Distribuir contenido Blogs Sediciosos - Personales

Tierras Rojas, de Joe Abercrombie (Alianza)

blog_ Athnecdotario incoherente - 29 November 2014 - 12:26pm

Una reseña de Francisco José Arcos Serrano

 

TierrasRojasShy Sur creía haber enterrado su sangriento pasado, pero tendrá que recuperar algunos de sus viejos hábitos para rescatar a sus hermanos. Comienza la persecución con un par de bueyes y su cobarde padre adoptivo Lamb por toda compañía. Pero Lamb también tiene sus propias cuentas por ajustar…
El viaje por las áridas llanuras, marcado por viejas hostilidades, duelos y matanzas, los conducirá a un enfrentamiento con los Fantasmas. Peor aún, les obligará a aliarse con Nicomo Cosca, infame soldado de fortuna, y su abogado Temple, dos hombres de los que nadie debería fiarse.

Abercrombie es uno de esos autores de género que últimamente está en boca de todos y tenía una deuda pendiente con él, “cansado” de oír siempre excelencias sobre su trabajo. Cuando me decidí a leer alguna obra de este escritor, al indagar un poco me percaté de esta novela auto-conclusiva que no forma parte de ninguna “saga-río” que están tan de moda actualmente.

Pues bien, una vez leída Tierras Rojas, tengo que decir que Abercrombie se ha convertido en prácticamente una obsesión para mí; este escritor aúna todo lo que un lector le pide a una buena novela: buenos personajes, imaginación, sorpresas continuas…

Voy a incidir en uno de los elementos que me parecen cruciales en estas páginas y que no es otro que el elenco de personajes tan impresionantes y carismáticos que se ha creado para la ocasión, con personalidades muy marcadas y tan reales que asustan, los cuales están enmarcados en un mundo que mezcla el Oeste Americano y la Edad Media, una sociedad que ya por sus poéticos páramos tiene al lector enganchado (respecto a esto hay que mencionar también los continuos homenajes del escritor a figuras conocidas del western y que desde aquí os animo a que lo descubráis en un juego muy divertido).

shortlist_0214_heroe-225x300Podríamos hablar de género western, pero alejado de algunas de las convicciones más clásicas (las cuales algún purista echará de menos); así es este autor, dando lugar a un texto que va a sorprender a más de uno al aunar varios géneros y que a servidor le ha recordado a una partida de rol en cuanto a su ágil narrativa y a su resolución formal.

Tierras Rojas es de esas novelas que enganchan cosa mala, gracias al buen hacer del escritor, el cual posee una forma muy particular y única de narrar los acontecimientos.

Mención aparte merece la edición por parte de Alianza en un excelente cartoné con sobrecubiertas y con una atractiva portada que llama la atención.

Para finalizar, sólo espero que si algún lector se anima a leer la novela gracias a esta reseña, la disfrute tanto como lo he hecho yo.

 

Título: Tierras Rojas

Autor: Joe Abercrombie

Editorial: Alianza Editorial

Páginas: 632

ISBN: 978-84-206-7805-4

Precio: 22 Euros

 

 

La entrega, de Dennis Lehane (Salamandra, 2014)

blog_ Athnecdotario incoherente - 27 November 2014 - 7:27pm

Una reseña de Francisco José Arcos Serrano

 9788416237012Bob Saginowski lleva dos décadas tras la barra del Cousin Marv’s, un antro de fieles parroquianos situado en un barrio obrero de Boston que la mafia local utiliza como punto de encuentro para sus negocios. Taciturno y solitario, Bob acude todas las mañanas a la iglesia de Saint Dominic en busca de respuestas a sus problemas de fe. Dos días después de Navidad, su monótona existencia da un giro inesperado cuando, de regreso a casa, rescata de un cubo de basura a un cachorro maltratado y conoce a Nadia, una mujer sensible con una enigmática cicatriz en la garganta. Sin embargo, lejos de augurar tiempos mejores, el doble encuentro es sólo el preludio de graves apuros: el bar sufre un atraco a mano armada, el inspector Evandro Torres indaga en el asunto, y las bandas rivales entran en acción. Aunque sin duda lo peor es la aparición de Eric Deeds, un ex convicto psicópata que reclama la propiedad tanto del perro como de Nadia, cosa que Bob, que casi a su pesar se ha encariñado de ambos, no está dispuesto a concederle. Así, lo que había comenzado como un cuento navideño deriva gradualmente hacia una violenta pesadilla.

Hay que empezar diciendo que La entrega ha tenido un recorrido un tanto especial: de relato corto (llamado originalmente Animal Rescue eincluido en la antología Boston Noir”) pasó a guión para una película, y de ahí a una novela.

esq-dennis-lehane-getty-ulf-andersen-052411-lgTras su lectura no hay más que decir que Dennis Lehane es un maestro en esto de la serie negra y lo es por varias razones: la primera (y más importante) es el ejercicio de concisión que consigue en un libro que no llega a las 200 páginas; otra de las características que hacen de este libro una excelente lectura es la radiografía de sus personajes, los cuales son muy creíbles (con sus consabido juego de luces y sombras) y a los que se le coge cariño al poco tiempo de leer sobre ellos.

Si me tengo que quedar con un par de nombres, me quedaría con Bob y con el odioso psicópata Eric, ambos llenos de recovecos que iremos desgranando conforme avanza la narración; uno, un personaje prácticamente anodino sin grandes aventuras que contar a priori, y otro, un ex presidiario que podría matarte si quisiera con su feroz mirada. Ambos son parte del microcosmos gélido y turbio que aquí nos presenta su escritor con un ritmo muy cuidado.

En definitiva: Boston. Tres personajes principales. Un perro como hilo conductor de los diversos sentimientos de culpa/pérdida de sus protagonistas. Un bar. Una excelente historia que no debes dejar pasar.

 

Título: La entrega.

Autor: Dennis Lehane.

Editorial: Salamandra Black.

ISBN: 9788416237012

Páginas: 192.

Precio: 15€

 

.

 

Supervivientes

blog_Mar de tinta - 25 November 2014 - 9:45pm
Vivimos inmersos en una gran mentira. El sistema económico por el cual se rige nuestro día a día se apoya en unos cimientos tan frágiles que, en cualquier momento, podría derrumbarse sin previo aviso. La crisis que nos afecta desde hace años no es sino una advertencia de lo que podría llegar a ocurrir si, […]

Lucrecia Borgia, la hija del Papa

blog_Mar de tinta - 25 November 2014 - 9:39pm
Mucho se ha escrito sobre Lucrecia Borgia, la carismática hija del papa Alejandro VI: desde víctima vestal hasta reina de las putas, su figura ha nutrido la imaginación de literatos e historiadores desde el siglo XVI hasta la actualidad. Dario Fo, dramaturgo y Premio Nobel de Literatura, también ha querido rendir su particularísimo homenaje a […]

CINE: Coherence, de James Ward Byrkit

blog_ Athnecdotario incoherente - 25 November 2014 - 7:35pm

Un artículo de Mitsuko C.

