Distribuir contenido Blogs Sediciosos - Personales

Anna y el Hombre Golondrina, de Gavriel Savit

blog_ Athnecdotario incoherente - 28 May 2016 - 8:36am

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy venimos con una novela que me ha dejado bastante tocado en lo emocional. Mágica, trágica y bella, engañosamente sencilla y con un estilo narrativo que te conquista por completo ya en sus primeras páginas. De verdad que ha sido una verdadera delicia, pese a que el regusto final no queda exento de un poso amargo ante la dureza de lo  que se nos cuenta.

AYEHG1Cracovia, 1939. Un millón de soldados en marcha y mil perros ladrando. No es lugar para crecer.

Anna tiene solo siete años el día en que los alemanes se llevan a su padre, profesor de lingüística, durante la purga de intelectuales en Polonia. Está sola cuando se encuentra con el Hombre Golondrina, un astuto embaucador, alto y extraño, con más de un as en la manga, un impostor que logra que incluso los soldados con los que se cruza solo vean lo que él quiere que vean.

El Hombre Golondrina no es el padre de Anna -ella lo sabe de sobra-, pero también sabe que, como su padre, está en peligro y que, como su padre, tiene un don para las lenguas: habla polaco, ruso, alemán, yiddish e incluso el lenguaje de los pájaros. Cuando el misterioso individuo consigue que una bella y brillante golondrina se pose en su mano para que Anna deje de llorar, la niña se queda embelesada. Y decide seguirlo adonde vaya.

A lo largo de su viaje Anna y el Hombre Golondrina esquivarán bombas y soldados e incluso harán amigos. Pero en un mundo que se ha vuelto loco todo puede constituir un peligro. Incluso el Hombre Golondrina.

La Segunda Guerra Mundial y en concreto, el Holocausto, ha dado muchísimo de si en la literatura y el cine. Obras como El Niño del Pijama de Rayas, La Ladrona de Libros o La Vida es Bella, han sabido retratar toda su crudeza de una forma maravillosa, permitiéndonos ser testigos de la barbarie a través de los ojos de aquellos que más sufren en estas situaciones: Los niños. Y es que a través de su forma de ver el mundo, de asimilar aquello que les rodea, el horror y el cambio traumático que han sufrido sus vidas, la realidad siempre es más dura. Pero también es cierto que son esos mismos ojos, los de la inocencia, los que aun en medio del desastre y las atrocidades en un mundo en los que los adultos nos comportamos como bestias, ellos  son capaces de percibir la belleza, la ilusión y la esperanza, la MAGIA de todas aquellas pequeñas cosas buenas que entre lodo y mugre, siguen latentes y por las que vale la pena vivir. La amistad, una canción, un amanecer o el vuelo de una pequeña golondrina.

Aun así, la dura realidad es algo que no pueden obviar y que sufren en sus carnes. La pérdida, la soledad, el miedo, el hambre o la incerteza de saber que va a ser de ellos o si habrá siquiera un mañana se convierten en una forma cruel hacerles madurar, de obligarles a crecer de forma brusca y temible, dejando atrás al niño y abriendo los ojos a un mundo despiadado y muchas veces, incomprensible para ellos. La muerte ronda siempre cerca, demasiado, y la única opción es ser capaz de transformarse, de adaptarse y asumir esa realidad, de hacerse fuerte por dentro y por fuera y aferrarse a la idea de que lograran salir adelante, sea como sea.

Anna y el Hombre Golondrina, de  Gavriel Savit, me ha cautivado. Me ha sorprendido la capacidad de su autor para transportarnos junto a sus protagonistas, por su maravillosa muestra de creatividad a la hora de crear una historia tan especial, con unos personajes tan complejos y elaborados, disfrazados de sencillez y con tal profundidad.  No sé si sería correcto etiquetar la novela como realismo mágico, pero sí que estamos ante una obra con un trasfondo que invita a la reflexión y donde lo fantástico se manifiesta a través de los pequeños detalles, casi imperceptibles y de un modo costumbrista, disimulando su condición hasta el final. La elocuencia del  autor, su facilidad para meternos en la historia y sorprendernos con cada dialogo, cada suceso, haciendo que encontremos un mensaje o una intención concreta en todo aquello que nos cuenta, me parece una verdadera proeza. Nada se deja al azar, todo tiene un propósito y somos conscientes de ello sin ningún esfuerzo. En definitiva, aprendemos junto a la pequeña Anna, nuestra protagonista. Vemos en que se ha convertido el mundo y evolucionamos como lo hace ella, asistiendo a cada nueva lección, en esta suerte de descubrimiento del personaje y en parte, de nosotros mismos.

