SEDICE


Ayuda a Sedice
Necesitamos tu ayuda para mantener Sedice funcionando.
Aceptamos donativos con Paypal:

Para más información clica aquí


Conectado
Registro:

Apodo:
Contraseña:
Código de Seguridad: Codigo de Seguridad
Pon el código de seguridad:


Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí


150 conectados
143 anónimos
7 miembros

[más info sobre el foro]


Rincón del Autor
Conversa con el propio autor


NORMAS
NORMAS de comportamiento


Comentarios en leelibros
·Trabajan con las manos
·Ágape El amor que devora
·Comitatus
·El secreto de los Balbo
·Re-flexiones Ejercicios para el corazón

Leer más...


Google Chrome
Si usas Google Chrome, prueba el tema de Sedice


PORTADA
·blog_ Crónicas Literarias: Reseña: El Último Asalto, de Jacques Tardi, Dominique Grange y Accordzéâm
·blog_ Crónicas Literarias: Reseña: RED, de Warren Ellis, Cully Hamner y VVAA
·blog_ Crónicas Literarias: Reseña: Weird Detective, de Fred Van Lente, Guiu Vilanova y Mauricio Wallace
·blog_ Crónicas Literarias: Reseña: Los Vengadores Costa Oeste. Relatos para Asombrar, de Steve Englehart y Al Milgrom
·blog_ Crónicas Literarias: Reseña: Star Wars. Catalizador. Una novela de Rogue One, de James Luceno

Leer más...

Sedice.com :: Ver tema - Momento mágico (relato humorístico)
 FAQFAQ   BuscarBuscar   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 

Momento mágico (relato humorístico)

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Tierra de Leyendas
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Teobaldo
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Feb 07, 2005
Mensajes: 945
Ubicación: Santiago de Chile
MensajePublicado: Jue Oct 25, 2007 10:03 pm    Asunto: Momento mágico (relato humorístico) Responder citando

Ya, acá está mi dichoso relato humorístico que ha levantado cierto revuelo entre mis amistades; algunos lo aborrecen mientras otros lo disfrutan. Aclaro que es sólo una humorada, sin ánimo de ofender a nadie, por si algún fanático piensa que me estoy burlando de su vaca sagrada. Creo que hay que tener sentido del humor en la vida y lo demuestro riéndome de mí mismo en La chica que quería tener cola y también en la novela corta Otro día, ambos incluidos en mi siguiente libro Sonrisas estelares.

Este relato lo escribí un día antes de los Pensamientos en la punta del cerro 2 como una forma de combatir los pensamientos negativos y para demostrar que puedo apartar mis vivencias de lo que redacto.

El único detalle criollo que tiene es la alusión al Transantiago, un sistema de transporte público que las autoridades nos impusieron en febrero de este año, el cual se caracteriza por su ineficiencia y lentitud.

Espero que sea de vuestro agrado.

Momento mágico

Inscripción Nº166.553


La joven cerró la puerta de su cuarto tras verificar que sus padres se habían retirado a su habitación. Permaneció en silencio unos minutos, aguardando estar más cerca de la medianoche. Lenta y pausadamente fue acomodando los implementos para la invocación. Estaba nerviosa, pues temía que el ritual no funcionase; se había preparado durante semanas para el gran momento y ahora que había llegado no quería echarlo a perder. A medida que se acercaba la medianoche su nerviosismo iba en aumento, el corazón le latía más aceleradamente.

Las manecillas del reloj finalmente se acercaron al momento crítico. Repasó por enésima vez la lista de implementos: la vela robada de una iglesia, el frasco con orina de perro, las hojas de parra secas, los dientes de murciélago y los calzones recién lavados. Perfecto. No le faltaba nada.

—Allá vamos —murmuró con una gran esperanza en su corazón.