Título original: Coherence

Año: 2013

Duración: 89 min

País: USA

Director: James Ward Byrkit

Guión: James Ward Byrkit, Alex Manugian

Música: Kristin Øhrn Dyrud

Fotografía: Nic Sadler, Arlene Muller

Reparto: Emily Baldoni, Maury Sterling, Nicholas Brendon, Elizabeth Gracen, Alex Manugian, Lauren Maher, Hugo Armstrong, Lorene Scafaria

Productora: Bellanova Films / Ugly Duckling Films

Género: Intriga, thriller, ciencia ficción

Web oficial: http://coherencethemovie.com/

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=sEceDz1Rodc

Sinopsis:

“Un grupo de amigos se reúnen para cenar coincidiendo con el paso de un cometa, que en 1923, en Finlandia produjo un efecto extraño en los habitantes de un pequeño pueblo, dejándolos desorientados y con lagunas de memoria”

Coherence” es la ópera prima de James Ward Bykrit y menuda ópera prima. Su debut ha sido por la puerta grande, nos encontramos ante una de las maravillas del thriller psicológico de la ciencia ficción de este siglo, me atrevería a decir.

Cada uno de los segundos de esta película es un deleite absoluto para los que nos gustan los retos y los filmes que desafían, en cierto modo, al intelecto. Con ello no quiero decir que si no tienes conocimiento de física, pues no vayas a entender la peli, pero sí que ayuda que tengas ciertas inquietudes para plantearte dudas y posibles explicaciones a las mismas.

En esta cinta experimentamos qué sucedería en nuestras vidas si escogiéramos de una u otra forma, se habla de la “Teoría de Schröedinger”, se habla de la vileza que se esconde dentro de los seres más delicados y de cómo se puede sucumbir en un micro segundo a decisiones, que sabemos de primera mano que son erróneas.

No quiero desvelar mucho de lo que veréis si apostáis por verla, pero sí que os recomiendo que lo hagáis, porque Bykrit ha conseguido un trabajo impecable e inquietante con un presupuesto bastante ajustado, con lo que nos demuestra, que se puede hacer cine de calidad sin necesidad de grandes efectos.

.

Un paseo por el museo Toulouse-Lautrec de Albi

blog_ A Young Knight Travel - 24 November 2014 - 9:22pm

Aprovechando que hoy (24 de noviembre de 2014) se cumplen 150 años del nacimiento de Henri de Toulouse-Lautrec, me ha apetecido dedicarle una entrada. Además, es una entrada que tenía pendiente escribir porque en junio visité, precisamente, el museo que tiene dedicado en su ciudad natal, Albi. Existen dos razones principales para acercarse a la bella ciudad de Albi: una de ellas es su extraordinaria catedral, dedicada a Santa Cecilia, y la otra es el museo Toulouse-Lautrec, ubicado en el Palais de la Berbie, un ejemplo magnífico de palacio-fortaleza medieval que ennoblece las orillas del río Tarn. Quien visite el sur de Francia debería acercarse a Albi, una ciudad tranquila y acogedora que invita a la reflexión y que permanece como una pequeña perla alejada del bullicio de la gran (y también magnífica, aunque de ambiente completamente distinto) Toulouse. Pero no voy a dedicar este espacio a hacer una guía turística, sino que lo destinaré a hablar del museo Toulouse-Lautrec, inaugurado en 1922 gracias a las donaciones que de la obra de Henri hicieron los condes de Toulouse-Lautrec, sus padres. De hecho, el museo que podemos ver actualmente no es el mismo que el de aquella época: en 2012 se inauguró una reestructuración en la que se crearon algunos espacios nuevos (como un auditorio y una sala de exposiciones) y se colocaron las obras de Henri de forma temática y cronológica en salas reacondicionadas, algunas de ellas con bóvedas ojivales procedentes del antiguo palacio de la Berbie, construido por los obispos de Albi.
Palais de la Berbie Musée Toulouse-Lautrec
El museo Toulouse-Lautrec contiene la colección más importante del mundo sobre este artista. Más de 1.000 obras, cuadros, litografías, diseños, estudios preparatorios y carteles. Todos conocemos principalmente su faceta de dibujante de los bajos fondos de París, del mundo del cabaret y de los prostíbulos. ¿Pero sabéis que también fue un genio en el arte del retrato? ¿O que pintó escenas ecuestres? En este museo podréis ver todas sus facetas: en sus obras de juventud, Toulouse-Lautrec destinó sus lienzos a pintar caballos en entornos naturales o en posturas militares, como Chéval blanc (1881) o Amazone suivie de son groom (1880). También retrató a su familia, sobre todo a su madre, a conocidos y a amigos, a actores y actrices, como Comtesse Adèle de Toulouse-Lautrec (1881), Desiré Dihau (1890) o La Modiste (1900). Cuando se instaló en París, empezó a pintar sus temas más conocidos. Toulouse-Lautrec quedó entonces intrínsicamente ligado al Montmartre de fin de siglo, a las noches parisinas, a las mujeres voluptuosas. Su trazo se volvió vibrante, intenso y colorido. Buena muestra de ello son también los magníficos 31 carteles publicitarios que diseñó, como La Goulue (1891) o Divan japonaise (1893), sus más conocidos. Entre sus cuadros de colorido vibrante destacan en este museo Au Salon de la rue des moulins (1894), Le docteur Tapié de Céleyran (1894) o L'Anglaise du star au Havre (1899). Obras sobre cartón, litografías y otros diseños forman esta rica colección que gustará a todos los apasionados por el mundo del arte.
Henri de Toulouse-Lautrec Au Salon de la rue des moulins (1894)
Tampoco podemos olvidar que el museo Toulouse-Lautrec ofrece una pequeña colección de arte moderno y contemporáneo, constituido por obras diversas de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. ¡Y son obras de una gran calidad artística! Podemos encontrar L’Église Santa Maria de la Salute, de Francesco Guardi, Intérieur du Palais des Doges à Venise, de Jules-Romain Joyant, y pinturas de Hyacinthe Rigaud, Corot, Gauguin, Émile Bernard, Maurice Denis, Bonnard, Vuillard, Matisse, Raoul Dufy o Degas, todos ellos artistas que inspiraron a Toulouse-Lautrec y que ayudan a comprender mejor, en este recorrido por su museo, su faceta como artista. Para terminar, os dejaré con una selección de sus obras y con su biografía, extraída del siempre útil diccionario de arte de Ian Chilvers. Espero que si alguna vez visitáis Albi, podáis daros un paseo por este museo, porque vale mucho la pena. Sólo hay que tener en cuenta que, dependiendo del mes del año en que vayáis, abre muy pocas horas. Ah, ¡y cierra los martes! ¡Disfrutadlo!

