SEDICE


Ayuda a Sedice
Necesitamos tu ayuda para mantener Sedice funcionando.
Aceptamos donativos con Paypal:

Para más información clica aquí


Conectado
Registro:

Apodo:
Contraseña:
Código de Seguridad: Codigo de Seguridad
Pon el código de seguridad:


Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí


192 conectados
191 anónimos
1 miembros

[más info sobre el foro]


Rincón del Autor
Conversa con el propio autor


NORMAS
NORMAS de comportamiento


Comentarios en leelibros
·Oveja Mansa
·El Libro de las Sombras Contadas
·Soles de nostalgia
·Simbología secreta de Perito en lunas de Miguel Hernández
·Mangaka lágrimas en la arena

Leer más...


Google Chrome
Si usas Google Chrome, prueba el tema de Sedice


PORTADA
·blog_ Noticias CF: Fotos del GolemFest celebrado en Valencia
·blog_ Noticias CF: Portada y contenidos de la antología de cf "Efeméride"
·blog_ Noticias CF: Subasta de trajes y objetos de series de cf
·blog_Mar de tinta: Señoras que se empotraron hace mucho
·blog_ Noticias CF: Los replicantes de 'Blade Runner' protagonizan el día 29 la Noche Negra de Avilés

Leer más...

Sedice.com :: Ver tema - Una Historia de Dragonlance ¡¡¡1er Relato Comunal!!!
 FAQFAQ   BuscarBuscar   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 

Una Historia de Dragonlance ¡¡¡1er Relato Comunal!!!

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Los Cantares de Quivalen Soth [Creación Artística y Aventuras]
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Cyram
Cacique
Cacique



Registrado: Feb 02, 2005
Mensajes: 2716
Ubicación: El País de Neirloth
MensajePublicado: Vie Abr 01, 2005 9:07 pm    Asunto: Una Historia de Dragonlance ¡¡¡1er Relato Comunal!!! Responder citando

Saludos a todos y a todas. ¿Recordáis aquellas ideas que surgían solas en nuestros viejos tiempos acerca de relatos comunales??? Creo que perdimos uno que estaba comenzando a quedar bastante bien... lo cual no es excusa como para poder continuar con otro. ¿Qué os parece?? Wink

Como siempre no sé... recordaros que al ser un relato comunal tampoco hace falta que escribáis tropecientas mil líneas. Si os extendéis un poco no pasa nada (eso para los que nos cuesta ser breves Mr. Green ) lo importante es participar y mover esto un poco.

-------oOo--------

Entre las hojas de los árboles, una brisa afilada pasó susurrando un mensaje ilegible. La arboleda siempre había estado maldita desde que aquel mago Túnica Negra la maldijese. Sin embargo algo mucho más malévolo comenzaba a surgir en la oscuridad de la maleza.
Muy cerca, los quejidos de la madera de una cabaña ajada resonaron en el bosque y tras un espacio de tiempo en el que pareció que todo quedó en suspenso, una de sus ventanas se iluminó con la anaranjada luz de una vela para después recortar una silueta de una encorvada anciana.
Esta, tras rodear protectoramente la llama con una mano, miró fijamente hacia las profundidades de aquel bosque espeso.
--- ¿Qué pasa abuela? - Inquirió una inocente voz desde el fondo de la habitación. Ella, volviéndose hacia su nieta con una mirada amable muy diferente a la que tuviese minutos antes, sacudió la cabeza .
--- Nada mi niña. Únicamente era el susurro de los árboles. ¿No puedes dormir?
Tras un silencio pesado, los pequeños cascabeles que la pequeña tenía en el pelo tintinearon al mover negativamente la cabeza.
--- He vuelto a soñar con ese hombre. - Tras otro momento en silencio continuó. - Los niños de la ciudad me tienen miedo abuela. Dicen que eres una bruja malvada y que el bosque está encantado. No entienden como es que no le tenemos miedo al canto de las hojas de esos árboles que hay junto a esa torre tan grande.
Con un susurro de sus ropas, la anciana mujer se sentó en el borde del camastro y acarició los cascabeles de la niña.
--- ¿Les explicaste lo que yo te conté a ti? - Inquirió ella dulcemente.
--- ¡No abuela! Les conté la otra historia. Esda en la que nosotras somos solo unas personas muy valientes y que no le tememos a nada. - Contestó la pequeña muy seria.
La anciana, tras mirarla durante un instante la abrazó protectoramente.
--- Muy bien pequeña, muy bien.


--------oOo---------

Bueno... ahí va eso. Seguro que hay alguien con imaginación a quien se le ocurre como continuar esto. Wink

PD: Se me olvidaba. Por si queréis leer más relatos y tal, podéis pasaros por el grupo de Tierra de Leyendas. Está en marcha un concurso bastante interesante del cual saldrá una buena edición virtual y otros no tan "virtuales" para que los podáis leer. Animo!!! Smile


_________________


Ultima edición por Cyram el Lun May 09, 2005 7:37 pm, editado 1 vez
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor
Gilgwaith
Leyenda
Leyenda



Registrado: Feb 09, 2005
Mensajes: 6163
MensajePublicado: Jue Abr 14, 2005 10:39 am    Asunto: Responder citando

A ver que tal:


-------oOo--------

Cualquier persona sin dos dedos de frente que viera a Carleff Allsteal caminado por un bosque, en un día tan frío como aquel, podría pensar que por primera vez en la historia, un gnomo y un elfo se habían cruzado para tener descendencia. En cambio, todos los habitantes de Ansalon, sabían que aquel diminuto hombrecillo no era otra cosa que un típico kender, con sus calzones coloridos, su vara jupak, y el aspecto jovial característico.

Sin embargo, aquel kender caminaba lentamente, con cierto respeto hacia cada sonido que su afinado oído escuchaba.
-Hay algo en estos bosques que no me deja tranquilo.

Los kenders no sienten miedo, eso todos los sabemos, pero el aspecto del oscuro bosque donde se encontraba, unido a la antigua leyenda que el hombrecillo desconocía, hubiera hecho retorcer al más pintado Caballero de Solamnia, si hubiera tenido asaduras para introducirse en el centro del bosque, donde el pequeño kender ya se encontraba.

De pronto, el hombrecillo movió sus orejas picudas al escuchar un tintineo en la parte izquierda de la diminuta senda, atestada de maleza por el paso del tiempo, y cuando quiso reaccionar y salir corriendo, sus instintos kender le obligaron a detenerse y mirar fijamente a la enorme mata que se movía, sacudida por golpes en la base.