Encendió la vela y —al dar las doce— se sentó con las piernas cruzadas y comenzó a recitar la letanía aprendida de memoria, una extraña y singular mezcla de latín y alemán de términos incomprensibles para ella. Se concentró en lo que hacía, invocando con todas sus fuerzas al niño-mago que le proporcionaría la magia que su vida necesitaba. Anhelaba ser tocada por el joven que la rescataría de la trivialidad de su existencia, llevándola de la mano hacia un reino mágico en donde aprendería los más antiguos y secretos encantamientos. Se decía que pocas jóvenes habían logrado acceder a ese nirvana de mágicas características; algunas de ellas se habían contactado con amigas para contarles lo que debían hacer. Así, el secreto había corrido de boca en boca y pronto fueron cientos las que intentaban el ritual. Pero pocas tuvieron éxito —o al menos eso decían—. Ninguna dio pruebas tangibles de lo obtenido, mas eso no detuvo la propagación del rumor.

Y ahí estaba, al filo de la medianoche, efectuando la invocación que tanto anhelaba. Se concentró en las palabras, poniendo todo su empeño en ellas. Empezó a sentir un calor que era irradiado por la vela y se propagaba a todos los rincones de la habitación. Poco a poco algo diferente la envolvió, se arremolinó a su alrededor. Pequeñas chispas danzaron por el aire y en cuestión de segundos se reunieron en un punto frente al ropero. La joven sentía que el corazón se le salía del pecho por la emoción. Al fin, una figura se materializó a pocos metros de ella. Era un joven de unos catorce años, pelo negro y ojos cafés que quedaban ligeramente ocultos tras unos lentes. Una gran sonrisa dejaba al descubierto unos dientes algo torcidos, pero eso no tenía importancia.

—¡Larry Hotter! —exclamó la muchacha, embelesada por la aparición.

—Me has invocado y aquí estoy —explicó el joven. Dio algunos pasos hasta ella y le acarició los cabellos preguntando—: ¿En qué te puedo servir?

—Yo... Yo... quiero... —balbuceó, totalmente inundada por la emoción. Las palabras sencillamente se negaban a salir de su boca.

Hotter sonrió aún más y dijo:

—No necesitas decírmelo, ya lo sé.

—¿Lo... sabes?

—Por supuesto, soy Larry Hotter —explicó en un tono que no admitía réplicas. Extrajo de su chaqueta un objeto cilíndrico de metal, de unos cinco centímetros de grueso por veinticinco de largo. Antes de que la muchacha dijese algo, añadió—: Te presento a mi Baradita Mágica.

Ella miró el objeto y le pareció distinto a lo que esperaba. La punta era redondeada y poseía unas estrías que llegaban casi hasta el mango. Ante esto no pudo evitar el comentario:

—Creía que... las varitas mágicas eran más delgadas.

—Te lo dije, es mi Baradita Mágica, no una de esas comunes y vulgares varitas que todos los magos usan. Tiene una magia especial que seguramente te será de utilidad. —Sus ojos se deslizaron por las curvas que el camisón de la joven apenas podía ocultar—. ¿Quieres probar su magia?

—¡Sí! —exclamó la muchacha sin vacilar, pues era el momento mágico que había estado esperando con todas sus fuerzas.

Hotter retrocedió un paso, la apuntó con la Baradita y exclamó:

—¡Orgasmus infinitus!

Aparentemente nada sucedió, hasta que un ligero estremecimiento recorrió a la joven. Luego, empezó a sentir un calor en su entrepierna que se extendió por todo su ser. Era magia de verdad, algo que la hacía vibrar de una manera hasta entonces desconocida. Leves espasmos la recorrieron y estiró las manos suplicantes hacia Hotter diciendo:

—Dame toda tu magia.

Él no se hizo de rogar y la tocó suavemente con la Baradita en la cabeza. Las manos de la muchacha cogieron el cilindro metálico, acariciándolo, llevándoselo a los labios para besarlo primero con suavidad y luego con fuerza. Sí, esa era la gran magia que esperaba, aquella que la haría vibrar como nunca en si vida. Pronto la Baradita recorría el contorno de sus pechos y se dirigía hacia abajo. En medio del éxtasis que la embargaba apenas se percató de que Hotter empezaba a desabrocharse la camisa.

—Magia —murmuró cada vez más excitada y se dejó llevar por el frenesí que la inundaba.

Hotter, soltándose el cinturón, murmuró:

—Espermius espesus —con lo cual invocaba a otro tipo de magia para tener la energía que necesitaba.

