Distribuir contenido _Blogosfera

La rebelión de los pupilos

blog_ Rescepto Indablog - 21 January 2019 - 5:11pm
Tras cuatro años de hiato y tres novelas no relacionadas, David Brin regresó en 1987 a su principal escenario, el del Universo de la Elevación de los Pupilos, con “La rebelión de los pupilos” (“The uplift war”). El reto era considerable. La anterior entrega, “Marea estelar“, había cosechado la triple corona (Hugo, Nebula y Locus), […]

Reseña: Marshal Blueberry (Integral), de Jean Giraud, William Vance y Michel Rouge

blog_ Crónicas Literarias - 21 January 2019 - 1:05am

El tríptico Marshal Blueberry acaba de ser recopilado por Norma Editorial en formato integral; mismo tamaño, misma edición, que los geniales recopilatorios de la serie original en formato integral que están llevando a cabo. La esperada edición de una de las sagas míticas de Blueberry que muchos esperábamos. Marshal Blueberry nace del encuentro entre dos leyendas de la historieta. Escrito por Jean Giraud, permite a William Vance mostrar su amor por el western en sus dos primeros volúmenes. Un lugar donde Michel Rouge, brillante estudiante del maestro Moebius, completa con éxito una aventura épica, la quintaesencia del crepúsculo occidental. Pero contaré algo más:

Estados Unidos. Zona de frontera con México. Noviembre/Diciembre de 1868. Un pueblo llamado Heaven. El mismo donde un tipejo y unos treinta apaches esparcen el terror en la región. En Fort Navajo, el coronel Tom Clarke espera el regreso de su oficial, el teniente Blueberry, cuya misión era negociar con los apaches para entregarle a ese tipejo. El tiempo límite expira. De lo contrario, la otra solución es enviar al teniente Garret con su tropa al ataque de los renegados. Sin embargo, Blueberry ha tenido éxito en su misión. Trae a Chato de vuelta, aunque en el camino él y sus hombres encuentran una diligencia que ha sido atacada. Blueberry desea seguir el rastro, las señales dicen que quedan sobrevivientes… Aunque para eso tendrá que separarse de su principal misión.

Un primer álbum que empieza a tope. Una buena oportunidad para reencontrarse con el más famoso teniente del mundo del cómic. No obstante, dos años más tarde, por orden de George Washington, descubrimos que Blueberry se convierte en mariscal. Una manera diferente y curiosa de ver al personaje. Una historia que trae otro tono a la serie. Donde encontramos influencias del cine estadounidense mezclado con el género occidental en este escenario: un taberna poco conocida, trampas en el póker, linchamientos, peleas. Giraud también muestra su poder para el humor en este guión. Y luego, Blueberry usa a uno de sus viejos amigos. Red Neck, un personaje que habíamos conocido ya en el ciclo de Yellow Head. Lo dicho: una versión diferente a lo que estamos acostumbrados. Pero entretenimiento, acción y tiros por doquier no faltan. Y eso buscamos, ¿no?

El tercer álbum de Marshal Blueberry por fin yace juntito a sus dos hermanos mayores. Siete años. Siete años tuvieron que esperar los lectores fanáticos de Blueberry esperando la continuación de dicha trama. En su día, esta enorme expectativa dañó a ciertos fans. Hubo problemas con la serie. Principalmente, el hecho de que William Vance no volvía a los lápices. Así que al final se optó por otro especialista del cómic western. Michel Rouge es quién se puso sin perjuicio alguno a los dibujos. Y las expectativas volvieron a crecer. Rouge estuvo en la serie Comanche después de la partida de Hermann y había ayudado a Giraud en el álbum Blueberry: The Long March. Fue entonces que los resultados gustaron. Y entonces, ¿se nota la diferencia en el dibujo? Apostaría un dedo a que si no llego a decir nada, muchos ni lo notarían. Un trazado muy cercano a su antecesor, aunque me atrevería a decir que Rouge destaca algo más. Su diseño, a diferencia de Vance, halla más espacio, da más sensación de profundidad y crea bonitos planos casi con cualquier viñeta. Y dibuja caballos magníficamente bien.

Una última historia que se vuelve más sangrienta con el paso de las páginas. Que termina con un giro argumental que no esperas. Volviendo a subir al podio a un Giraud que por momentos pensábamos ido. Un resultado a la altura. Una trama clásica que se complica con el paso de las páginas donde en principio empezamos con un Blueberry contratado para desmantelar una red de traficantes de armas, pero que toma un rumbo inesperado. ¿Evitar una guerra india? Entre otras muchas cosas.

Una espectacular edición.

Biografía de Philip K. Dick en cómic

blog_ Noticias CF - 20 January 2019 - 6:48pm

Se ha editado una biografía de Philip K. Dick en cómicEn la imagen se ve un fragmento que es una conversación entre Dick y Harlan Ellison.
http://file770.com/philip-k-dicks-life-in-comics/?fbclid=IwAR08cDs9kzvXpjRPwdsOF-DLWOkdkRzrKwtK9Bf_LE9ru6345XvL62nMNCg
 3 personas

El silencio de la ciudad blanca, de Eva G. Sáenz De Urturi

blog_ Athnecdotario incoherente - 20 January 2019 - 10:13am

Por Soraya Murillo.

Este es el primer tomo de la llamada “Trilogía de la ciudad blanca”. Si he de ser sincera tenía muchas dudas de empezar esta saga. Por ambientación me recordaba a la trilogía del Batzán, de la que no quedé muy contenta. Pero la novela empezaba con buen pulso narrativo y se me hizo amena la lectura. Algo muy importante a su favor es que es autoconclusiva.

Una escritora que da muchos detalles, haciendo con ello que el libro se vuelva muy visual. Escrita de forma sencilla, nos adentra en una novela negra donde no faltan referencias a la mitología, las leyendas o a la arqueología. Algunas leyendas son verdaderamente hermosas, con un punto de magia y terror.

Parte importante de la historia trascurre en la provincia de Álava y la ciudad de Vitoria. Sus calles, monumentos y bares, son lugares que existen, haciendo que todo parezca más real. La autora mueve con astucia al protagonista principal, el inspector Unai López de Ayala, alias Kraken, experto en perfiles criminales. Un hombre cuyos demonios interiores no logra exorcizar.

En Vitoria, hace dos décadas, un brillante arqueólogo fue detenido por unos asesinatos rituales. A punto de salir de su condena los asesinatos se reanudan tal y como fueron cometidos. Si el supuesto asesino sigue en la cárcel, ¿quién los está matando? Ese será el reto de Unai. El escenario lo será todo en esta novela. Es lo que siempre digo: nada supera a un autor describiendo el lugar donde vive. Tendremos unos saltos en el tiempo, con otra historia paralela a la del protagonista y con otros personajes, aunque obviamente tendrá mucho que ver con la actual. Y eso es curioso, pues en sí parece una simple historia de amor.