Su corazón se puso a todo ritmo, extasiado por la posibilidad de ver a un troll, un ogro, o cualquier criatura monstruosa. Sin embargo, de la mata sólo salió una niña de menor estatura que él, con cascabeles adornando sus cabellos.

-------oOo--------

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Cyram
Cacique
Cacique



Registrado: Feb 02, 2005
Mensajes: 2716
Ubicación: El País de Neirloth
MensajePublicado: Lun May 02, 2005 1:27 am    Asunto: Responder citando

Siento haber tardado tanto tiempo. Embarassed

_______________________________________

--- Hola --- Dijo la pequeña mientras miraba fijamente la vara del kender y sus saquillos llenos de las mas diversas cosas. Acercándose a una piedra cercana mientras se volvía para mirar al pequeño hacía sonar sus cascabeles al ritmo de la brisa del bosque.
--- ¿Qué haces en este bosque? --- Preguntó el kender extrañado a la vez que miraba hacia el límite exterior del claro a ver si veía a la familia de la pequeña por algún lado. --- ¿Te has perdido?
Con una pequeña sonrisa cristalina que se esparció por todo el claro, la niña negó con la cabeza y el consiguiente tintineo y señaló una bolsita hecha de mimbre que llevaba a la espalda.
--- Vengo a recoger hierbas. Pero vivo muy cerca. A dos claros de aquí.
Carleff Allsteal abrió los ojos como platos y agarró disimuladamente el palo de su jupak.
--- ¿Quien eres? -- En ese momento, en los ojos de la pequeña no se podía diferenciar entre el iris y el color blanco de los ojos. Parecía que dos bolas de una oscuridad profunda se habían adueñado de la inocente mirada de la niña y ahora miraban irritados a Carl.
--- ¿Tienes miedo?
--- Los kender nunca tenemos miedo --- Declaró orgulloso.
--- Entonces podríamos jugar a algo. --- Dijo la niña mientras se levantaba de la piedra esta vez con sus ojos en estado normal
Desconfiado, Carl no contestó, solo se limitó a seguir a la niña. Había algo en su interior que le decía que no la siguiese, que era peligroso, pero su curiosidad podía con él. ¿Qué querría enseñarle? ¿Quién era aquella niña? ¿Como es que podía vivir en pleno Bosque de Wayreth? Un bosque que has a él le provocaba una sensación rara en el cuerpo que no sabía explicar.
Tras unos minutos de caminata, unas tenazas al rojo vivo abrazaron su corazón lanzándole al suelo entre el castañeo de sus dientes y las lágrimas que comenzaban a brotarle de los ojos. Todos sus sentidos alerta ante cualquier amenaza. Por vez primera sabía lo que era tener miedo.
Ante él se erguía orgullosa la alta Torre de la Alta Hechicería de Wayreth
_______________________________________


_________________
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor
Loren
Leyenda
Leyenda



Registrado: Feb 05, 2005
Mensajes: 14915
Ubicación: Isla Scabb. "Errr, estooo... Guybrush... enrólame, porfa."
MensajePublicado: Lun May 02, 2005 10:42 am    Asunto: Responder citando

Bueno, pues voy a probar yo a ver que sale... Razz

-----------------<oOo>------------------

Echado en el suelo, Car, al escuchar el nombre de tan famosa torre, el kender abrió una rendija entre las manos con que se tapaba los ojos y atisbó temeroso hacia donde se dirijía la niña.

-- Espera, ¿adonde vas? -- dijo con voz trémula.

Vió que la niña se acercaba con paso resuelto hasta la verja de entrada, y que esta se quedaba mirando durante unos instantes hacia la torre, como evaluándola, y también vió que dejaba de hacerlo y se encaminaba hacia una especie de camino lateral cubierto de arbustos, como si quisiese bordear el edificio.

El kender estaba totalmente extrañado, porque desde luego, este comportamiento no era muy normal es una niña tan pequeña. Es como si conociera la torre de toda la vida. Y hecho esto, cuando la niña se alejaba, el kender recogió unos pocos saquillos que se le habían caído y echó a andar tras ella.

-----------------<oOo>------------------

Bueno, me ha quedado algo corto Embarassed , pero algo es algo. Laughing


_________________
Literatura fantástica, Cómics, Novedades, Noticias
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor
Cyram
Cacique
Cacique



Registrado: Feb 02, 2005
Mensajes: 2716
Ubicación: El País de Neirloth
MensajePublicado: Mie Jul 20, 2005 11:20 am    Asunto: Responder citando

En cuanto se acercó a un cúmulo de espinos bajos, la niña se volvió hacia el kender y le sonrió.
- No te preocupes por mi, puedo cuidarme sola, llevo muchos años viniendo a esta torre.
Dicho esto la pequeña se acercó a una de las piedras que componían el edificio, en ningún momento distinta a las demás, y tras tocarla, apareció una puerta de la nada. Esta estaba realizada en forma de arco albergando una pesada puerta de madera labrada con runas muy antiguas. Se veía descuidada, pero cuando la pequeña mano de la niña la empujó no chirrió en ningún momento.
Al principio todo estaba oscuro, no había nada identificativo en el interior. Sin embargo, como muestra de aquel que conoce perfectamente bien el terreno que pisa, la niña se acercó a un extremo de la habitación para coger un candelero ajado que, tras encender una pequeña mecha, expandió la luz por toda la habitación.

Para satisfacción del kender aquello estaba lleno de pequeños objetos. Según parecía de algún mago que viviese allí hace eones. Pero por primera vez su instinto le decía que no era bueno tocar ninguna de aquellas cosas. Todo emanaba un cierto aire de... peligro algo nuevo para los de su raza.
- ¿De quien era esta torre? No da la impresión de que vivieran muchos magos en ella. Todo está tan... - Con un escalofrio recorriéndole la espalda se acercó a la niña que miraba fijamente un libro colocado en un atril.
- Aquí solo vivía un mago. Pero la verdad es que nunca supe su nombre. No se nada de esta torre - Prosiguió tras mirar el anverso de una de las páginas y volviendo a pasarla con un mohín de concentración. - solo vengo de vez en cuando para hablar con mi madre.
- ¿Tu madre? - El kender parecía sorprendido. - ¡Pero si esta torre está en ruinas!
- Lo sé, pero ella sigue viviendo aquí. - Replicó la pequeña a la vez que sonriendo, señalaba con el dedo un pasaje del libro y comenzaba a leerlo en un tono rítmico y salmódico. Al poco tiempo, la luz del candil tililó y una sombra pareció pasar entre ellos dos.