Una hora más tarde, la joven yacía desnuda sobre la alfombra, sumida en un sopor mágico que la mantendría así hasta el amanecer. A su lado, Hotter terminaba de ponerse la ropa.

—Pobre estúpida —murmuró, guardando la Baradita en su chaqueta.

De otro bolsillo extrajo una cámara fotográfica con la cual procedió a retratar ese juvenil cuerpo desnudo. Hizo varias tomas desde diversos ángulos hasta quedar satisfecho con el resultado; luego, volvió a guardar la cámara.

Miró unos instantes a la muchacha, pensando en lo útil que le había sido aquel dildo mágico. Estaba en deuda con Flobbie, su troll doméstico, quien seguramente saltaría de gozo cuando le entregase la cámara. Era un trato justo el uso de la Baradita a cambio de unas fotografías. Había pasado buenos dos años usándola y esperaba continuar muchos más, pues la cantidad de jóvenes ingenuas e ilusas parecía no tener fin. Sabía que el rumor proseguía expandiéndose y era cosa de estar atento a las invocaciones. Lo mejor de todo era que muchas quedaban tan avergonzadas que no contaban la experiencia y así se mantenía el mito. La policía andaba tras sus pasos, pero esos malditos mugres nunca lo cogerían.

Sin embargo, tenía una duda en su interior y ello lo confundía. Había algo que le preguntaría a su troll doméstico en cuanto volviese a la Academia Mágica. Inspiró aire con fuerza y exclamó:

—¡Transantiagus!

Se desvaneció de la habitación para un instante más tarde reaparecer en un sótano. Subió por una escalera y dio en una cocina repleta de cacerolas que tenían comida en diversos estados de preparación. Un ser de poco más de un metro de estatura, piel grisácea, grandes orejas y ojos vivaces revolvía el preparado de las cacerolas y, de vez en cuando, añadía el contenido de algún frasco. Su mirada brilló de emoción al ver al joven.

—¡Ya ha vuelto, señor Hotter!

—Sí, ya estoy acá, Flobbie. —Le alargó la cámara y la Baradita—. Aquí están, tal como siempre.

—Flobbie le da al señor Hotter lo que pide y el señor Hotter le da a Flobbie lo que quiere. —Empezó a manipular la cámara, revisando las imágenes, las cuales lo estremecieron de emoción. Se detuvo unos instantes en una toma cercana de los pechos.

—¿Te gustaron? —preguntó Larry.

—¡Muchísimo! Seré la envidia de jovencitas mágicas punto sex.

—Flobbie, yo... este...

El troll doméstico lo miró con sus ojos de perro y, a similitud de esos animales, paró las orejas puntiagudas.

—¿Qué le sucede, señor Hotter?

—Es que hace tiempo tengo... una duda. Cuando les introduzco la Baradita Mágica a las chicas las veo retorcerse de placer, ponen unas caras muy especiales y... Bueno, me gustaría saber qué se siente.

Flobbie abrió desmesuradamente los ojos y sus orejas se movieron como remecidas por un temblor.

—Ah, señor Hotter picarón, quiere probar la Baradita Mágica, ¿eh?

—Sí y entenderás que hacerlo yo solo es complicado, no sé si tú podrías...

—¡Por supuesto! —Lo cogió de una mano y empezó a tirar de él—. Venga conmigo, acá al lado está mi cuarto.

Larry, emocionado, se dejó llevar hacia la habitación. Se relamió de placer, pues ahora tendría su momento mágico personal. Pero se llevaría una sorpresa, pues, si bien los trolls domésticos son de baja estatura, poseen un enorme...


_________________
Pinceladas de lo desconocido
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Noa
Campista
Campista



Registrado: Oct 21, 2007
Mensajes: 61
MensajePublicado: Jue Oct 25, 2007 11:58 pm    Asunto: Responder citando

Debo decirte, Teobaldo, que me ha encantado. Ciertamente me ha parecido muy original. Aunque posiblemente mi opinión viene condicionada por un relato que escribí hace un par de años (Harry Potter y el coño suprarrenal) y en el que yo también parodiaba al mismísimo Harry Potter. Pero he de reconocer que tu relato goza de un humor finísimo, aparte de ciertas pinceladas de erotismo; virtudes huérfanas en mi texto, deliveradamente pornográfico e incluso vulgar según algunas opiniones muy respetadas por mi persona.