A modo de fábula, con muchos momentos que casi rozan lo poético, el estilo es tan perfecto que  Savit hace que parezca sencillo narrar así.  Pese a que sean obras casi opuestas, no he podido quitarme de la cabeza ciertas similitudes (salvando las distancias, como es obvio), con esa maravillosa novela de Cormac McCarthy, La Carretera. El frio, el miedo, su crudeza, son evidentes en esta novela y aunque son estilos e intenciones completamente distintas, resulta difícil no encontrar ciertos paralelismos entre ambas. La diferencia principal, sin duda, es que en Anna y el Hombre Golondrina, los personajes están vivos, su corazón late y en su interior, sigue habiendo esperanza, un motivo para continuar. Aunque no son ajenos a la oscuridad y esta pueda llegar a anidar en sus corazones, sepultando todo lo hermoso que habían logrado proteger.

AYEHG3Uno de los detalles que más me han gustado, ha sido el tema del lenguaje. Ambos personajes son poliglotas, hablan diversos idiomas y se valen de ello tanto para seguir adelante en su periplo, como para crear un vínculo especial entre ellos. Pero lo más sorprendente y maravilloso, es esa metáfora de El Idioma del Camino, una invención suya  en la que el lenguaje, como herramienta, toma otra dimensión.  Un código propio en el que no existe la mentira, solo las medias verdades. No hay engaños y lo que cuenta es la interpretación de lo que se dice, su sentido dentro del contexto y su intención. Resulta difícil de explicar, pero os aseguro que es un detalle increíble y maravilloso. La importancia del lenguaje, de su uso y sus recursos, las alegorías y los dobles sentidos, me ha parecido simplemente brillante, tanto dentro de la historia como para el propio lector, que no podrá dejar de sentirse fascinado con la peculiar forma de razonar del Hombre Golondrina y todas sus enseñanzas en el camino.

En definitiva y para no dar más la brasa, deciros que ha sido, y de lejos, una de las mejores lecturas de este año y sabéis que llevo ya unas cuantas realmente buenas. La he disfrutado muchísimo, me ha enamorado, me ha dejado  huella y solo puedo decir que espero os acerquéis a ella, porque os va a gustar.

 

Anna y el Hombre Golondrina

Gavriel Savit

Editorial: Plaza & Janes

ISBN: 9788401017285

Páginas: 256 pág.

PVP: 16,90€ (ebook: 9,49€)

http://www.megustaleer.com/libro/anna-y-el-hombre-golondrina/ES0140913

 

 

CÓMIC: Gummy Girl, de Isa Ibaibarriaga (GP Ediciones, 2016)

blog_ Athnecdotario incoherente - 27 May 2016 - 6:31pm

Una reseña de FJ Arcos Serrano

Enola es la marginada de su instituto. El guapo de la clase pasa de ella. La chica más popular ignora su existencia. Todo esto va a cambiar el día de su decimosexto cumpleaños. Cuando abra el misterioso regalo que diez años antes le entregó un “hada madrina”, sus deseos empezarán a cumplirse. Pero… ¿de verdad quiere que sus sueños más profundos se hagan realidad?

gg0Como aficionado al cómic y al género fantástico da gusto encontrarse con un título como Gummy Girl, obra de la debutante Isa Ibaibarriaga y que edita GP Ediciones, pequeño sello afincando en Zaragoza que intenta dar salida a títulos y a autores que bien merece la pena descubrir.

Gummy Girl es una historia donde sobrevuela por sus páginas la influencia onírica de David Lynch y un diseño de personajes muy peculiar made in Dave Cooper (autor que si no conocéis ya estáis tardando), todo ello sintetizado en poco más de 80 páginas a bicolor que se pasan volando.

Otros lugares comunes que podemos encontrar por aquí es la sombra alargada del libro Carrie en cuanto al tema bullying enmarcado dentro de un ambiente escolar donde no faltan los estereotipos que todos de nosotros ya conocemos.

El estilo de dibujo tiene también ese toque de los mangakas Hideshi Hino o Junji Ito, sorprendiendo por encima de todo ese color rosa que alude directamente al título de la obra, cobrando cada vez más sentido conforme avanzamos en la lectura del tomo.

