SEDICE


Ayuda a Sedice
Necesitamos tu ayuda para mantener Sedice funcionando.
Aceptamos donativos con Paypal:

Para más información clica aquí


Conectado
Registro:

Apodo:
Contraseña:
Código de Seguridad: Codigo de Seguridad
Pon el código de seguridad:


Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí


97 conectados
92 anónimos
5 miembros

[más info sobre el foro]


Rincón del Autor
Conversa con el propio autor


NORMAS
NORMAS de comportamiento


Comentarios en leelibros
·Lo que nunca te dije
·El jardinero
·R&R El Acantilado
·La perversión fractal
·36 maneras de quitarse el sombrero

Leer más...


Google Chrome
Si usas Google Chrome, prueba el tema de Sedice


PORTADA
·blog_ Crónicas Literarias: Reseña: The Brave and the Bold. Batman y Wonder Woman, de Liam Sharp y Rómulo Fajardo Jr.
·blog_Mar de tinta: Un futuro hogar para el dios viviente
·blog_ Rescepto Indablog: The phoenix and the mirror
·blog_ Crónicas Literarias: Reseña: Conan El Bárbaro. Ómnibus 1, de Roy Thomas, Barry Windsor-Smith y VVAA
·blog_ Noticias CF: 1.250 dólares por una primera edición de "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?"

Leer más...

Sedice.com :: Ver tema - Morir de amor
 FAQFAQ   BuscarBuscar   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 

Morir de amor

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Tierra de Leyendas
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
esthercita
Campista
Campista



Registrado: Apr 15, 2007
Mensajes: 96
Ubicación: Argentina
MensajePublicado: Sab May 19, 2007 6:58 pm    Asunto: Morir de amor Responder citando

Traigo un primer relato a este foro. Todas las críticas y observaciones, bienvenidas. Esthercita

Morir de amor


El mausoleo parecía ser tan viejo como el cementerio. Capa de pintura sobre capa de pintura, depositadas como estratos geológicos, pero todas igualmente desconchadas. La pátina de verdín asoma, sin falsos pudores, entre los restos sucios de antiguos blancos y amarillos.

“Vejez, abandono, suciedad”, pensó ella. Sin embargo, era aquí, sin equivocación posible. Miró a todos lados: nadie. Un chasquido cercano. Con inquietud, repasó las sombras fluctuantes de los alrededores. Nadie. Por supuesto, ¿quién merodea en un cementerio abandonado, a las dos de la madrugada?
Tironeó del portón oxidado, y casi resbala cuando sorpresivamente éste se abrió, girando sobre –evidentemente- goznes bien aceitados. Ella sonrió para sí, pensando que después de todo, no parecía tan mal...

Descendió con precaución los escalones, y se encontró en un recinto poco iluminado, salpicado de tumbas de piedra y poltronas de cuero. Aspiró con fruición el olor: madera lustrada, aromas a jazmín y rosas. El vampiro la esperaba, sí. Al verla, dejó el libro, se levantó con presteza y se acercó, extendiendo ambas manos en ademán de invitación:

-¡Has venido, sin embargo!

- Sí. No conseguí conciliar el sueño, y al fin, pensé que bien podía aceptar tu invitación - contestó ella, dejando que las manos de él aferraran las suyas. Tacto suave, frío, firme.

-Y me haces feliz con tu llegada. Ven, ven, siéntate aquí y conversemos.

Ella se sentó en el sillón, cruzó las piernas y se reclinó, cómoda, relajadamente. Con gesto casual acomodó un mechón de su largo pelo negro, y luego dejó descansar las manos en la falda, inmóviles, elegantes.

El vampiro la observó, su corazón muerto latiendo con fuerza en el pecho, las vísceras ganadas por una sorda inquietud. No sabía qué le estaba pasando. ¡Oh! Sí, sí, sabía qué le sucedía: se estaba enamorando de ella. De esa mezcla de frialdad y ternura que exhibía con naturalidad. De sus comentarios mordaces, en las largas charlas de café. Del oscilar de sus caderas al caminar. De su serenidad cuando él se descubrió como vampiro y le dijo “ténme confianza, no te haré daño”. En ese momento, él, experto en oler el miedo, supo sin lugar a dudas que ella no le temía, y la admiró y la deseó y quiso desesperadamente averiguar a qué sabía su piel. Él, que en un siglo de sibarita, sólo quiso degustar sangre.