Pintor y artista gráfico francés, uno de los artistas más atrayentes del siglo XIX. Hijo de un noble desmedidamente excéntrico, creció en el amor al deporte, pero como resultado de dos caídas cuando tenía poco más de diez años, se le atrofiaron los huesos de las piernas y se quedó corto de talla para siempre. Varían mucho las referencias a su estatura, pero desde luego no era el enano de la imaginación popular. Medía poco más de 1,50m, pero su gran cabeza le hacía parecer grotescamente desproporcionado. Lautrec siempre llevó su condición con estoicismo, sin mencionarla nunca excepto en broma, y ello no le impidió resultar atractivo para mujeres tan hermosas como Suzanne Valadon. Mostró un talento precoz para el dibujo (su padre y su tío fueron artistas aficionados) y en 1882 se hizo discípulo de Bonnat, y en 1883 de Cormon. A los veintiún años, en 1885, se le asignó una pensión y se instaló en un estudio propio en Montmartre. También empezó a dibujar para periódicos ilustrados. Conoció a Van Gogh en la escuela de Cormon en 1886, y entró en contacto con los pintores impresionistas y postimpresionistas. 
Desde los quince años hasta los veinticuatro, pintó principalmente temas deportivos. Hacia 1888 empezó a recoger escenas de teatros, salas de fiestas (especialmente el Moulin Rouge), cafés y la vida bohemia de París; los circos y los burdeles fueron temas que repitió una y otra vez. Coleccionó aguafuertes de Goya y su pintura experimentó una gran influencia de Degas. En 1888 había conocido a Gauguin y empezó a sentir un entusiasmo constante por las estampas japonesas en color (ukiyo-e). La influencia del modelo rítmico plano y la caligráfica utilización de un fuerte perfilado propios de Gauguin se hizo dominante sobre todo en sus famosos carteles y en las litografías. A pesar de su estilo de vida notoriamente disipado, era un hombre de gran dedicación a su trabajo, y llegaba temprano a su estudio -aún después de una noche de juerga- para supervisar la pintura de sus litografías. Su obra, con sus formas magistralmente audaces y llamativas, constituyó una de las influencias más importantes para la aceptación tanto de la litografía como del cartel como elevadas formas artísticas. El alcoholismo de Lautrec y su vida disoluta (tenía sífilis) le llevaron a una gran crisis en 1899, y las pinturas realizadas en el breve período entre su recuperación y su muerte prematura, a los treinta y seis años, son más sombrías de estilo que su obra anterior.

 Henri de Toulouse-Lautrec Le buggy (1880)
 Henri de Toulouse-LautrecLe Jeune Routy à Céleyran (1882) y Comtesse Adèle de Toulouse-Lautrec, Malromé Chateau (1883)

Henri de Toulouse-LautrecCarteles: La Goulue (1891) y Divan japonaise (1893) 
 Un retrato de Toulouse-Lautrec realizado por Edouard Vuillard (1898) y un fragmento del doctor Tapié de Céleyran pintado por Henri (1894)
 Henri de Toulouse-LautrecFragmentos de Yvette Guilbert salut a public (1894) y Femme qui tire son bas (1894)       

El idioma materno

blog_Mar de tinta - 24 November 2014 - 6:13pm
El título de este libro no es para nada por casualidad. Su autor, Fabio Morábito, nació en Alejandría de padres italianos, desde los tres hasta los quince años vivió en Italia y hasta la actualidad ha vivido en México. Toda su obra está escrita en español, pero también está empapada de sus raíces y de […]

El mapa del caos

blog_Mar de tinta - 24 November 2014 - 6:01pm
Cuando “El mapa del tiempo” vio la luz en 2008, probablemente ni el mismo Félix J. Palma se imaginaba que la primera entrega de su “Trilogía victoriana” iba a acabar siendo publicada en lugares tan dispares como Rusia, Noruega, Brasil, Japón o los Estados Unidos, por citar tan sólo unos cuantos ejemplos. La extraordinaria novela, […]

Zona Catastrófica, de Antonio Sánchez Vázquez

blog_ Athnecdotario incoherente - 24 November 2014 - 12:33pm

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy vengo con una reseña atrasada que ya hace tiempo debería haber colgado, pero que por una razón u otra, siempre terminaba dejando para más tarde.  No hay causa concreta para ello y desde luego, no es que no me haya gustado el libro en cuestión o no haya disfrutado de su lectura, sino que como suele decirse, la confianza da asco y como su autor es un buen amigo mío, me he ido rezagando con la excusa de que no viene de un día. Pero  es que hace tanto tiempo que la tengo pendiente que casi me daba ya vergüenza y  no he querido dejar pasar más tiempo para ponerme con ella. Si, lo sé. Soy un impresentable.

Hablamos de Zona Catastrófica, de Antonio Sánchez Vázquez, publicada por Editorial Universo y con la que el autor nos propone una historia de zombies de las buenas.

Zona Catastrófica - Antonio Sánchez VázquezPozuelos de los Arroyos es un pueblo rural típico andaluz. Las fachadas encaladas, la torre de la iglesia despuntando sobre la línea del horizonte, hectáreas de campos de cultivo rodeando la localidad, gente campechana y dicharachera en sus calles y balcones floridos y pintorescos allá donde se mire. Pero en verano el calor azota a los buenos habitantes del pueblo. En concreto, el verano en el que transcurre la historia, una gran sequía castiga a los agricultores de la zona y consigue desesperar a los pozueleños por culpa de los constantes cortes en el suministro de agua.

Lo que no sospecha ninguno de los habitantes del pueblo es que Pozuelos será el epicentro de una tremenda tormenta que anegará sus calles y sus campos de cultivo. Las tres salidas del pueblo quedarán bloqueadas y nadie podrá salir o entrar de la localidad.

Para complicar las cosas, una extraña epidemia se está extendiendo entre las gentes del pueblo, haciendo que se comporten de manera extraña y agresiva con todo aquel con el que se encuentran a su paso. Una de las médicas de cabecera del centro médico, una familia de recién llegados, dos guardias civiles, el párroco y un equipo de reporteros que han acudido al pueblo para cubrir la inundación, compondrán un pintoresco grupo que luchar contra el temporal, pero sobre todo contra la horda de vecinos infectados que les acechan, ansiosos por devorarles.

