SEDICE


Ayuda a Sedice
Necesitamos tu ayuda para mantener Sedice funcionando.
Aceptamos donativos con Paypal:

Para más información clica aquí


Conectado
Registro:

Apodo:
Contraseña:
Código de Seguridad: Codigo de Seguridad
Pon el código de seguridad:


Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí


61 conectados
53 anónimos
8 miembros

[más info sobre el foro]


Rincón del Autor
Conversa con el propio autor


NORMAS
NORMAS de comportamiento


Comentarios en leelibros
·Trabajan con las manos
·Ágape El amor que devora
·Comitatus
·El secreto de los Balbo
·Re-flexiones Ejercicios para el corazón

Leer más...


Google Chrome
Si usas Google Chrome, prueba el tema de Sedice


PORTADA
·blog_ Noticias CF: Ang Lee podría dirigir "Gemini Man"
·blog_ Noticias CF: Fechas oficiales de las cuatro secuelas de "Avatar"
·blog_Mar de tinta: Día del libro 2017. Propuestas para niños y adolescentes.
·blog_ Mi mundo como escritora: Reencuentro
·blog_ Rescepto Indablog: En caída libre

Leer más...

Sedice.com :: Ver tema - Nadie encendía las lámparas - Felisberto Hernández
 FAQFAQ   BuscarBuscar   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 

Nadie encendía las lámparas - Felisberto Hernández
Ir a página 1, 2  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> OTROS MUNDOS LITERARIOS
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Nethescurial
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 07, 2006
Mensajes: 2690
Ubicación: Madrid
MensajePublicado: Jue Mar 30, 2017 6:26 pm    Asunto: Nadie encendía las lámparas - Felisberto Hernández Responder citando

Nadie (al menos que yo haya leído) señala lo que para mí es evidente: la obra de F. Hernández es, en primer lugar, la obra de un artista, claro, y en segundo, la de una persona con indiscutibles problemas mentales. Una lectura psiquiátrica de este libro se impone para sacarle jugo a su belleza de "otro mundo, que está en este". Y cuando hablo de lectura psiquiátrica no quiero decir que haya que tener conocimiento "teórico" de lo que es la fuga de ideas, sentimientos de despersonalización e irrealidad, alienación en el sentido de "verse desde fuera"... No creo que eso sirva para mucho en cuanto a goce lector (quizás si para encasillar al autor y olvidarlo). Lo que quiero decir es que si se han experimentado los fenómenos psíquicos anteriormente mencionados uno puede comprender mejor al escritor uruguayo y maravillarse de como, a partir de tan incómodas y potencialmente caóticas pulsiones, supo crear un mundo lleno de horror y humor, inteligencia y belleza. Felisberto estaba piantao, por usar la palabra lunfarda, es decir, no loco de atar, sino loco de huir, que es quizás lo contrario. Los piantaos del mundo deberían leerlo como un texto sagrado.

Menos mal que pasaba por aquí y encendí las lámparas.


_________________
No se puede ser tímido con la polka. (Frase oída al azar con ocasión del último baile celebrado en el Gran Salón del Palacio de Invierno, durante la Rusia Zarista, en 1913).

http://www.nethescurial.blogspot.com/


Ultima edición por Nethescurial el Jue Mar 30, 2017 7:15 pm, editado 2 veces
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Nethescurial
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 07, 2006
Mensajes: 2690
Ubicación: Madrid
MensajePublicado: Jue Mar 30, 2017 6:34 pm    Asunto: Responder citando



Don Felisberto era también pianista y compositor.
Dos preciosas composiciones suyas se pueden escuchar en Youtube, además maravillosamente interpretadas (no por él mismo sin embargo). "Primavera" y "Los negros". Me recuerdan un poco, en mi enciclopédica ignorancia del tema, a lo que luego haría Astor Piazzolla.

https://www.youtube.com/watch?v=_MMIaIJvQGI

https://www.youtube.com/watch?v=wzV9Vvy3UA8


_________________
No se puede ser tímido con la polka. (Frase oída al azar con ocasión del último baile celebrado en el Gran Salón del Palacio de Invierno, durante la Rusia Zarista, en 1913).

http://www.nethescurial.blogspot.com/
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Nethescurial
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 07, 2006
Mensajes: 2690
Ubicación: Madrid
MensajePublicado: Jue Mar 30, 2017 7:02 pm    Asunto: Responder citando

Hablaré un poco de los relatos.