En fin, tan solo felicitarte por tu texto y, quien sabe quizás algún día me arme de valor y suba el mío.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Elisabet
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Oct 02, 2006
Mensajes: 749
MensajePublicado: Vie Oct 26, 2007 9:29 pm    Asunto: Responder citando

Teo, me has dejao de piedra. Qué duro, tío, qué duro.

No dejas títere con cabeza. Esperaba una parodia, pero tan... gorda, no.

Además, es un poco cruel porque juegas con un tema muy sensible: la pornografía de menores y el tráfico de imágenes por la red. Eso, para según qué lectores, puede resultar muy ofensivo.

Bueno, te haré mi crítica literaria. Muy bien narrado, con ritmo excelente, factor sorpresa, intriga... momentos de clímax y momentos de distensión, hay de todo. Algunos fragmentos son muy buenos y me hicieron reír, como esos "implementos" para el conjuro, el nerviosismo y la ingenua credulidad de la chica... Eso de la Baradita Mágica, ja, ja. Mejor sin comentarios.

En fin, es divertido a ratos pero luego muy ácido. Entiendo que a según quién no le haga gracia, aunque humor -negro, rojo, como le llames- tiene, sí. La palabra sería... mordaz.

Enhorabuena por tu versatilidad. Saludos,


_________________
Elisabet
http://comollegarapublicar.blogspot.com
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Teobaldo
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Feb 07, 2005
Mensajes: 945
Ubicación: Santiago de Chile
MensajePublicado: Sab Oct 27, 2007 4:01 am    Asunto: Responder citando

Noa escribió:
Aunque posiblemente mi opinión viene condicionada por un relato que escribí hace un par de años (Harry Potter y el coño suprarrenal) y en el que yo también parodiaba al mismísimo Harry Potter.


¡Súbelo, súbelo, quiero leerlo! Con ese título ya de entrada me cae bien tu historia, ja, ja, jaaa.

Elisabet escribió:
Teo, me has dejao de piedra. Qué duro, tío, qué duro.

No dejas títere con cabeza. Esperaba una parodia, pero tan... gorda, no.

Además, es un poco cruel porque juegas con un tema muy sensible: la pornografía de menores y el tráfico de imágenes por la red. Eso, para según qué lectores, puede resultar muy ofensivo.

Enhorabuena por tu versatilidad. Saludos,


No soy tan duro, podría haberlo escrito mucho peor, no te quepa la menor duda, pero la pornografía no es mi especialidad.

¿Sensible? Nah, qué va, peores cosas he leído y son consideradas Obras Maestras, así que sería el colmo del cinismo que me reprochasen algo así (como una novela en que describen con lujo de detalles cómo torturan y violan a la protagonista, o un relato en que el sujeto se está fornicando a una prostituta y la mujer se convierte en un ser mitológico).

Trato de ser versátil y por eso he sorprendido a algunos que creían que escribía puras space operas. Hay que ser variado, me digo siempre, y por eso mi siguiente libro será de humor. Y espera a ver cómo me río de mí mismo, que no te cuento. Un colega quedó con los ojos como platos cuando leyó el relato La chica que quería tener cola y me preguntó cómo me podía tratar así. Este relato lo puedes descargar en:

http://www.ccapitalia.net/ngc/creativa/teo/index.htm

Saludos a todos y a reírse de la vida se ha dicho, porque ella siempre se ríe de uno.


_________________
Pinceladas de lo desconocido
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
UweVegas
Mito
Mito



Registrado: Aug 29, 2007
Mensajes: 4557
Ubicación: 初夜権
MensajePublicado: Sab Oct 27, 2007 11:08 am    Asunto: Re: Momento mágico (relato humorístico) Responder citando

Me ha encantado, Teobaldo !!!

Tiene mucha, mucha frescura.

Me parto de imaginarme al troll echando el aliento detrás de Hotter, y diciendo:

"anus descomunalis" Laughing

Noa, espero con ganas tu historia, también. Anímate !!!