GG10

Hay que mencionar también que llama poderosamente la atención de que estemos hablando de la primera obra de la autora, ya que encontramos recursos estilísticos que no cuadran en principio con un debut de estas características (destacar que está completamente dibujado a bolígrafo).

En definitiva: Gummy Girl es una obra perturbadora e hipnótica que invita a estar muy pendiente de futuros trabajos de esta joven zaragozana.

 

Ficha técnica

Título: Gummy Girl

Autora: Isa Ibaibarriaga

Editorial: GP Ediciones

Páginas: 80

Precio: 8 euros

 

 

Relojes de hueso, de David Mitchell (Random House, 2016)

blog_ Athnecdotario incoherente - 25 May 2016 - 7:37pm

Una reseña de Francisco José Arcos Serrano

 

Relojes-de-hueso (1)Después de una pelea con su madre, Holly huye de su hogar. Mientras se adentra en la campiña inglesa, una extraña se cruza en su camino y le solicita «asilo», una petición a la que la adolescente accede sin ser consciente de su significado. De repente, las extrañas visiones y voces que la acechaban de niña vuelven a perseguirla y alteran su mundo hasta adquirir un aura de pesadilla. A esto se añadirá la traumática desaparición de su hermano pequeño, un niño inquietante con una inteligencia inusual.

Pasarán muchos años antes de que Holly entienda qué sucedió ese fin de semana.

Hablar de Relojes de hueso es hacerlo sobre uno de los laberintos narrativos más peculiares que pueden pasar por tus manos, amigo lector; la novela consta de más de 700 páginas, durante las cuales he pasado por varias fases de lectura y que no son otras que el asombro y el tedio.

Tenemos una cosa llamada El Guión que parece regir el destino de los personajes enclavados en estos cinco relatos ordenados cronológicamente: empezamos en 1984, seguimos hasta 1991, pasamos al 2015 y alcanzamos ni más ni menos que el año 2043.

Durante estos relatos sin aparente conexión entre ellos, conoceremos a Holly Sykes y a diferentes narradores que están relacionados siempre de un modo u otro con ella. Estas historias ambientadas en  Suiza o Irak son una simple excusa para que David Mitchell vaya desarrollando el elemento fantástico que empieza de manera casi oculta en la primera historia para eclosionar (y no de cualquier manera) en su quinto capítulo. Podríamos hablar de una lucha entre dos clases de seres inmortales –los Horólogos y los Anacoretas– y toparnos de paso con el significado del enigmático título que lleva el libro (una clara metáfora de la condición humana. Queda patente que nada define mejor nuestro paso por esta vida que nuestra conciencia ligada de manera irremediable al factor tiempo).

Hay que advertir que Relojes de hueso no es un libro de fantasía al uso; es más, el elemento fantástico tarda bastante en aparecer y desarrollarse, por lo que estamos ante una obra que trasciende esta etiqueta de género para convertirse en un libro que engloba un exhaustivo estudio de personajes (los cuales tienen en común la pasión por la vida y el miedo a un futuro incierto) con una trama compuesta de múltiples aristas.

Hay ciertos aspectos de la novela que no me han parecido tan redondos: no todos los personajes ni sus historias son iguales de atrayentes, incluso podríamos hablar de que una cierta poda en algún que otro segmento hubiera aligerado un poco la narración, ganando así más cohesión.

220px-David_Mitchell_by_KubikA pesar de estos pequeños detalles, nos encontramos con una novela que se disfruta mucho más como un todo y no fijándonos tan sólo en alguna de sus partes, ya que todas ellas tienen su algo que más tarde tendrá su significado, aunque a priori lo que te apetece en ese mismo instante es cerrar el libro y dedicar tu tiempo a otra cosa (lo cuento como experiencia personal…).

Relojes de hueso es una novela diferente, emocionante y engañosa, en la que uno tiene la sensación de que cualquier cosa es posible.

En conclusión: toda una experiencia lectora que precisa de nuestra plena atención y paciencia para adentrarse poco a poco en este mundo oculto que nos presenta el escritor, el cual confluye con el mundo cotidiano de las formas más inquietantes posibles.