---------------------------------------

Bueno, ya sé que llevamos mucho tiempo sin retomar este relato, pero creo que es un buen momento para hacerlo. ¿No creéis? Wink A ver si nos animamos y sacamos algo chulo de todo esto.


_________________
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor
Loren
Leyenda
Leyenda



Registrado: Feb 05, 2005
Mensajes: 14915
Ubicación: Isla Scabb. "Errr, estooo... Guybrush... enrólame, porfa."
MensajePublicado: Sab Jul 23, 2005 6:57 pm    Asunto: Responder citando

-----------------<oOo>------------------

-¡¿Qué ha sido eso?! -chilló el kender con su voz aflautada vibrando de miedo.-Ejem, quiero decir... ¿qué ha sido eso? -repitió ahora con un timbre de voz más normal.

Pero su pregunta se perdió en el vacío de la habitación, porque desde luego, la niña no lo estaba escuchando. Todavía entonaba esa especie de salmo de un modo rítmico, de forma muy parecida a como lo hacen esos hechiceros con túnicas de colores tan raras... "¿Y si fuera una especie de bruja esta chiquilla? ¿Podría ser? No, es demasiado pequeña para eso, aunque quizá..."

La niña seguía cantando el supuesto hechizo, sumida en un trance. Al mismo tiempo, la palma de una de sus pequeñas manos refulgía con un tenue resplandor azulado mientras la mantenía inmóvil en el aire. Y Carlleff Allsteal veía también que los labios de la chiquilla formulaban sílabas pero sin llegar a salir sonido alguno de sus labios.

-Mamá...-susurró la niña.

-----------------<oOo>------------------


_________________
Literatura fantástica, Cómics, Novedades, Noticias
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor
Eldaril
Cacique
Cacique



Registrado: Jan 30, 2005
Mensajes: 2163
Ubicación: A Coruña
MensajePublicado: Mie Dic 28, 2005 3:19 pm    Asunto: Responder citando

Bueno, voy a probar, a ver que tal queda

-----------------<oOo>------------------

Aun no había acabado de susurrar la niña la palbra, cuando el resplandor de su mano se hizo mil veces más intenso y la luz que desprendía deslumbró al kender. El probre hombrecillo empezaba a odiar esa nueva sensación que le carcomía las entrañas. Por fin entendía porque los kenders habían decidido no sentir miedo nunca.
La luz que desprendía la mano de la niña se fue haciendo cada vez más tenue, hasta que recuperó el estado anterior al resplandor. La niña seguía sumergida en el trance, pero ahora había algo más en la sala... o mejor dicho, alguien.
Una mujer, de unos treinta años de edad, se aparecía ante ellos. Vestía una túnica de color blanco y una capucha, de ese mismo color le tapaba
la cabeza. No se le veían los rasgos de la cara, pero las manos parecían terciopelo, sin una sola arruga, casi etéreas.
Car volvió a sentir otro ataque en el estómago, pero fue capaz de acercarse a la niña y susurrarle al oído
-¿Es esa tu madre?
La niña no dijo nada, pero la mujer se bajó la capucha, dejando ver su cara y le contestó al kender:
-Sí, lo soy

----------------------------------------------------------------------------------

Buffff, me ha quedado cortísimo, espero que no me echeis la bronca. A ver si alguien se anima a seguir, que esto promete Wink


_________________
Usuario Nº5 de Sedice
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Cyram
Cacique
Cacique



Registrado: Feb 02, 2005
Mensajes: 2716
Ubicación: El País de Neirloth
MensajePublicado: Lun Mar 27, 2006 2:08 pm    Asunto: Responder citando

a ver si después de algún tiempo, se me ocurre algo decente Embarassed
-----------------------------------------------------------------------------

El kender, sorprendido porque a cada momento que pasaba esa extraña sensación que podría asociar al miedo (ya que sabía según las descripciones de antiguos compañeros de viaje que era algo parecido a eso que le bailaba en el estómago...) se estaba haciendo cada vez menor.
Esa etérea mujer no le daba miedo, era más una sensación de tristeza. Más aún al percibir ese timbre en su voz que más parecía el cántico de una deva que no de una muerta.
- ¿Qué haces aquí? - Inquirió la mujer como si arrastrase sus palabras. - Wayreth murió hace mucho. Aquí solo habitamos los muertos. ¿Quién eres?
- Es un amigo, madre. - Contestó la pequeña. - Lo encontré de camino aqui.
Tras un susurro que no se supo decir si había sonado necesariamente de los pies descalzos de la alta y misteriosa mujer, se escuchó un lamento lejano. Afinando su oído descubrió algo muy familiar a algunas historias que un famoso kender llamado Tasslehoff Bourfoot contó sobre un espectro llamado Soth.
- No es de fiar. - Replicó el fantasma. - Echalo de aquí. Es peligroso
- Pero... - comenzó a objetar la niña.
- Fuera. - dijo sencillamente la mujer haciendo que la fuerza de su determinación hiciese temblar las piernas del kender.
- Debes irte. - Dijo la pequeña a la vez que le cogía de la manga y tiraba de Car hacia la pesada puerta de salida.
Este, intentando luchar por las emociones encontradas de miedo, curiosidad y asombro, se resistía inconscientemente mientras intentaba ver el rostro de la mujer bajo la capucha.
- Pequeña, solo quiero hablar con ella. Tengo interés en conocer como es un fantasma. ¡Nunca había visto uno tan maravilloso!... - mientras la niña había acercado bastante al kender a la puerta. - ...lo cierto es que nunca vi ninguno antes que este...
De pronto, el fantasma, extendiendo sus brazos y cerrando de golpe las palmas de las manos en un puño, convocó una poderosa fuerza de aire que terminó por expulsar definitivamente al parlanchín kender fuera de la torre, cerrando la puerta tras él y volviendo a disimularla entre los sillares del edificio.

...