"Nadie encendía las lámparas". El relato más realista de la antología. Ocurre con la prosaica ocasión de la lectura pública de uno de sus relatos, es de imaginar que en una reunión de gente bien con inquietudes culturales en Montevideo. Sin embargo la sensación de irrealidad es poderosísima, no porque pase nada especial. Otros escritores introducen elementos extraños para crear esa sensación irreal, o personajes desquiciados. Aquí nadie dice nada espectacularmente extraño, teniendo en cuenta que es una reunión de prosapia cultural y todo el mundo trata de manifestar su ingenio y su talento para la paradoja poética. Hasta el narrador se comporta razonablemente bien, lo que es de apreciar en alguien al que habría que calificar como mínimo como "excéntrico" (se que estoy confundiendo espectacularmente al autor con el narrador-protagonista pero creo que en este caso son el mismo, en este autor son a menudo el mismo).

A Felisberto le basta, para crear la antedicha sensación de irrealidad, mirar la soiree literaria con sus ojos espirituales uno en Guatemala y otro en la Patagonia (recordemos su ubicación en la República Oriental del Uruguay). Quiero decir que es el espectacular desenfoque de su visión lo que da el tono felisbertiano.

El relato es también el del comienzo de un amor, o al menos, como decía más o menos una de las inglesas en la peli de Truffaut, el comienzo de una posibilidad de amor.



A Felisberto se le daban muy bien las mujeres, cosas que en un ser solitario y con cierta tendencia a levitar de manera inopinada, llama la atención. Quizás la mujer uruguaya es distinta... ¡pero es que también se casó con una española! Algo falla y mi envidia verdea como las laderas del monte Fuji en primavera, si es que tal es el caso.

Aquí con Amalia Nieto, artista plástica con la que estuvo casada el escritor desde el 37 al 43.

Hay que decir que Felisberto no fue quizás todo lo digno que hubiera sido deseable del amor recibido, porque en memorable ocasión manifestó a una de sus ex-esposas: "Lo nuestro es para siempre, pero tengo que vivir con mamá".


_________________
No se puede ser tímido con la polka. (Frase oída al azar con ocasión del último baile celebrado en el Gran Salón del Palacio de Invierno, durante la Rusia Zarista, en 1913).

http://www.nethescurial.blogspot.com/
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
temucano
Mito
Mito



Registrado: Feb 07, 2005
Mensajes: 4660
Ubicación: Bondi
MensajePublicado: Dom Abr 02, 2017 2:13 am    Asunto: Responder citando

Ya veo que te ha gustado Felisberto. Para mí es la locura al servicio de la literatura, donde sus cuentos pueden depararnos el desenlace más extraño, la contemplación eterna , el retruécano inimaginado.

Mis relatos favoritos "El acomodador" y "La casa inundada". Esta antología que mencionas la tengo por ahí guardada, ya la desempolvaré para desvariar un poco.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Toreador
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Jan 03, 2010
Mensajes: 787
MensajePublicado: Dom Abr 02, 2017 2:31 pm    Asunto: Responder citando

Nethescurial escribió:

A Felisberto se le daban muy bien las mujeres, cosas que en un ser solitario y con cierta tendencia a levitar de manera inopinada, llama la atención. Quizás la mujer uruguaya es distinta... ¡pero es que también se casó con una española! Algo falla y mi envidia verdea como las laderas del monte Fuji en primavera, si es que tal es el caso.


Los locos (y las locas) son sexys. Cierto tipo, al menos.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
favourite77
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Nov 29, 2011
Mensajes: 979
MensajePublicado: Dom Abr 02, 2017 8:07 pm    Asunto: Responder citando

Esta compilación fue una de mis lecturas más especiales del año pasado. Felisberto me pareció por derecho propio uno de los "raros" que menos gratuitamente y más a pulso se ganan el apelativo, todos sus relatos están narrados desde un ángulo tal que la impresión que causa es que muy bien prodría tratarse no tanto de la elección de una temática o un estilo sino más bien del ojo deformado del propio autor, incapaz de adoptar otra visión que la suya propia. El resultado son relatos que son casi siempre experiencias inauditas e imprevisibles. El acomodador, Menos Julia, El comedor oscuro, El balcón o el que da título al volumen son relatos que no se olvidan.