La forma de matar es muy especial, rozando la mitología. La novela se hizo para entretener al lector, esto lo digo porque algunas puestas en escena de los crímenes resultan bastante inverosímiles, serían prácticamente imposibles de realizar en plena calle sin que nadie viera nada, ya que también el escenario abarcará una ciudad en fiestas, y dudo que algo así pudiera hacerse sin ser visto, sin testigos. No le deis muchas vueltas, la autora es consciente de ello, pasando por encima como no queriendo dar más explicaciones.

Nuestro policía es muy inteligente, sigue buenas pistas. Aun así, el lector llegará a la misma conclusión, incluso en algunos tramos se adelantará al propio policía por las pistas que dejó la autora. Por eso pienso que es una novela en la que la escritora ha querido que los protagonistas y los lectores se unan y vivan por igual la trama, buscando los porqués.

Un thriller de muy buen ritmo para los lectores amantes del misterio y la novela policial, donde el inspector de policía prácticamente arrolla con su personalidad al resto de personajes. Una ciudad llena de rincones misteriosos que un asesino empapará con sangre. El sacamantecas, Ochate, mitos vascos, cultura, todo le vale a Eva G. Sáenz de Urturi para que no perdáis interés, destacando un magnífico trabajo de investigación.

Historia que seguirá con “Los ritos del agua “y “Los señores del tiempo”.

Entretenida sin más. Un final demasiado fantasioso, creo que se le fue un poco la mano huyendo de lo real, queriendo dejar una atmósfera tan misteriosa. En los crímenes en serie hace falta un poco más de seriedad. Mentiras y venganzas se unirán, junto a un pasado que alguien no quiere ni desea olvidar.

 

https://www.casadellibro.com/libro-el-silencio-de-la-ciudad-blanca/9788408154167/2933371

 

 

 

 

 

 

Literariamente jóvenes. Encuentro de literatura en Alcalá de Guadaíra

blog_ sevillaescribe - 20 January 2019 - 8:19am

"Literariamente Jóvenes: Encuentro sobre literatura juvenil y fantástica" que tendrá lugar el 25 y 26 de enero de 2019 en la Biblioteca Alcalá de Guadaíra (Ayuntamiento Alcalá de Guadaíra), ubicada en Plaza del Perejil.
ProgramaciónInscripciónAutores invitadosPresentación
Enlace al evento


Leer más...

Reseña: Anoche soñé con Glenn Gould, de Nieves Abarca

blog_ Crónicas Literarias - 20 January 2019 - 1:05am

¿Un libro de poemas de una autora que ha tratado en sus otras obras su interés por lo criminal? Eso me llamó mucho la atención. Luego el nombre de uno de los grandes pianistas del siglo XX. Glenn Gould, sobre todo se centró en la obra de Bach. Sus versiones de las Variaciones Goldberg o las Suites son muy conocidas. Era una persona extraña, tocaba sentado en una silla vieja con el rostro a la altura del teclado mientras tarareaba la pieza que estaba ejecutando. Fue uno de los grandes del piano.

El título del libro sale del principio de este poema:

Quiero recordar que soñé con Glenn Gould.

Creo que soñé,

no me acuerdo demasiado bien, lo siento.

Soñé que jamás había existido.

Que sus grabaciones eran falsas,

sus murmullos, su locura.

Esa singularidad la tendrá también nuestra autora en su corto libro de poemas. Nieves Abarca no tiene temor de explorar los recovecos del miedo. Ella lo estudia como un científico, fijando las muestras bajo un cristal para su visualización. Toma nota de la información, la viscosidad de la sangre, la intensidad del sufrimiento, la soledad, la venganza y al hacerlo, se lleva el elemento del miedo de ellos. El lector lo visualiza todo de otra manera. La muerte y el sufrimiento no son nada que temer más que meros elementos de la condición humana. Es en nuestra aceptación donde la poeta nos da una nueva profundidad de la experiencia. Estos poemas llegan a la oscuridad horrible que tememos en nuestro interior. Con ellos captamos mejor el sufrimiento reflejando en muchos de ellos estados de ánimo. Nos damos cuenta de que los monstruos han estado con nosotros todo el tiempo. Ellos permanecen en el interior de nuestra mente.

Es un simple libro de poemas. No tiene otro objetivo. Su autora en sí no parece buscar nada, solo escribir unos hermosos y tétricos poemas envueltos entre referencias musicales y del mundo del cine. En algunos versos usa un tono bíblico que recuerda a las profecías apocalípticas. También guiños al sexo y cuentos populares, pero siempre con ese fondo tan melancólico y siniestro. Dentro de esa oscuridad se puede admirar la belleza narrativa, hay versos que parecen no encajar, pero es lo que los hace especiales. Con un vocabulario culto os irá atrapando en lo que es verdaderamente importante: que sintáis la misma emoción que siente ella.

Mis manos,

El color. Es rojo.

Rojo bermellón. Rojo escarlata,

Rojo Carmesí.

Es rojo Chanel.

¿No es hermoso?

Me ha gustado, me ha gustado mucho. Y sí, lo encontré bello, elegante. Cuando un autor tiene algo que contarnos da igual en qué forma lo haga. Verso,prosa, poema, relato, fábula…

Delicias francesas: Sobre Ruedas y El gran baño

blog_ Athnecdotario incoherente - 19 January 2019 - 10:18am

DELICIAS FRANCESAS, por Fernando Codina.

Tranquilo, pequeño saltamontes, que no se trata de ninguna cochinada. Porque con “Delicias francesas” me refiero en esta ocasión a dos maravillosas películas de aquella nacionalidad, que sobreviven como mejor pueden en las carteleras de Madrid y de otras ciudades españolas, como por ejemplo Málaga y Granada. Son concretamente “Sobre Ruedas” y “El gran baño”, de las que te hablaré un poquito a continuación.

Gracias a las ofertas de los Cines Renoir, últimamente estoy viendo muchas películas extranjeras en versión original (se me ocurren pocas maneras más placenteras y eficaces de mantener un idioma que ir al cine), y sobre todo francesas. Y en las últimas dos semanas, he disfrutado como un enano de estos dos títulos.

En común tienen el pertenecer a un género muy concreto, la comedia y la sátira social, pero ambas con un tono intimista y respetuoso con la diversidad que las hace merecedoras de la más alta consideración.