(En todos sus encuentros siempre estuvieron rodeados de otros humanos, apretujados por otros humanos. Por primera vez se encontraban solos, y fue ella quien vino a él, y vino conociendo quién es él en verdad)

Comprendía que se estaba enamorando, pero no cómo podía sucederle. Porque los vampiros no tienen alma, ya se sabe. Los vampiros son inmunes a las infecciones, a las consecuencias del tabaco y el alcohol, a las balas y los cuchillos. Y no tienen alma: también son inmunes al amor, a la tristeza, la esperanza, la culpa y el odio.

Así se lo contó a ella, mientras compartían una copa de vino, queso y aceitunas. Le explicó que ellos, los vampiros, sólo son capaces de sentir miedo y dolor, porque para eso no se requiere del alma. O tener hambre, sed, sueño, sexo. Y nada más. Y que, sin embargo, él la quería. La quería como antes, como cuando todavía era humano y tenía una esposa, una hija,

(a la esposa la mató primero. Luego a la hija. La niña lloraba, mientras su padre destruía su frágil garganta. En cien años, nunca sintió remordimiento alguno).

Se lo contó con su voz más seductora, con breves sonrisas y pausas de efecto, atento a ella, intentando adivinar qué pasaba en su mente. Quiso usar todas las tácticas de animal depredador, aprendidas en un siglo de sobrevivir a las estacas y a su propia hambre de sangre humana. Pero no pudo: se le empezaron a confundir verbos y sustantivos y adjetivos, y terminó farfullando tonterías.

La joven escuchó sin interrumpir su largo monólogo. Luego, inclinó la cabeza: la tristeza le estaba haciendo añicos su exquisita armadura de frialdad y suficiencia. Ya no se sentía sabia y valiente al hacer frente al cementerio y al vampiro, ni podía silenciar la desverguenza de su propio corazón; el miedo le explotó en llanto y le cegó la mirada.

El vampiro se arrodilló frente a ella, le apartó el cabello, intentó detener sus lágrimas con palabras, pero ignoraba qué decir y calló sus argumentos; lo sacudió una impotencia olvidada en el tiempo, esa que se siente ante el dolor ajeno, ante el llanto de la mujer amada.

“Oh, querida, querida, querida....”, sólo atinó a susurrarle al oído. Entonces, la besó con suavidad en la boca, así, él de rodillas y ella sentada en la poltrona negra. Y luego la besó con énfasis de enamorado, con la desesperación de quien se está ahogando y consigue aspirar una bocanada de aire, con la devoción apasionada de un adolescente, con la codicia de un ladrón de joyas.

Y ella, dulcemente, echó la cabeza hacia atrás, dejando la garganta expuesta, toda vena, arteria y sangre. El vampiro entendió ese gesto como lo que en verdad era: un ofrecimiento. Pero, con lucidez, también comprendió que ella no le ofrecía su garganta, así, desprotegida, como lo hace la virgen que se destina a un sangriento ritual, ni tampoco como aquellas que buscan voluptuosidad en los colmillos del depredador. No, no, ella le decía: sé que no me harás daño, y por eso te dejo desnudas mis carótidas y yugulares, para que no dudes de la veracidad de mi fe.

Y él, por ella, le fue infiel a su especie y a su hambre, y descendió siguiendo el latido de la arteria, rozando apenas con los labios la piel, negándose a escuchar el latido, temiendo escucharlo.

.............................

Despertó sola y fría, apenas abrigada por un manto de cenizas.

Era el décimo segundo vampiro que mataba. El primero que había matado sin estacas, sólo de amor.

Dice la leyenda que el vampiro, por fin amando, por fin necesitando, por fin compasivo, rota su maldición de inmortal y antes de que su carne se disolviera en cenizas, recuperó el alma por un instante. Que un siglo de crímenes le sepultaron el corazón y la culpa lo atormentó hasta la médula de los huesos. Dicen que ese instante fue eterno. Que murió como mortal, aferrado a su amante dormida, pero ya sin amor que dar, ya sin nada que dar fuera del atroz dolor de los muertos que había matado.