 Si, ya se… ¿Otra de zombies? Pues sí. A pesar de que yo mismo estoy más que saturado de este género, aburrido de estas pútridas criaturitas, lo cierto es que si he de ser sincero, he disfrutado de la novela.  Pese a que Zona Catastrófica no destaca por su originalidad y se ciñe a las premisas habituales de este tipo de historias (entiéndase grupo de supervivientes atrapados en un lugar, rodeados de muertos vivientes y  comprobando que ni siquiera los No Muertos pueden competir en cuanto a maldad con los propios seres humanos y  su miedo, su odio, su ambición, su cobardía y sus intereses),  la novela que Antonio Sánchez  se distingue por algunos puntos concretos que llaman la atención y que funcionan. La prosa, ágil y fluida, ofrece una lectura llena de giros argumentales, de sorpresas inesperadas y resulta muy, muy entretenida.  La interminable lista de muertes, algunas verdaderamente crueles, le dan un tono bastante cafre y pasado de rosca en algunos momentos, algo que me ha parecido un acierto. Y es que Antonio no se corta y el punto salvaje, cruel y cabrón que destila en algunos momentos es de lo mejorcito que he leído en este aspecto.

Bien narrada, haciendo que uno se sumerja (viva el juego de palabras) dentro de la trama y logrando que uno se sienta partícipe del horror que se cierne sobre ese tranquilo y aburrido pueblecito español  donde nunca pasa nada, considero que el escenario elegido y la forma en que se nos presenta la historia es genial. El apocalipsis se desata en medio de lo cotidiano, de un modo brillante. El lector va comprobando como error tras error, casualidad tras casualidad, cagada tras cagada, se desata el infierno y no hay nada que pueda evitar la tragedia.

En la parte negativa, he de centrarme en los personajes.  En demasiados momentos, dan ganas de darles de hostias con la mano abierta por su estupidez y su forma de actuar, absurda e inexplicable. En la mayoría de ocasiones, uno es incapaz de comprender porque demonios actúan como actúan, a que se debe esa incomprensible toma de decisiones y en que se basan para actuar como lo hacen. Entre cabrones e imbéciles, lo que resulta realmente asombroso es que se necesite de un apocalipsis z para que mueran. Casi dan ganas de aplaudir cuando cascan, mientras les gritas “Esto te pasa por gilipollas, so retarded”.

ANTONIO CON ZOMBISi pasamos por alto esa imbecilidad de los personajes y nos centramos en lo que sucede, insisto en que es una novela muy disfrutable y divertida. Antonio se lo ha pasado pipa imaginando este festival de muertes, caos y destrucción. Y el lector disfruta de ello, de la barbarie, de la masacre y de lo retorcido de cada uno de los actos que se narran.

Yo me lo he pasado pipa, me he reído mucho, me han salpicado vísceras y restos corporales, he visto como el miedo se apoderaba de los habitantes de Pozuelo de los Arroyos y he visto como los vecinos caen uno a uno, hasta desaparecer a toda su población, mientras la lluvia arrecia y las calles se convierten en canales.  Y la parte final, el desenlace, me ha parecido cojonudo.

Como digo, no esperéis algo nuevo ni distinto en cuanto a planteamiento, pero sí que estéis dispuestos a deleitaros con ese exceso con el que Antonio juega durante toda la narración. Muy entretenida,  bien escrita y se lee del tirón. Disfrutad de las muertes, de los  giros que da la historia y sobre todo, haced apuestas sobre quien será el siguiente en palmar. ¡Os lo vais a pasar teta!

Por cierto: Portada de Daniel Expósito, que sigue en su línea molona.

 

Zona Catastrófica

Antonio Sánchez Vázquez

Editorial: Universo

ISBN: 978-84-941526-6-5

Páginas: 490 pág.

PVP: 16€

 

 

City break in Edinburgh

blog_ A place to call my own - 23 November 2014 - 11:39pm

english spanish 

Vista de la ciudad desde el castillo. View from the castle Vista desde la colina Calton. View from Calton Hill. Ramsay Garden Dos días en Edimburgo y nos quedamos con ganas de más (y esta vez no nos olvidaremos la cámara que estas fotos son de móvil y no le hacen justicia a lo bonita que es la ciudad). A couple of days in Edinburg and we came back wanting to go back again. And this time, we won’t forget the camera. These pictures were made with my mobile phone and it’s hard to see how beautiful the city is!

The post City break in Edinburgh appeared first on A place to call my own.

Cortometraje: T is for Talk, de Peter Haynes

blog_ Athnecdotario incoherente - 22 November 2014 - 11:20am

Buenos días, amiguitos.

talk

Os traemos hoy un corto salvaje, violento en extremo y que desde luego, no es apto para estómagos sensibles. En una línea muy similar a lo que lo que es la saga SAW, en la que la brillante y retorcida mente de un psicópata nos invita a participar en un juego mortal, empleando diabólicos artefactos, en T is for Talk nos encontramos con un grupo de “participantes” en un macabro juego en el que deberán seguir las ordenes que aparecen en una pantalla y que se resumen en hablar cuando así se les indica y callarse cuando se les ordena. Brutal en extremo, resulta imposible no terminar salpicado por los restos de masa encefálica, sangre y astillas de hueso.

 

 

T is for Talk es una de las piezas que se presentaban para participar en el recopilatorio  ABC´S OF DEATH y que finalmente quedó descartada, aunque en mi opinión, merecía ser seleccionada por su mala leche, contundencia y genialidad.

Dirección: Peter Haynes

Guión: Peter Haynes

Reparto: y

Producción: Nick Burridge, Johnathan Guest, Peter Haynes y Hwei Ling Ow

Escenarios y FX,s: Johnathan Guest

Drafthouse Films

 

 

 

El niño que sabía hablar el idioma de los perros

blog_Mar de tinta - 19 November 2014 - 10:18pm
La exitosa editorial Blackie Books comienza el curso 2014 con una apuesta histórica, una novela basada en hechos reales que se desarrolla principalmente en la Francia de los años 40, donde seguimos las aventuras de un jovencísimo protagonista obligado a sobrevivir en el entorno más hostil imaginable: una guerra mundial. Se trata de una novela […]

Album cover art: The Clash, Tom Waits & Elvis Presley

blog_ A place to call my own - 18 November 2014 - 11:18pm

english spanish 

¿Qué tienen en común The Clash, Tom Waits y Elvis Presley? Al principio parece que no mucho y menos si pensamos en su música. Sin embargo, la cosa cambia cuando hablamos de las portadas de los siguientes albumes: London Calling, Rain Dogs y Elvis Presley. What do The Clash and Tom Waits have to do with Elvis Presley? It may seem that they have nothing at all and even more if we think about their music. Everything changes when we talk about the following album artworks: London Calling, Rain Dogs and Elvis Presley. El album debut de Elvis Presley se publicó en 1956. La foto se tomó en Fort Homer Hesterly Armory en Tampa (Florida, EEUU) el 31 de julio de 1955. Fue el manager de Elvis, Colonel Tom Parker, el que hizo la foto. Al parecer, era la forma en que solía trabajar. Llevaba a RCA un foto del concierto y tras acordar un pago, figuraba como director creativo del diseño de la portada. En 1979, The Clash rindió homenaje a Elvis y a su portada, en su album London Calling. Al igual que en la portada del Rey, es una foto en blanco y negro con el título del album en rosa y verde. El nombre de la banda aparece en blanco. Pennie Smith hizo la foto pero como no estaba preparada para que el bajista estuviera tan cerca, la imagen quedó un poco desenfocada, en ella podemos ver al bajista Paul Simonon destrozando su bajo Fender. Sin embargo, a la banda no […]

The post Album cover art: The Clash, Tom Waits & Elvis Presley appeared first on A place to call my own.