Sobre ruedas es básicamente una comedia romántica. Cuenta la vida de un exitoso hombre de negocios, Jocelyn, ligón hasta decir basta y mentiroso compulsivo. Durante una visita a la casa de su madre, recientemente fallecida y que necesitaba una silla de ruedas para andar, es sorprendido por su vecina, una mujer joven y tremendamente sexy, quien al verlo sentado en la silla, piensa que es un discapacitado. Y resulta que ella tiene una hermana mayor, que también va en silla de ruedas, y se le ocurre presentarlos en una comida familiar. A partir de ese momento, va surgiendo una historia de amor, basada en la mentira, pero también en la admiración, puesto que ella resulta ser una consumada tenista, y una violinista de excepción. Y surge el problema. ¿Cómo decirle que él es válido, sin que esto afecte a su relación? ¿Hasta qué punto tienen un futuro juntos?

Todas estas cuestiones, y unas cuantas más, te atrapan durante las casi dos horas que dura la película, y te hacen reflexionar. Destaca también la fotografía, muy cuidada, y los escenarios a los que te va llevando, desde las calles de la mágica París, hasta una cena en una terraza piscina; y con un espectacular paseo en silla de ruedas motorizada bajo la lluvia.

Una delicia de película en todos los sentidos, escrita, dirigida e interpretada por Marc Dubosc, que se estrena con esta cinta.

Con El gran baño, damos una vuelta de tuerca, pero siempre dentro del campo de la alta comedia. Dirigida por Gilles Lellouche, es una cinta tremendamente divertida, que cuenta la historia de un peculiar grupo de hombres, todos ellos en plena crisis de los cuarenta, que decide formar un conjunto de natación sincronizada masculina. Toda ella narrada desde el punto de vista del último integrante, un ser gris y depresivo, pero con un tremendo corazón y ganas de superación. Es una película de esas que te dejan buen sabor de boca, de principio a fin, y al mismo tiempo un canto a la amistad.

Particularmente divertidas son las escenas de su primer entrenamiento de grupo, la manera en que conocen al enfermero que será el hombre clave de la formación por su capacidad de mantener la respiración bajo el agua; el intento de robo de material para el equipo en unos grandes almacenes o su espectacular coreografía final. Eso por no hablar de los draconianos entrenamientos campo a través, con una directora de lo más peculiar.

Mientras estaba viéndola, no podía parar de pensar en la genial película Campeones, por lo que ambas su genialidad y su historia de superación de la adversidad. También la han comparado, y no sin razón, con un Full Monty a la española. Pero no por ello deja de ser una película genial, de las más divertidas que he visto en los últimos tiempos.

En definitiva, dos grandes películas, perfectas para los días grises.

Entrega del Premio TerBi Honorífico "in memoriam" a Domingo Santos

blog_ Noticias CF - 18 January 2019 - 2:19pm
En la foto Mariano Villarreal González entrega el Premio Honorífico de la TerBi otorgado a Domingo Santos por su labor en pro de la cf, a Oscar Domingo, hijo del fallecido escritor
 2 personas, incluido Mariano Villarreal González, personas sonriendo, teléfono

¿El tiempo es relativo? 12

blog_ sevillaescribe - 18 January 2019 - 9:00am

El trastero era de nuevo un dormitorio pero en esta ocasión estaba decorado de manera ostentosa. Dos paredes contiguas estaban pintadas de color rosa y las otras dos de color rojo. Manolo recordó cuando de pequeño escribía cartas de amor en San Valentín a sus compañeras de clase y lo que todas las niñas le decían: “rosa con rojo no pega, es de hortera”. Dos mesitas de noche con una lámpara en forma de flamenco y una bombilla naranja en cada una custodiaban una cama redonda con una colcha de corazones rojos y blancos. La lámpara de cristales del techo y el armario rosa hacían el conjunto más esperpéntico, si se podía.

—Manolo no tengo muy claro donde estamos ¿y tú?
—No lo sé pero desde luego la casa de éste no es —respondió señalando a Rubén 2.0 sin siquiera mirarlo.
La puerta del sótano se abrió y Rubén de un salto se volvió a esconder tras la cama. Manolo lo observó y con un gesto de la mano le indicó que saliera de su escondite, no merecía la pena esconderse otra vez, debían afrontar juntos lo que ese nuevo mundo les deparaba. Y bajando la escalera se veía a Manolo con un chal de plumas morado, una camiseta rosa, unos leggins rojos y unas manoletinas rosas.

—Lo que me faltaba —dijo Manolo.
—¿Quién anda ahí? Tengo el número de la policía marcado en el móvil, solo tengo que llamar y un coche patrulla estará aquí en —se interrumpió al verse abajo con dos Rubén al lado—. ¿Pero esto qué es, una broma?
—Yo paso de explicarle a ése nada —dijo Rubén 2.0 mientras su igual se reía a carcajadas.
—No esperaba menos. Volvámonos y cerremos el portal.
Manolo se giró en dirección a su trastero pero una idea le hizo pararse en seco. Echó una ojeada a su doble y después otra a Rubén 2.0, podría salir bien.
—Rubén ve delante. —Le guiñó un ojo—. Yo tengo que hablar una cosa con ellos.
—Escúchame Rubén 2.0 necesito que busques una piedra azul en esa mesita de noche de ahí. —Señaló en dirección al lado izquierdo de la cama—. Yo iré en busca de la otra que tengo en la máquina, creo que así podremos ir a tu mundo.
—¿Seguro?
—Soy un físico muy famoso en mi mundo —mintió—. ¿Si no cómo crees que habría construido esa máquina? Confía en mí.
—De acuerdo.
Se giró en dirección a la mesita de noche indicada por Manolo. Los dos ignoraron la cara de estupefacción del otro Manolo que con el teléfono móvil en la mano no daba crédito a lo que veía.
—¿Y yo qué hago?
—Tú te quedas ahí tranquilo y cierras los ojos. Es un mal sueño.
Manolo cruzó el portal y salió corriendo en dirección a la rueda de potencia, la puso al mínimo pero en esta ocasión no se atrevió a coger la piedra. Rubén lo observaba y no daba crédito.
—¿Los vas a dejar encerrados?
—Sí y reza para que se cierre rápido.
—Pero quita la piedra.
—No, creo que la piedra es la clave para abrir un portal y no otro. No la muevas.
El portal seguía allí. No encogía ni desaparecía. De repente apareció una figura. Era Rubén 2.0 y su cara lo decía todo, se había dado cuenta de lo que tramaba Manolo.
—Me ibas a dejar allí con el mono de feria ése, ¡serás!
Manolo lo agarró por los brazos y forcejeó un poco. Con una mirada le pidió ayuda a Rubén. Entre los dos lo cogieron en volandas y lo lanzaron al portal pero chocaron de frente con el otro Manolo que intentaba entrar. Salieron trastabillados hacia la máquina y cayeron sobre ella. El otro Manolo salió corriendo en su dirección y el portal se cerró tras él.