-----------------------------------------------------------------------------------
Ala, pues ahí lo tenéis. Wink


_________________
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor
Eter
Mito
Mito



Registrado: Feb 06, 2005
Mensajes: 4714
MensajePublicado: Dom Abr 09, 2006 8:34 pm    Asunto: Responder citando

¿Puedo participar? Cool

-------------------------------------------o--------------------------------------

El kender salió despedido hacia atrás y se estrelló violentamente contra el tronco de un viejo árbol. Car quiso incorporarse, pero sintió con una gigantesca fuerza tiraba de él. Las ramas del árbol habían rodeado sus miembros y le arrastraban hacía una grotesca abertura que se había abierto en su tronco.
El pequeño saqueador sintió curiosidad por saber como sería el interior de aquel árbol, pero aquella extraña sensación que no se atrevía a llamar miedo le advertía que no era el momento adecuado para ello. Reunió sus escasas fuerzas y luchó contra el árbol, más nada podía hacer contra la monstruosa fuerza de aquel árbol. ¿Que clase de árbol era aquel? -Pensó -. Jamás había visto nada parecido, a buen seguro era un árbol portentoso con grandes misterios en su interior. La sensación similar al miedo -pero que no era miedo- cedió ante la increíble curiosidad del kender.
-Vamos...
La ilusión del kender se hizo añicos cuando el árbol pareció detenerse.
-Lo siento -dijo la niña junto a él -. Será mejor que te vayas, a mama no le gustan las visitas. Te acompañaré a la salida.
Millones de preguntas acudieron a la cabeza del kender. ¿Quienes eran aquella mujer y su hija? ¿Que era aquel árbol? ¿Que pasaba en aquel bosque? ¿Podría probar allí su cuchara repeledora de espectros? ¿Conseguiría el reconocimiento del gremio kender de exploración botanica al haber descubierto aquel pequeño árbol?
-¿Que es lo que tenemos aquí? -dijo entonces una voz.
Carl y la niña se volvieron hacia su derecha.
-¡Maestro Palas! -Gritó la niña al tiempo que corriá hacia el y se abrazaba efusivamente a sus piernas.
-¿Que ha pasado, pequeña? -Preguntó el hombre.
-Encontre a este pequeño hombre -respondió la niña con una extraña mezcla de ingenuidad y alegría -. Pero mi madre se enfadó mucho.
-Casa siempre ha sido bastante intransigente con estas cosas -dijo el hombre al tiempo que se arrodillaba frente al kender y lo examinaba con una pequeña sonrisa -. Hacía mucho que no veía a un kender.
Carl no supo que decir. Frente a él había un hechicero -tenía que serlo- envuelto en una túnica negra decorada con pequeños bordados de oro con forma de relojes de arena. Pero bajo la capucha, bajo la capucha se encontraba un rostro imposible de describir. Nunca el kender había visto belleza como aquella. Había visto varios elfos en su vida, pero aquellos parecían ahora monstruos frente a aquel hombre. Aquella belleza estaba más alla de la propia perfección.

------------------------------------

hacía mucho que no participaba en un relato de estos, perdonad si se me ha ido la pinza a la hora de incluir este personaje (además, estoy muy poco puesto ahora mismo en la dragonlance)


_________________
Aquí acaba la leyenda. Aquí comienza la historia
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Loren
Leyenda
Leyenda



Registrado: Feb 05, 2005
Mensajes: 14915
Ubicación: Isla Scabb. "Errr, estooo... Guybrush... enrólame, porfa."
MensajePublicado: Mar Abr 18, 2006 11:14 pm    Asunto: Responder citando

Veeenga, a ver si agilizamos esto un poco (bastante) Wink

-----------------<oOo>------------------

- Tú debes de ser... Ra... Roistlon... ¿como era? - comenzó a preguntar el kender. Realmente aquel rostro le había impresionado bastante, pero no estaba seguro de que perteneciera a quien él creía, y además... no recordaba su nombre. ¡Maldita memoria!
- No, amigo mío, no soy quien tú crees - contestó el hechicero esbozando una pequeña sonrisa. Sus ojos de color azul intenso relucieron de forma extraña. - El mago al que tú te refieres pasa demasiado tiempo viajando de aquí para allá y sumido en sus propias cavilaciones como para pensar en lo que de verdad importa.
- ¿Lo que de verdad importa? - preguntó la niña frunciendo el ceño.
- Sí, hija, sí, ya sabes, cuestiones sin importancia que ahora no vienen al caso. - Esbozó otra enigmática sonrisa el hechicero. - ¿Y bien, como está tu abuela? ¿Sigue tan saludable como siempre o ya comienzan a pesarle los años? - esto lo dijo con un deje un tanto irónico.
- Buuuuu... - la niña le hizo una pequeña burla - Nana siempre se mantendrá igual que siempre, porque va a estar toda la vida contándome cuentos, porque de verdad sabe muchos muchos, tantos como historia tiene el mundo.
- Me alegro - el hechicero se levantó y apoyó parte de su peso en el bastón color escarlata que llevaba. - Así que... ¿qué hacías de nuevo dentro de la torre sin nuestro consentimiento? ¿Acaso no sabes que el jugar con fuerzas ajenas a este plano de existencia puede traer consecuencias terribles para nuestro mundo y por ende... para aquellos que todavía no controlan totalmente su poder?
- Ehh... - la niña se ruborizó de pies a cabeza y comenzó a dibujar surcos en la tierra con un pie.
- Todavía no, mi pequeña. Todavía no estás preparada para manejar totalmente lo que llevas dentro de tí. Te he enseñado muchas cosas... pero es demasiado pronto - susurró el hechicero al oído de la pequeña.

El kender por poco se cae de bruces debido a su curiosidad innata. - Estoy harto de que la gente no me deje oir nunca las cosas tan importantes que seguro tienen que decirme - pensó molesto. - Ay, la de cosas que me estaré perdiendo... - suspirö resignado.