 

Ficha técnica

Título: Relojes de hueso

Autor: David Mitchell

Editorial: Mondadori

Páginas:  720 páginas

ISBN: 9788439731795

Precio: 23.90 euros

 

 

El librero

blog_Mar de tinta - 25 May 2016 - 1:07pm
Nórdica Libros nos trae una lectura ligera y fresquita para combatir el bochorno primaveral: el último cuento corto de Roald Dahl, maestro inglés de la narrativa y  padre de títulos inolvidables como “Charlie y la fábrica de chocolate” (1964), “Matilda” (1988), “Las brujas” (1983) o los mismísimos “Gremlins”(1943), que poco tienen que ver, por cierto, con […]

El rebelde Josey Wales

blog_Mar de tinta - 23 May 2016 - 10:35am
Hubo una época en la cual los quioscos españoles rebosaban de novelas “de a duro”, también conocidas como “bolsilibros”. Las temáticas que el lector podía encontrar en aquellos libritos de consumo rápido eran muy diversas, pero entre ellas destacaba la “del oeste”, abanderada por el prolífico Marcial Lafuente Estefanía. Sin embargo, encontrar a día de […]

Sobre Grace

blog_Mar de tinta - 19 May 2016 - 9:30am
Tras el éxito de “La luz que no puedes ver”, la editorial Penguin Random House ha publicado en castellano la primera novela de Anthony Doerr, “Sobre Grace”. Escrita en 2004, narra las vicisitudes a las que se enfrenta su protagonista por culpa de una habilidad nada común: puede ver sucesos que ocurrirán en un futuro […]

CINE: High-Rise, de Ben Wheatley

blog_ Athnecdotario incoherente - 18 May 2016 - 7:38pm

Una crítica de Albert Sanz.

 

HR2    Pese a que esta película ya tiene su tiempo y pudo verse en el pasado Festival de cine de San Sebastián de 2.015 —con división de crítica y público—, llega ahora a los cines de toda la geografía, y si mucho no cambian las cosas, es posible que sea uno de los grandes fracasos de la temporada. De hecho, que no haya habido demasiada publicidad de una película protagonizada por los taquilleros Jeremy Irons, Tom Hiddleston y Luke Evans ya da que pensar, pero aún más da que pensar el haber comprobado cómo en el pase de prensa realizado el pasado miércoles 11, y que contó con más representación de medios que en las anteriores ocasiones en que he colaborado con este santo blog,  varios asistentes se levantaron a la mitad y se fueron para no volver. Y es que si un representante de la prensa, amateur o profesional, que se supone que va por trabajo o afición, decide que no vale la pena perder el tiempo escribiendo una crítica sangrante, imagino lo que podrá pasar cuando el aficionado cinéfilo medio vaya al cine a verla. Claro que al igual, el pagar los 10 eurazos que cuesta el cine en Barcelona puede ser un buen motivo para no despegarse de la butaca, pero ese es otro tema.

Vamos al lío. ¿Qué tiene “High-Rise” para que afirme que puede pegarse una hostia en taquilla y que algunos representantes de la prensa se marcharon de la proyección? Pues que nos encontramos ante una “distopía retro-futurista surrealista”, y digamos, que eso no es un género de fácil consumo.

El director Ben Wheatley —“Kill list”, “Turistas”, “The ABC’s of death: segment “U” Is for Unearthed”, “Doctor Who”, etc.— y su esposa y guionista habitual Amy Jump“Kill list”, “Turistas”, etc.— han adaptado la novela del mismo título del escritor J.G. Ballard, publicada en 1.975 y editada en España en el 82 bajo el título de “Rascacielos”. Ballard ha sido una de las grandes firmas en la literatura inglesa del pasado siglo, y un referente en la ciencia-ficción moderna; en especial, una de sus aportaciones ha sido el haber popularizado y profundizado en el concepto de las distopías futuristas. Dos de sus obras, además, fueron llevadas al cine con notable éxito de crítica y público, siendo éstas la polémica “Crash” de David Cronenberg o la durísima “El Imperio del sol” de Steven Spielberg. Tenemos también un reparto coral encabezado por Tom Hiddleston y Jeremy Irons, a los que acompañan entre muchos otros, Luke Evans, el hermano gemelo de Thomas Jane James Purefoy, Elizabeth Moss y Sienna Miller.

Antes de empezar, diré que mi crítica se basa sólo en la película, ya que al no haber leído la novela (aunque ahora me pica mucho la curiosidad), no puedo dictaminar si estamos ante una buena adaptación o no, y si los muchos elementos incomprensibles de la cinta están bien explicados en ella o no.