—¿Estáis bien?
—¡La máquina! —gritó Manolo—. Ayudadme por Dios, tenemos que arreglarla.
Observándola silenciosamente no encontró nada raro ni fuera de lugar, solo que la piedra había caído al suelo. Volvió a insertarla con mucho cuidado. El poco tiempo que había tenido para asimilar todo lo vivido también le había servido para observar que dependiendo de la postura en la que colocara la piedra iba a un universo distinto. Solo había un problema, que no sabía si estaba colocándola igual que antes o no.
—¿Capullito? —El otro Manolo miraba a Rubén—. Soy yo, tu pimpollo.
—Perdona pero no te conozco y desde luego no soy tu capullito.
—Ya me lo dijo el rubio. Venís de este mundo. Pensé que a lo mejor era una broma tuya mi amor.
—Ufff. —Tardó unos segundos en echar el aire que tenía en los pulmones—. Joder, que miedo da tu universo. Manolo, tú y yo pareja ¿Te imaginas?
Manolo miraba pensativo la piedra incrustada en la máquina. Por más que entornaba los ojos no conseguía ver si estaba igual que antes. Su intuición le decía que no.
—El otro día al salir de clase me dijiste pimpollo y nunca antes me lo habías dicho.
—¿Yo? —dijo extrañado—. Nunca te he llamado así.
—¿Tendrá algo qué ver?
—Te estoy diciendo que nunca te he llamado pimpollo, hostia.
—Lo que tú digas. Pero te gusta mi madre y hay un universo en el que se muere mi padre y te vas con ella. Y me llamaste pimpollo y ahora éste me lo llama también. Es muy raro.
Un nuevo portal se abrió justo delante de la escalera.
—Este portal es distinto —añadió.Leer más...

Reseña: DC Cómics Bombshells. Reclutadas, de Marguerite Bennett, Marguerite Sauvage y VVAA

blog_ Crónicas Literarias - 18 January 2019 - 1:05am

Si eres asiduo visitante a tiendas de cómics, con toda probabilidad tus ojos se habrán posado más de una vez, se habrán hecho un poquito más grandes al ver una de las portadas donde aparecen las Bombshells. Esas damas, señoritas, espectaculares féminas dibujadas de un modo retro que DC Cómics acaba de rescatar y ECC Ediciones acaba de publicar en nuestro país. Una línea que al otro lado del charco ha demostrado ser un gran éxito comercial y estético. DC Cómics Bombshells se inspira en la marca creada en los años 40 a modo de ilustraciones que se pusieron de moda en USA y que se utilizaban como telón de fondo y de modo atractivo para hacer publicidad en hazañas patrias durante la Segunda Guerra Mundial. En lo que respecta a nuestras heroínas favoritas, una nueva apariencia para algunas caras conocidas.

DC Cómics Bombshells se lanzó inicialmente como una serie de historias cortas específicas para cada personaje del mundo femenino superheróico DCíta. De hecho, los tres primeros son de Batwoman, Wonder Woman y Supergirl. Dicha estructura y como se combinan, mola bastante. Tres one-shots de inicio capaces de establecer un tono consistente y como se hacía antaño, una configuración de tramas bastante convincente, a veces, con efecto inspirador. Por otro lado, las tres historias siguientes no tienen nada que ver entre sí y cuando vas leyendo cada historia independiente solo esperas que en el siguiente/futuro tomo todo vuelva relacionarse como al principio.

Lo que sí encontrarás es un gran sentido de la diversión como suelen representar en sus cómics el tandem de margaritas como se les suele llamar, a las autoras Marguerite Bennett y Marguerite Sauvage. Bennett vuelve a mostrar su don para las escenas de acción, y ambas utilizan unos métodos introductorios a las tramas que funcionan a la perfección. Sus tramas despegan cual cohete en época de la carrera espacial. Desde las aperturas al estilo de noticieros de Batwoman hasta la conexión de Steve Trevor entre música y guerra, se ha pensado claramente en cómo se representaría esta era de personajes por entonces. Las historias en sí mismas varían en cierta proporción, destacando por encima de todas, y en mi opinión, la de Batwoman. Destaca como más atractiva, aunque cada una tiene su encanto. La aventura de Wonder Woman se siente un poco más tradicional en comparación a las demás, ofreciendo pocas novedades a sus mitos previamente establecidos. Pero para gustos los colores. Y con la lectura de DC Cómics Bombshells tus ojos se colapsarán de ellos.

Dejando de lado reproches menores, sólo por los tres capítulos iniciales merece la pena adquirir esta recopilación. La increíblemente popular línea de coleccionables de DC que cobra vida en estas aventuras y reinterpretan el curso de la historia, donde Marguerite Bennett (Batgirl, Tierra 2: El fin del mundo) y artistas como Marguerite Sauvage (Hinterkind), Laura Braga (Witchblade), Bilquis Evely (Doc Savage), Mirka Andolfo (Chaos) y Ming Doyle (Constantine: Hellblazer), entre otros tantos, lo dan todo.

Un excelente trabajo al enfatizar fuerza y habilidad de cada personaje. Mujeres fuertes de cuerpo y espíritu capaces de realizar hazañas maravillosas. Capturando a la perfección la estética de aquellos libretos pasados que promovían lectura y distracción en tiempos de crisis. Con un comienzo sólido, una serie bastante divertida. A la espera de más.

"Rewrite" la nueva de Gregory Benford con conexión a "Cronopaisaje"

blog_ Noticias CF - 17 January 2019 - 4:37pm
La nueva novela de Gregory Benford se titula "Rewrite" y, aunque no una secuela, si tiene conexión con su famosa "Cronopaisaje". Un hombre descubre que puede regresar a 1968, donde encuentra a otros con esa capacidad, entre ellos Robert A. Heinlein y Philip K. Dickhttps://www.simonandschuster.com/books/Rewrite/Gregory-Benford/9781481487696?fbclid=IwAR0cjxeB_6kh_OX9i5wN5H24nGZJsrgGuDJFQR03bdOok8K2dpwoHnuJYjs

Reseña: La Estirpe de los Lobos, de William Morris

blog_ Crónicas Literarias - 17 January 2019 - 1:05am

Acercarse a Tolkien de un modo u otro siempre es buena señal. Especialmente, si eres de los que cuando llega la época invernal le gusta retomar sus escritos, ver nuevamente las películas de Peter Jackson o (una alternativa reciente en mi vida) leer libros que él recomendó o inspiración su Tierra Media. Si ya eres aficionado a esto último (sé que sois unos cuantos), sabes a ciencia cierta que William Morris es un autor indispensable a leer para tal proyecto.