- ¿Dices algo? - El hechicero volvió la cabeza, entrecerrados sus ojos.
- Uhh... no
- Entonces... ¿qué hace un kender solitario como tú viajando por estos bosques tan peligrosos? ¿Acaso no sabes que te encuentras en el mismísimo Bosque de Wayreth, acerca del cual antiquísimas leyendas cuentan que voraces monstruos y terribles espectros acechan a aquellos incautos que se atreven a penetrar en sus dominios? No... por lo visto tú no sabes de esas cosas. - Su sonrisa era ahora un tanto inquietante.- Pero no importa, con nosotros dos estás a salvo. Sí, junto a esta niña que por poco te sobrepasa en altura también lo estás. Las apariencias engañan, sobretodo a ojos no acostumbrados a distinguir las cosas importantes de la que no lo son, ¿verdad? Bueno, no importa. Niña... ¿supiste como encontrar el brote de musgo rancio del modo que te dije?
- ¡¡Claro que sí!! ¡Fue muy fácil! Estaba bajo aquel...
- Está bien, yo ya sé donde está. Pero lo que importa viene después, y para eso necesitamos muchas otras cosas que sólo podremos encontrar en mi pequeño refugio. Vámonos pues. - El hechicero agarró a la niña por la muñeca y ambos se dieron la vuelta dispuestos a marcharse. La chiquilla levantó la mano libre y le dedicó una ondulación de la mano al kender.
- ¡Esperad, un momento, alto! - el hombrecillo no salía en sí de su asombro. - No pensaréis dejarme aquí, ¿verdad?
- ¿Cómo? - el hechicero se dio la vuelta con un revuelo de su túnica.
- Digo que... ehm... - vaciló - nunca he visto un mago de verdad y... siento... mucha curiosidad al respecto... - ni por asomo iba admitir que estaba aterrorizado; ¿un kender sintiendo miedo?
- Claro que no - tras esa mirada y mueca en apariencia apacibles se escondía algo que el kender no acertaba a descifrar. - No pensábamos dejarte aquí sólo ni mucho menos, y más teniendo en cuenta que quizás ya hayas visto u oído demasiado como para dejarte ir a tu antojo. Además... debes estar cansado y quizá te apetezca un refrigerio o algo parecido, ¿cierto? Ven, síguenos.

Las palabras del túnica negra realmente no habían gustado mucho al kender, ¿pero qué iba a hacer sólo en un bosque semejante donde hasta el más inocente árbol - si se le puede llamar inocente a un árbol que parece que tenga ojos, garras por ramas y una boca repleta de colmillos - representa una amenaza para uno mismo? ¡Ni hablar!

Así que siguieron caminando por un sendero que serpenteaba por entre un montón de árboles con ese aspecto tan extraño y, haciendo crujir bajo las suelas de sus zapatos desde bellotas, hojas secas y hormigas que no hubieran tenido ningún problema en arrancarle la cabeza a uno si hubieran tenido la oportunidad de llegar tan alto... se encontró, sin saber cómo ni cuando ni dónde... frente a un roble de gran tamaño y de aspecto saludable. Para entonces el hechicero había levantado su báculo un segundo y toda la atmósfera se tornó de un color verde pálido.

Para cuando comenzó a abrir los ojos, se encontró sintiendo el típico y agradable calorcillo que proporciona una lumbre bien mantenida. Un calor realmente agradable tras toda esa oscuridad y frialdad del bosque en que había estado.

Se incorporó y comenzó a desperezarse emitiendo un débil bostezo...


-----------------<oOo>------------------


_________________
Literatura fantástica, Cómics, Novedades, Noticias
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor
Cyram
Cacique
Cacique



Registrado: Feb 02, 2005
Mensajes: 2716
Ubicación: El País de Neirloth
MensajePublicado: Sab Abr 22, 2006 12:13 am    Asunto: Responder citando

-----------------------------------------------------------------------------

- Buen día, kender. - Dijo una melodiosa voz tras él. Sorprendido, giró rápidamente sobre su trasero para buscar el origen de esa voz, a la vez que no se le escapaba ni un solo detalle de la habitación que le rodeaba. Todo estaba lleno de lujosos objetos, sobre todos muchos bastante brillantes y que perfectamente serían transportables en sus saquillos en el supuesto caso (naturalmente) que se pudieran caer por accidente dentro de ellos. Una vez realizado el examen del lugar se fijó en la mujer encapuchada que había sentado junto a una buena lumbre. Poseía una gran túnica negra que estaba adornada con unas pequeñas runas rojas tanto en el repulgo como en las mangas, y que cuando se movían parecían despedir un extraño reflejo que resultaba bastante hipnotizante.
- Buen dia, señora. ¿Donde estoy? - Preguntó Car rascándose torpemente el copete.
- ¿Acaso no te has encontrado con el maestro Palas? - Inquirió ella dejando aún así su rostro oculto en las sombras.
- ¿Maestro...? - Comenzó a pensar el kender. De pronto le vino a la mente. - ¡Claro, ese hombre tan agradable que me ayudó cuando el fantasma me expulsó de la torre! ¿Se llama Palas? ¿Y que más? ¿Solo Palas? ¿Es el amo de este sitio? ¿Porqué estoy aquí? ¿Necesitan que ayude en algo? Soy un gran aventurero que...
- Escucha, no estoy aquí para entretenerme con tu cháchara. Solo me han encomendado que te de un mensaje. - Levantándose con un susurro de sus aterciopeladas ropas, se acercó hasta un pequeño escritorio donde, sacando una larga pluma verde de un tintero y mojándola con un leve tintineo, garabateó algo sobre un pequeño papel. - Debes llevarle esta nota a Eliander, en Tarsis. Sin más tardanza, y decirle que aquello que pensaba que no iba a ocurrir, finalmente ha sucedido y que es inminente un resultado dificil de abarcar y de asimilar por muchos de los que ahora gobiernan muchas de las ciudades de los hombres. El resto, está escrito en la nota.
Tras tendérselo, el kender cogió el papel entre sus minúsculas manos, y tras un instante de duda, levantó el papel para poderlo ver al trasluz de las hogueras que pendían de la pared. Sin embargo, al no poder nada, la mujer se rió cristalinamente.
- Está protegido por una buena salvaguardia. Nadie intentará robar a un kender. Para eso te necesitamos. Intenta cumplir la misión y te prometo la mayor aventura que jamás hayas tenido la oportunidad de vivir.

Car, ahora frente a una densa arboleda, miró fijamente uno de sus saquillos y, tras brillarle por un momento los ojos, pensó en la pequeña que había dejado en la torre, en ese mago alto tan amable y en aquella mujer que seguro que no era humana, aunque no le hubiera podido ver la cara. Pese a que no hubiese vivido demasiadas aventuras, sabía que cuando alguien que "parecía" humano se refería a los de su raza como "humanos" es porque no era tal.
Decidido, echó a andar, pero un grito lo detuvo en el mismo sitio en el que estaba, haciendo que una horrible sensación le recorriese el cuerpo. Había algo justo detrás suya, algo que le tocaba la base de la nuca haciendo que el vello se le erizase y las piernas le temblasen. Le hablaba, pero no sabía en qué idioma. Incluso podía captar un ligero olor a almizcle, pero sabía que todo eso era fruto de su imaginación. Tenía miedo, lo admitía, pero no sabía como salir de aquella situación, no sabía si debía girarse hacia lo que tenía tras él amenazándole o echar a correr hasta llegar a la misma Tarsis.