Es una pena que no haya una edición de sus relatos completos más accesible económicamente en el mercado español ahora mismo. La única que encontré, de edición reciente además, me salía por un pico considerable e inasumible. Opté por hacerme con Las hortensias y otros relatos, a la espera de una mejor ocasión.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
favourite77
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Nov 29, 2011
Mensajes: 979
MensajePublicado: Dom Abr 02, 2017 9:13 pm    Asunto: Responder citando

Gran semblanza, Nethescurial, por cierto.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Nethescurial
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 07, 2006
Mensajes: 2690
Ubicación: Madrid
MensajePublicado: Dom Abr 02, 2017 9:48 pm    Asunto: Responder citando

Temucano dijo:

Cita:
Para mí es la locura al servicio de la literatura.
Exactamente, eso es lo que pienso yo también. Pero hay como una especie de pudor en algunos críticos en reconocer lo que para mí es evidente. Es decir que su experiencia de la visión trastornada era de primera mano, no el resultado de lecturas, como si pudiera ser el caso de su visión filosófica. Así algunos críticos atribuyen a su amistad con los Cáceres, Esther y Alfredo, médicos e intelectuales, la aportación necesaria para describir estados alternativos de la conciencia. Lo que sucede es que Felisberto no narra estados alterados de conciencia, NARRA DESDE UN ESTADO ALTERADO DE LA CONSCIENCIA, que sospecho en el era permanente o cuasi-permanente. Su conocimiento no es el del daltónico que lo sabe todo desde un punto de vista teórico sobre los colores (como en la fábula filosófica) sino el de la persona que ve los colores y además algunos fuera del espectro que detecta normalmente el ojo humano.

_________________
No se puede ser tímido con la polka. (Frase oída al azar con ocasión del último baile celebrado en el Gran Salón del Palacio de Invierno, durante la Rusia Zarista, en 1913).

http://www.nethescurial.blogspot.com/
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Nethescurial
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 07, 2006
Mensajes: 2690
Ubicación: Madrid
MensajePublicado: Dom Abr 02, 2017 9:54 pm    Asunto: Responder citando

Favourite77 dijo:

Cita:
Felisberto me pareció por derecho propio uno de los "raros" que menos gratuitamente y más a pulso se ganan el apelativo, todos sus relatos están narrados desde un ángulo tal que la impresión que causa es que muy bien prodría tratarse no tanto de la elección de una temática o un estilo sino más bien del ojo deformado del propio autor, incapaz de adoptar otra visión que la suya propia.


Totalmente de acuerdo. El único autor que ahora recuerde que me parece que se le puede comparar en cuanto a rareza genuina sería el portugués Mario de Sa Carneiro. Mucho más oscuro el luso, sin embargo. Felisberto da una impresión de estar en el fondo contento de no ser como los demás pues le daba acceso a un mundo propio donde podía estar sólo. También creo que esa fuga (inevitable probablemente) le costó varios divorcios.

Por cierto gracias por el elogio.


_________________
No se puede ser tímido con la polka. (Frase oída al azar con ocasión del último baile celebrado en el Gran Salón del Palacio de Invierno, durante la Rusia Zarista, en 1913).

http://www.nethescurial.blogspot.com/
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
favourite77
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Nov 29, 2011
Mensajes: 979
MensajePublicado: Dom Abr 02, 2017 10:24 pm    Asunto: Responder citando

A mí la lectura de este libro también me dejó ese poso que lo lleva a uno a bucear por la red en busca de explicaciones, de por qués. Hay libros que uno lee y los disfruta y los olvida; hay libros que a uno lo apasionan pero lo apasionan con esa especie de pasión domesticada a la que uno se habitúa cuando cae en la cuenta de lo agotador que resulta vivir apasionadamente siempre la vida, y también los olvida; y luego hay libros que a uno lo apasionan y lo llevan a preguntarse, ¿cómo puede ser?, ¿cómo ha sido esto?, ¿por qué?