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
baldukari
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Jul 07, 2006
Mensajes: 730
Ubicación: Queriendo creer, creyendo querer
MensajePublicado: Sab Oct 27, 2007 12:33 pm    Asunto: Responder citando

Ese era el Teobaoldo que estaba esperando ver. El del cerro me dejó un poco chafado.
Cuando dijiste que no querías burlarte de la vaca sagrada de nadie, creí que te meterías con algún estamento intocable. ¿La Iglesia? ¿El Yoga? ¿Cualquier revista para quinceañeras? Pero en ningún momento pensé que fuera el niñato Potter. Menuda vaca sagrada.

Un relato simpatiquísimo. Enhorabuena.


_________________
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
esthercita
Campista
Campista



Registrado: Apr 15, 2007
Mensajes: 96
Ubicación: Argentina
MensajePublicado: Sab Oct 27, 2007 1:12 pm    Asunto: Responder citando

Hola, Teobaldo

Es un relato con mucho humor; un humor que va haciéndose notar a medida que se avanza en la lectura, en forma progesiva, lo cual me gustó. Me pareció realmente ingenioso el detalle de la relación entre el niño-mago y su troll familiar; y por supuesto, esta curiosa “Baradita Mágica”... obtendría un buen valor en el mercado, posiblemente...

Un abrazo,
Esther

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Isis_Luz
Afincado
Afincado



Registrado: Jun 10, 2007
Mensajes: 206
Ubicación: Valencia
MensajePublicado: Sab Oct 27, 2007 10:49 pm    Asunto: Responder citando

Hola Teobaldo, me encantó tu relato. Tiene un humor muy sutil.
Algo que me ha llamado mucho la atención ha sido la inocencia, la mezcla de erotismo e inocencia que se respira en él, por difícil que pueda parecer cuando se implica a menores. Gran sensibilidad la tuya.
Incluso el mago, que se dijera malvado, conserva cierta candidez hasta el final. Jeje, pobrecillo.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Teobaldo
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Feb 07, 2005
Mensajes: 945
Ubicación: Santiago de Chile
MensajePublicado: Mar Oct 30, 2007 3:17 am    Asunto: Responder citando

baldukari escribió:
Ese era el Teobaoldo que estaba esperando ver. El del cerro me dejó un poco chafado.


¿Chafado? ¿Por qué, tan raro te pareció? Es de lo más extraño que me han dicho nunca.

Dije vaca sagrada porque para muchos que he conocido uno ni siquiera puede decir que no le gustó sin que traten de arrojársele al cuello, igual que con Philip K. Dick o Frank Herbert. Inclusive mi mejor amiga se enojó conmigo por esta historia y, en parte, es el motivo por el cual estemos distanciados. Por eso me cargan los fanatismos de cualquier especie y yo trato de no ser así; inclusive un colega mencionó a unos alienígenos que inventé de manera chistosa y no me enojé para nada.

Mmm... No sé… Estoy pensando en colgar una parte de la novela que irá en mi cuarto libro, aunque tal vez no se entienda bien por ser sólo un trozo.


_________________
Pinceladas de lo desconocido
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
baldukari
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Jul 07, 2006
Mensajes: 730
Ubicación: Queriendo creer, creyendo querer
MensajePublicado: Mar Oct 30, 2007 1:26 pm    Asunto: Responder citando

Teobaldo escribió:
¿Chafado? ¿Por qué, tan raro te pareció? Es de lo más extraño que me han dicho nunca.


Dije chafado porque te imaginaba riéndote de la vida, dando palmadas en la espalda a tus editores y diciendo: "Mirad, tíos, ya tengo la portada de tres libros en la firma que pongo bajo mis mensajes, voy a por la cuarta y antes de que os deis cuenta tendré cinco"
No te veía lamentando las penas en un banco, rodeado de gente que pasara por al lado pensando: "Jo, qué tío más raro, ese de la agenda"

Pero sólo fue la impresión del momento. Todos pasamos malos ratos con eso de la nostalgia, y no dudo que por tu cabeza ronden más Larry Hotters que otra cosa.
Un abrazo.