-----------------------------------------------------------------------------


_________________
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor
Loren
Leyenda
Leyenda



Registrado: Feb 05, 2005
Mensajes: 14915
Ubicación: Isla Scabb. "Errr, estooo... Guybrush... enrólame, porfa."
MensajePublicado: Dom Sep 17, 2006 4:58 pm    Asunto: Responder citando

-----------------<oOo>------------------


Más bien... decidió echar a andar un poco más deprisa de lo que ya andaba. De todas formas, Tarsis no estaría muy lejos, y ya repetía para sí el kender "Eliander, Eliander", dándose sonoros golpes con la palma de la mano en su amplia frente.

Trotaba entre los árboles, ya casi olvidado completamente de hechos anteriores, aunque bien que los recordaba aún. Había varios senderos ante sí, y como no se decidía se sentó en la primera roca plana que encontró. Empezó a rebuscar entre las cosas de sus saquillos. Sacó un mapa un tanto cochambroso y lo desplegó ante sí en la lisa superficie.

"Tarsis... por aquí, sí", dijo señalando con un pequeño pulgar una mancha marronácea con la palabra "Tarsis" escrita en tinta ilegible. "Espero que todavía tenga agua", pensó meditabundo.

Lo volvió a plegar, lo metió de cualquier forma en la bolsa y se tropezó con una raíz que le hizo clavar los morros en el suelo. La cara llena de barro y una especie de hombrecillo riéndose al otro lado, en un recodo del camino. Las lágrimas se le saltaban de la risa. Era un ser como él de alto, con una poblada barba negra, una nariz redondeada y respingona, colorada, y un gorro de color rojo chillón. ¡¡Un gnomo!!

Aparte de los rasgos característicos de su raza, en uno de los lados portaba una enorme mochila con multitud de bultos. "¡Sin duda cachivaches mágicos!", penó ilusionado el kender con la boca embarrada. El gnomo llevava una camisa verde oscuro con bordados y unos pantalones a "desjuego" a rayas negras y blancas.

El kender se levantó con furia contenida y el gnomo se le acercó, riéndose aún.

-----------------<oOo>------------------


_________________
Literatura fantástica, Cómics, Novedades, Noticias
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor
alexrchies
Colono
Colono



Registrado: Jan 04, 2007
Mensajes: 168
MensajePublicado: Vie Ene 05, 2007 12:07 pm    Asunto: Responder citando

Me apunto.

------------------------------------------------------------
-Deberías echarte un vistazo- rió. Las carcajadas resonaron entre los troncos de la arboleda amplificando el sonido hasta tal punto que pareció irreverente en un lugar como aquel, en el que el silencio parecía dominarlo todo durante cientos de años.

Tras incorporarse, Car intentó sin gran resultado parecer lo más digno posible. Se retiró parte del barro de la cara y sacudió sus ropas provocando el tintineo de los innumerables saquillos que colgaban dentro y fuera de las mismas.

Por un momento pareció incluso enfadado. Recuperó la Jupak que había ido a parar entre las ramas de un arbusto y se abalanzó con tal decisión sobre el inesperado visitante que este pensó que había cometido un error fatal.

Antes de que pudiera reaccionar, Car le estrechó con fuerza la mano y esbozó la mejor de sus sonrisas.

-Vaya- gritó extasiado- Un gnomo. Hoy debe ser mi día de suerte.


_________________
No pierdas el tiempo buscando tu destino. Él está a punto de encontrarte.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Loren
Leyenda
Leyenda



Registrado: Feb 05, 2005
Mensajes: 14915
Ubicación: Isla Scabb. "Errr, estooo... Guybrush... enrólame, porfa."
MensajePublicado: Mie Ene 24, 2007 11:11 pm    Asunto: Responder citando

Gracias por participar, Alexrchies. Wink

Sigo...

------------------<oOo>------------------


-Pues sí, es tu día de suerte, de eso no hay duda -dijo el gnomo guiñándole un ojo.- ¡¡Porque hoy mismo vas a ser partícipe de uno de mis gloriosos... y magníficos inventos!! - Faltó un trompetístico "tachán" justo en el momento en que sacó un extraño artilugio de su abultada mochila.

En la mano sostenía una especie de caja rectangular con resortes por todas sus caras. Parecían botones, y así constató Car, que inmediatamente alargó un dedo con intención de pulsar uno de ellos. Sólo para ver qué pasaba. Curiosidad kender, simplemente.

-¡¡¡Ssssht!!! ¡¡Atrás!! ¡¡Ten cuidado!! No querrás provocar un tercer o cuarto cataclismo con eso, ¿verdad?
-Yo... eh...
-Pues por si acaso no vuelvas a intentarlo. Lo que aquí tenemos es un potente artefacto demoledor. No me digas exactamente para qué podríamos usarlo, porque los gnomos no nos caracterizamos expresamente por ser una raza belicista, pero estoy seguro de que alguien le podría encontrar su utilidad. Quién sabe si uno de esos Señores de los Dragones estaría interesado en una producción en masa de...
-¡¡No!!
-¿Que no? ¿Como que no?
-Pues que no. He dicho que no. Que no precisamente a ellos. Verás...
-Quien eres tú para darme consejos, ¿eh ¿EH? Hola, me llamo, Gutirrizhof Derrilincheguireg I, nieto de Abradacrinof el Poderoso II. Guti para abreviar -exhibió una descomunal sonrisa mientras alargaba un brazo vestido con una abullonada manga verde. Al final de este había una mano. -¿Conoces a alguien a quien pudiera interesar mis inventos? Algún poderoso Señor de la Guerra enfrascado en una sangrienta lucha por el exterminio de pueblos? ¿Algún mago deseoso de poder? ¿Algún gremio totalmente egocéntrico y avaricioso? ¿Quieres ser mi representante?
-Encantado, yo me llamo Car. Y sí, conozco a alguien a quien le podría interesar tu inventos... -dijo mostrando una inocente expresión kender.