Hay artículos muy técnicos sobre la técnica de Felisberto, que de modo tácito parecemos haber convenido en que no se trataba tanto de una técnica como de un modo de estar en la página. Este es uno de los más interesantes que me encontré, aunque ahora no recuerdo si llegué a acabarlo de leer:

http://www.pacarinadelsur.com/home/mascaras-e-identidades/208-marginalidad-y-juego-en-los-sujetos-protagonistas-de-nadie-encendia-las-lamparas-de-felisberto-hernandez

Y esta semblanza de Jot Down me gustó mucho en su momento:

http://www.jotdown.es/2011/11/apariciones-y-desapariciones-de-felisberto-hernandez/

Y sobre todo me gustó mucho el texto del propio Felisberto sobre su "técnica" narrativa:

Obligado o traicionado por mí mismo a decir cómo hago mis cuentos, recurriré a explicaciones exteriores a ellos. No son completamente naturales, en el sentido de no intervenir la conciencia. Eso me sería antipático. No son dominados por una teoría de la conciencia. Esto me sería extremadamente antipático. Preferiría decir que esa intervención es misteriosa. Mis cuentos no tienen estructuras lógicas. A pesar de la vigilancia constante y rigurosa de la conciencia, ésta también me es desconocida. En un momento dado pienso que en un rincón de mí nacerá una planta. La empiezo a acechar creyendo que en ese rincón se ha producido algo raro, pero que podría tener porvenir artístico. Sería feliz si esta idea no fracasara del todo. Sin embargo, debo esperar un tiempo ignorado: no sé cómo hacer germinar la planta, ni cómo favorecer, ni cuidar su crecimiento: sólo presiento o deseo que tenga hojas de poesía; o algo que se transforme en poesía si la miran ciertos ojos. Debo cuidar que no ocupe mucho espacio, que no pretenda ser bella o intensa, sino que sea la planta que ella misma esté destinada a ser, y ayudarla a que lo sea. Al mismo tiempo ella crecerá de acuerdo a un contemplador al que no hará mucho caso si él quiere sugerirle demasiadas intenciones o grandezas. Si es una planta dueña de sí misma tendrá una poesía natural, desconocida por ella misma. Ella debe ser como una persona que vivirá no sabe cuánto, con necesidades propias, con un orgullo discreto, un poco torpe y que parezca improvisado. Ella misma no conocerá sus leyes, aunque profundamente las tenga y la conciencia no las alcance. No sabrá el grado y la manera en que la conciencia intervendrá, pero en última instancia impondrá su voluntad. Y enseñará a la conciencia a ser desinteresada.

Lo más seguro de todo es que yo no sé cómo hago mis cuentos, porque cada uno de ellos tiene su vida extraña y propia. Pero también sé que viven peleando con la conciencia para evitar los extranjeros que ella les recomienda.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Nethescurial
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 07, 2006
Mensajes: 2690
Ubicación: Madrid
MensajePublicado: Dom Abr 02, 2017 10:40 pm    Asunto: Responder citando

Toreador dijo:

Cita:
Los locos (y las locas) son sexys. Cierto tipo, al menos


Tengo que decir que en el matrimonio de Felisberto con la española hubo algo turbio. La española con la que se casa Felisberto era Africa de las Heras, aunque al escritor se dio a conocer como Maria Luisa. Era agente de la KGB, y el matrimonio le permite mudarse al Uruguay. Al año la espia deja a Felisberto, lo deja y lo deja en la inopia, que no es que fuera un estado inédito para el autor, presumo. Luego Africa se caso por el rito soviético con otro KGB un argentino, este matrimonio si que fue por amor, por amor a la URSS al menos.

Es una historia inusitada, pero su "inusitidad" no es felisbertiana, no no.


_________________
No se puede ser tímido con la polka. (Frase oída al azar con ocasión del último baile celebrado en el Gran Salón del Palacio de Invierno, durante la Rusia Zarista, en 1913).

http://www.nethescurial.blogspot.com/


Ultima edición por Nethescurial el Lun Abr 03, 2017 11:43 am, editado 1 vez
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
temucano
Mito
Mito



Registrado: Feb 07, 2005
Mensajes: 4660
Ubicación: Bondi
MensajePublicado: Lun Abr 03, 2017 12:18 am    Asunto: Responder citando

Nethescurial escribió:
El único autor que ahora recuerde que me parece que se le puede comparar en cuanto a rareza genuina sería el portugués Mario de Sa Carneiro. Mucho más oscuro el luso, sin embargo.