CINE: Moebius, de Kim Ki-Duk

blog_ Athnecdotario incoherente - 18 November 2014 - 9:44pm

Un artículo de Mitsuko C.

 

Título original: Moebius

Año: 2013

Duración: 90 min

País: Corea del Sur

Director: Kim Ki-duk

Guión: Kim Ki-duk

Música: Park In-young

Fotografía: Kim Ki-duk

Reparto: Cho Jae-hyun, Seo Young-ju, Lee Eun-woo

Productora: Kim Ki-duk Film

Género: Drama

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=g7OnOwz9bMY

 

Sinopsis:

“Un marido infiel, una madre al borde de la locura y un hijo que paga las consecuencias”

 

Esta película fue para mí, la gran “missing” del Festival de Cine de Sitges de 2013. No estuvo y lo lamenté muchísimo, después de que el año anterior pudiéramos disfrutar de “Pietà”, uno de los films con más guión de Ki-Duk y una de sus películas, creo yo, más mainstream.

Con “Moebius” volvemos a ese director que nos encandiló con “Seom” y ese arte de plasmar la parte más amarga de la existencia del hombre. Este director no es del tipo “y vivieron felices y comieron perdices”, es del tipo “esta es la realidad y no te va a gustar” y en ella se esconden diablos, fantasmas, ataques de locura, pánico, ira, soledad… Nuestra parte más diabólica y menos racional.

Esta vez nos deleita con 90 minutos del más absoluto silencio, donde las miradas, el lenguaje no verbal y los gestos es lo único que necesitamos para comprender ese universo que tan sólo él puede construir.

Se ha llegado a decir que esta es una de sus películas más polémicas ya que se tratan temas delicados que hacen referencia a la sexualidad y a sus perversiones, pero que francamente, visto lo visto en el día a día no me sorprende en absoluto. Kim Ki-Duk hace gala de su conocimiento sobre el medio que nos rodea y no tiene pelos en la lengua a la hora de pasarlo al séptimo arte. Algunos dicen que rueda este tipo de cosas porque le funcionan y así siempre está en el candelero provocando que se hable de él, yo creo que es un visionario del tiempo que nos ha tocado vivir y que sabe reflejar perfectamente toda la angustia, toda la corrupción y toda la fealdad que esconden las personas tras las fachadas que ellos mismos se construyen.

Este film es arte en movimiento y no puedo más que recomendarla a aquellos que quieran mirar dentro de sí y saber si también poseen esa parte menos agradable del ser humano.

.

Federico García Lorca en Nueva York y La Habana (Cartas y recuerdos)

blog_Mar de tinta - 17 November 2014 - 9:10pm
Entender la conjunción de palabras de “Poeta en Nueva York” pasa ahora por leer “Federico García Loca en Nueva York y La Habana. Cartas y recuerdos”. Allí encontraremos escritos y documentos gráficos, algunos hasta el momento inéditos, que nos ayudarán a comprender las emociones del poeta en el viaje más determinante de su vida. Todo […]

La Facción Caníbal. Historia del Vandalismo Ilustrado, de Servando Rocha

blog_ Athnecdotario incoherente - 17 November 2014 - 8:52pm

Una reseña de Francisco José Arcos Serrano

 

Portada_la_faccion_canibal-968c6La Facción Caníbal. Historia del Vandalismo Ilustrado describe la fascinación del arte por el crimen, donde Lord George Gordon o Walter Benjamin, Robespierre o Malcolm McLaren, Saint-Just o Guy Debord, las sesiones nocturnas de los clandestinos Clubs del Fuego Infernal o los crímenes de Jack el Destripador, funcionan como pasadizos históricos, túneles para bandidos y forajidos, lugares para el contrabando.

Servando Rocha ha dedicado cuatro años a la escritura de este libro, y viendo el resultado final no me extraña el haber empleado ese tiempo (y pocos me parecen) para dar a luz este artefacto incendiario en toda regla.

Lo primero que llama la atención es el espléndido carácter documentado del libro, resultando de todo ello una sugestiva radiografía sobre la fascinación por el terror y el crimen y en el que podemos encontrar a William Blake, Edmund Burke, o a Thomas de Quincey como los máximos representantes de estos ideales cuyos postulados siguen vigentes en el terror moderno en su enfoque más arty.

A pesar de contar con casi 500 páginas, este ensayo se hace corto debido sobre todo al buen hacer de Servando Rocha, englobando conceptos tales como arte, terror y radicalismo político, formando asociaciones con nombres y lugares importantes que hicieron del vandalismo y de las diferentes revoluciones (antiguas y modernas) una parte importante de nuestra historia como personas y como sociedad alienada en la gran mayoría de las ocasiones.

ServandoUn detalle: pocas portadas dicen tanto con tan poco y en esta ocasión tenemos una foto de Myra Hindley (asesina en serie pareja de Ian Brady que perpetraron entre 1963 y 1965 el asesinato de varios niños y adolescentes), una turbadora mirada que te acompaña desde que coges el libro por primera vez y que no te suelta hasta pasado un tiempo tras la finalización del mismo.

La Felguera (uno de los sellos editoriales más sólidos que podemos encontrar actualmente) lo ha vuelto a hacer: una edición perfecta (casi de lujo, podríamos decir) para uno de los mejores libro/ensayo que he tenido la oportunidad de leer, el cual no deja indiferente a nadie tras su lectura.

 

Título: La Facción Caníbal. Historia del Vandalismo Ilustrado

Autor: Servando Rocha

Editorial: La Felguera

Páginas: 524 páginas

ISBN: 978-84-937467-7-3

Precio: 22 Euros

 

Ven y Enloquece y otros cuentos de marcianos (Ciencia Ficción completa/1), de Fredric Brown

blog_ Athnecdotario incoherente - 16 November 2014 - 12:26pm

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

ven-y-enloqueceHoy os traigo un recopilatorio de relatos de un autor emblemático, un peso pesado en la literatura fantástica y alguien a quien por desgracia, no se le ha hecho demasiado caso a nivel general. Se trata de Fredic Brown, auténtico referente para los que amamos la ciencia ficción y la fantasía y que con gran estupor, compruebo que es apenas reconocido en varios de mis círculos de amistades aficionados a la lectura. No sé si es algo puramente casual y si en realidad, este viejo chiflado es leído y respetado por el público en general, y esa falta de conocimiento es  tan solo limitada a la gente con la que he hablado, pero no deja de sorprenderme.