La Estirpe de los Lobos (A Tale of the House of the Wolfings and All the Kindreds of the Mark) es una novela de fantasía escrita por William Morris y publicada por primera vez en 1888. Quizás el primer escritor “moderno” en unir un mundo cercano y ancestral con elementos fantásticos y sobrenaturales. ¿El precursor de la Fantasía actual? Uno de ellos. Una historia que se hace bastante obvio que influyó en ciertos aspectos a J. R. R. Tolkien (confirmado además por el autor en una de las cartas que se pueden leer en el libro The Letters of J. R. R. Tolkien). La Estirpe de los Lobos, William Morris y sus hunos, godos y romanos, usan numerosos paralelismos con El Señor de los Anillos. Morris usa nombres antiguos de estilo inglés como Mirkwood, la Marca, nombres propios germánicos como Thiodolf y una raza de enanos como herreros expertos…

Cápside Editorial publica esta maravilla literaria por primera vez en español. El primero de los romances fantásticos de William Morris, escrito en prosa y verso. Cápside Editorial, una editorial independiente que dirige el escritor Sergio Mars, el cual se encarga de la traducción de esta joyita fantástica. Y lo hace genialmente bien.

¿Qué encontramos en La Estirpe de los Lobos? En principio, una lucha en ciernes de los hombres de la Marca contra los invasores romanos. Seguimos a Thiodolf, el líder de la Casa de los Lobos, el más querido por las gentes y su más grande guerrero. Sin el conocimiento de su gente, él ama y es amado por Sol-del-bosque, hija de los dioses. Una joven que Thiodolf “adopta” como suya, convirtiéndose en la doncella que cuidará la lámpara sagrada… Cuando de pronto llegan noticias de la Marca. Existe una fuerza invasora que busca arrebatarles sus tierras. Mientras los hombres se preparan para la guerra, Thiodolf entra al bosque para ver a la bella chica y ésta, temiendo por su seguridad, le ruega que se ponga una protección hecha por enanos. A pesar de la tradición guerrera entre los de su Casa de ir sin camisa a la batalla…

Lo que sigue es un maravilloso relato de guerra, amor y lucha por proteger lo que a todo un clan pertenece. Con las rencillas interiores, exteriores, con más familias o clanes descritos. Más linajes existen en la llamada Marca Media: Hijos del Alce, los Hijos del Azor, los Hijos del Cisne, los Hijos del Leño, los Hijos del Jabalí y los Hijos del Oso. Todos y cada uno con sus pendones y jerarquizándose a su vez entre ellos separando dichos linajes entre la Marca Media y la Marca Superior. Hombres en definitiva, luchando contra un mismo enemigo por sus vidas, hogares, la tierra que uno ha sacado adelante; mientras que esos líderes romanos parecen solo buscar gloria y riqueza.

Una delicia. Para mí concretamente una joya desconocida por la que brindo y sé que volveré a su relectura cada poco. Es difícil leer La Estirpe de los Lobos y no pensar en los Rohirrim de El Señor de los Anillos. El tema de la Marca, el habla, el carácter de los personajes, ese lugar lejano del que jamás más allá ninguno se ha aventurado… ¡se llama el Bosque Negro! Para más inri, para ser un libro escrito a finales del siglo XIX goza del poder de una lectura agradable. Las escenas de batalla están bien escritas y los personajes son interesantes. Se dan muchos detalles sobre la tierra, las casas de la Marca, sus historias e incluso sus costumbres matrimoniales. Es inusual leer una construcción tan convincente en un libro casi arcaico para algunos lectores actuales. Sacrificios, honor, el mal a espuertas y con pocas opciones de salir victorioso.

Una maravilla.

Entrevista a Rubén Ramírez, autor de "La influencia de lo oculto"

blog_ Noticias CF - 16 January 2019 - 3:00pm

Hace poco EC.O Ediciones publicó la novela “La influencia de lo oculto” una novela de terror escrita por Rubén Ramírez, miembro de la TerBi.
http://edicionescivicas.org/producto/4072/

 Video de la presentación en la Jornada de la TerBi
https://www.youtube.com/watch?v=zDzEzDsI3MI

Entrevistamos al autor -          La novela gira en torno a un libro y cómo influye el texto en su traductor, obsesionándose con el mismo.
Sí, quería mezclar una historia con tintes fantásticos, representada por el libro a traducir, con otra cotidiana, representada por la vida del traductor. De esta forma, podía dosificar la información y hacer la obra más accesible a un público que no sea lector de novela fantástica o de terror.  -          ¿Cómo surgió la idea de esta novela?
La idea inicial tiene poco que ver con la novela, se trataba de la historia de una familia que se recluía en una casa donde todos sus miembros enloquecían y se enfrentaban entre ellos. Al empezar a escribir, fui añadiendo unos elementos y quitando otros hasta que de esa primera idea sólo quedó la familia que se muda a una granja de piedra que parece maldita o, cuanto menos, fuente de sucesos paranormales.
-          La obra se mueve entre el terror clásico y el terror psicológico, y ambientado en la época actual.
Sí, diría que predomina un terror psicológico similar al de un clásico del género como es la película “El resplandor”. He querido ambientarla en la época actual para que sea más fácil empatizar con los personajes. La historia de cada miembro de la familia, sus problemas de adaptación tras abandonar la capital para vivir en un pequeño pueblo, las fricciones… Esos aspectos son tan o más importantes que el elemento fantástico. A fin de cuentas, ¿qué terror inspirarían los peligros que enfrentaran unos personajes que no nos interesan?
-          He leído un texto tuyo donde señalas que tiene toques lovecraftianos
Tiene toques lovecraftianos evidentes, como son el libro maldito o el peligro que viene de las estrellas. A pesar de esas similitudes argumentales, la forma de narrar la historia no tiene nada que ver. En “La influencia de lo oculto” hay más diálogo, el texto es más directo, con un estilo sencillo y accesible. Me encanta Lovecraft, pero en ningún momento he intentado parecerme, yo quería una historia más actual.
-          ¿Qué crees que aporta la novela o que es novedoso dentro del género de terror?
No iría tan lejos como para decir que es novedoso, pero lo más original es la forma en que se intercalan capítulos del libro maldito a la vez que el traductor los va leyendo, y cómo la vida del protagonista y los acontecimientos del libro acaban por converger.
-          El personaje central se obsesiona con una novela ¿Te influyen mucho los libros?
Sí, los libros tienen una gran importancia en mi vida. Saber que tengo centenares de historias en las estanterías esperando para ser disfrutadas, el ir a las librerías a comprar novedades o bucear entre libros usados supone una motivación diaria.Además, hay novelas cuya primera lectura se me quedó grabada y que me encanta releer. Normalmente, los libros me influyen más en el plano emocional que en el intelectual.
-          ¿Cuáles son tus autores favoritos?
Mi autor favorito es Robert E. Howard, creador de Conan. También me apasiona Tolkien dentro del género fantástico; en terror destaco a Lovecraft Y Poe; en ciencia ficción a Philip K Dick y Asimov; y en novela negra, Chandler y Hammett.Por último, tengo una pasión que viene de la infancia y son los cómics de Spider-man.
-          ¿Qué tal fue trabajar con EC.O Ediciones?
Trabajar con EC.O fue estupendo porque se involucraron con la novela y aportaron un buen montón de sugerencias que han hecho que la calidad del libro crezca.
-          Estás escribiendo algo ahora…
Sí, estoy escribiendo una novela de fantasía heroica con una buena dosis de ironía. Después quero escribir una secuela de “El asesino de los implantes”, un libro de ciencia ficción policíaca que goza de bastante éxito en Amazon.
-          Si deseas añadir algo más…
Sólo decir que “La influencia de lo oculto” está teniendo buena acogida, la gente que lo empieza suele terminarlo en muy poco tiempo, así que animo al lector a que le dé una oportunidad.