Y que ella siguió su camino, vampiro por vampiro, hasta que una noche cruel la emboscaron en un camino desierto, y la hirieron en la garganta, en el vientre, y la desangraron sin remedio.

Cuentan los viejos, al lado del fuego, que ella murió amándolo.


Nota: Joss Whedon , cómo no

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Nachob
Afincado
Afincado



Registrado: Feb 02, 2007
Mensajes: 390
Ubicación: Soy un baturrico en Madrid.
MensajePublicado: Mar May 22, 2007 3:53 pm    Asunto: Responder citando

Así que eres buffyistica.

No es algo que me atraiga especialmente, pero voy a recoger de tu relato una idea que me parece fascinante:

Un vampiro que muere por amor.

Esa seria una bonita leyenda, descargada de corsés.

¿Donde va el alma de los vampiros?

¿Puede recuperarla?

¿Enamorarse es un reclamo para recuperarla, y la muerte, la única opción para superar esa paradoja entre el no muerto y su espiritu inmortal?

Tú relato me ha parecido correcto en la forma, e interesante en el contenido, aunque habría puesto algo más de enfasis en el romanticismo (no acaba de quedar claro hasta el final que ella también esta enamorada de él), la tragedia de esa terrible dicotomía entre el monstruo que quiere devorar y el hombre que desea amar. Un poco más de dramatismo.

En todo caso es que ultimamente estoy leyendo un montón de relatos sobre vampiros en otra página (yo mismo he hecho en ella un ejercicio en cuatro partes sobre el tema de Vlad), y puede que adolezca de algo de saturación. Y eso que el tuyo me ha parecido original en este sentido.

Nos leemos.


_________________
Mis libros:

http://nachob-elhombreimaginado.blogspot.com/

http://nachob-elmonstruoenmi.blogspot.com
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
baldukari
Terrateniente
Terrateniente



Registrado: Jul 07, 2006
Mensajes: 730
Ubicación: Queriendo creer, creyendo querer
MensajePublicado: Mar May 29, 2007 1:34 pm    Asunto: Responder citando

Hola esthercita
Cuando he visto asomar vampiros en tu relato, lo primero que me he dicho ha sido "otro más para engordar el saco", pero éste no es como los otros.
La idea de enamorar a un ser inmortal no es nueva, al menos para mí, pero sí que muera de remordimientos tras recuperar un alma que sólo puede alcanzar tras ese amor. Me ha encantado su final... Que un siglo de crímenes le sepultaran el corazón...
Bonita leyenda.


_________________
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
esthercita
Campista
Campista



Registrado: Apr 15, 2007
Mensajes: 96
Ubicación: Argentina
MensajePublicado: Sab Jun 16, 2007 7:09 pm    Asunto: Responder citando

Hola, Nachob

Gracias por pasar por aquí y dejar un comentario como éste: alentador y crítico, y ambas partes se agradecen mucho. Por lo que dices, no creo que estés saturado de vampiros, no si lo has encontrado interesante. No soy particularmente fanática del género, salvo que sí, buffística, eso sí.

Sí, más énfasis en el romanticismo, más dramatismo, sería una buena opción, señalas un aspecto interesante e importante. En realidad, no creo tener más capacidad literaria que para el grado de romanticismo o dramatismo que posee ahora. Por lo menos, no todavía. Pienso que si hiciera este mayor énfasis, lo único que lograría sería estropear todo el relato.

Las preguntas que haces...claro, son las preguntas a hacerse. Si las almas de los seres humanos van a algún lado, podría pensarse que las de los vampiros también. Si se niega la primera proposición, creo que la segunda quedaría también invalidada. Si la puede recuperar, se me ocurre que enamorarse sería una buen motivo para que tal cosa sucediese. Quizás no el único, pero sí un buen motivo.

Pero...pero, veo más posible que la muerte, en este caso, se origine no en la paradoja que señalas (que también puede pensarse), sino en la mera imposibilidad de conciliar una entidad enamorada y con conciencia, y una entidad cuya propia existencia se origina en la ausencia de humanidad (no que su comportamiento no sea humano, sino que su origen, la conversión en vampiro, exiga la negación de su condición de humano)

Claro, son las ideas del autor. Ello no significa que sean las que correspondan a la historia y a sus protagonistas. Después de todo, sólo me llegaron las leyendas contadas por los viejos, alrededor del fuego...