Ya me has picado el bicho de la novedad, otra futura búsqueda para mi solaz.

También cabe en esta clasificación extravagante, Juan Emar, chileno de comienzos del siglo XX, raro raro.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Toreador
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Jan 03, 2010
Mensajes: 787
MensajePublicado: Mar Abr 04, 2017 8:23 am    Asunto: Responder citando

Nethescurial escribió:
Luego Africa se caso por el rito soviético con otro KGB


Es el mejor tropo que he leído en unos cuantos meses.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Nethescurial
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 07, 2006
Mensajes: 2690
Ubicación: Madrid
MensajePublicado: Mar Abr 04, 2017 12:24 pm    Asunto: Responder citando

Favourite77 escribió:

Cita:
sobre todo me gustó mucho el texto del propio Felisberto sobre su "técnica" narrativa


Gracias por los vínculos, en primer lugar. Sabemos del origen del texto gracias al relato que hizo en una entrevista uno de sus últimos amores, Reina Reyes.

Cita:
Hay un texto decisivo para la concepción del relato de Hernández
que él escribió mientras vivía con usted, me refiero a “Explicación
falsa de mis cuentos”, que salió en la revista Entregas de la Licorne
(1955).
–La historia de ese texto puede dar una muestra de la personalidad de
Felisberto. En 1955 asistió a la Conferencia de la UNESCO en Montevideo
el destacado crítico y estudioso francés Roger Caillois. En una de las sesiones
concurrimos los dos, cuando le presentaron a Felisberto, Caillois dijo: “Yo no
me voy del Uruguay sin que usted me explique cómo escribe sus
cuentos”. A la salida del Palacio Legislativo, donde se desarrollaba la
asamblea, volvimos a casa caminando. Entonces Felisberto dijo bastante
fastidiado: «Estos franceses, todo quieren explicarlo». Y yo: «¿Por qué
no escribes eso mismo?». Cuando llegamos a casa me senté y le pedí que
me dictara lo que pensaba. Fue dictada por él y escrita por mí casi sin que le introdujese correcciones, lo recuerdo muy bien.


Bueno, yo creo que Felisberto dice la verdad en el título del texto, y por ende, el texto es mentira. El texto no explica la génesis de sus cuentos, sino que es un cuento más. Parafraseando a Borges, no es un espejo del mundo, sino algo más añadido al mundo.

Creo que la explicación básica de los cuentos es levantar acta de una percepción del mundo y de un comportamiento ante el mundo perfectamente subsumible en categorías psiquiátricas como son el desorden de la atención, el trastorno obsesivo-compulsivo (en su forma más espiritual, no estamos hablando de lavarse las manos cincuenta veces al día) y los sentimientos de despersonalización. La comorbilidad (palabro Laughing ) de estos síndromes no está bien estudiada pero en la práctica clínica se encuentran muchos casos de ella. ¿Porqué estoy convencido? Porqué yo sufrí de todo ello y cuando aplico mis recuerdos a los textos de Felisberto encuentro a un hermano. Los textos solo los entiendo si recuerdo al niño que fui y se entregaba a juegos secretos y puramente cerebrales y perceptivos como los personajes de Felisberto. Felisberto es un realista de la percepción obsesiva del mundo articulada en juegos esencialmente inefables -casi intrasmitibles si no es mediante el arte- como remedio de emergencia frente una atención defectuosa y desbordada por la imaginación (que tal es para mí en muchos casos la conexión entre el síndrome obsesivo-compulsivo y el deficit de atención con o sin hiperactividad. La obsesión compulsión perceptiva trata de amarrar la atención al mundo real, cayendo por exceso en el polo contrario a la dispersión mental producido por el déficit de atención).