Reseña: 4001 A.D (Edición Integral), de Matt Kindt, Clayton Crain, Cafu y VVAA

blog_ Crónicas Literarias - 16 January 2019 - 1:05am

La edición de integrales es una cosa importante no solo a nivel de comodidad para el aficionado, también es un importante proyecto editorial y de marketing que todas las editoriales deberían asumir. Siendo sinceros, nos beneficia a todos. Que las editoriales estén dispuestas a ello, hace ver que les beneficia en este gran momento comiquero que estamos viviendo. Pero también el contenido íntegro de un título se ve con buenos ojos porque lo queramos o no, los lectores de cómics actuales: “somos carne de integrales”. Qué bonitos quedan en las estanterías, pero qué buen regalo son, qué delicia ponerse con una historia y devorarla de principio a fin, y en ocasiones, de una sentada… ¿Os imagináis en la actualidad el ponernos a leer un buen libro por entregas? No hay más palabras, señoría.

Lo comentado antes, fue lo primero que me atrajo de 4001 A.D, titulo que tiempo publicando Medusa Cómics (el sello comiquero de Editorial Hidra) y que recientemente ha visto su formato integral, Lo que ha sido para mí una gran sorpresa lectora de las que hacía tiempo que no tenía. Un pedazo de cómic de Ciencia Ficción con el que viajar al Siglo XLI para ver como se decide el destino de nuestro planeta. Un gran tomo donde además de la primera miniserie (4001 A. D #1-#4), se aportan números interaccionados de otras series como RAI #13-#16 y los comienzos del desastre en las demás series de Valiant como 4001 A. D: X-O Manowar #1, 4001 A. D: Bloodshot #1, 4001 A. D: Shadowman #1 y 4001 A. D: War Mother #1.

Sin ningún tipo de miramientos, 4001 A.D se ha convertido en el evento/crossover más ambicioso de Valiant. Una obra magna con un argumento más que atractivo. Una rebelión, el inicio de una hecatombe, toda una serie de sucesos que provocan un conflicto a escala universal desde el momento en que la benevolente inteligencia artificial llamada Padre (que gobierna Japón) gana conciencia y decide, para defender sus fronteras, tomar medidas drásticas lanzando la isla al espacio. Donde su gente prosperará aislada, lejos del planeta súper poblado y carente de recursos en el que se ha convertido la Tierra (dentro de cien años). Es entonces que, con el paso de los siglos, a medida que el Nuevo Japón orbita este nuestro mundo cada vez más inestable, empieza a convertirse en una sociedad modelo (si no lo era ya).

Mil años en el futuro, Padre crea el primer Rai, el primero de un linaje de estoicos seres tecnológicamente mejorados diseñados para defender al Nuevo Japón y jurar protegerlo de todos los enemigos. Todos y cada uno servirán a Padre sin cuestionarlo. En los albores del año 4001, el último Rai está a punto de heredar la verdad oscura detrás del origen de su especie. Descubrir el secreto siniestro en el corazón de la existencia de Padre. Para que Nuevo Japón viva, sobreviva al paso del tiempo, la Tierra debe morir. El último Rai desafía a su antiguo maestro, el primero en más de un milenio de paz. Es expulsado, exiliado del único reino que ha conocido. Rai ahora recorre el devastado mundo terrestre del año 4001 d.C. en busca de héroes olvidados como él. Una misión para recuperar, recopilar las últimas leyendas de un planeta roto. Forjar una gran rebelión con el suficiente poder para traer a la civilización más avanzada de la historia de nuevo a la Tierra. ¿Tendrá que destruir Rai el Nuevo Japón para salvarlo? ¿Quién son aquí los malos y los buenos?

Matt Kindt (Divinity II) teje un guión genial. Un autor best-seller del New York Times que se junta con el artista Clayton Crain (X-Force) para darnos una sorprendente visión del siglo cuarenta y uno, con los acontecimientos mencionados. Aunque otros grandes autores y patrios como el maestro Cafu (Imperium) tienen su cabida en esta tormenta de sucesos.

Una guerra futurista e inminente que nadie parece querer evitar. Una batalla final en las estrellas que se os quedará grabada en la retina. Descubrid como nadie (ni siquiera las inteligencias artificiales) son eternamente blancas o negras. Grises se vuelven sus mentes con el paso del tiempo. Algo heredado de nosotros sus creadores. Preguntas que han eludido a la humanidad durante casi dos milenios. ¿Cómo llegó Nuevo Japón a orbitar la Tierra? ¿Quién creó a Padre? ¿Y qué pasó con los nueve Rai anteriores que una vez juraron lealtad a su imperio y que ya no están? Esto me ha molado mil.

Antología de cf para celebrar el 50 aniversario de la llegada a la Luna

blog_ Noticias CF - 15 January 2019 - 10:14am
Para celebrar el 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna, se prepara una antología de cf, titulada "The eagle has landed" con relatos de autores muy conocidos, como Kim Stanley Robinson, Gregory Benford, John Varley, Stephen Baxter o Michael Swanwick.http://neil-clarke.com/the-eagle-has-landed-contents-and-cover/?fbclid=IwAR3vG_wjjL35QPBp61hKHVuGJAxOXGt2C7ljozlg-I-DcAiZ6AhB-TS5u2Y

¿El tiempo es relativo? 11

blog_ sevillaescribe - 15 January 2019 - 9:00am

El torrente de sensaciones y sentimientos que acompañó a Mariano durante el instante que atravesaba el portal se convirtió en mera desidia al comprobar que no había atravesado ningún túnel ni nada por el estilo, simple y llanamente entrar por el portal era como cruzar cualquier puerta de su casa. Lo que si llamó su atención fue que había aparecido en el mismo sótano que había abandonado pero con el mobiliario de su dormitorio. Estaba todo exactamente igual, el mismo póster en la misma pared, los mismos libros en la misma repisa en el mismo sitio. Todo igual. Ante tal cúmulo de información no se percató de la presencia de su amigo tirado en el suelo tras su empujón.