Un abrazo,
Esther

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
esthercita
Campista
Campista



Registrado: Apr 15, 2007
Mensajes: 96
Ubicación: Argentina
MensajePublicado: Sab Jun 16, 2007 7:13 pm    Asunto: Responder citando

Hola, bladukari

Te entiendo. Vampiros que aparecen en un relato...uff! si es que aparecen mucho por cuentos, novelas, series, películas..., a ésta, nuestra sociedad, los vampiros les resultan fascinantes, según vemos.

Pero veo que no te ha resultado aburrido, o por lo menos que el nudo del vampiro murièndose de amor al recuperar su alma, te ha parecido un buen argumento. Y una bonita leyenda.

Te agradezco, entonces, el comentario.
(hace bien a la autoestima de la autora, por cierto, el que el lector disfrute)

Un abrazo,
Esther

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
solharis
Afincado
Afincado



Registrado: Apr 11, 2007
Mensajes: 254
MensajePublicado: Mie Ago 01, 2007 9:30 pm    Asunto: Responder citando

Es una bella historia y está bien narrada, pese a que no me gusta en general el tema vampírico y al principio me pareció algo tópico. Pero el relato va luego ganando interés y me agradó bastante el final... con ese puntito de crueldad que tanto me gusta. Pues ella es bastante cruel. Los vampiros no tendrán alma pero los mortales pueden ser infinitamente más crueles aunque no se alimenten de sangre. Le das una vuelta al tópico del vampiro, ser normalmente erótico y posesivo frente a candoroso mortal, ya sean vampiro o vampiresa frente a mujer u hombre.
Está muy bien el relato, vaya. Wink

Ah, el amor, trampa mortal...

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Isis_Luz
Afincado
Afincado



Registrado: Jun 10, 2007
Mensajes: 206
Ubicación: Valencia
MensajePublicado: Dom Ago 05, 2007 11:46 am    Asunto: Responder citando

Hola Esthercita, tu relato me gustó, es bastante original. Me dejaron encantada, en especial, las imágenes finales en que la mujer se convierte toda ella en vena, en pulsión, y el resto es como si dejara de existir. Y como engaña al vampiro con este ofrecimiento de actriz con Óscar.

Sólo un detalle disonante en la forma, en cuanto a agolpamiento de adverbios, en este párrafo: Tironeó del portón oxidado, y casi resbala cuando sorpresivamente éste se abrió, girando sobre –evidentemente- goznes bien aceitados.

Un saludo

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Etienne
Afincado
Afincado



Registrado: Sep 13, 2006
Mensajes: 345
Ubicación: En tus más terribles pesadillas
MensajePublicado: Lun Ago 06, 2007 1:41 am    Asunto: Responder citando

Muy buen relato, la idea de ese tipo de muerte por amor me gustó.

También siento que deberías de desarrollar un poco más los momentos dramáticos, esa muerte siento que pasa a ser casi anecdótico, en la forma como lo cuentas, igual y desarrollarlo un poco más.


_________________
"Beannú na déithe's n'aindhéithe ort"

>>>SPOILER<<<
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
esthercita
Campista
Campista



Registrado: Apr 15, 2007
Mensajes: 96
Ubicación: Argentina
MensajePublicado: Mar Ago 07, 2007 10:17 pm    Asunto: Responder citando

Hola, Solharis

Me alegra que te haya parecido una historia que se aleja un poco de los tópicos más habituales del género, y que, además, está bien narrada ...Es cierto, en el imaginario existe el vampiro como ser encantador, fascinante, que domina a sus víctimas, ¡no por nada la denominación de “vampiresa” a muchas mujeres! En este caso, el vampiro, creo, está inserto en ese imaginario, sólo que se enamora, y, como dices, a veces el amor funciona como una trampa mortal. ¿Ella? No sé realmente si es cruel; quizás, sólo cumple con su trabajo, con su objetivo en la vida...y lo cumple aún cuando eso le cueste la vida al vampiro que, también, llegó a amar.