_________________
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
maxpower
Colono
Colono



Registrado: Jul 13, 2006
Mensajes: 156
MensajePublicado: Mie Oct 31, 2007 5:01 pm    Asunto: Responder citando

Jajajajaaaa!!!

Güena, loco, te pasaste, sobre todo con lo de la Baradita Mágica, cuando Jorge se entere te va a matar.

Eso de "Dame toda tu magia" es como el "Dame toda tu leche" de las películas porno (por lo que me han contado Wink ) ¡Que sentido del humor!

Estuvo buena la de la chica con cola, te tiras a partir re feo. ¿Cómo lo haces para reírte así de ti mismo?

Saca luego tu cuarto libro que lo compraré de los primeros porque con estos anticipos me tienes metido.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Cromber
Colono
Colono



Registrado: Jun 21, 2007
Mensajes: 152
MensajePublicado: Dom Nov 04, 2007 12:48 am    Asunto: Responder citando

Hola Teobaldo,

Es el primer relato tuyo que leo y por los comentarios veo que es algo atípico en tu producción. Hoy me apetecía reírme un rato, vi el título y me animé. Objetivo conseguido, apúntate un par de buenas carcajadas en la cuenta.

Creo que no debe de haber vacas sagradas. Me temo que tienes unas amistades muy quisquillosas si se han ofendido por esta pequeña sátira mordaz sobre la criatura de la Rowling. Tampoco creo que pueda ser de mal gusto o que toques temas sensibles como la pornografía de menores. Confieso que la vista se me fue hacia los comentarios, antes de comenzar a leer el relato y a punto estuve de saltar a otro hilo, pues se trata de un tema que me resulta especialmente repugnante (aunque reconozco que el autor se debe a la historia que trata de narrar y no censurarse ante la sensibilidad del lector, pues a veces la mejor forma de despertar conciencias es hiriendo sensibilidades. Si bien este es otro tema interesante ya que no es lo mismo que un personaje “villano” cometa cualquier felonía, por ejemplo torture y viole a que lo haga el protagonista). Afortunadamente la curiosidad pudo más. A mi modo de ver, la cuestión no está en una franja de edad. No hay ningún criterio objetivo que permita distinguir el cuerpo de una chica de 17 años del de otra de 18 (a menos que se tatúe la fecha de nacimiento). La diferencia importante es la que distingue una niña de una mujer o a un niño de un hombre. En el relato la chica tiene sus formas femeninas desarrolladas y en Larry están claros los instintos biológicos. Negar a los adolescentes su sexualidad porque no tienen edad para votar es ir contra su propia naturaleza humana. En otros tiempos y todavía hoy en otras culturas, esa es la edad en que tienen sus primeros hijos.

No sé si conoces El Jueves (revista satírica) o Kiss (comic de humor erótico), pues no creo que se distribuyan en Chile, pero al leer tu relato me los recordó mucho, pues parecería tal cual el guión de una de sus tiras cómicas.

Saludos


_________________
R. del Autor
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Teobaldo
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Feb 07, 2005
Mensajes: 945
Ubicación: Santiago de Chile
MensajePublicado: Dom Nov 04, 2007 2:47 am    Asunto: Responder citando

Ah, maxpower, tú siempre con esas ocurrencias tan… Rodriguistas (por decirles de cierta manera). “Por lo que me han contado”, seguro, yo soy el Padre Hurtado para creértela.

Yo también lamento que mi amiga sea tan quisquillosa, Cromber, ya que el relato es sin mala intención. Pero las personas a veces reaccionan de extrañas maneras ante lo que escribimos, no lo sabré yo con tres libros encima y docenas de ofensas e insultos recibidos por ellos en Internet.

Buen término, UweVegas, “anus descomunalis”, lo anotaré en mi libreta de ideas prestadas para un futuro uso.

Me retiro otro rato, que estoy metido en la impresión de mi cuarto libro.


_________________
Pinceladas de lo desconocido
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Tierra de Leyendas Todas las horas son GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro


Forums ©





Web site powered by PHP-Nuke

Web site engine's code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
server load avg:0.08 / php time:133 ms