Si alguien le interesa este tema tan abstruso para aquel que no constituya vivencia, busco ejemplos en la obra felisbertiana y me trato de explicar mejor. Pero por el grado de cierta incomunicabilidad que tienen estos juegos mentales me ahorro el esfuerzo si nadie tiene curiosidad. (Sabido es que sabemos como perciben los murciélagos, pero no podemos saber como es percibir por ultrasonidos, que vivencia supone.)

También creo (esto con mucha menos convicción, claro) que la explicación real de la literatura felisbertiana, que le explica también en gran medida como hombre y enfermo mental está consignada en alguno de esos papeles que atesora la Fundación Felisberto Hernández y que están redactados en ese lenguaje taquigráfico de propia invención que nadie ha conseguido desentrañar todavía.


_________________
No se puede ser tímido con la polka. (Frase oída al azar con ocasión del último baile celebrado en el Gran Salón del Palacio de Invierno, durante la Rusia Zarista, en 1913).

http://www.nethescurial.blogspot.com/
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Nethescurial
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 07, 2006
Mensajes: 2690
Ubicación: Madrid
MensajePublicado: Mar Abr 04, 2017 6:11 pm    Asunto: Responder citando

Toreador dijo:

Cita:
Es el mejor tropo que he leído en unos cuantos meses.


Gracias, es un gran elogio que aprecio de verdad.


_________________
No se puede ser tímido con la polka. (Frase oída al azar con ocasión del último baile celebrado en el Gran Salón del Palacio de Invierno, durante la Rusia Zarista, en 1913).

http://www.nethescurial.blogspot.com/
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Nethescurial
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 07, 2006
Mensajes: 2690
Ubicación: Madrid
MensajePublicado: Mie Abr 05, 2017 10:43 am    Asunto: Responder citando

Temucano dijo:

Cita:
También cabe en esta clasificación extravagante, Juan Emar, chileno de comienzos del siglo XX, raro raro.


Su libro "Diez" parece muy interesante. ¡Gracias!


_________________
No se puede ser tímido con la polka. (Frase oída al azar con ocasión del último baile celebrado en el Gran Salón del Palacio de Invierno, durante la Rusia Zarista, en 1913).

http://www.nethescurial.blogspot.com/
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
favourite77
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Nov 29, 2011
Mensajes: 979
MensajePublicado: Vie Abr 07, 2017 1:28 pm    Asunto: Responder citando

Nethescurial, en el hilo de lectura escribió:
En los tiempos de Clemente Colling de Felisberto Hernández.


Observo que te ha gustado tanto esta novela que has tenido incluso que modificar el baremo de calidad Felisbertiano para dar cabida coherente a todo el goce, reduciendo la calificación a Nadie encendía...

¿Qué puedes contar?

Tiene que estar siendo muy emocionante haber encontrado en Felisberto a un alma gemela.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
favourite77
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Nov 29, 2011
Mensajes: 979
MensajePublicado: Vie Abr 07, 2017 10:18 pm    Asunto: Responder citando

Releyendo ahora las líneas que le dedicas a tu conexión con la literatura de Felisberto y su "percepción obsesiva del mundo articulada en juegos esencialmente inefables como remedio de emergencia frente una atención defectuosa y desbordada por la imaginación", como así la describes, permíteme que te recomiende fervorosamente una novela que leí el año pasado y que muy bien pudiera depararte tanto placer como me deparó a mí: Residuos, de Tom McCarthy. Para mi gusto, una de las novelas definitivas sobre la personalidad obsesiva.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Nethescurial
Cacique
Cacique



Registrado: Sep 07, 2006
Mensajes: 2690
Ubicación: Madrid
MensajePublicado: Sab Abr 08, 2017 10:52 pm    Asunto: Responder citando

Gracias por aconsejar a ese autor británico, que parece sin duda interesante, no solo por esa novela que aconsejas, sino también por otra llamada "Satin Island", ignoro si traducida al castellano.

Favourite 77 dijo:

Cita:
Observo que te ha gustado tanto esta novela que has tenido incluso que modificar el baremo de calidad Felisbertiano para dar cabida coherente a todo el goce, reduciendo la calificación a Nadie encendía...


Jajaja bien observado. Voy a releer algunos cuentos de "Nadie encendia las lámparas". Los cuentos de Felisberto admiten muy bien la relectura, puesto que el argumento es lo de menos.