Un gusto tu comentario, Solharis,
y un abrazo,

Esther

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
esthercita
Campista
Campista



Registrado: Apr 15, 2007
Mensajes: 96
Ubicación: Argentina
MensajePublicado: Mar Ago 07, 2007 10:21 pm    Asunto: Responder citando

Hola, Isis Luz

Pues, ¡a mí me gusta que te haya gustado! Y que te hayan agradado esas imágenes que describes con tanta precisión (se convierte toda ella en vena, en pulsión, y el resto es como si dejara de existir); creo que es uno de los párrafos centrales en la historia, y...y..., sinceramente me costó bastante trabajo escribirlo..

¿El choque de adverbios? ¡Ups! Tienes razón. No debería existir, se me pasó por alto en todo momento. Gracias por señalarlo.

Un abrazo,
Esther

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
esthercita
Campista
Campista



Registrado: Apr 15, 2007
Mensajes: 96
Ubicación: Argentina
MensajePublicado: Mar Ago 07, 2007 10:26 pm    Asunto: Responder citando

Hola, Ettiene

Sí, una muerte por amor...vaya destino para un vampiro superviviente de tantos años, y, probablemente, tantas cacerías.

No eres el primero que señala que debería existir un desarrollo más importante de algunas escenas. Creo que debería pensarlo seriamente, digo, pensar seriamente en una revisión que sea algo más que un repaso y corrección. En fin, como comentaba antes, en el momento que lo escribí no consideré que tuviera “vuelo escritoril” como para avanzar más de lo escrito; y no tengo claro si en este tiempo he adquirido suficientes herramientas para hacerlo.

Un abrazo,
Esther

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
palabras
Cacique
Cacique



Registrado: Jun 30, 2007
Mensajes: 2434
Ubicación: Sevilla
MensajePublicado: Dom Ago 26, 2007 3:35 am    Asunto: Responder citando

Saludos, esthercita, aquí si me dio tiempo Very Happy
Está muy bien escrito y tiene momentos en el que se crea un climax muy especial.
La verdad te diré que estoy un poco cansado del rollo vampirico, pero en este relato siendo del tema, encontré cierta frescura, de hecho y al final y algun que otro detalle, podía no haber sido un vampiro perfectamente.
Otra cosa que me gusta, son los intencionados cabos sueltos, por llamarlo de alguna manera, no que no dices. Cosas como, ¿que hubo de ser eso que tan poderosamente la condicionó para matar al ser que amaba?
Me agradó leerte, no vemos. Wink

PD: La última frase me hizo dudar. He querido entender que enamoró a diez, pero que no pudo evitar enamorarse de último, ¿es eso?


_________________

http://tenderetedepalabras.blogspot.com/
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor MSN Messenger
esthercita
Campista
Campista



Registrado: Apr 15, 2007
Mensajes: 96
Ubicación: Argentina
MensajePublicado: Dom Ago 26, 2007 7:04 pm    Asunto: Responder citando

Bien,Palabras, un gusto que esta vez hayas encontrado un texto un poco más largo y próximo a tu forma de leer. Es cierto, de vampiros ya hay tanto, pero tanto...Sin embargo, creo que los vampiros tienen un no se qué que atrae y sigue atrayendo.
Das en el clavo; si el vampiro es una figura bastante clara en el texto, ella no lo es, está más difuminada. ¿De dónde salió y a dónde va? Como dices ¿qué la ha motivado en su caza de estas criaturas? Tiene que ser poderoso, sí, para que la lleve a matar al que ella amó.
En la intención de la autora, ella no enamoró a los anteriores, sino que simplemente los cazó "tradicionalmente":estacas y listo. Se quebró su rutina con éste, ¿porque él la amó? ¿por los sentimientos de ella? Sin embargo, tu interpretación encaja perfectamente en el texto, y es más, me parece sumamente interesante. Diría que me parece una excelente idea, como para desarrollar en otro cuento (que no escribiré, por cierto !basta de vampiros!)

Un abrazo,
Esther

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Tierra de Leyendas Todas las horas son GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro


Forums ©





Web site powered by PHP-Nuke

Web site engine's code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
server load avg:0.2 / php time:137 ms