El argumento se centra en Laing —Hiddleston—, un psicólogo que alquila un exclusivo apartamento en un no menos exclusivo edificio. Tan exclusivo es, que cuenta con su propio suministro de agua y electricidad, gimnasio, piscina, supermercado y todos los servicios que uno pueda imaginar, incluso un misterioso y no muy conocido prostíbulo.

HR1  El edificio asemeja un dedo ligeramente doblado. Éste es el primero de cinco idénticos proyectados por el arquitecto —Irons, el cual vive en la planta nº 40 en medio de una terraza-parque con ovejas y caballos—, y una vez finalizados los cinco y creado un enorme lago en el centro, el conjunto asemejará a una mano. La intención del arquitecto es crear un ecosistema propio, autosostenible, en el que la gente no necesite nada más que no se encuentre allí, y que como mucho salgan para ir a trabajar, y así, de esta manera, siguiendo sus normas y reglas, la gente comience a cambiar y se cree una sociedad utópica en cada uno de los edificios.

Por supuesto, la utopía se irá a la mierda en cuanto comiencen a haber apagones de luz, que según el creador se deben a que el edificio aún se está asentando, teoría que no convence puesto que sólo afectan —al menos al principio— a los inquilinos de los pisos más bajos, que pertenecen a un status económico inferior, pese a que como expone uno de ellos, pagan lo mismo que los habitantes de las últimas plantas.

Laing, nada más entrar se sentirá descolocado cuando intente interactuar con el resto de vecinos, ya que al estar su vivienda en el centro, se encuentra en una especie de limbo económico, o sea, que algunos millonarios le aceptarán en su grupo y otros no, y con los menos pudientes le pasará lo mismo. Pero no tardará en entrar en el juego de la comunidad y participar de la locura y excentricidad de la que hacen gala todos sus habitantes.

Finalmente, una fiesta realizada por los ricos en la piscina a la cual impiden el acceso al resto de vecinos, desencadenará una enloquecida batalla por el control del edificio.

HR3    A grandes rasgos esa es la sinopsis. Nada mal. Y más allá de la clásica lucha de ricos y pobres (aunque no puede decirse que ningún personaje sea pobre de verdad), hay mil y unas lecturas que pueden descubrirse. En especial destacaría lo de que el edificio sea un personaje más. Incluso me atrevería a decir que es el principal personaje de la historia. Mil y una películas hacen gala de que si la ciudad o la banda sonora son un personaje más, pero a la hora de la verdad, pocas lo consiguen. Ésta es una de ellas. El arquitecto lo ha conseguido: quería que la sociedad cambiase, pero no contaba con la creación de dos bandos y que cada uno de ellos luchara con uñas y dientes por el control del edificio y el exterminio del enemigo. Y es que ese dedo artificial ejerce una extraña adicción sobre todos. Tanto, que podemos ver en varias escenas como Laing cada vez se siente menos a gusto en su trabajo hasta que termina abandonándolo para recluirse en el edificio, donde de algún modo, será una pieza clave en los deseos de ambos grupos.

Ante lo explicado, no es que nos hallemos ante una historia muy compleja, pero el atractivo es evidente. Y eso es debido a:

  • Todos los actores están sensacionales. Todos. Y aunque Tom Hiddleston parezca ser el protagonista principal, a medida que la situación avanza, otros secundarios comienzan a obtener su cuota de protagonismo (en especial un odiable y pasadísimo de rosca Luke Evans); lo cual al final me hace pensar en si su imagen debería aparecer tan destacada en el cartel.
  • La estética es muy personal y difícil de olvidar, con un aire retro por momentos, que hace que no quede muy claro si la trama se sitúa en los 80 o en un futuro cercano.
  • Y la banda sonora, entre clásica, pop sesentero, retro EDM ochentero y jazz “de ascensor”, creada por el gran compositor Clint Mansell —“Cisne negro”, “Réquiem por un sueño”, “Moon”, etc.— más alguna colaboración de Portishead, debería ser nominada a los próximos Oscar’s, ya que no sólo es magnífica, sino que contribuye a enfatizar el ambiente onírico de la obra.