—¡Estás loco Manolo! ¡Podrías haberme matado, subnormal!
—Tranquilo —comentó embelesado en todo lo que le rodeaba—. Es increíble. Esto tiene que ser broma. Una de esas cámaras ocultas que a la gente divierte tanto. Eso o que realmente lo que me dio don Aurelio fue peyote y estoy flipando.
—Ahora que lo dices ¿no es está tu habitación?
—Sí.
—¿Y no es este tu trastero?
—Sí.
Rubén se quedó en silencio observando todo a su alrededor, después echó una ojeada a su amigo. En verdad lo estaba flipando. Una duda le asaltó y no pudo reprimir el instinto más básico de todo hombre. Le dio una colleja a Manolo.
—¿Pero qué haces? —preguntó un dolorido Manolo.
—Resolver una duda y un asunto pendiente que tenía. La duda es que al dolerte no se trata de un sueño así que no hemos sufrido ningún accidente y por ende no estamos en coma ni nada parecido. El asunto pendiente es que te debía una después de empujarme a un portal sin saber lo que hay al otro lado. Ya estamos en paz aunque aún hay algo que no veo claro ¿hemos viajado en el tiempo?
—Ni idea.
El ruido de la puerta del sótano interrumpió la charla. Rubén que era más ágil y tenía la cama cerca se tiró a esconderse tras ella. Manolo se quedó inmóvil mirando a la parte superior de la escalera. Rubén le hacía señas para que se uniera a él. Su amigo no reaccionaba.
—¿Manolo eres tú?
Veía la figura bajando por la escalera y no daba crédito a lo que sus ojos le mostraban. Parpadeó un par de veces. Miró a su izquierda donde su amigo estaba escondido tras la cama con los ojos entrecerrados y tapándose la boca. Otra mirada a la escalera donde la figura estaba ya a medio camino. No podía ser. No podía ser Rubén.
—¿Manolo eres idiota o qué? Te estoy hablando.
Trataba de organizar su mente sin volverse loco pero lo que estaba viendo superaba con creces los niveles de raciocinio de una persona normal. Rubén con una bata de seda roja había bajado las escaleras del sótano. Y si lo de la bata era poco para colmo era rubio.
—¿Quién eres? —preguntó.
—Pues quien voy a ser pedazo de idiota. Soy Rubén ¿Y qué carajo te has hecho en el pelo que lo tienes moreno? ¿Y esta puerta qué es?
—Siempre he sido moreno y esa puerta mientras no la toques irá todo bien.
—¿Qué no la toque? —dijo incrédulo—. ¿Pero quién te crees que eres para darme órdenes?
—Tu mejor amigo ¿no?
—Desde que murió tu padre hace un año no. Ahora soy tu padrastro.
Manolo se quedó blanco. En el futuro su padre moría y su mejor amigo se quedaba con su madre. Este comentario hizo salir a Rubén como un resorte de su escondite. Y allí vio delante a su viva imagen rubia y en bata de seda roja.
—Soy yo.
—No, tú eres yo.
—Somos iguales menos en el pelo —dijo boquiabierto.
—¡Rubén! —Gritar su nombre hizo que los dos lo mirasen—. Un momento, Rubén eres tú y Rubén 2.0 tú —dijo señalándolos.
—No lo entiendo ¿Esto qué coño es? —dijo el otro Rubén agarrando la barandilla de la escalera para no caer tras el shock inicial.
—Verás, hemos venido del pasado, del año 2019 para ver cómo sería el futuro pero si como bien dices. —Tragó saliva—. Mi padre ha muerto no me interesa nada más, solo dime como murió. Lo arreglaré.
—Déjate de sandeces —dijo todavía un poco mareado—. Estamos en el año 2019.
—No puede ser ¿Qué día es hoy?
—¿Qué día va a ser? Uno de noviembre.
Rubén y Manolo se miraron. No habían viajado al futuro. Era la misma fecha.
—¿Me estás diciendo que aquí, en este universo por decirlo de alguna manera, estoy con la madre de éste? —dijo señalando a Manolo.
—Sí —respondió.
—Esto es el colmo. Mi padre está muerto y a ti te preocupa que aquí eres el noviete de mi madre. Vámonos. Vamos a solucionar esto como sea.
Manolo se dirigió al portal, echó una mirada encolerizada a Rubén y éste lo siguió. Con un simple hasta luego se despidió de su doble rubio e inició la marcha hacia el portal. Ambos cruzaron con caras largas. Manolo se dirigió a la rueda que daba potencia al mecanismo y la giró hasta apagarlo. Pero la piedra siguió brillando y el portal no se cerraba.
—¿Pero qué demonios pasa aquí? —preguntó Rubén exaltado.
—Ni idea. Debería haberse cerrado al manipular la rueda. Se habrá quedado algo de energía residual en los circuitos. Esperemos que se cierre pronto.
—¿Y si quitamos la piedra?
—Buena idea, voy.

Manolo se dirigió al centro de aquella máquina con cautela. No quería romper nada ni tampoco hacerse daño cogiendo la dichosa piedra.
—¿Pero esto qué es? —dijo Rubén 2.0 asomando su cabeza por el portal.
—¡Corre Manolo, quítala que éste se nos cuela! —gritó Rubén.
Manolo agarró con fuerza la piedra y la separó de la máquina pero el portal no se cerró. Rubén 2.0 observaba todo a su alrededor tras traspasar completamente el portal. Al instante se cerró tras él.
—No me lo puedo creer ¿Tu padre no le ha hecho un vestidor a tu madre en tu cuarto? Será idiota. Por esa mujer hay que hacer lo que sea aunque ella no te lo pida.
—¡Rápido, pon la piedra otra vez! —gritó Rubén.
Manolo la volvió a colocar y de una zancada agarró la rueda y le dio potencia al máximo. Un portal se abrió tras el escritorio. A ambos les extraño que fuese en otro lugar distinto al anterior pero no había tiempo para pensar en una minucia como esa. Agarraron a Rubén 2.0 por ambos brazos y se introdujeron con él a través del portal.
—¿Pero esto qué cojones es ahora? —preguntó Manolo indignado.

Leer más...