Quizás he sido muy taxativo con mi defensa de determinados problemas mentales como el origen de la obra felisbertiana. Para mí es evidente, pero eso no quiere decir que esté en lo cierto, en la medida que el autor no nos dejó que sepamos una confesión clara y terminante de que sus cuentos eran recreaciones poéticas de ciertos problemillas. Nadie que haya leído me acompaña en esa opinión, lo cual tampoco prueba nada. Felisberto tiene pocos lectores ¿y cuantos de esos lectores tienen esa forma concreta del trastorno obsesivo compulsivo a los que los psiquiatras llaman "ritualizadores mentales"?

Por otra parte quiero dejar claro mi absoluto respeto a cualquier otra lectura de FH. El que lo considere un autor fantástico pues que lo disfrute como tal. El que considere que es un escritor inescrutable y extraño adelante. Para mí es como una especie de autor costumbrista jeje. Una especie de libro abierto. La piedra Rossetta que uso para decodificarlo no me falla ni una sola vez. Pero me sirve solo a mí, lo cual hace quizás estos posts un poco irrelevantes. Quizás tenía la esperanza de que gracias a ellos aparecieran en el foro al menos otros ex-ritualizador mental, otra persona con déficit de atención... Considero a Felisberto un hermano, pero como está tan muertito... Por cierto que esa conexión entre TOC y trastorno de la atención no es ni mucho menos pacífica en la ciencia psiquiátrica, pisamos aquí un terreno brumoso, aunque en el relato que yo he construido sobre mi mismo es un nexo necesario.

Favourite77:

Cita:
Tiene que estar siendo muy emocionante haber encontrado en Felisberto a un alma gemela.


Pues si. Es el primer escritor que narra (casi) el origen de todo. Y digo casi, porque empieza con la huida de la realidad. No narra el porqué de la huida de la realidad. Probablemente Felisberto fue un niño maltratado. La omnipresencia de la madre, el apocamiento general del artista, reflejado en algunos de sus cuentos, las sugerencias al respecto de algunas de sus mujeres, todo parece apuntar a una labor de zapa, de socavamiento de la confianza a la que tan aptas son algunas familias (burguesas sobre todo). De ese maltrato sibilino, no un maltrato infantil espectacular a lo Jules Valles, FH creo que no narra nada (aunque tengo que leer todos sus libros). Pero a partir de ahí si lo narra todo, sobre todo desde el punto de vista "perceptivo". La mayoría de los autores novelescos se concentran en lo que es el resultado más normal de una infancia maltratada, la alteración de los afectos, es decir la neurosis. Es lo que hace Butler en "El camino de la carne", Houellebecq en "Las particulas elementales", Elsa Morante en "Araceli" y con tendencias enciclopédicas Georges Duhamel en la pentalogía de "Vida y aventuras de Salavin". Pero FH se concentra en los efectos probablemente mucho menos frecuentes de la infancia incómoda, y que es dotar de un espectacular sesgo al acto perceptivo en si de la realidad, sustituyendola por la imaginación y luego tratando por compensacion de reapropiarse del mundo, al menos en lo que tiene de no agresivo, de dulcemente pasivo. Por eso FH podía encerrarse en una habitación y pasarse horas contemplando objetos, objetos cualesquiera, sobre todo si eran antiguos. Recomponía su visión del mundo, su paraiso de almoneda y descansaba del feroz esfuerzo de atención que la realidad le exigía, con sus aristas y sus innumerables invitaciones a la huída. Por eso en FH es recurrente el cansancio de los ojos.

Yo era en gran medida así, (y en cierta medida lo seré siempre) sin el fetichismo tan acusado de los objetos como agarradera a lo real, como anclaje de "la mirada hacia afuera" frente a "la mirada hacia dentro".

Dos cosas para acabar sobre "En los tiempos de Clemente Collings". Para mi Felisberto, autor costumbrista, las tramas no son lo esencial. Los ojos que ven en la oscuridad del "Acomodador", la cueva del tacto de donde todos han de irse "menos Julia" son metáforas bellas y elaboradas de su historia mental. Creo que veo el substrato de dichas historias. Soy el auténtico acomodador. He encendido las lámparas. Cualquier cosa que Felisberto me entregue en la oscuridad la reconoceré simplemente palpandola. Aún así me sorprenderá muchas veces, como yo me sorprendo a mí mismo.