Al comienzo expliqué que vaticino un fracaso en taquilla (cosa que NO DESEO, que conste), pero todo lo explicado con anterioridad nos remite a un peliculón. Entonces, ¿dónde está el truco? Ok, me explico. En cuanto comenzamos a ver a los diferentes personajes y sus tipos de interactuación social, ya nos damos cuenta de que no hay un puto ser normal en toda la comunidad. Y la forma más elevada de diversión para esta gente es montar una fiesta. Es más, una vez se ha desencadenado el apocalipsis, en el cual tenemos locura colectiva, esclavitud, asesinatos, violaciones, suicidios, destrozos por doquier, violencia gratuita a lo “La naranja mecánica”, etc., los dos grupos parece que consideran que la manera de demostrar quién manda en el edificio es montar la madre de todas las fiestas (detalle a tener en cuenta: cuando el grupo de ricachones encabezado por James Purefoy se ve obligado a bajar al supermercado y uno de ellos pregunta qué es lo que se hace ahí porque nunca había estado en uno). Sólo hay un personaje que parece consciente de la locura instalada y de lo extraño que sea que nadie del exterior venga a ver qué pasa, pero en vez de salir a buscar ayuda, decide sumergirse en la locura colectiva.
HR4    El surrealismo y el delirio en una película es una buena manera de introducir metáforas, símbolos y elementos de crítica. Eso está muy bien. Aquí tenemos lucha de clases y el intento de crear una sociedad utópica en base a unas reglas marcadas por una especie de dictador, que ha elegido personalmente a los inquilinos y que parece saberlo todo de estos. Pero el problema es lo precipitado de todo ello. Es decir, en cuanto comienzan los apagones de luz y la fiesta en la piscina que molesta a los inquilinos de las plantas inferiores, en la escena siguiente tenemos medio edificio destrozado, asesinatos, mujeres secuestradas para ser usadas como esclavas, falta de alimentos y toneladas de basura dentro y fuera. Es todo demasiado rápido y precipitado, pero claro, la película dura algo más de dos horas y esto ocurre antes de finalizar la primera hora, con lo cual, una gran parte del metraje resulta confuso y lo que es peor, tedioso. Y si en una proyección estás más pendiente de mirar el reloj que de lo que pasa en la pantalla, apaga y vámonos.

El cine surrealista ha tenido buenos precedentes; ahí estaría “Brazil” o muchas de las obras de David Lynch, pero todas ellas eran capaces de hacerte mantener la atención, independientemente de si se era capaz de captar todas las lecturas escondidas o si no se entendía un carajo. Aquí no pasa eso, y tras un comienzo extraño e intrigante, el desarrollo acaba por sumir en el sopor al espectador.

No estamos ante una mala película. Los actores están soberbios, la unión de estética y la banda sonora da lugar a un cóctel de lo más interesante, y la trama inicial es atractiva. Sin embargo, la mitad de la película es una locura delirante, desenfrenada, precipitada y con elipsis argumentales del tamaño del edificio, que hacen del visionado una experiencia dura incluso para espectadores curtidos.

Es cierto que Hollywood nos ha acostumbrado a que no pensemos con miles de películas planas y clónicas, pero por más que uno esté entrenado en descubrir ocultos simbolismos, captar metáforas crípticas y llegar a niveles de comprensión elevados, ”High-Rise” no pone las cosas fáciles.

 

LO MEJOR

  •  El impactante flash-forward inicial.
  • La muy personal estética retro.
  • La memorable banda sonora de Clint Mansell.
  • Que Tom Hiddleston haya conseguido quitarse a Loki de encima y demostrar ser uno de los mejores actores de esta generación.
  • Lo pasado de rosca que está Luke Evans, el cual pedía a gritos un papel fuera de los blockbusters de acción que hasta ahora había protagonizado.
  • La intensa química sexual entre Sienna Miller y Tom Hiddleston.
  • El frío e inquietante diseño exterior del edificio.

 

 LO PEOR

  • Lo precipitado de los acontecimientos.
  • La violencia gratuita.
  • La anormalidad de comportamientos en los personajes (aunque se supone que estamos en una película surrealista, por lo cual esto debería ser considerado como normal).
  • El largo y tedioso desarrollo de la lucha por el control del edificio.
  • Que llega un momento en que te da igual lo que le pase a los protagonistas.

 LAS ESCENAS

  • El suicidio a cámara lenta de un vecino.
  • El momento previo y posterior a la violación de una de las inquilinas.
  • El desnudo casi integral de Tom Hiddleston (momento que es capaz de volver gay en 10 segundos al más rudo heterosexual).