Por suerte, para paliar tales errores, tenemos a Gigamesh, una editorial que si por algo se caracteriza, es por acercarnos de nuevo a los grandes clásicos y recuperar para las nuevas generaciones a autores que merecen su lugar en el podio de los imprescindibles. No es la primera vez que Fredic Brown es publicado por el sello barcelonés. Hace ya unos añitos, la editorial sacó la obra completa del autor en cuatro volúmenes maravillosos donde la ciencia ficción era la protagonista. Ahora, Gigamesh reedita el primero de esos cuatro tomos, Ven y enloquece, en el que reúne los primeros veintisiete relatos del autor, ciencia ficción exclusivamente, y que fueron escritos durante la década de los 40.

Es curioso comprobar cómo fueron los inicios del autor y sus primeros acercamientos al género. Sus primeros pasos, con ese estilo tan peculiar que siempre le acompañaría, pero que aquí se muestra en pañales. Desenfadado, surrealista, rozando en ocasiones el absurdo, con esa forma natural de coquetear con la comedia en ocasiones, Fredic Brown destaca por su visión particular, en la que no se preocupa en absoluto de la suspensión de la credibilidad, de la falta de ciencia y el exceso de ficción, sin que en ningún momento ese toque suyo suponga un problema para generar la intriga y la emoción que uno espera de un relato. Personajes  apenas esbozados, tan solo lo suficiente para que puedan ser utilizados en sus historias. Individuos anodinos que de repente, se ven golpeados por lo absurdo, por lo inesperado, por algo anormal y que escapa a cualquier lógica, dando lugar a situaciones tragicómicas, fantásticas y en ocasiones, aterradoras.

Si algo se le da bien a Brown son, sin duda alguna, los giros finales. La vuelta de tuerca. El golpe final inesperado, que noquea y te deja con cara de pasmarote, admirando la brutal sencillez con la que te ha vencido. Historias en apariencia simples (unas, especulación sin pretensiones y otras, auténticas paranoias sin sentido aparente), dan un giro de 180º en el último momento para sorpresa y deleite del lector, que no puede evitar una sonrisa cómplice ante el ingenio del autor. Pese a sus carencias, que las tiene (sobre todo en cuanto a definirse por un estilo propio y concreto, dejándose llevar en demasiadas ocasiones por lo absurdo o titubeando en el enfoque que quiere darle a la historia, algo que tenemos que recordar que es normal en un escritor que justo empieza en el oficio), lo cierto es que Fredic nos gana la partida justamente con eso, con su capacidad de encontrarle los tres pies al gato y salirnos por soleares, de forma brillante y maravillosa.

Brown no solo se centra en la ciencia ficción. En este volumen encontraremos algunos relatos que se mezclan con una forma de fantasía urbana sin pretensiones (siendo honestos, como el resto de la obra del autor, al menos en cuanto a relatos) e incluso con el terror.

El propio Brown nos habla sobre sí mismo, sobre su obra y las circunstancias en las que escribió los relatos, gracias a los apéndices que Gigamesh ha tenido a bien en incluir en la obra. Notas del autor en la que nos muestra tal como es, como piensa,  cuáles eran sus intenciones y la situación real en el momento en que les dio forma a sus escritos.  Unas notas interesantes que nos muestran que clase de persona era y que no deja de recordarnos lo que le costaba parir un relato. Resulta cuanto menos divertido comprobar como la pereza es un mal del que no padecemos solo a nosotros.

Ven y enloquece reúne los siguientes relatos:

-Armagedón

-Aún no es el fin

-Etaoin Shrdlu

-El ratón esterlar

-Ocaso

-El recién llegado

-El gusano angelical

-El truco del sombrero

-Los Geezenstack

-Pesadilla diurna

-Paradoja perdida

-Y los dioses se rieron

-Nada Sirio

-El principio Yehudi

-Arena

-Las ondulaciones

-El asesinato en diez lecciones fáciles

-Pi en el cielo

-Placet me complace

-La broma

-Llamada

-Todos los BEM buenos

-Ratón

-Ven y enloquece

-Crisis en 1999

-Carta  un fénix

-No mires atrás

fredric-brownFresco, original, sin prejuicios, con una carga importante de ironía, Brown es un autor difícil de clasificar. Temas complejos los que aborda, pero siempre desde un enfoque cercano, casi simplista, en los que no se para a describir más que lo mínimamente necesario para que la historia funcione. Las escenas, los escenarios e incluso los personajes se definen a sí mismos a través de la propia historia. Brown va al grano, a lo que considera que importa. Prosa sencilla, una imaginación desbordante, rozando en ocasiones la más pura locura y el absurdo, ritmo fluido e incluso acelerado para llevarnos justo a donde quiere y una vez allí, salir por donde nadie lo esperaba, dejándonos con la boca abierta o en el peor de los casos, una sonrisa bobalicona.

La ciencia ficción tratada desde todas sus variantes. Viajes en el tiempo, en el espacio o al interior de la propia naturaleza humana. Invasiones alienígenas en las que vencemos, somos vencidos e incluso en las que todo queda en tablas, relaciones amatorias incluidas. Futuros distópicos, post apocalípticos y especulativos. Todo ello en su línea informal e irreverente, sin que la falta de realismo, de veracidad científica ni otras cuestiones mundanas supongan un problema para él. Ciencia ficción que engaña, ya que tras su aparente ingenuidad, típica de la época, uno descubre una intencionalidad inusitada, siempre tratada con ese desparpajo, ese tono casi humorístico y esa vitalidad que hacen de la obra de Fredic Brown imprescindible. Un autor que merece ser recordado y al que os invito a descubrir si todavía no le conocíais.

 

Ven y Enloquece y otros cuentos de marcianos (Ciencia Ficción completa/1)

Fredric Brown

Editorial: Gigamesh

ISBN: 9788496208902

Páginas: 480 pág.

 Precio: 24 €

 

 

.

Efeméride: William Hope Hodgson

blog_Mar de tinta - 15 November 2014 - 3:57pm
El 15 de noviembre de 1877 nacía el escritor inglés William Hope Hodgson. Dedicado fundamentalmente a la narrativa terrorífica, entre sus obras destacan numerosos relatos y novelas como “Los piratas fantasmas”, “El reino de la noche” o “La casa en el confín de la Tierra”.

Entrevista a Carlos Molinero, ganador del premio Minotauro con su novela Verano de Miedo.

blog_ Athnecdotario incoherente - 13 November 2014 - 8:47pm

Buenas noches, amigos.

