria que aún se aferran a la materia gris de mi cerebro hablan de las grandes hazañas que íbamos a acometer juntos: De la reconstrucción de la civilización, de buscar supervivientes que se unieran a nuestra nueva nación. Una nación que sería justa y ecuánime con todos los seres humanos. Una utopía. Y ese sería el nombre: Utopía. Hicimos la promesa de luchar por la supervivencia de nuestra especie y de no dejar que todo cayera en el olvido. Hasta creo que compusimos un himno pero tanto no recuerdo. Todo esto debió de enfadar a la Muerte, como si la caída de la humanidad fuera su verdadero objetivo y amenazáramos con echarlo por tierra.

Cuando me desperté ya estaba muerto. Al menos murió feliz. Fue una pérdida muy dura para mí. Más incluso que las anteriores. Sin embargo, sé que él no hubiera querido que yo volviera a deprimirme y esconderme patéticamente del mundo una vez más. Y no lo hice. Llevé su cuerpo hasta el Museo Arqueológico y desahucié al antiguo inquilino de uno de los sarcófagos egipcios que se encontraban en exposición. No fue una tarea agradable y el sonido de las alarmas se me clavaba en el cerebro como una aguja de acupuntura. Allí deposité sus restos mortales, que se conservarían imperturbables durante mucho tiempo. Todo esto puede parecer absurdo, pero semanas antes, me había pedido que en caso de morir le gustaría que sus restos mortales momificados reposaran un sarcófago auténtico de la XXI Dinastía. Obviamente no le momifiqué, pero en parte cumplí su deseo. Además, dada la naturaleza de su muerte, no necesitaba ser momificado para que su cuerpo perdurara. Después, decidí marcharme de lo que había sido mi hogar las últimas semanas. La otra punta de la ciudad me pareció el lugar más adecuado Quizás volviera encontrarme a un ser humano, quizás no. Pero necesitaba alejarme de allí si no quería que mis ánimos cayeran en picado.


_________________

Mi corto: http://www.youtube.com/watch?v=Js4kCUtmTqQ


Ultima edición por Melkor el Mar Feb 21, 2006 8:07 pm, editado 2 veces
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email MSN Messenger
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Tierra de Leyendas Todas las horas son GMT + 1 Hora
Ir a página 1, 2  Siguiente
Página 1 de 2

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro


Forums ©





Web site powered by PHP-Nuke

Web site engine's code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
server load avg:0.62 / php time:86 ms