Los bosques imantados

blog_Mar de tinta - 18 May 2016 - 9:30am
¿Cómo se enfrentaría un periodista culto y escéptico al mayor evento  sobrenatural de su época? Ambientada en plena efervescencia del espiritismo, “Los bosques imantados” de Juan Vico llega a las librerías españolas de mano de la editorial Seix Barral.  Una obra que invita a reflexionar sobre la necesidad de poner a prueba  nuestro propio sistema de creencias. […]

La saga de Hrolf Kraki

blog_Mar de tinta - 17 May 2016 - 10:38am
El término “vikingos” hace referencia a los habitantes de la antigua Escandinavia, un territorio que incluiría a países como Suecia, Dinamarca y Noruega y, para algunos historiadores, también Finlandia e Islandia. Concretamente, la palabra en cuestión cabría aplicársela a quienes, partiendo de las gélidas tierras del norte de Europa, realizaron numerosas incursiones en otras zonas del […]

Los protectores

blog_Mar de tinta - 11 May 2016 - 10:30am
“Los protectores”, premiada como la mejor novela infantil del presente año (Premio SM de Literatura infantil El Barco de Vapor 2016), es una estupenda historia para niños a partir de ocho años y adultos que añoren la inocencia perdida. Apoyada por las magníficas ilustraciones de Paula Blumen, ofrece a los lectores una importante lección sobre la […]

Dadá

blog_Mar de tinta - 10 May 2016 - 9:30am
El dadaísmo fue un movimiento cultural que surgió en el Cabaret Voltaire en la ciudad de Zúrich, Suiza, en torno a 1916. Pero, ¿fue realmente un movimiento? Se trata de una de las cuestiones culturales históricamente más difíciles de definir, puesto que de alguna manera se niega a sí mismo como movimiento artístico. “Dadá”, de […]

Tungsteno

blog_Mar de tinta - 9 May 2016 - 9:30am
Resulta difícil encontrar una obra en lo audiovisual que consiga sorprender hoy. Está todo tan canonizado y estructurado que lo ordinario es topar siempre con los mismos armazones. El cómic, sin embargo, se complace cada vez más en obsequiar a la parroquia con bofetadas a rodabrazo. Pero de esas que se reciben con gusto y […]

El hijo de César

blog_Mar de tinta - 6 May 2016 - 9:30am
Entre los diversos escenarios que los autores de novela histórica escogen para ambientar sus obras, la Antigua Roma sigue siendo uno de los más visitados. La fascinación que sentimos por la ciudad en la cual se fraguó uno de los imperios más importantes que jamás hayan existido no deja de crecer, y continúa generando abundantes publicaciones, […]

León Kamikaze

blog_Mar de tinta - 5 May 2016 - 10:18am
La editorial SM apoya desde hace años a escritores noveles que ofrezcan al público joven historias diferentes, originales. Este es el caso de Álvaro García Hernández, ganador del Premio de Literatura Juvenil Gran Angular 2016 con “León Kamikaze”. Una novela de gran poder visual con una fragmentación interna que se sale de lo habitual. Una […]

La Pimpinela Escarlata

blog_Mar de tinta - 30 April 2016 - 9:30am
Existen clásicos imperecederos de la novela de aventuras cuya lectura resulta fundamental para entender la evolución del género. Se trata de obras como “La isla del tesoro”, “El prisionero de Zenda”, “Scaramouche” o “Los tres mosqueteros” (por citar tan sólo unas pocas) cuya influencia todavía se percibe no sólo en el ámbito de la literatura, […]

Red Velvet Cookies – Galletas “terciopelo rojo”

blog_ A place to call my own - 18 January 2016 - 2:35pm

english spanish 

The first time that I heard about a red velvet cake was in Bea’s birthday party. Searching for some red velvet recipes, I found that these cakes are known as […]

The post Red Velvet Cookies – Galletas “terciopelo rojo” appeared first on A place to call my own.

10 years in Ireland

blog_ A place to call my own - 14 January 2016 - 9:00am

english spanish 

10 años en Irlanda y aunque suene tópico, parece que fue ayer cuando llegué. 10 años de cosas buenas y cosas no tan buenas. 10 años viviendo contigo. 10 años […]

The post 10 years in Ireland appeared first on A place to call my own.