Hoy tenemos con nosotros a un invitado muy especial. Carlos Molinero está en boca de todos, en el candelero,  tras haberse hecho con el galardón del premio Minotauro con su novela Verano de Miedo, una revisión al género vampírico que pretende recuperar el viejo espíritu de películas como Noche de Miedo (obvio homenaje en el título) o Jóvenes Ocultos. Estoy ahora mismo a puntito de empezarla, siendo consciente del gran debate generado sobre ella y os aseguro que tengo ganas de saber a quien darle la razón, pero de entrada el argumento promete, el hecho de utilizar un estilo narrativo tan poco convencional (casi me atrevería a decir que la pura evolución del género epistolar aplicado a las nuevas tecnologías) y lo poquito que llevo leído, me tienen muy intrigado. Sea como sea, os puedo asegurar que Carlos es un tipo agradable, simpático, un tanto agobiado por la crisis de los cuarenta, convencido de lo que hace,  y que ha sido un placer que nos hable de la novela, de sus proyectos y de otras cositas interesantes.

Sin ganas de seguir dando la brasa con mis tonterías, os dejo con la entrevista. Espero que la disfrutéis.

1. AI -¿Quién es en realidad Carlos Molinero?

En realidad, no sé, en ficción te digo que es un poco cliché. No tiene la crisis de los cuarenta, la crisis de los cuarenta le tiene a él. Hace cosas estúpidas y peligrosas que nunca hizo poniendo en peligro su escasa salud. Se gana la vida escribiendo guiones, cosas que es cada día más ficción y menos realidad.

2. AI- ¿De dónde viene tu afición a la literatura y al oficio de juntar letras?

1412703174372Supongo que de mi padre, que desde pequeño nos metió en el cine y en la lectura como algo divertido, en ser un niño un poco autista con demasiada imaginación, demasiada y aterradora imaginación.

Mi primera especie de novela la escribí con ocho años. Una suerte de mezcla de detective y fantasmas. A los nueve grabé un programa de radio de terror en cintas de audio “Crescendo” con gran éxito en mi familia y patio de vecinos.

Y a los diez escribí los estatutos de una secta llamada “Muerte Total”, cuyos acólitos terminamos en el despacho del director por llamar a los telefonillos de alguna profesora de inglés veinteañera y perseguir a nuestras compañeras por la calle con máscaras de gato robadas a una función teatral.

3. AI- ¿Qué fue lo que te empujó a escribir una novela como Verano de Miedo? ¿Cómo surgió la idea?

Cuando hace años, no diré cuantos, terminé de rodar la película “Salvajes”, quería hacer algo más lúdico, que alimentara mi parte friqui. Pensé algo de vampiros para un guión, pero no terminaba de funcionar. Tenía personajes muy claros y su cabeza, su forma de pensar era lo que me parecía más interesante. Al poco fue surgiendo la idea de hacer una novela, pero cuando leí “Crepúsculo” y volví a leer “Drácula” oí la voz de Bram Stoker: “Tienes que recuperar al vampiro como figura de maldad absoluta, la muerte, la sangre, el formato epistolar”. Y así lo hice. Yo lo llamé inspiración. Los psiquiatras trastorno disociativo de la realidad.

4. AI- ¿Tienes algún autor favorito? ¿Alguien a quien tengas como referente?

El concepto empanada mental es la descripción de mi cabeza, así que no quiero genera más caos en el mundo.

Para “Verano de Miedo” los referentes son muy claros.

Por la parte vampírica la criatura fundacional “Drácula” de Stoker y “El misterio de Salem´s Lot” de Stephen King.

Por la parte de llevar este mundo terrorífico a la meseta castellana Rafael Azcona y su visión ácida y tierna de sus personajes. Un autor que ha sido un modelo es Emilio Carrere, un genio que merece ser reconocido y más conocido. Su humor afilado, su aproximación al terror y la fantasía sin perder la comedia es fascinante.

 Por último hay historias que lees en la infancia y se quedan grabadas, yo “El monte de las ánimas” de Becquer y muchas de sus leyendas son historias que incrustan el fantástico en mitad de noches veraniegas. Recuerdo con especial susto una versión en cómic que leí a finales de los setenta que sigue invadiendo mi cerebro.

5. AI- ¿Qué hace Carlos Molinero cuando no escribe?

Leo bastante, pero menos de lo que quisiera. Voy al cine todo lo que puedo. Veo series como todo el mundo. Demasiadas, como todo el mundo. Intento no engancharme a ningún videojuego porque con la edad soy más compulsivo y hasta que no los termino no paro. No juego online para no morir como si fuera un adolescente coreano. Voy mucho al teatro. Como mejor que hace unos años, pero sigo comiendo mal. Intento hace algo de deporte por prescripción, pero no por convicción, ni por apetencia.

Un parte que me desgasta mucho, pero también me aporta mucho a todos los niveles es la enseñanza. Estoy de profesor en la ECAM, la escuela de cine en la que nací, el Instituto del Cine de Madrid y hago algunas visitas a masters de guión como el de la UPSA o el de la Carlos III-ALMA.

 Ahora estoy con un par de cosas de teatro rondando la cabeza y quiero volver a rodar una peli, pero en plan kamikaze y subversivo, es decir, sin un puto duro.

Además con el cliché de la cuarentena hago cosas que necesitarían mucha explicación para intentar no parecer ridículas, así que os las voy a ahorrar. Hago cosas ridículas típicas de cuarentón. Usad la imaginación. Pero de un cuarentón pobre. Nada de Ferraris y similares.

6. AI- ¿Cómo fueron tus inicios en el mundo editorial? Cuéntanos tus primeros pasos y cómo fue la experiencia.

Mis inicios en la escritura fueron en el Taller de Escritura de Enrique Paéz. Sin Enrique no habría sido escritor y seguramente habría sido algo todavía más nocivo para la sociedad.

El primer año de su taller quería apuntarme, pero no tenía ni una peseta, así que con todo el morro le envíe un relato y le pedí una beca. Me llamó por teléfono a los pocos días y me invitó a su taller totalmente gratis. Allí aprendí muchas cosas, no solo de escritura. Ese año al final de curso el taller público un relato de cada uno de los alumnos y fue la primera vez que me vi dentro de un libro. La primera y casi la última hasta “Verano de Miedo”.

7. AI- ¿En qué andas metido ahora? ¿Nos puedes decir cuáles son tus proyectos en este momento?

Además de lo dicho anteriormente de teatro y película en plan Bola de Cristal, “solo no puedes, con amigos sí”, estoy de guionista en la serie “Cuéntame”, escribiendo ahora mismo el capítulo 284, ahí es nada. Los Alcántara son más longevos que los Kennedy. Cosa no muy difícil, por cierto.