En los tiempos de Clemente Colling, FH rememora y divaga, divaga una barbaridad. Es más genuino. Es más niño (todavía) y por eso le quiero tanto y le doy mi atención, ese bien escaso. Debiera leer quizás por otros motivos, para ampliar mi conocimiento, pero al final lo hago para estar acompañado. Soy el niño que en el nuevo colegio se encuentra a un condiscípulo que es también amigo de inventar mundos sobre el papel, y no sabe nada ni de coches ni de fútbol. Es esa clase de revelación, de amistad.

En conexión con lo que decías de encontrar en Felisberto un alma gemela te tengo que decir que las cosas van más alla. Felisberto es hermano de espasmos y temblores, algo más somático, menos espiritual. En un momento dado de ELTDCC el autor narra, por una vez en castellano no alegórico-críptico, como se veía asaltados por lo que la psiquiatría llama pensamientos intrusivos (en su caso, y en el mío, recuerdos relacionados con momentos en que uno no estuvo a la altura de las circustancias, momentos vergonzosos o que revelaron una penosa falta de savoir faire) y la ferocidad de su intrusión es tal que le provocaban una contracción muscular de vergüenza a la altura del vientre. Un coñazo vaya. A el también le aquejaba eso (aunque en mi es más como un estremecimiento de hombros acompañado muchas veces de algun tipo de expresión verbal). La leche. Muy relacionado con el TOC (trastorno obsesivo-compulsivo) y a veces con el ADHD (attention deficit and hiperactivity disorder). La releche. Wink


_________________
No se puede ser tímido con la polka. (Frase oída al azar con ocasión del último baile celebrado en el Gran Salón del Palacio de Invierno, durante la Rusia Zarista, en 1913).

http://www.nethescurial.blogspot.com/
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
favourite77
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Nov 29, 2011
Mensajes: 979
MensajePublicado: Jue Abr 13, 2017 8:09 am    Asunto: Responder citando

Satin Island es también una novela notable, pero la que verdaderamente me impresionó fue Residuos. En el hilo de Millhauser hablé de McCarthy:

http://sedice.com/modules.php?name=Forums&file=viewtopic&p=1421887

Y releyéndome y releyéndote, la verdad es que es cierto que también Felisberto es una especie de escritor de lo obsesivo, aunque nunca lo hubiera relacionado con la compulsión de un trastorno obsesivo compulsivo, que es otra cosa, o al menos no es lo que yo tengo en mente cuando hablo de una personalidad obsesiva. Yo mismo tengo una personalidad obsesiva, pero no padezco el componente compulsivo. Mi mujer, en cambio, padece un TOC que se medicó hace unos años pero que, de un tiempo a esta parte, ha decidido afrontar y vencer por otros medios, medios efectivos pero lentos y laboriosos, por lo que estoy muy familiarizado con ese trastorno. Cuando hablas de esa vertiente del TOC, los ritualizadores mentales, de la que yo no tenía noticia, desde luego a mí se me antoja como una variante más fascinante de la enfermedad, que en su forma simple siempre me ha parecido más ordinaria y menos dada a la ficción y al romanticismo que otros trastornos mucho más afines a mi experiencia como el trastorno límite de la personalidad, la melancolía, la depresión o los trastornos sociales.

Me resulta fascinante la lectura transparente que tú haces de los cuentos de Felisberto, cuando para mí son objetos peculiares y sugerentes, precisamente por lo que tienen de sesgo perceptivo de la realidad, de ángulo inaudito desde el que el narrador observa y siente lo que le rodea.

Por lo demás, solo me queda agradecerte tu texto y decir que me ha resultado tan grato leer a Felisberto como leerte a ti describiendo tu relación con su literatura.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> OTROS MUNDOS LITERARIOS Todas las horas son GMT + 1 Hora
Ir a página 1, 2  Siguiente
Página 1 de 2

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro


Forums ©





Web site powered by PHP-Nuke

Web site engine's code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
server load avg:0.29 / php time:152 ms