------------------<oOo>------------------


Mr. Green


_________________
Literatura fantástica, Cómics, Novedades, Noticias
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor
Cyram
Cacique
Cacique



Registrado: Feb 02, 2005
Mensajes: 2716
Ubicación: El País de Neirloth
MensajePublicado: Jue Ene 25, 2007 12:47 pm    Asunto: Responder citando

Pues nada, sigo yo un poco. Espero que no se me haya ido demasiao la chola Laughing
------------------------------oOo---------------------------------

Sin embargo, nada más acabó de decir la última palabra de aquella frase que le había salido de sus peludos dedos de los pies se arrepintió. El gnomo pareceía estar realmente interesado en vender su cacharro a alguien que pudiera darle un "buen" uso. Sin embargo ahora mismo no caía en nadie (salvo él) que pudiera darle un buen uso. Quizás serviría aquel trasto para poder espantar fantasmas o para convocar magias antiguas. Tenía pinta de ser algo que podría interesarle a un hechicero.
- ¿Y bien? Ya que eres mi representante tendrás que decirme a quien podría interesarle este artefacto salido de las mismísimas llamas de mi creatividad insuperable - Dijo con una sonrisa que parecía luchar por mostrar cada uno de los viejos dientes del hombrecillo. Sacudiendo la cabeza desconcertado, Car pensó que quizás el Tarsis si que podrían encontrar a alguien a quien le interesara el artefacto. Solo esperaba que no se le perdiese el objeto por el camino. Sería una auténtica lástima.
- Yo voy para Tarsis. Allí seguramente te pueda presentar a alguien a quien podría gustarle tu... tu... cosa. - Declaró turbado Car sin saber como denominar a la caja con resortes.
El gnomo, asintiendo feliz, se acercó a la rama desde la que había visto el porrazo del kender para coger una pequeña bolsa de viaje.
- Supongo que te tendré que acompañar, no pienso dejar que lleve mi bonita caja un extraño. Espero que no te importe.
- No, por supuesto. Sé que no tienes desconfianza por ser yo un kender, eso es solamente cosa de los humanos que son unos quisquillosos. - Dijo Car seriamente.
- Y que lo digas. Son unos descuidados con sus cosas.
- ¡Exacto! y encima que se las recoges para que no se les pierdan te miran con mala cara y a veces hasta te tiran piedras.
- Sorprendente
- Si.
Tras esta lanza rota a favor de los kenders de todo Krynn, Car y Guti emprendieron camino hacia Tarsis mientras tarareaban por lo bajo una picante canción de taberna. Tras un instante de silencio, Guti interrumpió la melodía.
- Ei Car. ¿Es verdad que en Tarsis están las aguas más claras y cristalinas de todo Ansalon?.
- Por supuesto - Contestó el kender alegre. - Alguien me dijo una vez que ya no había agua, pero... ¿Como va a ocurrir eso? El mapa de un kender nunca falla. Somos los mejores cartógrafos de todo Krynn - Dijo sonriente mientras el tintineo de las cosas dentro de sus saquillos iban marcando ritmo a su marcha.


_________________
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor
alexrchies
Colono
Colono



Registrado: Jan 04, 2007
Mensajes: 168
MensajePublicado: Dom Ene 28, 2007 2:23 pm    Asunto: Responder citando

-¿Tú estás seguro de por dónde vamos?

Guti rascaba impaciente su frondosa barba mientras golpeaba rítmicamente el suelo con los pies. El rojo chillón de su característico gorro parecía tener vida propia cuando el gnomo agitaba la cabeza a uno y otro lado en gesto negativo.

-Por supuesto- Car se mostró profundamente indignado por el comentario- es sólo que el maldito sendero debe haberse movido. ¿Sabes? Siempre sospeché que se trataba de una senda mágica. En una ocasión, mi primo Revienta Candados encontró por casualidad un camino que utilizaban los viejos hechiceros de Palanthas.

-El camino.

-Sí- gritó extasiado mientras daba pequeños botes. El tintineo de sus saquillos acompasaba los movimientos del pequeño hombrecillo mientras explicaba con gestos y saltos la estrechez de la vieja senda- Dice que estaba repleto de objetos extraños y criaturas mágicas, seguro que fué tremendamente emocionante.

-El camino.

-Si, si, el camino, por supuesto, ¿porqué iba a estar emocionado si no? Imagínate, en Palanthas. ¿Has ido alguna vez? Yo estuve dos veces pero nunca encontré el camino aunque mi primo había dibujado un mapa muy completo aunque ya se sabe que las sendas mágicas nunca permanecen demasiado tiempo en el mismo sitio.

-¡El camino!

La jupak del jovial hombrecillo cayó al suelo con un repiqueteo mientras el cuerpo del kender se estiraba tieso como una vara de acero por la impresión.

-¡Concéntrate en buscar el maldito camino o llegaremos a Tarsis cuando los enanos organicen en Thorbardin la fiesta de la hermandad entre razas!

Guti inspiró con fuerza para recuperar el aire perdido. Estaba rojo de ira y tenía los brazos cruzados sobre el pecho como para dar mayor énfasis a sus palabras.

-Creo que ya lo encontrado.

-Pues en marcha.

Oculto entre unos matorrales, el sendero por el que transitaban podría haber sido utilizado por cazadores en algún momento aunque se veía que no había sido recorrido desde hacía muchos años. La voz de los dos viajeros se perdía entre los espesos matorrales que los rodeaban.

-¿Una fiesta de hermandad en Thorbardin, dices?


_________________
No pierdas el tiempo buscando tu destino. Él está a punto de encontrarte.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Loren
Leyenda
Leyenda



Registrado: Feb 05, 2005
Mensajes: 14915
Ubicación: Isla Scabb. "Errr, estooo... Guybrush... enrólame, porfa."
MensajePublicado: Dom Ene 28, 2007 4:26 pm    Asunto: Responder citando

-Pues sí, imagínate la longevidad de los enanos y captarás mi metáfora, ¿vale? -dijo Guti mirando de reojo al kender con los párpados entrecerrados.
-Vaya, interesante... Quizá podríamos desviarnos un poco hacia Thorbardin, nos viene de p...
-¿Quieres seguir el camino de una vez y dejarte de cábalas? -le reprochó el enano.
-Es curioso... pero hace tan sólo cinco minutos que nos conocemos y ya me reprochas cosas como si fueramos compañeros de toda la vida -rió el kender-

Silencio.

El camino del bosque estaba cubierto de tierra. Tierra apisonada por carromatos que no mucho habían pasado por allí. Los terrones marrón oscuro que cayeron de la mano del kender indicaron a éste que transportaban un cargamento pesado e iban directamente hacia Tarsis, siguiendo la ruta principal. Los árboles ofrecían una verde cúpula sobre sus cabezas, pero en aquella parte del camino ya comenzaba a remitir, signo evidente de que ya faltaba poco para salir a la llanura donde suspuestamente se encontraba la ciudad y las aguas más cristalinas jamás vistas.