Hace casi veinte años algunos amigos escritores y mutantes similares montamos un taller de literatura gótica, de la que salió material muy interesante, pero poca gente acabó sus novelas porque éramos demasiado tranquilos.

Ahora con los años nos hemos vuelto a juntar en un taller de novela negra, pero en plan radical. Nos reunimos una vez a la semana y hay que llevar escritas siete páginas de tu novela a doble espacio. Hay que escribir y escribir. No tiene que ser bueno, no tiene que ser original. Tiene que existir y ya está. De momento la cosa fluye.

8. AI-Premio Minotauro… ¿Qué nos puedes contar en lo que concierne a presentarse a un certamen de estas características? Es evidente que el premio es suculento, además de la promoción y la publicidad que conlleva, pero no es menos cierto que la polémica está servida. Son muchos los detractores y los que dudan de la imparcialidad del jurado y de la legitimidad de los ganadores. ¿Cuál es tu opinión personal al respecto, ahora que eres parte implicada dentro y  te has convertido  en el foco de todas las miradas y comentarios?

“Verano de Miedo” es una novela que escribí hace años y moví sin suerte por casi todas las editoriales. Así que lo de ganar el Minotauro me ha dado mucha alegría, porque pensaba que era una novela que no saldría del disco duro. Yo no tengo ni idea del mundo editorial, pero en el caso de mi novela uno de los jurados, Ángel Sala, director del festival de Sitges, era colega, pero cuando leía la novela no sabía que el autor era yo.

Cuando tras la deliberación abrieron la plica y vio quién era el escritor por lo visto dijo: “Ahora entiendo muchas cosas”.

9. AI- ¿Cuál es tu opinión referente al panorama actual de la literatura en nuestro país? ¿Piensas que tanto las editoriales como el público está n dándole por fin la importancia que se merece a los autores patrios, o por el contrario, siguen siendo un tanto marginados en favor de autores extranjeros?

BzYb1FiCIAA9uDiMe preocupa que solo haya o Bestsellers con promoción de estreno de Hollywood o libros muy minoritarios, que pasan desapercibidos y cuya edición es más una acto de convicción, que un posible negocio. Me da mucha tristeza que autores que antes se publicaban sin dudar, ahora ya están desaparecidos. Y no son gente menor. Clive Barker, por ejemplo, creo que sus dos últimas novelas todavía no están en castellano.

En cuanto al panorama de los autores españoles me parece que están marginados, pero no con respecto a los autores extranjeros en general, sino respecto a los autores de superventas. Me parece también que la literatura no tiene el peso que debería en la televisión o en la prensa. Muchas veces la dificultad para un autor es que simplemente sepan de tu existencia.

Pero bueno vivimos en un país que está rebuscando ahora los huesos de Cervantes porque murió en la miseria, estuvo en la cárcel y le hicieron ediciones piratas para aburrir.

Afortunadamente para los escritores la cosa no ha ido a peor.

10. AI- Si Carlos Molinero no se dedicase a escribir, ¿en que se mantendría ocupado?

Yo estudié la carrera de matemáticas, así que si hubiera sido estudioso y aplicado me habría sacado una oposición de profesor de instituto. Vamos que no sería profesor de instituto.

Supongo que como muchos de mis compañeros habría terminado en la informática. Con suerte para la humanidad programando en alguna consultora de medio pelo, sin suerte para el género humano en algún banco enredando con fórmulas para predecir la bolsa y similares.

Sí, amigos, el crack económico podría haber sido todavía peor.

11. AI- A Carlos Molinero le asusta……

Que llegue el día que no pueda pagar la hipoteca y el banco se quede con mi devaluada casa, mis libros y algún órgano interno que esté medio sano.

La enfermedad y muerte de mis padres.

La enfermedad y muerte de mis amigos.

La enfermedad y muerte de mí mismo.

No os riáis, así estaréis a los cuarenta.

12. AI- Tu novela destaca por…

Es una novela de vampiros como Stoker y King mandan. Los vampiros son inhumanos y sanguinarios. Los humanos son frágiles y cobardes. El amor duele mucho en vida, pero todavía más después. Y muchas veces cuando todo está perdido el humor es lo único que nos permite mantener la cordura y enfrentarnos a nuestros miedos o a nuestra propia muerte.

Los adolescentes no son guapos, no son demasiado listos, no los quiere nadie y sufren mucho para perder la virginidad y no para mantenerla.

Además su forma a base de correos, chats, SMSs, etc. es adecuada para el mundo en que vivimos, fragmentarios, ruidosos y caóticos. Creo que sintoniza muy bien con los cerebros hiperestimulados de este siglo.

¿He dicho ya que los vampiros son malos y sanguinarios?

13. AI- Por último: Cuéntanos cuál es el último libro que has leído, la última peli que has visto y el último tema musical que has escuchado.

El último libro que he leído es “El balcón en invierno” de Luis Landero.  Lo único que puedo hacer es recomendarlo porque todo lo que diga se va a quedar corto. Leedlo sin dudar.

Ahora estoy leyendo “Condenada” de Chuck Palahniuk (siempre tengo que mirar en Google como se escribe). Con Palahniuk soy un fanático sin criterio. Todo lo que escribe me divierte, me remueve, tanto que dejo sus libros para leer en momentos de medio tranquilidad.

La última película que he visto es la de “Dos días y una noche” de los hermanos Dardenne. A mí me ha gustado mucho y dentro de las películas de estos belgas es casi un thriller. Tengo pendiente ir a ver “Drácula, la leyenda jamás contada” y la verdad es que tengo bastante miedo. Pero no del miedo-risa, del miedo de “¿qué habrán hecho?”. Este fin de semana cae.

En lo de la música voy a ser dramáticamente sincero y voy a coger el último tema que tenga en el Spotify. Para mí esto es un acto de intimidad de primera magnitud. Me daría mucho más pudor que la gente ve mis lista de Spotify que las páginas porno o los vídeos de gatitos. En realidad no soy un pervertido. No veo vídeos de gatitos.

La última canción que tengo es “Asmodee” de un grupo de Death Metal sueco que se llama “Necrophobic”.  No es mi grupo favorito, pero molan bastante. Llegue a ellos a través de las recomendaciones automáticas de Last.fm o de Spotify.

Pero vamos, que en lo musical tengo la misma empanada que en todo lo demás.

Lo mismo subo a Twitter o algo parecido las listas de música con las que escribía cada personaje para mostrar que realmente soy alguien que necesita ayuda. Aunque sea musicalmente hablando.

Y por favor, si se acerca un vampiro y dice que es simpático y brilla bajo el sol… Miente. O no es un vampiro. O simplemente va a desangraros hasta morir.

Tened cuidado.

Pues eso es todo, compañero. Muchísimas gracias por  tu tiempo. Ha sido un verdadero placer charlar contigo.

El placer ha sido mío. Un saludo.