Editar, corregir y volver a editar...

blog_ Mi mundo como escritora - 15 January 2019 - 3:45am
En estos días, me he dado a la tarea de editar una de las novelas que están en preparación para ser publicadas este semestre. No es faena sencilla. Estás frente a un texto ya terminado, con sus rasgos y defectos desplegados frente a tus ojos y necesitas darle una forma final que sea satisfactoria para tu arte. Al mismo tiempo, debes considerar aspectos puramente prosaicos, como el número de palabras y el tamaño del texto al final, porque a la hora de publicar, no se trata de tirar cualquier armatoste que resulte, sino de una obra bien integrada, bien cohesionada, que valga la pena cada minuto de lectura.
A veces me he preguntado si no será más fácil la primera parte, la creación. Y luego me doy cuenta de que en el proceso de edición, el aporte creativo es esencial. No se trata solo de corregir una coma mal puesta o de aliviar la reiteración de adjetivos similares (que también), sino incluso de rearmar escenas completas, ajustar capítulos porque no encajan en la historia o en el comportamiento esperable de alguno de los personajes. Se trata de seguir creando y, al mismo tiempo, de estar atento a los detalles formales que pueden convertir la novela en una estupenda aventura o en un fracaso sonado.
¿No es verdad que, de todas formas, eso ha de hacer uno con cada proyecto de su vida? Si es de plantearse preparar una cena especial u organizar una fiesta para un amigo, ¿no hay que aplicar la inventiva, repasar los resultados, afinar los detalles, asegurarse de que todo lo que se imaginó está bien orquestado, que no falta nada para el gran momento? Pues lo mismo siento cuando me enfrento a esta etapa editora. Un párrafo, un capítulo, incluso un personaje, que en su momento me pareció genial, que estaba ¡tan bien logrado!, de pronto... desastre: no encaja.
Y eso sin contar la rebeldía de la historia.
Hace unos días, en el grupo de Facebook de El escritor emprendedor, uno de los escritores comentaba que tenía problemas con sus personajes porque de pronto parecían querer hacer o decir cosas que no calzaban con su plan original de la novela. Los otros le dijeron que era una buena señal, pues es sabido que los personajes deben sentirse reales, deben ser personas, para poder captar la atención del lector y llevarlo al interior del mundo novelado, pero otros le advirtieron que tuviera cuidado, pues aquello podía ser la señal de que no había planeado bien la historia.
Yo me pregunté: ¿y si simplemente es que el propio escritor cambió y lo que le parecía adecuado, ya no se lo parece? ¿Que lo había pensado como lógico, como sorprendente, como sensato, de pronto le ha parecido fuera de lugar?
A mí me ocurre con la edición. He llegado a cambiar escenas completas, a eliminar personajes completos, a variar el tono con que se dirigen entre sí. No soy la misma ahora que cuando los escribí por primera vez: muchas ideas nuevas afloraron en mí, quizá por mis nuevas lecturas, mis nuevos conocimientos o por mis nuevas experiencias. Quizá porque sí. El caso es que en momentos en que reviso, en que miro mi propia novela con ojos de lectora y no de escritora, me doy cuenta de que el proceso es aún más retorcido que cuando la inventé por primera vez y que puede ser inmensamente agotador.
Pero también, ¿por qué no?, desafiante.
Un proceso de nunca acabar. Y, sin embargo, con fecha de expiración, porque si uno continúa y continúa corrigiendo y editando, ¡jamás terminaría! 

Reseña: Hellboy Krampusnacht, de Mike Mignola y Adam Hughes

blog_ Crónicas Literarias - 15 January 2019 - 1:05am

Hoy una reseña ligerita debido al trato de un cómic raudo y veloz, pero de los que se quedan clavados en la sien. De los que con muy poco aportan una intensidad y un desasosiego dignos del mejor Terror de los grandes clásicos góticos. Un encuentro, una conversación, una situación desesperada donde Hellboy se enfrenta a uno de los monstruos más perturbados, más tenebrosos, uno de los grandes pilares del folklore del noreste europeo. El terrible Krampus. Ser que adoro desde que supe de su historia y del que amo cualquier historia donde esta aberración sea protagonista. (Pese a las broncas de mi hija, gran amante de la Navidad y sus bondades).

Mas, antes aprovecho para hacer una breve aclaración, ya que he sido testigo en varias ocasiones de que la mayoría de la gente tiene una idea equivocada sobre su leyenda. En el cuento más difundido, el Krampus es una criatura de demoníaca apariencia que castiga a los niños durante la época de Navidad. Es el contraste. El lado oscuro. Todo lo contrario a Santa Klaus-Papá Noel-San Nicolás. Mientras uno premia con regalos a los niños que han sido buenos durante el año, el otro los castiga por haber sido malos. Es su némesis. Uno saca regalos del saco y los deja junto a la chimenea mientras que el otro captura con su sangriento saco a los traviesos y se los lleva a las profundidades del Infierno para devorarlos. NO es el Grinch; ese ser verde multimedia que odia la Navidad porque sí.

Bien, aclarado esto, vamos con Hellboy Krampusnacht, este one-shot que gracias a Norma Editorial podemos leer por fin en español. Avisando que no estamos ante un numerito cualquiera en la obra de Mignola o el mencionado monstruo navideño. Estamos nada más y nada menos que ante el último Premio Eisner (2018) al Mejor Número Único. Una historia, un detalle, una anécdota, un enfrentamiento inesperado con nuestro Chico Demonio dándolo todo. Por que nos vamos a finales de diciembre en Austria. Año 1975. Hellboy se encuentra acosado por el fantasma de una mujer que le pide que ayude a su hijo. Pisando nieve llega a una casa habitada por un solitario anciano. El mismo que convoca a nuestro rojo héroe pues tiene una petición que hacerle. Una “ayudita” que impacta a Hellboy. Pero nada es lo ue parece. Hellboy contra el Krampus de la mitología de la Europa del Este. Y el enfrentamiento es rápido, certero y con frases delirantes. No tan épico como uno podría esperar. Aunque el Krampus por alguna oscura razón, pide una y otra vez a Hellboy que lo mate y que… No diré más. Disfrutad vosotros mismos de esta historia tensa, macabra, súper recomendable para los amantes de Hellboy y/o el Mignolaverso en general. También para amantes del género de Terror y del folklore más tradicional. Brillante además el arte de Adam Hughes. Krampusnacht es visualmente impresionante se mire por donde se mire. Una buena pesadilla que se devora en nada.

Cuentan que el demonio aparece la noche del 5 al 6 de diciembre,

merodeando las calles durante el Krampusnacht

(La noche del Krampus, en alemán),

haciendo sonar cencerros y cadenas oxidadas para asustar con su presencia de íncubo fétido y maloliente.

Un rostro diabólico de largos cuernos, lengua larga y roja y greñas negras, te está mirando…

El vuelo del dragón

blog_ Rescepto Indablog - 14 January 2019 - 7:14pm
En 1967 Anne McCaffrey publicó dos novelas cortas en los números de octubre y diciembre (concluida en el siguiente volumen) de Analog. Eran una rareza relativa, con una acusada inclinación hacia la fantasía, heredera del planet opera a través de la obra de autoras como Marion Zimmer Bradley y su serie de Darkover (iniciada en […]