Y salieron. Y los ojos se les cayeron de las órbitas.

-¡¿¿Pero qué puñetas y barbas de enano chamuscadas está pasando??! -gritaron los dos a la vez, escondiéndose en unos matorrales.

Efectivamente era Tarsis. Pero es de conocimiento popular el hecho de que las ciudad se aposenten en el suelo, dado que ahí reposan sus cimientos y alcantarillado, y que se estén bien quietas mientras las personas de a pie deambulan tranquilamente por sus estrechas callejuelas.

Pero esta en concreto no. La enorme mole, gigantesca, de la ciudad, flotaba en el aire. Una sombra inconmesurable se extendía por debajo de ella, y una serie de chorros de agua de varios colores caían en cascada hasta el suelo. Su casas llegaban hasta las mismas nubes y una especie de molesto zumbido resonaba en los oídos de los dos compañeros.

Rodeando el perímetro de la ciudad, en tierra, había varias figuras, al parecer ataviadas de negro, no se sabía muy bien desde aquella distancia. Gesticulaban mucho con las manos y una especie de canto salmódico se extendía por la padrera musgosa y el desierto de arena, reverberando con el eco.

-Una cosa es segura -dijo el gnomo acariciándose la barba -, y es que aquel que te dijo que ya no había agua aquí tenía razón. Mr. Green
-Es verdad. Pero si llegamos a venir un poco más tarde tendría que haber tachado Tarsis del mapa. -Rió alegremente el kender.
-Y la tacharás igualmente, de eso no hay duda. -Respondió sombríamente el gnomo.


_________________
Literatura fantástica, Cómics, Novedades, Noticias


Ultima edición por Loren el Mar Mar 06, 2007 9:17 pm, editado 1 vez
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor
alexrchies
Colono
Colono



Registrado: Jan 04, 2007
Mensajes: 168
MensajePublicado: Mie Feb 07, 2007 1:51 pm    Asunto: Responder citando

Esta vez si que lo has puesto complicado. No esperaba encontrarme algo así tan de repente.

Laughing

-------------------------------------------------------------

-Una ciudad en el aire- Car parecía extasiado mientras sus pensamientos se escapaban por la boca- Ya verás cuando lo cuente por ahí.

-Estás loco, kender- gruñó el gnomo contrariado. Sin pensarlo, presa de una mezcla de nervios, temor y furia incontrolables, agarro al hombrecillo por las solapas y lo zarandeó a uno y otro lado- Esto es muy grave y terriblemente peligroso, ¿entiendes?¿Qué haremos ahora?

-Podríamos acercarnos un poco más para investigar- la sugerencia despreocupada dejó petrificado a Guti que sólo acertó a tirarlo al suelo y dar vueltas sobre sí mismo mientras balbuceaba.

Dolorido, Car intentó evitar el montón de matorrales que le impedían la visión para no perder detalle de lo que ocurría más abajo. Fuera de sí, el gnomo ni siquiera se dio cuenta de la imprudencia de su compañero.

-Debería regresar a informar al Monte Noimporta- decidió.


_________________
No pierdas el tiempo buscando tu destino. Él está a punto de encontrarte.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Alquimista
Afincado
Afincado



Registrado: Mar 05, 2007
Mensajes: 357
Ubicación: Dentro de una lata.
MensajePublicado: Mie Jun 27, 2007 4:49 pm    Asunto: Responder citando

Me uno a ver que sale.

------------------<oOo>------------------

-¿Regresar? –Preguntó el Kender incrédulo-. Ante nosotros se encuentra la mejor aventura de nuestras vidas y lo único en lo que piensas es en regresar –miró extasiado a su compañero y añadió colmado de lágrimas-. Seré tan conocido cómo Tas, incluso más. Se escribirán epopeyas y canciones sobre como un apuesto Kender llegó a Tarsis la Seca y tras enfrentarse a numerosos peligros y recatar a numerosas doncellas hizo que se volviera Mojada. Me llamarán Car el grande, Car el apuesto…; y a ti, amigo mío, te llamarán Huti, el fiel escudero de Car el mágnifico, Car el intrépido…
El gnomo escuchaba al Kender con ojos soñadores y, tan absorto estaba en la parrafada, que no se dio ni cuenta de que le había llamado Huti ni de que una sombras se cernía sobre ellos lentamente.

-¡He, tú, maldito enano, devuélveme mi copete! –gritó enfurecido Car-. ¿Quién te crees que eres para ir quitándoles el pelo a personas honradas como yo?
-¿Tú, honrado? –rió el enano-. Si no eres más que un vulgar manilargo, un vulgar ratero feo y calvo.
-¡Calvo! –estalló el Kender llevándose las manos a la cabeza y abriendo los ojos de para en par-. ¡Devuélveme mi pelo si no quieres que te corte la barba y te ponga un delantal de encajes!
Con una mueca de gozo y cayéndole baba por el labio inferior, el enano alargó el brazo y tiró el pelo al interior de un volcán que había, por casualidad, allí cerca.
-¡Mi copeteeee…!

Car se incorporó sobre el lecho de paja y, sudando y haciendo denodados esfuerzos por respirar, miró a su alrededor. Estaba en una habitación pequeña y cuadrada, sin más mobiliario que dos lechos de paja más apropiados para el ganado que para seres vivos. Una solitaria vela alumbraba una cara pensativa a la vez que divertida.
-¿A quién vas a vestir con un delantal? –preguntó la rechoncha cara esbozando una sonrisa de lado a lado.
-A nadie –respondió el Kender, molesto-. Y ahora, cuando apartes la vela de mi rostro, me vas ha explicar que hago en este lugar soñando con enanos.
-Nos han secuestrado y nos han traído a las mazmorras de Tarsis -aclaró Guti.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
jUANFER123
Gurú
Gurú



Registrado: Mar 14, 2008
Mensajes: 3679
Ubicación: Yo? Soñando, pues toda la vida es sueño y los sueños... sueños son
MensajePublicado: Lun Jun 02, 2008 9:37 pm    Asunto: Responder citando

Os lo prometo, en cuanto tenga tiempo, sigo con esto >>>SPOILER<<<

_________________
Piojo maaaaan¡¡¡¡
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado MSN Messenger
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Los Cantares de Quivalen Soth [Creación Artística y Aventuras] Todas las horas son GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro


Forums ©





Web site powered by PHP-Nuke

Web site engine's code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
server load avg:0.01 / php time:72 ms